El Athletic no puede contra los grandes

No me gusta mucho jugar bien y perder el partido. De hecho, prefiero no jugar nada y ganar, aunque sea de manera injusta.

Buen partido de Iñaki (Foto: Athletic Club)
Buen partido de Iñaki (Foto: Athletic Club)
Pero no es lo que ocurrió el pasado sábado contra el Real Madrid. Esta temporada es lo que nos toca, jugar bien contra los equipos denominados grandes, a pesar de lo cual, perdemos y así nos ha ocurrido tanto en Liga como en Copa. Madrid, Barcelona Sevilla son los equipos que están ocupando las tres primeras posiciones y contra ellos hemos hecho muy buenos partidos. Pero… no hay manera, no hemos conseguido rascar ni medio punto. La catedral de nuevo fue testigo de un buen partido de su equipo pero contra éstos se necesita algo más, se necesita ese punto de suerte, una efectividad del 100%, que el árbitro no influya, que ellos no estén acertados,… Demasiadas cosas. El equipo empezó intentando controlar el partido desde el primer minuto. Hubo alguna internada interesante de Lekue por banda derecha y un par de oportunidades nuestras, pero el Real Madrid en dos acercamientos casi nos hiela la sangre ¡qué peligrosos son, madre mía! El Athletic siguió a lo suyo pero en una de éstas Benzema acabó transformando el contrataque de los blancos en gol. Nosotros dominamos el partido pero sin grandes ocasiones y ellos estaban muy relajados saliendo al contrataque con muchísimo peligro.
De todas formas, decisorio en el primer tiempo se volvió a convertir el árbitro, Latre, que como siempre utilizó un reglamento distinto para los jugadores del Real Madrid. Si en vez de llevar una camiseta blanca, Casemiro, llevase una de cualquier otro color no hubiese acabado ni siquiera el primer tiempo, porque mereció la expulsión por doble amarilla. En el minuto 22 le dio una patada a Williams que lo puso en órbita y el árbitro muy enfadado, como suelen hacer, le avisó y le dijo que ni una más. Le avisó porque es del Real Madrid porque la tarjeta que merecía era tan clara que no admite ni discusión. Y el mismo jugador en el minuto 30 sí que recibió la primera tarjeta, cuando en realidad debería haber sido la de la expulsión. Pero esto es así, lo saben ellos, lo sé yo, lo sabemos todos. Un asco, pero es sí. Poco después hay una tangana en la que a Aduriz le empujan por lo menos 3 jugadores distintos del Real Madrid, pero aunque no hayáis visto el partido sé seguro que sabéis quién se llevó una tarjeta. Pues efectivamente, Aduriz. Ya casi es como para que nos entre la risa. Es una película que ya habíamos visto todos y que todos sabíamos cómo iba a acabar. Y luego desde Madrid te intentan vender la película de que el Athletic es violento, cuando en realidad, Casemiro parecía Chuck Norris. O también, que les perjudican los árbitros. Es de llorar, por la poca vergüenza que tienen.
A pesar de ello los rojiblancos lo siguieron intentando y en el segundo tiempo se consiguió incluso la igualada por medio del de siempre, por medio de Aduriz, ayudado de su fiel escudero, Raúl García, que le puso un balón medido a la cabeza. Pena que somos unos panchitos y al de 3 minutos se volvieron a poner por delante en el marcador en una jugada en la que todos estaban preocupados de Sergio Ramos, dejando en el área, al jugador que tenía que haber estado expulsado, más solo que la una. Casemiro agradeció el regalo y metío gol. Luego mucho asedio del Athletic pero sin finalización, algo que este año nos está costando muchos partidos. Necesitamos muchísimas oportunidades para meter algún gol. La efectividad es bajísima.
Y así sin grandes alardes el Real Madrid los ha vuelto a pintar la cara, y perdemos la imbatibilidad en San Mamés. Algo que nos duraba desde la visita del Barcelona en agosto. Eso sí, algo positivo tenía que tener esta jornada y ha sido que ninguno de nuestros rivales directos ha conseguido ganar su partido, por lo que tanto Real Sociedad como Villarreal siguen a la misma distancia que antes, a 4 puntos. Es decir, seguimos de lleno en la pelea por la Europa League.
Ahora toca descansar unos días por el parón de las selecciones. Por cierto, aprovecho la ocasión para felicitar a Yeray por su primera convocatoria, más que merecida porque está un nivel muy alto. Un Yeray que va a ir acompañado de Kepa y de Iñaki Williams, dos también de los destacados el sábado. Enhorabuena a los tres.
Y tras el descanso a por el Osasuna y esperemos que con el mismo buen juego que hemos estado exhibiendo estas últimas jornadas, aunque algunos de los resultados no hayan acompañado, sise juega así es difícil no sacar algo positivo.
¡Aúpa Athletic!

Iñaki Williams va a ser un gran delantero

Quiero decir esto aprovechando que ayer Iñaki Williams no consiguió meter gol. Vamos que no quiero ser oportunista. Al revés.

Buen partido de Williams (Foto: Deia)
Buen partido de Williams (Foto: Deia)
Ayer Iñaki tuvo un nuevo mano a mano con el portero y no pudo llevar el balón a las mallas. Sólo al palo. Maldito palo. Supongo que muchos Athleticzales se enfadarían y comentarían que este año ya lleva bastantes iguales. Y sí, razón no les falta, pero yo me quedo con todo lo demás. Creó situaciones de peligro continuas. Es un auténtico quebradero de cabeza para la defensa. Su rapidez es llamativa y da la sensación de que la está recuperando día a día, a pleno nivel. Por ello en carrera saca mucha distancia a sus rivales y eso va a ser determiante de aquí en muchas ocasiones sí o sí. El primer tiempo de anoche no nos proporcionó jugadas de peligro ni por parte del Athletic ni por parte del Villarreal, un Villarreal bastante rácano, todo hay que decirlo. A pesar de ello, si a alguien veíamos más bullicioso era a Williams. Su segundo tiempo me pareció muy bueno. Sólo le faltó la guinda del gol. Pero llegará, llegarán. Y si le respetan las lesiones estoy segura que va a meter más goles que el año pasado. Y también que va a dar más asistencias. Está claro que me he venido arriba pero es que cada vez le veo mejor. Se desmarca, da opciones distintas a sus compañeros, es endiabladamente rápido. Ayer, en la jugada comentada al inicio, regateó al portero pero la presión del defensa y el quedarse con menos ángulo, hicieron el resto. Un poco de mala suerte también hubo pero, tranquilo Iñaki que llegarán. Seguro que sí. También creo que es de agradecer que el público estuvo con él y que no hubo run run. Menos mal porque no lo soporto. Creo que es siempre perjudicial y puede dar una presión añadida a los jugadores. Suficiente presión tendrán ya de por sí como para aumentarla nosotros mismos. Bien, la afición rojiblanca, bien, que también estuvo muy acertada en el largo aplauso que dio tras el homenaje de la grada de animación, pidiendo justicia para Iñigo Cabacas.
Para terminar mi conclusión: a pesar de no meter gol el bilbaino hizo un muy buen partido, ayudando a su equipo a dominar al submarino amarillo que resultó ser menos fiero de lo que indicaba la clasificación (seguramente porque el Athletic le tuvo acogotado sobre todo en el segundo tiempo). 3 puntos extraordinarios que nos acercan a ellos, por lo que saben a gloria y dan moral para afrontar la final del jueves contra el Sassuolo en La Catedral, de nuevo en la Europa League.
Aurrera Athletic! y ¡a por los italianos!

El Athletic consigue algo más que 3 puntos en La Rosaleda

No sé de dónde le salió la fuerza al Athletic ayer en Málaga.

Raúl decisivo (Foto: EFE)
Raúl decisivo (Foto: EFE)
Las bajas eran importantísimas y los cambios en el equipo notorios. A pesar de eso, el equipo con una fe y una entrega absolutas consiguió los tres puntos que son más que puntos porque son un empujón enorme de moral, frente al varapalo de la eliminación de la Europa League el jueves. En la alineación hubo muchos cambios con respecto a lo que se puede considerar el equipo titular. Cambios algunos obligados por lesiones y otros por la necesidad de dar descanso tras la paliza del partido con prórroga y penaltis de 60 horas antes. Entraron Gurpegi, Iturraspe, Rico, Iñigo Lekue, y sobre todo Viguera. Digo sobre todo porque el riojano llevaba sólo 53 minutos en Liga, en 5 partidos…, por supuesto ninguno como titular,… vamos… eso y nada viene a ser lo mismo. Si esto fuese poco, San José tuvo que jugar en el centro de la defensa, es decir, fuera de su habitat natural este año. Las horas de descanso entre los partidos ya he dicho que solo eran 60. Un cúmulo de circunstancias que seguro que nos hacían firmar a todos un empate al empezar a disputar el encuentro. Yo desde luego sí. Mujer de poca fe. Además tenemos que añadir que el Málaga tenía alguna pequeña posibilidad de poder conseguir el séptimo puesto. De hecho salieron con el cuchillo entre los dientes. El primer tiempo fue agotador de ver, por el modo que tuvieron de correr y presionar los dos equipos. En el segundo se bajó un poco el ritmo, porque lo contrario era imposible que ocurriese, pero siguieron matándose en las disputas. Un ritmo frenético difícil de seguir y más si dos días antes has tenido que jugar una eliminatoria de 120 minutos. Eliminatoria que encima perdiste. Pero este Athletic es todo corazón y alma y consiguió una victoria de enorme mérito.
En ambos tiempos el equipo que más oportunidades tuvo fue el malacitano pero como Iraizoz también juega, desbarató todo lo que se acercó por su área con una solvencia de admirar. Segundo partidazo seguido que hace. Fue el mejor de los dos equipos de largo. Algunos me dirán que es su trabajo… Sí, claro. Pero es que lo volvió a bordar. Hizo cinco paradas de muchísimo mérito. Los tres puntos son prácticamente de él. Otro de los destacados fue Raúl García. Lo que este jugador da al equipo es una barbaridad. Trabaja sin descanso, está en todos los lados, apoya siempre a los compañeros, incordia a los contrarios, da una cantidad de juego increíble, pases al hueco, de gol, pases para desahogar si es necesario, mantiene el balón si se va ganando y encima… es goleador. Fundamental. Se notó cuando estuvo lesionado y su vuelta le ha dado un plus al equipo y hace que el hueco enorme que deja Aritz Aduriz con su lesión se note menos. Ayer metió su octavo gol en la temporada, ahí es nada. Balenziaga este año me está sorprendiendo gratamente porque a lo tonto se ha hecho con el puesto y ha pasado a ser uno de los indiscutibles. Su despliegue físico es extratosférico. No deja de subir y bajar la banda ni un minuto. También quiero mencionar a Iturraspe, al que este año no le están saliendo las cosas bien, pero que ayer sí que se dejó notar, igual que el jueves. Tiene muy pocos minutos en Liga pero lo hizo bien. Mikel Rico igual. Borja Viguera merece mención aparte.
Viguera partido completo (Foto: El Mundo Deportivo)
Viguera partido completo (Foto: El Mundo Deportivo)
Con los minutos que llevaba diría casi que ayer debutó en Liga, en la jornada 32, casi cuando se está acabando. A pesar de ello, se dejó ver. No voy a decir que hizo un partido excelente pero sí que participó y tuvo alguna oportunidad. La primera combinando con Raúl y haciendo un recorte al defensa, pero no definiendo bien. Otra de nuevo a pase de Raúl, pero se acabó escorando demasiado. La ocasión más clara de gol de nuestros jugadores la tuvo Iñigo Lekue y el pase vino de Borja desde prácticamente el corner contrario. En el segundo tiempo alargó muchos balones, y consiguió bajar otros para sus compañeros. Poco antes de acabar el encuentro tuvo dos oportunidades. En la primera, tiró pero al cuerpo del portero y en la segunda decidió pasar, pero De Marcos no se lo esperaba. Una pena. A falta de todos los delanteros que tenemos Borja Viguera ha demostrado que puede aportar. Le puede faltar ritmo, pero es que lo contrario sería un milagro. Pero repito para lo que ha jugado, considero que lo hizo bien.
Para acabar destacar el resto de marcadores de la jornada, todos favorables: empates del Celta y Sevilla y derrota del Villarreal. De este modo estamos en quinta posición, con el Celta a un punto y el Sevilla a cinco. Y ahora el miércoles casi sin poder respirar viene a La Catedral el Atlético de Madrid que quiere el liderato en solitario (está empatado a puntos con el Barça). Muy difícil, pero ellos llevan encima casi tantos minutos como nosotros y, encima, tienen en contra el factor campo, y sobre todo, el alma y la fuerza zurigorri.
¡A por ellos y Aúpa Athletic!

Oportunidad desaprovechada en Cornellà

No sé el motivo pero cuando el Athletic tiene oportunidad de acercarse a los puestos de arriba se le funden los plomos, y esta vez no ha sido menos.

El gol de Eraso no fue suficiente (Foto: La Liga)
El gol de Eraso no fue suficiente (Foto: La Liga)
La ocasión la pintaban calva y la hemos desperdiciado. Nos hubiesemos puesto a 4 puntos del Villarreal y 2 por encima del Sevilla y del Celta. Sin embargo ha sido el Celta, el que nos ha adelantado y arrebatado el sexto puesto. Supongo que tanto jugadores como entrenador se estarán tirando de los pelos pero… es lo que hay. Cornellà-El Prat no es un campo muy propicio para nuestro equipo, y de nuevo en tres minutos se fue todo al traste. Un primer tiempo tampoco bueno pero que puso a los de Valverde por delante, fue tirado a la basura en un segundo tiempo horroroso. El Espanyol durante todo el partido tuvo el control del centro del campo pero ya en el segundo tiempo… en unos primeros minutos horrendos, en los que los pericos entraban en nuestra área como Pedro por su casa, fue donde se hizo evidente que se necesitaba solucionar ese agujero negro en el que se había convertido el centro del campo. ¿Quizá demasiada separación entre Iturraspe, Rico y Eraso y De Marcos? No lo sé, la cuestión es que era evidente la necesidad de algun tapón o varios, para tanta vía de agua abierta. La tirita llegó tarde. San José entró cuando ya Diop nos había hecho el primer gol, y fue salir él y recibir el segundo. Quizá ésta ha sido la vez que le he visto a Valverde más falto de reflejos. Era evidente que había que recomponer el centro del campo y lo hizo muy tarde. En el 63 hizo los dos cambios que quedaban metiendo artillería pesada pero… el Espanyol no dejó jugar de tiempo real ni 10 minutos. ¡Vaya artistas perdiendo el tiempo y cortando cualquier intento de reacción! El equipo estuvo más reconocible y mejor una vez que contó con Mikel, Beñat y Raúl García, pero se necesitaba un milagro más grande que el de Mestalla, y esta vez no sonó la flauta. Derrota y con cara de tontos para Bilbao. En el descargo de los jugadores diré que llevan muchísima carga encima y tiene que ser complicadísimo jugar tantos partidos seguidos y en tan poco tiempo, manteniendo el nivel de juego. De intensidad no digo porque ayer otra vez volvieron a poner toda la carne en el asador. Mal puesta, pero trabajo y sudor no se lo pongo en duda porque lo vi. El Espanyol, que también jugó lo suyo, nos lo impidió. Lo que hay que hacer ahora es descansar, descansar mucho y cargar pilas para lo que viene. En Liga, dos partidos seguidos en casa que nos podrían situar muy bien. Lo digo muy bajito para no gafarlo y que no nos vuelva a dar el miedo escénico a situarnos más alto… Y en Europa League, a pelear con la más fea… el Sevilla. El que no quería nadie, pero se ve que en Europa tampoco quieren tener tanto equipo español en la competición y nos juntaron en el sorteo,… porque no creeréis que no está amañado, ¿verdad?
¡Aúpa Athletic!
P.D.: Fin de semana aciago porque nos han dejado otros dos exjugadores del Athletic. Abrazo enorme a las familias y amigos de Jose Luis Artetxe y Nico Stefano.

Ejercicio de impotencia del Athletic frente al Villarreal

La definición del partido del sábado con unas pocas palabras sería: Un quiero y no puedo, por parte del Athletic.

Querer y no poder (Foto: Athletic Club)
Querer y no poder (Foto: Athletic Club)
Hay veces que nos olvidamos del equipo que está delante a la hora de hacer el análisis de lo ocurrido. En este caso es imposible porque la solidez del Villarreal fue evidente desde el primer minuto. ¡Madre mía qué peligrosos! No era el mismo equipo que jugó en la Copa contra nosotros. Y no dejaron ni un sólo resquicio por el que colarse nuestros jugadores. De hecho, entre los tres palos no hizo nuestro equipo ni un solo tiro en todo el partido. Y tiros sin ir a puerta, muy poquitos, creo recordar dos de Williams. Y no fue porque no lo intentásemos, porque de nuevo lo dieron todo. Correr, corren más que nadie. También creo que tuvimos más posesión que los de Marcelino, pero sin generar peligro. Mientras, el Villarreal tuvo un par de oportunidades muy claras, que gracias a que Iraizoz estuvo muy inspirado porque sino ahora estaríamos hablando de otra cosa. Una de las ocasiones fue nada más empezar y hubiese sido una losa demasiado pesada y difícil de levantar. Las otras fueron en el segundo tiempo. Pero a lo que voy es que Iraizoz nos mantuvo en la pelea. Bien por él.
Otro nombre propio positivo es el de Lekue. Segundo partido que juega de lateral derecho y el equipo lo agradece. De Marcos no jugó por sanción, pero me gustaría que contra el Real Madrid Iñigo siguiese en el lateral y mientras la banda se la dejaría a De Marcos, ya que Markel Susaeta está el hombre bastante desafortunado. No pasa nada por pasar por el banquillo. Y a ver si así con un poco de descanso vuelve a aportar algo. El sábado perdió la mayor parte de los balones que intentó jugar. Y lo intenta y lo intenta hasta la extenuación pero… no le sale. Una buena opción es la que he dicho. Lekue abajo y De Marcos arriba. A ver.
Sobre Eraso he escuchado críticas y a mí me parece que hizo muy buen papel en la faceta defensiva, pero en la creativa le costó más pero por lo que estoy comentando de la calidad del Villarreal. Javier si tiene minutos va a volver a dar lo que dio al principio de temporada, seguro. Muniain le sustituyó, pero repito, igual que la semana pasada, que necesita tiempo y además mucho. No hay que olvidar que ha estado ocho meses de baja y que la temporada anterior tampoco estaba para echar cohetes. Es decir, necesita tiempo para ser el que fue.
Para acabar decir que el punto conseguido me parece un punto de mérito, por la calidad del rival.
Y el fin de semana que viene al Bernabeu. Buf… ¡Qué pereza! El Madrid según le dé te puede hacer un lío o las puede pasar canutas como contra el Granada o contra el Betis, pero con la pegada que tiene… con que tengas algún despiste hasta cuatro o cinco jugadores te la pueden clavar. Encima, nos van a faltar San José y Williams. Dos piezas importantes cada uno en su labor. Conclusión: los que salgan van a tener que estar con los cinco sentidos y todos los reflejos del mundo para no dejar ni media opción. Además de eso nos tenemos que encomendar a no sé que santo, para que no nos masacre el árbitro de turno, en este caso Alvárez Izquierdo. Ay madre mía, ¡qué miedo!
Sea lo que sea… ¡A por ellos y Aúpa Athletic!