Tirar una carrera por tus ideales

Suena bien, ¿verdad? Hay personas dispuestas a tirar por la borda una carrera prometedora por sus ideales. Pero hay ideales que no merecen alabanzas, precisamente: James Damore ha sido despedido de Google después de promover un manifiesto contra el trato de favor que, según él, reciben mujeres y minorías. Eduardo Arcos explica muy bien en Hipertextual cómo ha manipulado datos para darse la razón y cómo le aplaude la extrema derecha estadounidense.

Y otros te sorprenden…

Al mismo tiempo que en el epicentro de la innovación, Silicon Valley, encontramos a James Damore, en el ejército estadounidense, que uno se puede imaginar como un mundo casposo, encontramos a los “Jefes de los Marines, la Armada, el Ejército y la Fuerza Aérea… todos al unísono, y en contraste con Trump. Poca broma” (Jorge Galindo). Todos ellos se oponían a los nazis que se manifiestan en EE.UU. y con los que el presidente se muestra imperdonablemente tibio.

Turismo sin turistas

El humorista Miki Nadal resumía en un tuit las contradicciones que en Euskadi y en España están mostrando algunos turistas que luego se quejan del turismo, manifestaciones y pintadas incluidas: “Tenemos que encontrar la manera de que los turistas manden desde sus países el dinero que se iban a gastar aquí, pero sin venir a molestar”. Así de fácil, así de irreal y así de tonto. Sí queremos su aportación y no queremos su presencia. No puede ser. Es hora de despertar.

¿Está bien reírse del rival?

No lo creo, pero en el PSG están haciendo un arte de la venganza sobre el FC Barcelona. Y hay que reconocerlo (y disfrutarlo) Durante el pasado Real Madrid – Barça tuitearon desde su cuenta en inglés una foto de Neymar encogiéndose de hombros como si estuviera extrañado del mal resultado de su exequipo sin él. Los franceses (o cataríes) van a hacer toda la sangre que puedan de los azulgrana, que sufren el fin de un ciclo brillante. Valverde, ¿dónde te has metido?

El mérito propio, por encima

El FC Barcelona ha sido el principal rival del Athletic Club en los últimos diez años. Nos han ganado tres finales de Copa y nosotros una Supercopa, un título menor según los catalanes cuando se la arrebató el Athletic, un trofeo relevante este agosto que lo han jugado Real Madrid y Barça, según la prensa de Madrid y la de Barcelona. Miguel Ángel Puente recordó con acierto a aquel equipo rojiblanco que fue campeón contra Messi, Neymar y Luis Enrique.

3 comentarios en “Tirar una carrera por tus ideales”

  1. El manifiesto dice que hombres y mujeres tienen “de media” intereses distintos, que esto “probablemente” se deba a razones biológicas que afectan de forma “media” de distinta forma. Cita muchos más artículos que los que, con mucho uso del cherry picking, ponen en Hipertextual, y, básicamente, llega a la conclusión de que valorar “individualmente” cada candidatura está obviamente reñida con aplicar un sesgo positivo a cualquier grupo “de media”.

    Si se tiene un cierto nivel de inglés (y cierta cantidad de tiempo, claro), puede encontrarse un interesante análisis respecto a una respuesta mucho más desarrollada que la de Hipertextual aquí: http://slatestarcodex.com/2017/08/07/contra-grant-on-exaggerated-differences/

    De todas formas, un breve resumen. Cuanto más abiertas son las opciones femeninas, más se inclinan hacia profesiones que estén relacionadas con trato humano: ciencias de la salud, enseñanza, ¡incluso derecho! Y todo ello puede tener mucha pasta. Los países nórdicos tienen ratios todavía peores que en EEUU, creer que son más machistas es bastante retorcido.

    En el otro extremo está… Irán. Donde la mayoría de graduados en ciencias computacionales son graduadas, de hecho. Lo mismo pasa en varios países en desarrollo, las carreras técnicas y científicas tienen una gran presencia femenina. Pero resulta que ese camino es una vía a la autosuficiencia financiera, a ganarse el pan sin ser posesión del machito de turno. Tiene todo el sentido del mundo.

    Ahora, el tipo en cuestión ¿Por qué lo ha hecho? En un entorno tan hipercompetitivo como Google, cualquier desventaja te lleva a la basura. Este tío tiene la sensación de que están ayudando a las mujeres a saltar por encima de gente “más preparada” (vamos, él y sus amigotes), y se pone a buscar datos que lo confirmen. La verdad es que, como el reloj roto que está bien dos veces al día, tiene razón de pura chiripa. Las mujeres no necesitan meterse en carreras despersonalizadas para ganarse la vida, así que “no” lo hacen y eso provoca un desequilibrio en ciencias más “duras” pero no, por ejemplo, en biología.

    ¿Es eso una desventaja? Solo en un contexto en el que se considera que una carrera en el alambre, con horarios de 80 días semanales y una presión personal inmensa es una ventaja.

  2. Muchas gracias por el comentario, AJ. Son varios los que me han hecho llegar de un modo privado o en Facebook en un sentido similar, lo que me invita a repensarlo. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*