¡Que haga una tuit-entrevista!

20170220_tiut

La fortaleza de Patxi López como candidato a secretario general del PSOE genera ciertas dudas: según El Español, la presencia de afiliados de su partido ha sido bastante irregular, y algunos han contado “con tan solo unas decenas de militantes”, mientras Pedro Sánchez (con el que se supone que compite por el mismo espacio) no afloja y junta a varios centenares en todos sus actos. Así que el exlehendakari ha decidido intensificar su carrera: 50 eventos en mes y medio en toda España. Y esto, ¿quién lo paga?

Estado policial… y poco recomendable

¡Cómo tienen que ser las “cloacas policiales” (la expresión no es mía, sino de El Confidencial Digital) como para que un ministro de Interior del PP haya decidido desmontar la organización tramada por el ministro de Interior del PP que le ha precedido! Personalmente, me recuerda a la época de la guerra sucia: Zoido hablaría de un “equipo en la sombra”, de que “ya nadie está blindado” y calcula que necesita seis meses para hacer una “limpieza a fondo” de lo que le dejó Fernández Díaz.

El lado oscuro de Canadá

Llevamos toda la semana hablando del tratado de libre comercio entre Canadá y Europa que la mayoría de europarlamentarios ha ratificado, y que ha unido en el “no” a la extrema derecha europea con Bildu, Podemos, Syriza o el Sinn Fein. Pero, ¿tenemos algo que temer? En Magnet han recopilado los mayores abusos históricos y ambientales de Canadá, y han añadido su laxa política de control alimenticio (que tendrá que someterse a la Europea, más restrictiva) y que es una potencia de exportación de armas.

Un ingeniero vasco sobresaliente

Hasier Larrea es, según Forbes, “uno de los 30 ingenieros de menos de 30 años que están reinventando la industria”, y su gran aportación se resumen (espero que su familia y él mismo me permitan la osadía) en que podamos mover las paredes de las estancias de nuestras viviendas para agrandar la que usemos en ese momento y vivir de un modo más confortable. Una versión extendida de esta idea y de la trayectoria de Larrea se puede disfrutar en El Confidencial.

Cómo funciona un fraude en Twitter

Sí, se trata de un fraude porque cuando uno recibe dinero por hacer publicidad, además, está obligado a explicitarlo. Y quien lo oculta hace fraude. Lo vemos a diario en cuentas de “instagramers” que hablan como de casualidad de ciertas marcas, y lo hemos visto con toda su crudeza en la pieza de Vozpópuli al respecto, motivada por una desacertada campaña de Ballantine’s que habría pagado por publicar tuits con su marca a propietarios de cuentas que roban contenido para conseguir seguidores y venderse.

Vamos a explicarlo despacito

20170219_clarito

Miquel Roig es un periodista al que envidio: es capaz de explicar muy clarito cuestiones complejas, incluso en Twitter. Y se ha lanzado a responder a uno de esos políticos claramente sobrevalorados: Alberto Garzón, que hablaba de una supuesta “mayoría social” contraria al tratado de libre comercio Europa-Canadá. Pues bien, ni siquiera cuando se trataba del previo, con EE.UU., la “mayoría social” europea estaba en contra. Y lo hace con datos claros.

Amenazas franquistas evidentes

La Fundación Francisco Franco respondía a un diputado de En Marea, Antón Gómez-Reino, de esta manera en Twitter: “Que dice @tone_corunha que ‘No Pasará’ y tal… Nuestra misión es recordar a tipos como él que si hay que volver a pasar ¡PASAREMOS!”. Además del evidente tono macarra y chulesco del tuit, el contenido es claramente peligroso. ¿Qué tipo de amenaza perpetra quien lleva el nombre de un dictador por bandera? ¿Quieren volver, van a hacerlo? ¿La policía o el fiscal actuarán de oficio contra esta amenaza?

Donald Trump, contra la prensa

Con la vorágine que generó la sentencia del caso Noos se nos han pasado varios temas que aprovechamos para sacar adelante el domingo. Por ejemplo, la incendiaria rueda de prensa de Donald Trump en la que, una vez más, cargó contra la prensa. Como bien decía Ícaro Moyano en Twitter: que el actual presidente de EE.UU. diga que ésta está fuera de control es todo un piropo, pero sobre todo deja claro el tipo de personaje ante el que estamos, de los que señalan al mensajero.

Eso me recuerda que…

Las formas y, lo que es peor, el fondo de Donald Trump ha hecho que me acuerde de este tuit, un poco más antiguo que la rueda de prensa del jueves pasado, en el que el periodista Matt O’Brien sacaba las vergüenzas a uno de los falsos héroes contemporáneos: Edward Snowden alertaba de que el gobierno de Clinton estaría a las órdenes de Goldman Sachs y casi recomendaba elegir al republicano. Pues bien, aquí lo tenemos. Y ahora, ¿qué, Edward?

El “otro” Luis Enrique

Luis Enrique Mejía se tomaba a cachondeo la semana pasada la cantidad de menciones que se encontraba en Twitter… De usuarios que pensaban que estaban dirigiéndose al entrenador del FC Barcelona, que se encuentra en su peor momento. El primero, Mejía, es un cantante nicaragüense menos conocido por aquí pero con más de 760.000 seguidores en la red social. Esta anécdota nos tiene que servir para recordar que una buena identidad digital (también la suya o la mía) sí importa.

La Infanta es tonta, vía sentencia judicial

20170218_tonta

La justicia española ha elegido que la infanta es tonta y no se enteraba de nada. Bueno, un poco, sí, que ha sido multada con 265.000 € por ser responsable civil, pero ha sido absuelta al mismo tiempo, eh, eso que quede claro. Mucho mejor que yo se expresaban en Twitter Cristina Pardo: “Los jueces creen que la infanta era una ignorante y no se enteraba absolutamente de nada. Si a ella le parece tan buena noticia…”, y César Ortuzar: “La infanta que nunca estuvo allí”.

Ojo, que se lleva dinero a casa

El periodista Miguel Riaño acabó de aguar la fiesta cuando recordó que la Infanta Cristina había abonado ya una fianza de más de 585.000 €, así que, en realidad, el estado tiene que devolverle 320.000 € y quedarse con los 265.000 de la multa. Vamos, que se lleva dinero a casa. En El Confidencial han publicado un buen cuadro sobre las sentencias: lo cierto es que la mayoría de los acusados han sido absueltos, como la infanta, y los que más chuparán cárcel serán Urdangarín, Torres y Matas.

Y la indignación crece

No soy juez y no conozco el resultado de la investigación más allá de lo que llevo leído estos once años, desde que lo destapó El Mundo, en diferentes diarios de papel y digitales. Mi limito a opinar, como el fotógrafo Miguel Morenatti, que ayer ironizaba: “La justicia es igual para todos (vosotros)”. @El_Citador iba más al grano a sus 35.600 seguidores: “Qué bien la familia real. Negocios con Arabia Saudí, polvos pagados por el CNI, pufos con políticos… y como mucho pringa la pareja de uno”.

El espectáculo del viernes

Iñaki Urdangarín y la Infanta Cristina no estaban en el juzgado cuando dictaron la sentencia. Ni en Palma de Mallorca. Ni siquiera en España: estaban en Ginebra, donde viven, lejos del ruido. No sé si se acordarán de que la Borbón llegó a decir que estaba deseando que se acabara todo para irse de este país. ¡Cuántos vascos y catalanes le entendimos perfectamente! Mientras tanto, esperábamos expectantes mirando Twitter constantemente y buscando, por lo menos, un tuit divertido.

Y la opinión generalizada es…

Que una vez más los que más tienen nos han robado la cartera. ¿O con qué dinero creen que se van a pagar las multas de 265.000 y más de 500.000 euros que abonará el matrimonio? ¡Pues con el dinero público que han sacado de un modo delictivo! Así que no extraña a nadie que la mayoría de usuarios de Twitter que opinaban sobre la sentencia lo hicieran en el mismo sentido: irritación e indignación ante la sensación de impunidad que tienen los más poderosos.

Votar con Le Pen sin que se note

20170217_votar

Seguro que Alberto Garzón era ese niño que, cuando se ausentaba el profesor, le pasaba la lista de los que habían hablado. De mayor, no he tenido problemas en mostrar los nombres y apellidos de quienes habían votado a favor del tratado de libre comercio Europa-Canadá. Pero, ¿y de los que han votado en contra? Los de Alberto Garzón, igual que Josu Juaristi, de Bildu, han votado con Le Pen y el resto de representantes de la extrema derecha europea. Esa es la realidad.

Justin Trudeau ayer no enamoraba

No conozco los detalles de ese tratado igual que nadie conoce sus efectos reales hasta que se aplique. Nadie. Pero, sinceramente, ¿qué tiene de malo Canadá? ¿Qué políticas malintencionadas e invasivas se aplican en un país cuyo presidente, Justin Trudeau, es uno de los que más se pone como ejemplo de sensibilidad, también desde la izquierda? ¿Acaso creen que vamos a desayunar sirope de arce o comer patatas fritas con carne por encima a partir de ahora?

Pablo Iglesias es “la gente”, y “la gente” es macarra

Creo sinceramente que Pablo Iglesias se equivoca: “La gente” a la que tanto menciona no quiere que los problemas se anquilosen porque “la izquierda” de la que se ha hecho dueño con abrazos del oso se enfrenta al resto. Los problemas hay que resolverlos, no convertirlos en crónicos hasta que Podemos gobierne con mayoría absoluta. Y si el fondo es erróneo, las formas de macarra, “buscando” a otros diputados, lo son más. ¿De verdad piensa que eso es lo que queremos ver?

Que se enfrente a los suyos

Pablo Iglesias representa a “la gente” que les canta las cuarenta a los políticos y, después, cuando toca hacer propuestas viables, calla. A la gente que tapa a los suyos, como la senadora alavesa que no paga su VPO, o el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, que permite que su ayuntamiento pida a fotógrafos de la ciudad trabajar gratis en los recintos municipales a cambio de promoción. Porque, claro, cuando “la gente” son “los fotógrafos”, estos no necesitan comer.

Pues anda que en el PSOE…

Hace bien @Pastrana en afear la intención del PSOE de sacar ahora a Franco del Valle de los Caídos. No por la posibilidad de hacerlo (yo sería más radical con el “disfrute” de esas instalaciones), sino porque pudieron acometer la reforma que considerasen desde sus mayorías absolutas o cuando gobernaban con acuerdos con partidos contrarios sin ninguna duda al franquismo. Plantear estas cuestiones siempre desde la oposición desgasta al PSOE más de lo que cree.

¿Otra vez?

20170216_vez

Abel García tiene 22.800 seguidores en Twitter y 15.700 en YouTube. A todos ellos les ha enseñado su último vídeo, en el que utiliza gas pimienta contra un repartidor de pizzas. Se supone que es una broma, se supone que el repartidor no estaba enterado, y se supone que esto hace gracia. YouTube ha retirado el vídeo pero él lo ha colgado de nuevo. De lo que no tengo duda es de que Abel García busca fama siguiendo la “moda” de notoriedad por agresión.

Y las que quedan…

Además de la presencia de youtubers que no dejan de sorprendernos… para mal, Internet es una fuente de problemas, y si no que se lo digan a la cocinera Macarena de Castro, que ha tenido que pagar 6.000 € por propasarse en la respuesta a una clienta en una web. La clienta hizo una crítica negativa y De Castro respondió en la misma web dando detalles de la comensal para ponerla en evidencia. Como usuario de estas plataformas… permítanme que me ponga del lado de Macarena de Castro.

Errejón se equivoca

Mantengo mi intención de que sean los hechos los que retraten a Pablo Iglesias como líder, y no los vaticinios que hagamos columnistas y contertulios. Pero el que se equivoca es Íñigo Errejón que, según El Confidencial, habría puesto sobre la mesa sus exigencias: un 40% de asientos de la ejecutiva y su portavocía, por supuesto. La dureza de su derrota y su comportamiento evidencian que hasta el que parecía el más listo en Podemos tampoco era para tanto.

Más madera

Si está haciendo esfuerzos por pensar que la sociedad española no es tan corrupta, que se trata de hechos aislados que coinciden en el tiempo y hacen mucho ruido… Deje de hacer ese esfuerzo: José Luis Sáez, presidente de la Federación Española de Baloncesto de 2004 a 2016 habría llevado una vida de lujo (caviar, champán, camisas a medida, chaquetas de 300 €, manicuras, etc.) a cargo de la FEB, y está siendo investigado por malversación, administración desleal, apropiación indebida y falsedad documental.

Piscinazo del Barcelona

Mi buen amigo Iker Fernández ha sabido escoger los cuatro segundos que resumen perfectamente el partido entre el PSG y el FC Barcelona: Neymar exagerando una caída de un modo ridículo. Porque el “Barça” sí se cayó estrepitosamente, y ese golpe contra el suelo ha generado una corriente de ánimo positivo en muchos usuarios de redes sociales. Eso significa que este equipo, en el que ya no están Puyol ni Xavi, está haciendo las cosas mal también fuera del campo.