Internet así, sí

20170608_asi

Gracias a Magnet en un par de días he conocido dos páginas web de esas que hacen que me reconcilie con Internet. Por un lado, en Irin News han elaborado un mapa interactivo para conocer los conflictos bélicos activos en el mundo. Por el otro, en Esri Story Maps han creado otro con los atentados terroristas y sus víctimas casi a tiempo real. Información útil basada en ideas sencillas ejecutadas de un modo efectivo, y comunicadas a todo el mundo. Así debería ser Internet siempre.

Si tienen que cambiar, que lo hagan ya

Por desgracia en otras webs corren contenidos mucho más efectivos para hacer el mal, y la primera ministra británica ya habría señalado a Facebook y Google como herramientas útiles para quien quiera aterrorizarnos. Pero sería injusto cargar las tintas contra estas dos aunque sean gigantes: plataformas mucho más pequeñas pueden ser usadas para intercambiar información necesaria para cometer atentados sin que propietarios u organismos públicos hagan nada por impedirlo.

Mientras tanto, en el mundo real…

Parece que durante la peregrinación a la ermita de El Rocío, las redes sociales son el escaparate, el sitio en el que contar lo que estás disfrutando y con quién lo estás haciendo. Pero la realidad de aquellas cunetas es bien distinta y no sale en los selfies: “Nueve caballos y un buey mueren por agotamiento y estrés”. Además, según Público (donde hablan de 20.000 animales en la romería), ese ganado se alquila a inexpertos, lo que incrementa el riesgo para su salud.

El militar bueno de Podemos

Todavía recuerdo de aquella “operación Menina” de la que hablaba con total convicción Pablo Iglesias por la que Soraya Sáenz de Santamaría sería investida presidenta del Gobierno si “la gente” no votaba a Podemos. Hoy les hablo de la “operación JEMAD”, esta vez urdida por el propio Iglesias, según El Independiente, para colocar a José Julio Rodríguez, que no logró ser diputado, como alcalde de Madrid. Ojo porque la alternativa propuesta por Carmena para su sucesión sería Baltasar Garzón.

Apple ya no emociona

En el bloque tecnológico, una evidencia: Apple ya no nos emociona. Y no somos capaces de ver qué otra empresa puede hacerlo como la de la manzana en la época de Steve Jobs. Esta gran empresa (también en rentabilidad) ha presentado sus novedades: mejoras en sus propios productos. Y algunos se han venido arriba en el relato (he tomado como ejemplo Hipertextual, que no ha sido el único), pero lo cierto es que la magia, la sorpresa, la clarividencia se fue con Jobs.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*