Agur “Txingurri”, ongi etorri “Kuko”

Se acabó el culebrón, se acabaron las medias verdades o directamente, las mentiras y ya sabemos que Valverde no será el entrenador del Athletic la próxima temporada y que sí lo será Ziganda.

Agur, Ernesto (Foto: Athletic Club)
Agur, Ernesto (Foto: Athletic Club)
Dejando aparte las formas de comunicarlo o mejor, de no comunicarlo hasta última hora, y de mala manera, no puedo hacer otra cosa que dar las gracias a nuestro entrenador. Ha estado aquí 4 años increíbles, años en los que ha conseguido en todos y cada uno de ellos la clasificación para la Europa League. Esto que parece normal, no lo es tanto, ya que de hecho ningún otro entrenador lo había conseguido antes. Si eso fuese poco también nos consiguió llevar a otra final de Copa, en este caso para perderla, y a obtener, nada menos que un título. Algo que el Athletic no lograba desde hace 33 años. Una Supercopa, encima ante el temible Barça, equipo que se ha encargado de amargarnos la vida durante años… Por lo menos, Ernesto con su labor nos ha recordado lo que es alegrarse, no solo de participar o de llegar a las finales, sino lo que se siente al ganarlas. Mila esker, Txingurri!
Me hubiese encantado haber podido despedirle en La Catedral, haber podido aplaudirle y agradecerle todo lo que ha dado estos años, pero no sé por qué no han querido que sea así. Me ha parecido fatal, pero no tengo muy claro a quien echar las culpas: ¿al Club y a su incomprensible política de comunicación?, ¿al mismo Ernesto?, ¿a los dos juntos?,… ni idea, pero me ha resultado cansino, pesado y aburrido hasta limites insospechados, el estar durante más de dos meses escuchando las mismas evasivas, las medias respuestas, o como he dicho antes las mentiras sin tapujos, las no respuestas… incluso el último día también. Una pena, pero… es lo que hay. Nos tendremos que acostumbrar, pero me es muy complicado.
Igual que aplaudo a Valverde por su trabajo aquí, también aplaudo a la Junta Directiva o al presidente o al Director Deportivo por elegir como sustituto a Jose Angel Ziganda.
Ongi etorri, Kuko (Foto: Athletic Club)
Ongi etorri, Kuko (Foto: Athletic Club)
Estoy segura de que está más que capacitado para hacerlo muy bien. Se hablaba de Berizzo, de Quique Setien, de… más gente, pero nadie, ninguno conoce el Club como lo conoce Kuko. Y su conocimiento de los jugadores… imposible que sea mejor. A los del primer equipo, pero también a los del Bilbao Athletic, a los cedidos y a los que están en las categorías inferiores. Tiene experiencia en Primera, con un equipo como Osasuna al que llevó a semifinales de la Europa League. Con el Xerez no pudo hacer gran cosa pero… nadie hubiese sido capaz de levantar eso, cuando en agosto en el Xerez sólo tenía 11 jugadores… vamos… ni un milagro lo salvaba. Él parte con un enorme conocimiento sobre los mimbres que va a tener y va a sacar de ellos lo máximo. Además como él mismo ha dicho “tenemos un equipazo”. Ahora los jugadores se tienen que volver a ganar el puesto y van a tener que dar un plus, sabiendo que por detrás hay un montón de cachorros que no les van a permitir relajarse porque sino ellos les van a sustituir. Eso sí, pido paciencia para él, porque muchas veces por ser de la casa se les exije más y antes que al resto, y eso no está bien. Para acabar desde aquí le deseo la mayor de las suertes, porque su suerte será la nuestra. ¡Kuko, Kuko!
Por cierto, igual os habéis dado cuenta que a Valverde no le he deseado suerte. Es así y ha sido de forma consciente. Siempre que alguien ha sido de nuestro club o ha estado aquí como entrenador, jugador,… quiero que cuando salen sigan ganando y les vaya bien. De hecho, suelo fijarme en sus resultados. Pero… Valverde… esta vez no va a poder ser asi por el destino que has elegido… en fin.
Aúpa Kuko y Aúpa Athletic!

¡Qué oportunidad perdida en Mendizorroza!

El que perdona paga y así ha sido.

Sin acierto (Foto: EFE)
Sin acierto (Foto: EFE)
El Athletic ha dispuesto de muchísimas oportunidades en el primer tiempo y no ha sido capaz de materializar ninguna de ellas. Ni Adu ni Williams han estado precisamente afortunados. El Alavés por su parte ha aprovechado una de las pocas que ha tenido, de modo que el uno a cero ha sido suficiente para que ellos se quedasen con los tres puntos, esos puntos que tanto necesitábamos nosotros y tan poco ellos.
Cuatro victorias seguidas eran las conseguidas por los rojiblancos, muchas. El haber conseguido la quinta nos hubiese situado en una posición privilegiada, en esta terrible lucha que se está llevando para conseguir plaza para la Europa League. Contra el Eibar o contra el Celta tuvimos la suerte de cara, pero hoy no ha sido así. Para colmo de males, el que ha metido el gol, Theo Hernández, ha conseguido su primer gol en Primera División. Por cierto, un golazo, pero ya es mala suerte que siempre sean los primeros goles contra nosotros. Aunque igual es algo más que mala suerte porque ¿cómo es posible que el jugador estuviese tan solo en el borde del área en un corner? Despiste generalizado de todo el equipo. Mal. Muy mal defendido. A partir de ese gol, que ha sido en el segundo tiempo en el minuto 52, el juego del Athletic ha caído muchos enteros. Ha sido un ejercicio de impotencia en el que los babazorros se sentían a sus anchas, como peces en el agua defendiendo el resultado. Y… se acabó.
Ahora hay que ir con todo a por el Leganés y esperar a que el resto fallen, pero sabiendo que no siempre van a fallar.
Contra los madrileños será el último partido en San Mamés de la temporada y último partido de Gorka Iraizoz en La Catedral defendiendo los colores del Athletic. Espero que se le despida cómo se merece, es decir, a lo grande porque lo ha dado todo, siendo uno de los nuestros.
Así como también espero que todo el público cante “Txingurri quédate”. Que sepa que eso es lo que La Catedral quiere.
¡Aúpa Athletic y a por el Leganés!

3 puntos contra el Granada y a por Europa

El partido de ayer en San Mamés contra el Granada fue bastante malo pero si os digo la verdad me da exactamente igual.

Merecidísimo homenaje a Ernesto (Foto:  Athletic Club)
Merecidísimo homenaje a Ernesto (Foto: Athletic Club)
Ayer lo realmente importante eran los puntos y el Athletic los tenía que conseguir como fuese y así lo hizo. No quiero ni pensar la depresión en la que hubiésemos caído si se llega a perder este partido contra un equipo que está en puestos de descenso. Esta semana ya hemos tenido más que de sobra con el varapalo de Chipre. El quedar eliminados de la Europa League, cuando nadie lo esperaba, ha hecho que estos días anteriores al partido de liga se hayan hecho muy muy largos. De ahí que me da un poco igual el cómo se ha jugado. Se han obtenido tres puntos y a correr.
Antes del partido el club sorprendió al entrenador con un homenaje por haberse convertido en el entrenador con más partidos en el club, superando a Javier Clemente. La reacción de la afición zurigorri fue unánime. Una ovación sonora y continuada que se puede tomar como una vara de medir que nos indica lo que piensa la gente sobre el entrenador, sobre todo, en una semana que quizá es su semana más difícil en el cargo. Yo ya comenté que tengo muy claro que Ernesto sigue siendo el mejor entrenador para el Athletic y espero que siga aumentando la cifra de partidos más años. Zorionak, Ernesto!
Dicho lo cual, también quiero destacar que el juego del equipo tiene que mejorar muchísimo de aquí en adelante, si es que queremos tener como objetivo volver el año que viene a la Europa League. El partido fue realmente malo, con muy poquito juego, muy poquitas ideas, frente a un Granada que él mismo se suicidó por sus propios errores. Aunque tampoco quiero quitar mérito a Beñat por su recuperación en el balón del primer gol, a Williams por forzar esa cesión al portero, origen del segundo gol, ni a San José por poner todo en esa disputa con el portero Ochoa que le permite recuperar el balón y meter el último bacalao de la tarde. Aparte de esto poco más hubo.
El partido se afrontaba con bajas importantes y Valverde trató de suplirlas poniendo como novedad a Saborit en el centro de la defensa. No acabo de entender muy bien lo que le pasa a Valverde con Etxeita. Eso sí, no le debió gustar mucho a Txingurri la actuación de Enric, porque tras los primeros 45 minutos le sustituyó por Xabi, diciendo en rueda de prensa, tras partido, que fue por motivos técnicos. Las bandas fueron ocupadas por Lekue y Susaeta, casualmente dos de los protagonistas del encuentro, por meter un gol cada uno. Bien los dos aunque quizá yo espero más de ambos.
También me parece de destacar la nueva oportunidad de Williams de cara a gol en un mano a mano frente al portero. Pero no hay manera, no hay modo de que meta gol. Necesita acertar como el comer, porque son muchos fallos ya y muy seguidos, y le puede estar minando la confianza, incluso hacerle ponerse más nervioso y puede ser como la pescadilla que se muerde la cola, más nervios, más ansiedad y peor remate. ¡Ánimo Williams, que llegarán los goles!
Y el jueves contra el Sevilla, en el estado de forma en el que se encuentra, miedo me da. Sería fundamental para la Athletic sacar algo positivo ya que podríamos tomarlo como un punto de inflexión e intentar olvidarnos un poco de lo mal que lo estamos haciendo fuera de casa. Difícil salida para conseguirlo, pero en algún momento habrá que empezar y este jueves me parece el ideal.
¡Aúpa Athletic, y a por el Sevilla!

Iñaki Williams resucita al Athletic

El primer tiempo del Athletic contra el Sporting en la Catedral fue un auténtico desastre.

Iñaki, fundamental en la victoria (Foto: Deia)
Iñaki, fundamental en la victoria (Foto: Deia)
Esta semana en la rueda de prensa previa al partido Valverde ha comentado que quizá en algunos partidos había fallado la actitud, la mentalidad en sus jugadores. Me llama la atención que esto pueda pasar en un equipo profesional pero si Valverde lo dice será porque él lo ha visto. Y creo que no hay cosa peor que se pueda decir de unos jugadores. Si analizamos los últimos partidos sí que observamos que contra equipos mejores es cuando mejor se juega y contra los más flojos es cuando el equipo suelta truños de dificil digestión. ¿Falta de actitud? No quiero creerlo pero… si hasta Valverde lo dice… Creo que debería hacer algo o deberían hacer algo para evitarlo.
Ayer supongo que en el descanso Ernesto les echaría una buena bronca porque hasta el momento el juego fue inexistente y parecía que los rojiblancos iban al tran tran. Quizá por la bronca, si es que la hubo, o quizá por la presencia de Iñaki Williams, el partido cambio de cara y el Athletic tuvo 20 minutos en los que le pudo hacer un roto grande al Sporting. La pregunta es ¿por qué no lo hicieron antes? La movilidad y la rapidez de Iñaki, hizo muchísimo daño y en una contra entre Muni, Raúl y Williams el balón llegó a Iker, que definió de manera perfecta. Era difícil pero fue dentro. El ataque del Athletic fue continuo, con rapidez, con desmarques y con balones al primer toque, cosas que brillaron por su ausencia todas en el primer tiempo. ¿Por qué no salió Iñaki en el primer tiempo? A eso igual lo respondo yo… En los últimos partidos me ha parecido que el bilbaino ha acabado asfixiado, que no aguantaba todo el partido completo y que no podía aguantar el ritmo de carreras que llevaba. Quizá eso le ha llevado a pensar a Valverde que era mejor sacarle como revulsivo, como al final de hecho así ha resultado. La cosa es que con él en el campo se siguieron sucediendo las oportunidades pero incomprensiblemente Aritz Aduriz falló dos que parecían imposibles de fallar. No está fino Aritz, pero se lo perdonamos todo. De hecho, él fue el que metió el definitivo gol, el de la victoria, gracias a la transformación de un penalti que le hicieron a Iker, otro de los destacados del partido. Por su gol, por provocar el penalti y por seguir intentándolo todo el rato. Empezó de media punta pero curiosamente en este partido mejoraron sus prestaciones cuando le cambió y le puso otra vez en la banda. Bueno, lo que está claro es que Valverde se ha dado cuenta que puede variar el esquema y que en momentos Iker lo puede hacer muy bien por dentro porque es su puesto natural pero que también puede intercambiarse con Raúl. Un Raúl al que es muy difícil quitarle de media punta por todo lo que ofrece.
Tres puntos, que saben de maravilla y que nos siguen dejando en la pomada, a pesar del juego.
Para acabar tengo que hablar de Amorebieta. Madre mía, una cosa es jugar al límite y otra lo que hizo ayer. La tarjeta que le sacan podía ser incluso roja porque va con el codo a por Adu, casi casi ciego. Después en el segundo tiempo, en su área en un corner le metió un mandoble a Raúl Garcia que además de ser penalti debería haber sido tarjeta también. Por no hablar de la última, en la que tras derribar a Aritz de nuevo de un codazó, dejó en evidencia al árbitro Clos Gómez, porque el colegiado le dijo a Aritz que se levantase que no había sido nada… ¡Qué barbaridad!… ¡Vaya ojo! Sólo sangraba… no había sido nada. Y como los lectores sois listos… ¿a que adivináis la tarjeta para quién fue? Efectivamente,en vez de ser la roja para Amore, fue amarilla para Aritz. ¡Qué malos son los árbitros! Y no me quedo sin hacer una pregunta a Amorebieta: ¿Los contrarios… no eran tus amigos?
Espero que no se repita esta caraja de nuevo contra los equipos más flojos, y así mismo, espero que el próximo sábado les podamos meter mano a ese equipo de lloronas que es el Barcelona. Lloronas, que este fin de semana han tenido incluso razón, porque vaya gol que metieron y que no les concedieron, por decir que no había entrado… claro… sólo entró medio metro y es difícil de ver… En fin… Ya se la cobrarán,… bueno… más bien ya se la han cobrado con creces.
¡Aupa Athletic y a por el Barcelona!

Iturraspe vuelve a pisar fuerte en La Catedral

LLevábamos mucho tiempo preguntáńdonos que pasaba con Ander Iturraspe, y dóńde estaba el gran jugador que nos sorprendió haciendo una enorme temporada con Marcelo Bielsa.

Itu ha vuelto oara quedarse (Foto: Athketic Club)
Itu ha vuelto para quedarse (Foto: Athketic Club)
Algunos incluso hablábamos del Kaiser, recordando al gran Franz Beckenbauer. Un jugador imperial que llevaba el ritmo del partido y que hacía jugar a todos sus compañeros con sus certeros toques, pases, cambios de orientacíón, recuperaciones, etc… Ese jugador se fue y no sabíamos lo que había ocurrido. Pues bien para los incrédulos que decían que Iturraspe estaba acabado, Ander ha vuelto, y con fuerza. Además ha vuelto ante un grande como el Atlético y ha hecho su segundo partido casi perfecto. El anterior muy bueno también fue contra otro grande, en este caso el Barcelona, en cuyo partido nos demostró que podía seguir dando mucha guerra y que no había que darlo por acabado. El que haya hecho estos muy buenos dos partidos, encima contra estos rivales, le da más mérito a su reencuentro con el juego. Tenemos jugador de calidad. No ha desaparecido. Ésta puede ser la mejor noticia para el Athletic en este momento. Sus cualidades son muchas y el equipo las echaba de menos. Bienvenido Ander.
En otro sentido también podemos dar la bienvenida a Óscar De Marcos. Se notaba su falta porque un pulmón como el suyo tampoco es fácil de suplir. Ha vuelto de una lesión que le ha dado mucha guerra y que le ha tenido fuera del césped algo más de dos meses. Una faena para el equipo. Ayer fue capaz de completar los 90 minutos subiendo y bajando de manera incansable. No sólo eso, sino que encima metió un precioso gol de cabeza, a pase extraordinario de Raúl García. Suponía el voltear el marcador y situarlo en 2 a 1. Pena que no supimos mantenerlo.
Otro nombre propio es el de Lekue quien el otro día, contra el Leganés en el lateral derecho, las pasó canutas ante Machis (salía de una lesión). Ayer Valverde decidió situarlo de extremo izquierdo, no defraudándole y consiguiendo un gol de bandera. Este jugador además de ser polivalente nos está demostrando que puede ofrecer muchísimo al equipo. ¡Sigue así Iñigo!
Así mismo gran partido de Iker Muniain, como siempre que juega en su puesto de media punta. Eso sí, por ponerle algún pero chiquitín,… Iker, alguna vez intenta pasar el balón antes.
El último nombre propio que voy a destacar del partido de ayer es el de Ernesto Valverde para hacerle una pregunta. ¿No estabas viendo desde el ras del césped que Williams estaba fundido y que era incapaz de mantener el balón? ¿No le podías haber cambiado antes? El desgaste del primer tiempo y los kilómetros que hizo, y a la velocidad que los hizo supuso que en el segundo tiempo estuviese sin aire, perdiendo muchos de los balones que le llegaban. Desde luego en la grada lo estábamos viendo todos. Pena, porque de una pérdida suya vino el empate del Atlético. El balón le llegó a Antoine Griezman que se acercó al borde del área sin mucha oposición para inventarse un tiro perfecto a la cepa del poste. Empate, quizá merecido, pero que te deja un mal saber de boca final.
De todas formas me vuelvo a quedar con que el Athletic ante el cuarto clasificado consiguió hacer un muy buen partido y sobreponerse al varapalo que es recibir un gol en el minuto dos. Bien por el equipo que acaba la primera vuelta del campeonato de Liga con 29 puntos y muy bien situado. Ahora a conseguir que la segunda vuelta sea mejor que la primera, algo que con Txingurri siempre ocurre y este año no va a ser menos.