3 puntos contra el Granada y a por Europa

El partido de ayer en San Mamés contra el Granada fue bastante malo pero si os digo la verdad me da exactamente igual.

Merecidísimo homenaje a Ernesto (Foto:  Athletic Club)
Merecidísimo homenaje a Ernesto (Foto: Athletic Club)
Ayer lo realmente importante eran los puntos y el Athletic los tenía que conseguir como fuese y así lo hizo. No quiero ni pensar la depresión en la que hubiésemos caído si se llega a perder este partido contra un equipo que está en puestos de descenso. Esta semana ya hemos tenido más que de sobra con el varapalo de Chipre. El quedar eliminados de la Europa League, cuando nadie lo esperaba, ha hecho que estos días anteriores al partido de liga se hayan hecho muy muy largos. De ahí que me da un poco igual el cómo se ha jugado. Se han obtenido tres puntos y a correr.
Antes del partido el club sorprendió al entrenador con un homenaje por haberse convertido en el entrenador con más partidos en el club, superando a Javier Clemente. La reacción de la afición zurigorri fue unánime. Una ovación sonora y continuada que se puede tomar como una vara de medir que nos indica lo que piensa la gente sobre el entrenador, sobre todo, en una semana que quizá es su semana más difícil en el cargo. Yo ya comenté que tengo muy claro que Ernesto sigue siendo el mejor entrenador para el Athletic y espero que siga aumentando la cifra de partidos más años. Zorionak, Ernesto!
Dicho lo cual, también quiero destacar que el juego del equipo tiene que mejorar muchísimo de aquí en adelante, si es que queremos tener como objetivo volver el año que viene a la Europa League. El partido fue realmente malo, con muy poquito juego, muy poquitas ideas, frente a un Granada que él mismo se suicidó por sus propios errores. Aunque tampoco quiero quitar mérito a Beñat por su recuperación en el balón del primer gol, a Williams por forzar esa cesión al portero, origen del segundo gol, ni a San José por poner todo en esa disputa con el portero Ochoa que le permite recuperar el balón y meter el último bacalao de la tarde. Aparte de esto poco más hubo.
El partido se afrontaba con bajas importantes y Valverde trató de suplirlas poniendo como novedad a Saborit en el centro de la defensa. No acabo de entender muy bien lo que le pasa a Valverde con Etxeita. Eso sí, no le debió gustar mucho a Txingurri la actuación de Enric, porque tras los primeros 45 minutos le sustituyó por Xabi, diciendo en rueda de prensa, tras partido, que fue por motivos técnicos. Las bandas fueron ocupadas por Lekue y Susaeta, casualmente dos de los protagonistas del encuentro, por meter un gol cada uno. Bien los dos aunque quizá yo espero más de ambos.
También me parece de destacar la nueva oportunidad de Williams de cara a gol en un mano a mano frente al portero. Pero no hay manera, no hay modo de que meta gol. Necesita acertar como el comer, porque son muchos fallos ya y muy seguidos, y le puede estar minando la confianza, incluso hacerle ponerse más nervioso y puede ser como la pescadilla que se muerde la cola, más nervios, más ansiedad y peor remate. ¡Ánimo Williams, que llegarán los goles!
Y el jueves contra el Sevilla, en el estado de forma en el que se encuentra, miedo me da. Sería fundamental para la Athletic sacar algo positivo ya que podríamos tomarlo como un punto de inflexión e intentar olvidarnos un poco de lo mal que lo estamos haciendo fuera de casa. Difícil salida para conseguirlo, pero en algún momento habrá que empezar y este jueves me parece el ideal.
¡Aúpa Athletic, y a por el Sevilla!

Iñaki Williams resucita al Athletic

El primer tiempo del Athletic contra el Sporting en la Catedral fue un auténtico desastre.

Iñaki, fundamental en la victoria (Foto: Deia)
Iñaki, fundamental en la victoria (Foto: Deia)
Esta semana en la rueda de prensa previa al partido Valverde ha comentado que quizá en algunos partidos había fallado la actitud, la mentalidad en sus jugadores. Me llama la atención que esto pueda pasar en un equipo profesional pero si Valverde lo dice será porque él lo ha visto. Y creo que no hay cosa peor que se pueda decir de unos jugadores. Si analizamos los últimos partidos sí que observamos que contra equipos mejores es cuando mejor se juega y contra los más flojos es cuando el equipo suelta truños de dificil digestión. ¿Falta de actitud? No quiero creerlo pero… si hasta Valverde lo dice… Creo que debería hacer algo o deberían hacer algo para evitarlo.
Ayer supongo que en el descanso Ernesto les echaría una buena bronca porque hasta el momento el juego fue inexistente y parecía que los rojiblancos iban al tran tran. Quizá por la bronca, si es que la hubo, o quizá por la presencia de Iñaki Williams, el partido cambio de cara y el Athletic tuvo 20 minutos en los que le pudo hacer un roto grande al Sporting. La pregunta es ¿por qué no lo hicieron antes? La movilidad y la rapidez de Iñaki, hizo muchísimo daño y en una contra entre Muni, Raúl y Williams el balón llegó a Iker, que definió de manera perfecta. Era difícil pero fue dentro. El ataque del Athletic fue continuo, con rapidez, con desmarques y con balones al primer toque, cosas que brillaron por su ausencia todas en el primer tiempo. ¿Por qué no salió Iñaki en el primer tiempo? A eso igual lo respondo yo… En los últimos partidos me ha parecido que el bilbaino ha acabado asfixiado, que no aguantaba todo el partido completo y que no podía aguantar el ritmo de carreras que llevaba. Quizá eso le ha llevado a pensar a Valverde que era mejor sacarle como revulsivo, como al final de hecho así ha resultado. La cosa es que con él en el campo se siguieron sucediendo las oportunidades pero incomprensiblemente Aritz Aduriz falló dos que parecían imposibles de fallar. No está fino Aritz, pero se lo perdonamos todo. De hecho, él fue el que metió el definitivo gol, el de la victoria, gracias a la transformación de un penalti que le hicieron a Iker, otro de los destacados del partido. Por su gol, por provocar el penalti y por seguir intentándolo todo el rato. Empezó de media punta pero curiosamente en este partido mejoraron sus prestaciones cuando le cambió y le puso otra vez en la banda. Bueno, lo que está claro es que Valverde se ha dado cuenta que puede variar el esquema y que en momentos Iker lo puede hacer muy bien por dentro porque es su puesto natural pero que también puede intercambiarse con Raúl. Un Raúl al que es muy difícil quitarle de media punta por todo lo que ofrece.
Tres puntos, que saben de maravilla y que nos siguen dejando en la pomada, a pesar del juego.
Para acabar tengo que hablar de Amorebieta. Madre mía, una cosa es jugar al límite y otra lo que hizo ayer. La tarjeta que le sacan podía ser incluso roja porque va con el codo a por Adu, casi casi ciego. Después en el segundo tiempo, en su área en un corner le metió un mandoble a Raúl Garcia que además de ser penalti debería haber sido tarjeta también. Por no hablar de la última, en la que tras derribar a Aritz de nuevo de un codazó, dejó en evidencia al árbitro Clos Gómez, porque el colegiado le dijo a Aritz que se levantase que no había sido nada… ¡Qué barbaridad!… ¡Vaya ojo! Sólo sangraba… no había sido nada. Y como los lectores sois listos… ¿a que adivináis la tarjeta para quién fue? Efectivamente,en vez de ser la roja para Amore, fue amarilla para Aritz. ¡Qué malos son los árbitros! Y no me quedo sin hacer una pregunta a Amorebieta: ¿Los contrarios… no eran tus amigos?
Espero que no se repita esta caraja de nuevo contra los equipos más flojos, y así mismo, espero que el próximo sábado les podamos meter mano a ese equipo de lloronas que es el Barcelona. Lloronas, que este fin de semana han tenido incluso razón, porque vaya gol que metieron y que no les concedieron, por decir que no había entrado… claro… sólo entró medio metro y es difícil de ver… En fin… Ya se la cobrarán,… bueno… más bien ya se la han cobrado con creces.
¡Aupa Athletic y a por el Barcelona!

Iturraspe vuelve a pisar fuerte en La Catedral

LLevábamos mucho tiempo preguntáńdonos que pasaba con Ander Iturraspe, y dóńde estaba el gran jugador que nos sorprendió haciendo una enorme temporada con Marcelo Bielsa.

Itu ha vuelto oara quedarse (Foto: Athketic Club)
Itu ha vuelto para quedarse (Foto: Athketic Club)
Algunos incluso hablábamos del Kaiser, recordando al gran Franz Beckenbauer. Un jugador imperial que llevaba el ritmo del partido y que hacía jugar a todos sus compañeros con sus certeros toques, pases, cambios de orientacíón, recuperaciones, etc… Ese jugador se fue y no sabíamos lo que había ocurrido. Pues bien para los incrédulos que decían que Iturraspe estaba acabado, Ander ha vuelto, y con fuerza. Además ha vuelto ante un grande como el Atlético y ha hecho su segundo partido casi perfecto. El anterior muy bueno también fue contra otro grande, en este caso el Barcelona, en cuyo partido nos demostró que podía seguir dando mucha guerra y que no había que darlo por acabado. El que haya hecho estos muy buenos dos partidos, encima contra estos rivales, le da más mérito a su reencuentro con el juego. Tenemos jugador de calidad. No ha desaparecido. Ésta puede ser la mejor noticia para el Athletic en este momento. Sus cualidades son muchas y el equipo las echaba de menos. Bienvenido Ander.
En otro sentido también podemos dar la bienvenida a Óscar De Marcos. Se notaba su falta porque un pulmón como el suyo tampoco es fácil de suplir. Ha vuelto de una lesión que le ha dado mucha guerra y que le ha tenido fuera del césped algo más de dos meses. Una faena para el equipo. Ayer fue capaz de completar los 90 minutos subiendo y bajando de manera incansable. No sólo eso, sino que encima metió un precioso gol de cabeza, a pase extraordinario de Raúl García. Suponía el voltear el marcador y situarlo en 2 a 1. Pena que no supimos mantenerlo.
Otro nombre propio es el de Lekue quien el otro día, contra el Leganés en el lateral derecho, las pasó canutas ante Machis (salía de una lesión). Ayer Valverde decidió situarlo de extremo izquierdo, no defraudándole y consiguiendo un gol de bandera. Este jugador además de ser polivalente nos está demostrando que puede ofrecer muchísimo al equipo. ¡Sigue así Iñigo!
Así mismo gran partido de Iker Muniain, como siempre que juega en su puesto de media punta. Eso sí, por ponerle algún pero chiquitín,… Iker, alguna vez intenta pasar el balón antes.
El último nombre propio que voy a destacar del partido de ayer es el de Ernesto Valverde para hacerle una pregunta. ¿No estabas viendo desde el ras del césped que Williams estaba fundido y que era incapaz de mantener el balón? ¿No le podías haber cambiado antes? El desgaste del primer tiempo y los kilómetros que hizo, y a la velocidad que los hizo supuso que en el segundo tiempo estuviese sin aire, perdiendo muchos de los balones que le llegaban. Desde luego en la grada lo estábamos viendo todos. Pena, porque de una pérdida suya vino el empate del Atlético. El balón le llegó a Antoine Griezman que se acercó al borde del área sin mucha oposición para inventarse un tiro perfecto a la cepa del poste. Empate, quizá merecido, pero que te deja un mal saber de boca final.
De todas formas me vuelvo a quedar con que el Athletic ante el cuarto clasificado consiguió hacer un muy buen partido y sobreponerse al varapalo que es recibir un gol en el minuto dos. Bien por el equipo que acaba la primera vuelta del campeonato de Liga con 29 puntos y muy bien situado. Ahora a conseguir que la segunda vuelta sea mejor que la primera, algo que con Txingurri siempre ocurre y este año no va a ser menos.

Feliz Navidad a toda la familia del Athletic

Nuestro entrenador Valverde ha dicho antes de los dos partidos de Copa contra el Racing, que son los peores partidos del año.

 Xabi y Raúl, dos de los goleadores en Copa (Foto:  Athletic Club)
Xabi y Raúl, dos de los goleadores en Copa (Foto: Athletic Club)
En estos casos al jugar contra un equipo inferior sobre el papel, el superior tiene mucho que perder y poco que ganar. Si se gana se dice que es lo normal y es lo que había que hacer y si se pierde te dan palos hasta en el carnet de identidad. Menos mal que lo segundo no ha pasado. Ayer el Racing volvió a demostrar que es un equipo de menor categoría, y sobre todo en el tema del ritmo el partido se le hizo demasiado largo y al final el dominio de los nuestros fue claro en todas las facetas. Seguramente ayudó mucho el gol de Etxeita que dio a nuestros jugadores la tranquilidad suficiente para poder ir más relajados a por el segundo gol. Aprovechando que he mencionado a Xabi decir que me alegró muchísimo que el gol lo metiese él. Es un jugador que con Valverde nunca lo ha tenido fácil. Y en esta liga parece que tampoco es muy distinto. Me gusta mucho porque siempre cumple. Cuándo sale, por muy poco y por muy de vez en cuando que sea, siempre te da un rendimiento más que aceptable. Ayer no fue distinto. Además de meter el gol tuvo otras dos oportunidades. Siempre llega a posiciones de remate en buena situación. Tampoco defensivamente el Racing le obligó mucho pero… siempre está atento y bien.
Otro que volvió a destacar también fue Lekue, sobre todo en el segundo tiempo, cuando los santanderinos estaban más justos. Tuvo un palo (pena que no entrase) y un muy buen remate desde el borde del área que el portero rechazó con dificultad. Estuvo continuamente intentando progresar por la banda y poniendo en problemas al lateral izquierdo. A ver si empieza a jugar con más continuidad.
Por otro lado, Muniain lo intentó por activa y por pasiva pero no hubo manera, no consiguió el gol que tanto persiguió. Quizá en algunas situaciones debería haber pasado el balón a sus compañeros, pero… está necesitado de gol y por eso insistió tanto.
Ahora acabado el trámite trampa de ayer y eliminado el Racing de Santander, el Athletic queda a la espera del sorteo que se va a realizar hoy a las 12 del mediodía. Como dijo Txingurri en rueda de prensa no quiero hablar sobre quién no quiero que me toque… pues eso… que es evidente… a ver si el bombo es benévolo.
Para acabar, por supuesto, dejadme que os desee a todos una muy Feliz Navidad, a los que no podéis ver las fiestas, a los que os encantan, a los que disfrutáis con ellas, a los que queréis que acaben rápido… a todos. A toda la familia del Athletic, a todos los aficionados zurigorris, ZORIONAK!!! Y por si acaso no escribo hasta después de Nochevieja, permitidme que amplíe la felicitación y os diga también Feliz Año Nuevo edo Urte Berri on! Y desear que en lo deportivo sea para el Athletic tan bueno o más que lo que lo ha sido este año que cerramos. Los rojiblancos están presentes en todas las competiciones… y ¿por qué no vamos a soñar? Aqui va mi deseo, petición, sueño… :
Athletic, ya que eres grande, este año haznos más grandes todavía,… ¡llevándonos a otra final!
¡Aúpa Athletic!

Un gran Celta pierde en San Mamés

¡Qué injusto puede llegar a ser el fútbol!

El gran Fidel Uriarte casi seguro que acompañó en el triunfo
El gran Fidel Uriarte casi seguro que acompañó en el triunfo
Visto el partido de ayer es muy difícil explicar el triunfo del Athletic. El Celta jugó un muy buen partido dominándolo casi de cabo a rabo, excepto los 10 últimos minutos. Tuvieron oportunidades para meternos una goleada. Pero ahí tenemos la frase tan repetida en este deporte de quién perdona paga. Y bien que pagó el Celta ayer. De todas formas si queréis conocer cómo se desarrolló el partido no tenéis más que poner la rueda de prensa pospartido de Ernesto Valverde. Habla con claridad. Muy desacertados en el juego. Muchas facilidades. Unos cuantos jugadores flojos en las entregas. El peor partido del equipo en La Catedral. Muy bien el equipo contrario. Seguramente el que más ocasiones ha creado en nuestro campo. Nos ha tocado cara. Y tanto que cara, Txingurri. Cara, San Mamés, la Virgen de Begoña… y todo el santoral. ¡Qué bonito es el fútbol! Sobre todo si ganas sin jugar casi nada. Eso sí, a alma y a fe y a lucha… no se les puede poner un pero. Empujaron y empujaron hasta llevarse el gato al agua.
Nombres propios. Kepa hizo unas paradas que nos mantuvieron en el partido. Paradas difíciles y complicadas. Sobresaliente. Iñaki Williams, aún estando bastante desafortunado en el primer tiempo, en el segundo fue el que a base de garra y velocidad consiguió ese penalti y expulsión de Roncaglia, que fue el inicio de la remontada. Y el segundo gol fue también asistencia suya. Asi como un par de carreras que pusieron al público en órbita.
También el no dar un balón por perdido de Iñigo Lekue que nos dio en los últimos 15 minutos insistencia, profundidad y peligro.
Bueno y el gol definitivo de Mikel San José al que le vendrá fenomenal el haberlo metido. Moral y a ver si le ayuda a superar el momento bajo en el que se encuentra.
Bueno, tampoco me quiero olvidar del arbitraje calamitoso de Martínez Munuera y sus auxiliares. Unos fenómenos. Ni fueras de banda, ni corners, ni penaltis (dos en la primera parte). No dieron una. Un desastre.
Para acabar, insistir de nuevo que aún jugando mal el Athletic sigue en los puestos de cabeza. Cuando juguemos bien… o nos pasa lo que a los vigueses ayer… o nos salimos de la tabla por arriba.
¡Aúpa Athletic y a por el Racing!