La mala suerte de Cuco Ziganda

No me quiero erigir en la defensora a ultranza de nuestro entrenador Cuco Ziganda. Simplemente quiero comentar una serie de cosas que me llegan a concluir que la mala suerte que está teniendo es muy real.

¿Mala suerte? (Foto: Athletic Club)

Para empezar comentar que el equipo que tiene Ziganda es el mismo que tiene el Club desde hace 2 años, no ha habido ni una mísera incorporación. Es decir, son los mismos jugadores, pero claro, con 2 años más, lo que en el caso de algunos y visto su DNI puede suponer un problema. Supongo que al coger el equipo solicitaría refuerzos a la Junta Directiva. Pero por todos es conocida la habilidad de nuestros dirigentes en este tema. Perdón, he dicho habilidad y quería decir, extrema torpeza.

En segundo lugar, la elección del entrenador en muchos foros no fue bien acogida, por lo que prácticamente desde el minuto uno, hiciese lo que hiciese, tenía críticas, lo que supongo tampoco habrá ayudado mucho, porque la sensación de estar jugándote el puesto cada poco, no debe ser sencilla de llevar.

A ello hay que unirle el que el equipo tuvo que empezar a competir muy pronto jugándose desde los primeros partidos las habichuelas pues de ellos dependía que estuviésemos en Europa League o no. Partidos en los que se jugaba sin alguno de los supuestos titulares por enfermedad, como Yeray, o por estar lesionados, cómo es el caso de De Marcos o de Iturraspe,  o de Rico.

Bastantes jugadores estaban flojos con respecto a lo que nos tienen acostumbrados: Laporte, Williams, Aduriz, Raúl García, San José, Beñat… Vamos lo que viene siendo casi un equipo completo. La sala de máquinas del equipo, los mediocentros no funcionaban. Uno de los más utilizados el año pasado, Beñat, empezó flojo y perdió la titularidad, hasta que sorpresivamente nos enteramos que tenía problemas de pubis, por lo que tuvo que ir a Alemania a que le metiesen la tijera. “Espectacular y acertada” política de comunicación del Club que no había dicho absolutamente nada… de modo que unos criticaban a Ziganda por no sacarle y otros criticaban a Beñat cuando salía porque estaba bastante mal. Pero… Lo que estaba era lesionado. Alucinante. ¿Por qué no dijeron nada? ¿Por qué no se operó en verano?

Otro enorme problema añadido. El jugador con mucha diferencia que mejor estaba jugando y que en muchos partidos se estaba echando el equipo a la espalda, Iker Muniain, se vuelve a romper los ligamentos de la rodilla, de modo que nos tenemos que olvidar de él hasta la temporada siguiente.

Durante todo ese tiempo Cuco hace todo tipo de variables, con sus jugadores en el centro del campo, para conseguir algo que funcione. Los más utilizados, Mikel San José y Mikel Vesga, demuestran una y otra vez que con ellos no funciona el equipo. Se recuperan Itu y Rico, y empiezan a tener más presencia, mejorándose así la creación y la contención.

A Iñaki no se la reconoce, no se sabe lo que le ocurre, pero no es ni sombra del jugador que fue el año pasado. Ha metido algún gol que nos ha venido muy bien pero han sido como oasis dentro del mal hacer. Esto hace también que a Aduriz no se le pueda dar mucho descanso.

Laporte tampoco es ni de lejos el jugador que fue antes de lesionarse de gravedad hace dos veranos. Sigue cometiendo errores de bulto con muchísima frecuencia. Errores impropios para la calidad que tiene. Y su compañero de baile el año pasado, con el que se compenetró de maravilla, Yeray, estaba recuperándose de su grave enfermedad. Ahora ya recuperado se tiene que poner bien físicamente.

Además de recuperarse Iturraspe de la lesión, también lo hace De Marcos, pero en su primer partido, partido más que notable, recibe un golpe que le vuelve a lesionar.

Supongo que Cuco estará buscando a ver quién es el que le está haciendo vudú, porque la mala suerte que estamos teniendo este año es evidente, con las lesiones y con los muchos jugadores que no están bien. Bueno, y con alguna brillante mente pensante, que visualizó, intuyó en verano, que Mikel Merino no era necesario. En fin,…

Y así que llegamos al partido contra el Real Madrid tras el total y absoluto desastre de la eliminación contra el Formentera, un Segunda B,  que ha supuesto un golpe a la moral enorme y el que los cuchillos estuviesen enormemente afilados rozando el cuello del entrenador. Hete aquí que el equipo hace un primer tiempo más que aseado dominando por momentos a los madridistas y teniendo oportunidades para ponernos por delante en el marcador, aunque ellos también gozasen de algunas. Pero… la mala suerte del Cuco otra vez que se disfraza con una nueva lesión de Iturraspe. Salta al campo San José en el minuto 40 y el partido cambia. El segundo tiempo, tras un par de ocasiones nuestras y un más que posible penalti a Raúl, no pitado, se convierte en un casi monólogo blanco, pasando por algunos momentos de agobio auténtico, pero la defensa estaba resistiendo el asedio muy bien gracias sobre todo a la pareja de centrales Núñez y Etxeita, que hicieron que no echásemos nada de menos a Aymeric. Pero, el mal fario hace que se vuelva a lesionar De Marcos, en el colmo del despropósito, chocándose con Núñez. ¡Qué mala suerte! Así y todo, el Athletic se liberó de la presión y de los ataques continuos del Real Madrid gracias a la expulsión de Sergio Ramos, que hace que esos últimos minutos se diese un cambio de papeles siendo el Athletic el que estuvo rondando la puerta de Keylor Navas. A pesar de ello, se mantuvo el empate a cero. Punto valiosísimo teniendo en cuenta de dónde veníamos y quién era el rival.

Tras el éxito, la frase  de todo el mundo es la misma. Con los rivales grandes el Athletic se crece y hace buenos partidos pero ¿qué va a ocurrir ahora contra el Zorya y el Levante? Y por supuesto, me pregunto lo mismo, pero claro, también tengo en cuenta que en estos partidos no vamos a tener los mismos jugadores porque De Marcos e Iturraspe se han lesionado otra vez. Por lo tanto, vamos a tener que contar con algún jugador que hasta ahora no lo está haciendo muy bien. Es decir, nuevo problema para Ziganda. A ver cómo lo soluciona, ya que se le tienen muchísimas ganas. Esto último que comento me da bastante pena porque estoy llegando a pensar que mucha gente quiere que el Athletic pierda los siguientes partidos para que echen al entrenador de una vez. Una pena. Bueno, más que una pena, lamentable.

Pensando en todo lo que comento os pregunto… ¿no os parece que Ziganda y de rebote, el Athletic, esta temporada, están teniendo malísima suerte? Yo estoy convencida de que sí. Y que en cuanto cambie un poco el viento vamos a ir hacia arriba.

¡A por el Zorya y aúpa Athletic!

¡Soberbio Athletic contra el Real Madrid!

Venía el Real Madrid a San Mamés con 8 victorias consecutivas y en ellas sin recibir un sólo gol, sobre el papel haciendo peligrar la imbatibilidad de La Catedral en Liga. Pero un Athletic espectacular lo ha impedido.

Otro golazo de Ibai (Foto Athletic-Club)
Otro golazo de Ibai (Foto Athletic-Club)

El primer tiempo ha sido como contra el Atlético de Madrid una exhibición de nuestros chicos, que tras un inicio dubitativo con dos errores que casi nos cuestan algún gol, no sólo se ha entonado sino que han mantenido un nivel altísimo. A destacar en los primeros minutos la enorme calidad de Cristiano Ronaldo, que se aprovecha de un despeje defectuoso de Iraizoz bajando de una manera increíble el melonazo de Gorka, para soltar después un tiro raso que pasa cerquísima de la cepa del poste. ¡Qué maravilla! Él sólo casi se inventa un gol y nada mas salir de vestuarios. Tras éste ha habido otro despiste rojiblanco con remate de Di Maria también desviado. A partir de ahí el Athletic ha dominado el juego. Pena que ni Aduriz ni Muniain han conseguido hacer lo que parecía más fácil, meter el gol en esas dos oportunidades consecutivas. Además de esas también ha habido otras, tiro de Ander Herrera. Dos controles de Aduriz dentro del área, que no se pueden resolver, y alguna otra que seguro olvido. Se llega al final del primer tiempo con la afición rojiblanca entregada y gritando “¡Athletic, Athletic!” cuando los jugadores se retiran al vestuario pera premiar su esfuerzo y su juego.

En el descanso quien más quien menos seguro que todos nos acordamos del partido de este miércoles de Copa en el que se salió del vestuario con una pequeña caraja que le permitió a los colchoneros sentenciar la eliminatoria. El Athletic siguió de todas formas a lo suyo y caraja no, pero en un balón perdido por el coloso Iturraspe (el mejor este año), cerca del área, se propicia la contra perfecta del Madrid, que acaba con el gol de Jessé. Adiós, ¡como en Copa! Pero no, porque el Athletic sigue con una fe ciega, y de nuevo la aparición estelar de Ibai, hace que las tablas lleguen al marcador. Ibai en el primer balón que toca pone una falta en circulación con su enorme calidad y Sergio Ramós la saca como puede hacia una esquina del área, pero entra el pichichi del equipo como una bala y con una confianza en sí mismo de envidiar, y suelta un tiro, que es una maravilla por lo difícil (el balón no venía raso, sino tras un bote, lo coge a media altura), por lo duro que le pega, por la colocación, … por todo. ¡UN GOLAZO! De todas formas no participa solo en eso, también le da un balón entre líneas a Iraola que lo deja sólo en un extremo del área, pone un córner en la cabeza de Aduriz, le pasa un balón atrás a Beñat para que chute a puerta en buena posición, tira otro chut que hace lucirse a Diego López porque iba a la red. Muy, muy bien Ibai en los sólo 18 minutos de los que dispuso. Era su partido número cien, y ha estado Sobresaliente.

Tampoco me puedo olvidar de un Gurpegi sensacional todo el partido, cortando todas las entradas de los jugadores blancos, siendo éstos quien fuesen. Anticipándose de una forma determinante y encima en una de esas anticipaciones siguió subiendo por la banda para ponerle un balón de gol a Iker en un pase desde la derecha. Sensacional Gurpegi. Así mismo Ander Herrera ha estado muy bien, pena alguno de los pases que ha fallado que han supuesto perder unos contraataques que parecían claros, pero a pesar de ello, se ha multiplicado participando en todo el juego de ataque de su equipo. Muy bien.

Para acabar tengo que hablar de Ayza Gámez. Me ha sorprendido su valentía al echar a Cristiano, es más, a pesar de que en el campo me ha parecido agresión, como parece que ciertos jugadores tienen bula para hacer lo que sea, no esperaba la roja. Eso sí, Cristiano le suelta un tirón de pelo y manotazo a Gurpe, después de que Carlos le ponga la mano en el pecho y le empuje. Para mí expulsión. E incluso, en la bronca posterior con Iturraspe, tras la lucha de ambos de cabezas, le suelta ¡un arañazo!. Ni idea de por cuál de las dos le ha expulsado, pero para mí es expulsión. Y también bien la amarilla a Ander Iturraspe por ir como un cabestro. Pero igual que digo esto también digo que en el primer tiempo perdona dos tarjetas a Rico y De Marcos por dos entradas seguidas a Ronaldo, así como otra a Xabi Alonso por otra tijera por detrás a De Marcos. Más otra a Xabi, también, pero ésta ya en el segundo tiempo, por otra por detrás a Herrera. Así como otra a Herrera por un agarrón a Ronaldo. Vamos, que podía haber sacado bastantes más tarjetas, a pesar de no ser un partido duro. Pero eso sí, chapeau por la valentía de echar al pichichi portugués. Muy bien.

Para acabar decir, que da gusto ver a este Athletic. ¡Aúpa, Leones!

Muñiz, el árbitro de los “campeones” ¡Qué asco!

        El año pasado titulé uno de mis comentarios como la Liga basura, y éste por no repetirme he preferido poner como protagonista al engominado ladrón, que lo mismo le da perpetrar un robo a favor del Barça que otro, la semana siguiente, a favor del Madrid. No hace distingos si el objetivo es que los dos equipos mencionados ganen el partido. Lo que se dice ganar el partido por lo civil o por lo criminal. Y como este árbitro no tiene ninguna vergüenza, a la hora de bailarles el agua a los que mueven los hilos, pues… tanto le da perdonarle la roja a Sergio Ramos (este jugador no acabaría ni un solo partido en cualquier otro equipo), que convertir una falta de Pepe a un defensa en un penalti a favor de los merengues. 

Trabajo en equipo
Trabajo en equipo

 

         Esto que es algo que vemos todos los años, lo increíble es que lo aguantemos. Son siempre los dos mismos equipos, con la aprobación de los medios de comunicación, Liga Profesional, Comité de árbitros, Federación, jugadores, y equipos contrarios. A mí nadie me saca de la cabeza que si los 18 equipos restantes se pusiesen de acuerdo se podría acabar con todo esto. Yo vuelvo a pedir por enésima vez que todos los demás equipos jueguen estos partidos con los juveniles. Todos. A ver si seguían teniendo pinchazos las televisiones, y si eran tan interesantes. ¿Qué quieren la Liga? Pues toma Liga, pero… antes de que me la robes… prefiero regalártela. Y, encima, me dan ganas de decirles lo que pueden hacer con ella, pero… debo ser fina y educada.

         El problema que tuvo Muñiz el otro día en Alicante es que esperaba que el Madrid fuera capaz de pasar por encima del Elche sin ayudas. O pero… ¡Qué va! Los ilicitanos salieron respondones y estaban empatando. IMPOSIBLE. Ahí entra Muñiz, especialista en regalar a los blancos y a los azulgranas (aunque más a los blancos) cuando no consiguen ganar ellos solos. No pasa nada: “Alargo el partido hasta que marquen” debió pensar. Dicho y hecho. 5 minutos, 6, no pasa nada. Oye…. Que aún así no meten gol. Pues nada, a ser imaginativos. Pepe, que aparte de ser lo más peligroso, sucio y … de toda la Liga, también es listo y debió pensar: “Le arranco la camiseta al defensor del Elche, lo tiro al suelo y seguro que Cesar Muñiz, que es un amigo, me ayuda” Dicho y hecho. Penalti, tarjetas a tutiplén,… CR7 (otro engominado), gol y ala… que pase el siguiente.

       Los robos sólo los hacen si es necesario: el gol inicial para abrir la lata si está difícil, las tarjetas a los centrales contrarios en el minuto 4, las expulsiones absurdas por si acaso…, cualquier ayuda es buena. Y encima… estos partidos siempre tienen consecuencias negativas para los siguientes encuentros a modo de jugadores o entrenadores expulsados.

      Por si fuera poco para aguantar, en algún medio de comunicación tuvieron la desfachatez de decir que como anteriormente favoreció al Barça, al ahora favorecer al Madrid están empatados y ¡¡¡¡¡Qué no ha adulterado nada!!!!! Claro, hay que comprenderles, para ellos ni el Sevilla ni el Elche, ni ningún otro equipo existen. Y algo que no existe no puede sufrir daños.

       Conclusión: es absurdo jugar contra ellos. Es su Liga, son sus reglas, te dan por todos lados, y a sonreir. No me resisto a no acabar el artículo como acabé otro anteriormente, y encima hoy lo voy a poner en mayúsculas, para que se me oiga chillar:

       ¡QUE SE VAYAN A LA MIERDA UNOS Y OTROS!

 

 

 

        

 

 

Victoria del Real Madrid sin paliativos pero…

Nada que objetar a la victoria del Real Madrid. El Athletic se lo puso relativamente fácil a los merengues que no tuvieron que sudar mucho para llevarse la victoria. Una pena. Como bien dijo Valverde al acabar el partido, las sensaciones no fueron buenas porque el equipo debería haber ofrecido algo más. Los seis puntos ya obtenidos te dan una tranquilidad y ves la derrota sin mucha pesadumbre pero… ofreciendo tan poco el Madrid, te queda la duda de si se podía haber conseguido algo más.

Obstrucción de Gurpegi
Obstrucción de Gurpegi

Por otro lado, si ésta va a ser la mejora defensiva que íbamos a conseguir… buf… miedo me da. El primer gol es para ponérselo en vídeo a Iraola doscientas veces, a ver si se le cae la cara de vergüenza. ¿Cómo es posible que esté dos metros más retrasado que los centrales? Chiquillo, que estáis jugando un poco con la táctica del fuera de juego… ¡que has dejado en pañales al equipo! Y además… era la segunda vez que le ocurría, porque minutos antes también se queda dormido y de repente reacciona y sale dos metros, y de chiripa el linier marca fuera de juego de Ronaldo. Si está así de atento siempre, nos van a caer tropocientos goles.

Iago me ha gustado bastante. Sí, le han caído 3 goles pero es que le podían haber caído 6, y no ha sido así porque ha hecho varias paradas de mérito. Para mí no debería haber dudas en la portería. Iago sale mejor que Iraizoz de largo, es mejor con los pies y encima tiene reflejos y anda rápido ante pases largos del contrario. Espero que cuando Gorka esté recuperado, siga Iago de titular porque creo que se lo está ganando.

Me encanta cómo abre a bandas el balón Beñat. Tiene un guante en el pie, pena que alguno de los pases en profundidad que ha dado no los han entendido sus compañeros y al final han sido balones perdidos. Estoy segura que lo único que faltan son más minutos para que esa compenetración sea buena y nos demuestre lo que es capaz de crear. Buen fichaje.

Por último quiero hablar del árbitro. Lo dejo para el final para que quede claro que no le pongo excusas a la derrota pero… es que… no sé cómo no se les cae la cara de vergüenza. Voy a hacer el balance del primer tiempo: Patada de Di María, pisotón de Marcelo a Aduriz en el tobillo, teniendo éste el pie apoyado, y manotazo de Ramos a Susaeta a diez centrimetros de la nariz del linier. Total: cero tarjetas. Obstrucción de Gurpegi a Cristiano, total una tarjeta amarilla. La de Marcelo podía ser incluso roja. La de Ramos sin duda amarilla, y la de Di María también. Pero no. Por supuesto que no. Un amigo que estaba viendo el partido conmigo me decía que no me enfadase que es lo que pasa siempre. Y sí, claro que sé que es lo que pasa siempre pero… el que sea habitual no impide que me enfade. Me cabreo y no puedo entender cómo se puede tener tal caradura. Por no hablar del penalti de Ramos a Susaeta. Penalti absurdo donde los haya pero… agarrón dentro del área, Ramos se desentiende del balón y sujeta a Markel… Nada… sigan chicos que Ramos, ademas de poder golpear fuera del área, también puede agarrar en ella. Esta vez ha sido Clos Gómez, pero tanto da sea éste u otro. Conclusión: Váyanse a la mierda: los árbitros, el Cómite de árbitros y la poca vergüenza de todos ellos.

Y para acabar…  (otro día me extenderé en el tema) vaya marrón el tema de Ander Herrera. Sólo voy a hacer una pregunta: ¿Ahora se va a cantar en San Mamés… Y Herrera ¿qué?, y Herrera ¿qué?,  y Herrera ¿qué??

¡Lo que nos faltaba!