Córdoba y Kepa la cara y la cruz de la derrota en Valencia

El Athletic volvió a perder ayer en Valencia, esta vez por 3 a 2 y sin merecerlo, ya que un empate o incluso una victoria rojiblanca no hubiese extrañado a nadie.

Ayer Kepa desafortunado (Foto: EFE)

Pero los errores se pagan y ayer el Athletic los tuvo y caros. En general, nos penaliza la poca consistencia de la defensa, a la que ayer, sorpresivamente, se unieron los dos errores, fundamentalmente el último, de Kepa, que nos demuestra de esta manera que es humano, también falla. Les puso en bandeja el triunfo a los valencianistas, que sin hacer grandes alardes consiguieron meternos 3 goles. Dos salidas defectuosas, la primera acabada en penalti claro, y la segunda culminada con un gol a puerta vacía en una jugada que no tenía porqué ser peligrosa. Así es muy difícil conseguir algo positivo. A Kepa le toca trabajar en Lezama las salidas, porque también uno de los goles de Málaga fue por el mismo motivo, allí fue por no salir… A trabajarlo.

La cara positiva del partido además de la reacción del equipo en el segundo tiempo,  y el no darse por vencido a pesar de los varapalos, es sobre todo el gran partido de Iñigo Córdoba. El descaro viene acompañado de desborde y buenos centros tanto por la derecha como por la izquierda. El balón a Núñez es soberbio, y el pase entre líneas a Raúl García… buf… ¡Qué pena que no se han traducido en goles,  porque ambos lo merecían! Y la internada por la izquierda que ha acabado con el taconazo de Balenciaga… también impresionante. ¡Y qué derroche físico! No ha parado ni un minuto. La juventud no le impidió echarse el equipo a la espalda para casi conseguir el empate o la remontada. ¡Qué siga así!

Nos tenemos que quedar también con que él equipo ha mejorado con respecto a otros partidos, algo fundamental, ya que no tenemos puntos, por lo menos ver que somos capaces de crear juego y de llegar a las cercanías del portero contrario con posibilidades de crear peligro y conseguir gol. Y ya si se acaba la mala suerte ni os digo. Hoy hemos tenido dos palos. Cuando estás de que no es no, y se acabó.

Ahora tenemos 15 días por delante para trabajar a tope, corregir errores y poner en forma a unos cuantos jugadores. Y… ¡A por el Sevilla!

¡Aúpa Athletic!

¡VAYA POTRA EL APOEL!

Que el resultado final del partido de ayer fuese sólo un 3 a 2 a favor del Athletic es increíble.

Golaza de Iñaki de cabeza (Foto: Mundo Deportivo)
Golaza de Iñaki de cabeza (Foto: Mundo Deportivo)
Los rojiblancos les dieron un repasito en toda regla a los chipriotas pero incomprensiblemente se consiguieron ir a su isla con un resultado excelente para ellos. Los aficionados nos tiramos de los pelos y supongo que los jugadores también. Quizá el Athletic tuvo más de 20 ocasiones de gol o por lo menos 20 tiros a puerta. Se podían haber ido con 6 goles perfectamente y lo que son las cosas, ellos tiraron sólo tres veces a puerta y dos de ellas fueron gol y una tercera, tras excelente parada de Iraizoz, fue al palo. A eso le llamo yo, bueno, y todo el mundo una efectividad extraordinaria y también una potra indecente. El dominio del Athletic fue claro y nada de un dominio insulso, sin ocasiones, nada de una posesión sin llegada. ¡Qué va! Fue un continuo percutir ante la meta contraria: entradas por banda sobre todo por la banda de Williams, pases por arriba, por abajo, 15 corners, un montón de faltas laterales, y también un carro de remates. Pero está claro que no era el día de meter goles. Entre el portero que hizo alguna parada extraordinaria, nuestra mala puntería y la pizca de suerte de ellos o poca suerte nuestra, la escasez de tino en el último pase,… todo ello evitó que el partido de la semana que viene, se convirtiera en un simple trámite, algo que nos hubiese gustado a todos. Otra vez será.
Además hay que añadir que hemos vuelto a empezar el partido palmando. Se ve que le hemos cogido gustillo a eso de remontar. Es una faena porque desgasta muchísimo, pero de momento nos está saliendo bien, por el resultado final no por lo demás. Eso sí, nos quedaremos con la capacidad de sufrimiento de nuestros jugadores, su trabajo continuo y su tesón. No paran un minuto. Hoy cuando íbamos 3 a 1 todo el mundo veía mucho más cerca el 4 a 1, ya que nuestro dominio era total. Pero lo dicho, una jugada excelente, otra vez de ellos y adiós, gol y, ahora toca sufrir en Chipre para pasar la eliminatoria. Aquí los rojiblancos han parecido muy superiores pero miedo me da pensar en la vuelta porque al Athletic le toca jugar bastante más de lo que lo está haciendo fuera hasta ahora. Pero eso sí, la ilusión no me la van a quitar y el convencimiento de que van a ganar tampoco. Seguro además.
Williams fue quizá el mejor del partido. Ya le tocaba hacer un partido de éstos, incluido gol de cabeza, algo que se le echa en cara que no hace bien. Le va a venir fenomenal para mejorar su confianza.
Ander Iturraspe volvió a estar bien, como pareja de Beñat, pero fue sustituido… ¿quizá por alguna molestia? Me sorprendió.
Ahora el domingo en Liga a Valencia. Otra salida, en este caso ante un equipo que está en crisis pero que de repente te gana partidos fácil… ¿Qué Valencia nos encontraremos? Pero aún mucho más importante que esta última pregunta hay otra… ¿va a mejorar el Athletic a domicilio? Voy a contestarla directamente. Sí, sí, sin ninguna duda.
¡Aúpa Athletic y a por los 3 puntos en Mestalla!

¿Qué te ocurre Aymeric?

Creo que está es la pregunta del millón. La verdad es que desde que ha debutado en el Athletic Aymeric, en varias ocasiones ha cometido errores de bulto que han supuesto goles y pérdida de puntos. Pero esos errores los alternaba con otras acciones de mérito (muchas) e incluso con partidos en los que demostraba su gran calidad (muchos también) .

¿Quizá ésta es la razón? (Foto: Marca)
¿Quizá ésta es la razón? (Foto: Marca)
Calidad que nadie pone en duda, de hecho este verano iban a pagar un montón de millones por hacerse con sus servicios y todos hemos aplaudido el hecho de que el mismo jugador haya decidido quedarse en el Athletic. Pero esta temporada está siendo distinta. En los cuatro encuentros los errores han sido continuos. Lo que produce que la defensa tenga una enorme inseguridad. Ayer en el minuto dos protagonizó una jugada impropia. En palabras del periodista Jon Rivas, que sin su permiso (perdón) me apropio, dejó pasar al defensa como lo hubiese hecho el mejor recortador de toros. Increíble. Y claro, gol de los ches que te obliga a remontar. Y lo malo es que no fue el único error. ¿Qué le pasa? El otro día Valverde comentaba que tras salir de una lesión como la que ha tenido es importante perder el miedo. Igual Txingurri tiene razón y se le pase pronto. De todas formas ya lo dije el otro día en mi comentario, no pasa nada si se queda un partido o dos de suplente y juega otro en su lugar. Bóveda ayer volvió a jugar a un gran nivel (se retiró tocado) y los pocos minutos de Yeray (su sustituto) volvieron a ser buenos. Etxeita siempre me ha gustado porque cuando sale cumple, así que… no pasa nada. Eso sí, si sigue jugando Aymeric estaremos con él, le aplaudiremos y esperaremos a que vuelva a ser el mismo (aunque sin errores por suficiencia). Así que… ánimo Laporte, que eres un gran jugador.
Para acabar no me resisto a mencionar los dos golazos de Aduriz, sobre todo el segundo, el paradón de Kepa Arrizabalaga y el enorme aplauso que se han llevado las chicas de Athletic femenino al ofrecer el trofeo de la Liga conseguida el año pasado. Zorionak a los tres. Bueno y zorionak al Athletic por los 3 nuevos puntos.
¡Aúpa Athletic y a por el Granada!

Otra vez derrota en primer partido de Europa League

Lo malo no es perder el primer partido de la liguilla europea, sino la sensación de impotencia que ha dejado el equipo.

Lo mejor seguramente la afición (Foto: Deia)
Lo mejor seguramente la afición (Foto: Deia)
Los inicios de temporada se le atragantan al equipo de Valverde y este año no es menos. El Sassuolo es sobre el papel el equipo más fuerte de los que nos han tocado en esta Europa League pero… en el primer tiempo parecía un equipo del montón, que sí que trabajaba mucho y corría, pero con el balón en los pies ni tenían ideas ni precisión en los pases. Pero en el Athletic hay demasiados jugadores que no están y eso se nota. No fueron capaces de aprovechar todo ese cúmulo de regalos y al llegar arriba se fundían los plomos y no había ideas. Aduriz estaba en el banquillo y no lo reprocho porque es uno en los que se nota su bajo momento de forma. Sabin le sustituyó con muchísima movilidad e intentándolo de todas las maneras posibles. Mejor en el primer tiempo que en el segundo aunque no le llegaron muchos balones aprovechables. Quizá uno de los problemas es que Beñat está demasiado solo. Nadie le está acompañando en la creación y es demasiado para un solo jugador. Ni Muni ni Iñaki Williams están para echar cohetes. Raúl García tampoco (a pesar de ello, quizá en los últimos minutos fue el que más lo intentó, ¿por carácter?, ¿por fuerza?, no sé pero era al que más se le veía) De Marcos falla más pases de lo normal. Laporte… digamos que está saliendo de una lesión reciente… pero tras alguna sobradita del primer tiempo, en el segundo, casi hizo la estatua en el primer gol. Mikel San José decía anoche en un twit… Cuando pensaban que estaba todo controlado… ¿Quizá de ahí el problema o el segundo tiempo? No sé. Pero su error en el segundo gol… de mucho preocupar. Le pesará la Eurocopa.
Y entre todo este desastre un rayo de esperanza con el debut de Yeray Álvarez, de lo mejor del partido, o lo mejor (sin olvidarme de la afición desplazada y de los Leones Italianos. Gracias). Como ha comentado el mismo jugador, no se quería complicar la vida y en alguna ocasión optó por el patadón (un par de veces), pero también demostró tranquilidad, sobre todo a la hora de sacar el balón. Varias veces en vez de hacerlo Laporte lo hizo él y con calidad. Y los tres goles vinieron por la parte izquierda, que no es la suya… Buen debut para el chacorro. Tal y como está Laporte, igual tampoco es para rasgarse las vestiduras si se le pasa un poco por el banquillo. Bóveda el otro día fue uno de los mejores. Yeray ha demostrado ser solvente. Además tenemos a Etxeita que cuando sale siempre cumple.
Y el domingo sin tiempo para lamentarse llega el Valencia a La Catedral, herido de muerte. Madre mía ¡qué miedo! Nuestros jugadores tienen calidad de sobra y lo han demostrado. Txingurri, un consejo… que no te duelan prendas si tienes que dejar algún supuesto titular en el banquillo. Mejor eso que ver cómo deambulan por el campo. Los suplentes pueden hacerlo mejor que los que “no están”, e incluso muy bien. Confiemos en todos nuestros jugadores y no seamos equipo aspirina, por favor.
¡A por el Valencia y Aúpa Athletic!

Milagro en Mestalla y el Athletic a cuartos

Cuando dije que el Valencia se escapó vivo de La Catedral, ¡qué razón tenía! Ayer todo el rato acordándome de las ocasiones falladas.

¡A cuartos de Europa League! (Foto: Athletic Club)
¡A cuartos de Europa League! (Foto: Athletic Club)
Ayer fue al revés. Las ocasiones fueron del Valencia y el baño que nos dio en el primer tiempo fue importante. Gracias a Herrerín y a su poca puntería, se llegó vivo al segundo tiempo. Valverde en la rueda de prensa contestó a la primera pregunta casi enfadado porque le comenta el periodista que el partido había sido malo… Enfadado porque muchos hablaban del Athletic como claro favorito y que iba a ganar sin despeinarse… El que el Valencia estuviese en caída libre no significaba que en Mestalla lo volviese a hacer así de mal. La diferencia de juego entre ambos equipos era clara. Pero… todos echan un borrón en momentos, el Athletic no está libre de ello y ayer casi lo echa. Valverde, tranquilo, que yo no pienso quitaros ni un gramo del mérito que tenéis. El Athletic ayer supo aguantar el chaparrón durante muchos minutos y dar el mazazo final cuando era necesario. Además, las cosas como son, el Valencia jugó un partidazo Su presión era asfixiante y nuestros jugadores no podían ni pensar. Perdían todos los balones antes de tres pases. El equipo che recuperaba inmediatemente. Si a eso le añadimos que el árbitro desde el minuto uno demostró que no iba a ayudar… pues pasó lo que pasó. Ellos muy bien. Tú muy mal. Nervios. desquiciados, cada vez peor y te vas al descanso con dos goles en contra. El equipo era el de gala pero el juego no. No por deméritos propios, sino por la calidad del Valencia que nos ahogó.
El segundo tiempo no muy distinto. El Valencia seguía teniendo dominio y alguna oportunidad. Nosotros impotencia y ninguna presencia en el área contraria. Pero… ahí aparecieron Raúl García y Aduriz para solucionar el tema. Raúl con un taconazo de ensueño, que dejó solo a Aritz que desvió a la red. Ni uno ni otro estaban jugando bien. Más bien, mal, como sus compañeros. Pero… ese toque de genialidad en ambos fue suficiente para acabar con los valencianistas. Por cierto, no me olvido que en esa jugada el árbitro casero a más no poder, no consideró mano de Susaeta, o no la vio. ¡Biennnnnnnnn! En la rueda de prensa se le preguntó al entrenador sobre la mano… y contestó… que ya le gustaría saber cuándo es mano y cuándo no. Pues ya somos dos. De todas formas, decir, que sorpresivamente, el árbitro no pitó en contra… Increíble, porque vaya recital que dio con las faltas.
Y a partir del gol, el equipo siguió sufriendo otros 20 minutos, e incluso hubo una mano salvadora de Iago, que quizá fue el mejor del partido. Más sufrimiento y … permitidme que lo grite: ¡A CUARTOS DE LA EUROPA LEAGUEEEE!
El equipo ha pasado como los grandes, sin hacer un buen partido y con un toque de genialidad de tres de sus jugadores (Raúl, Aritz y Iago). Pero también se debe pasar así. Además no me olvido que jugaron fenomenal en San Mamés y sólo consiguieron un gol… así que una sea por la otra. El Valencia para casa y nosotros al sorteo de hoy. ¡AÚPA ATHLETIC!