Pablo Iglesias manda

20170316_pablo

De hecho, manda todo lo que puede, y eso, en una estructura vertical disfrazada de horizontal como Podemos, es mandar mucho: la fundación asociada al partido morado (en el que decían que las fundaciones de los partidos eran como cortijos) va a cambiar su dirección por decisión del órgano coordinador del partido (en el que hablan de independencia de los elementos), y por supuesto va a laminar a los “errejonistas” para colocar a afines a Iglesias, cómo no.

¿Qué CC.OO. se encontrará Unai Sordo?

Seguimos con Podemos, porque según El Confidencial Digital, Ignacio Fernández Toxo habría realizado una especie de última ronda en su sindicato, reuniéndose con líderes territoriales, para constatar que CC.OO. se ha “podemizado”. Los “críticos” le pedían un “cambio revolucionario”, no solo de caras: exigen la salida de representantes sindicales fuera de los consejos de administración para que no se repitan casos como el de las “black”, que ha podido ser motivo de desgaste.

¿Un nuevo modelo… de consumo?

No tengo nada en contra de que una gran empresa y un gran empresario obtengan cuantiosos beneficios de sus negocios. Sí me importa que existan modelos de negocio que empiecen a modificar el mercado laboral, con horarios difíciles, condiciones incómodas y sueldos bajos como norma general. Pero en el enfoque de Vozpópuli sobre lo mucho que ha ganado Inditex me llama la atención el cambio de modelo de consumo que se nos supone: la apuesta por tiendas más grandes y cierre de las pequeñas es una de las causas del crecimiento.

Las historias de “amor” de Juan Carlos I

El discurso oficial edulcorado impuesto (¿por quién?) sobre la monarquía española me sorprende menos de lo bien y rápido que lo acata una parte de la prensa. En OK Diario hablan de la “historia de amor” entre Juan Carlos I y Marta Gayá en pleno reinado del monarca como si fuera una especie de película romántica. Me sorprende, igualmente, que nadie se pregunte en voz alta qué pasaba por la cabeza de Sofía de Grecia entonces… Y qué piensa ahora que parece que su matrimonio fue solo para buscar un heredero varón.

Machismos del siglo XXI (y el mundo occidental)

¡Oh, qué modernos son los escoceses, capaces de hacer un referéndum de independencia con toda su campaña del modo más civilizado posible! ¡Oh, qué transgresores son los escoceses, que después del Brexit y las promesas incumplidas avanzan hacia otra consulta independentistas! ¡Oh, qué sorpresa cuando hemos conocido que por fin en el club de golf más antiguo del mundo, en Escocia, ha permitido que las mujeres puedan ser socias, en segunda votación, y pese al rechazos como el del jugador norirlandés Rory McIlroy!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*