Lo de Arrimadas fue un bulo

No, Inés Arrimadas no pidió por Twitter que el domingo los manifestantes por la unidad de España en Barcelona escondiesen las banderas preconstitucionales. Como a muchos, me la colaron, y lo peor es que lo dije en En Jake. Así que hoy me toca reconocer que a veces echo un vistazo Twitter sin fijarme en los detalles que diferencian una cuenta verdadera y una falsa, y doy por hecho algo que leo sin comprobarlo debidamente. En mi descargo diré que sonaba verosímil.

¿Qué se creen que son?

Rosa Díez (lo he comprobado, es su cuenta) empezaba su tuit diciendo: “Lo hermoso de no ser nacionalista” después de manifestarse con nacionalistas (algunos de ellos, además, de aquellos nacionales del 36) y exhibir una foto llena de banderas españolas henchida de orgullo españolista. Yo no sé qué se piensan algunos que son aunque nieguen su legítimo y natural sentimiento nacional español. Estos días leemos demasiadas lecciones de nacionalismo de “no-nacionalistas”.

Dejad a los periodistas en paz

El modo en el que impedían a algunos periodistas hacer su trabajo durante la misma manifestación, por ejemplo a un compañero de ETB, en la que llegaron incluso a agredir a una de TV3, es absolutamente condenable. Como lo es que intimiden a periodistas catalanes en Madrid o a periodistas españoles en Catalunya (o Euskadi). Y de esta lacra son culpables todos los que señalan a los medios, también a esos progres que señalan “máquinas del fango” ya hoy callan.

Y a los catalanes, votar

Quien habla de una “mayoría silenciosa” tiene plena intención de cuantificar, de mostrar que unos (los suyos) son más que otros (los del adversario). Pero si tomamos las cifras de las fuentes más interesadas, el govern que promovió el referéndum cita dos millones de votos, y los convocantes de la manifestación españolista contaron a 900.000 asistentes (algunos de fuera de Catalunya como Rosa Díez o Cristina Cifuentes). ¿Y si les dejamos votar con garantías?

Lo importante

Permítanme que insista: el conflicto catalán le está viniendo muy bien al PP. Y si no, díganme de qué otro modo habría pasado tan desapercibido que la fiscalía anticorrupción se reafirme en la petición de condena al PP y a la ex ministra Ana Mato por lucrarse de adjudicaciones fraudulentas en una trama que encabezó Correa y en la que intervino directamente el tesorero del partido de Rajoy y Alfonso Alonso, Luis Bárcenas, además de otros 36 compañeros de militancia.

Hablemos de las pensiones

20161123_pensiones

Ahora que PNV y PSE se han puesto de acuerdo para abordar la necesaria actualización (y esperemos que superación) del Estatuto de Autonomía, podrían empezar por exigir, sobre todo los socialistas, que se cumpla y nos transfieran, de una vez, la gestión de la Seguridad Social. Porque por muy mal que se gestione en Euskadi, seguro que el resultado es mejor que en España: faltan 9.000 millones de euros que saldrán del menguado fondo de reserva pero no hay acuerdo para ello.

Hablaron de los andaluces

A colación de la afirmación de Cristina Cifuentes de que los madrileños están tapando los agujeros económicos de los andaluces, Javier Caraballo ha recopilado una serie de comentarios anteriores de miembros del PP sobre la ciudadanía de Andalucía: “A los andaluces, la realidad nacional les suena más a chirigota, no tiene la seriedad necesaria que tiene que tener una reforma estatutaria” (María San Gil), “los niños andaluces son prácticamente analfabetos. Chaves no ha hecho nada por su educación, parece que le gusta y quiere que estén así” (Ana Mato), “el resultado de 31 años de Gobierno socialista andaluz y tres modernizaciones es que los niños andaluces no tienen para comer tres veces al día. Íbamos a ser la California europea pero, con el bipartito, parecemos Etiopía” (Rafael Hernando).

La foto del Vanity Fair

No, no me refiero a la de Patxi López en un salón de Ajuria Enea escuchando música repantingado mientras la crisis empezaba a achuchar a las empresas de Euskadi. Esta vez es Pablo Iglesias el que protagoniza una imagen ridícula, igual que en el caso del ex lehendakari, fruto de su propia vanidad (claro): aguantando un botellín de cerveza en su mano mientras le terminan un smoking a medida, con la coleta y sonriendo. ¿Un triunfador de nuestro tiempo? Hortera como solo él pero, sí, convencido de que es un triunfador para “la gente”.

Sostres se gusta de Franco

Sabemos que Salvador Sostres es un columnista provocador y que le encanta que hablemos de él en Twitter o en otros periódicos que él considerará de provincias desde su atalaya del ‘Abc’. Pero también creo que, le hagamos o no el juego, es importante retratarle con el artículo que ha escrito alabando la herencia de Francisco Franco. Algunos de los extractos más repugnantes pulularon por Internet, a modo de denuncia, de la mano de tuiteros relevantes como Javier Pérez de Albéniz.

Otro buscavidas

Ayer mismo les daba mi opinión sobre Lagarder Danciu, el tipo que se había presentado en una manifestación profranquista con un cámara para que le grabara cómo recibía una paliza. Hoy les recomiendo el texto en Magnet sobre el sujeto: en este blog son mucho más comedidos y presentan al personaje en su contexto. Pero después de leerlo me reafirmo: con la excusa de su activismo a favor de los derechos y la igualdad, Lagarder solo ha buscado notoriedad para sí.

Y sucedió

20141220_sucedio

Ni me alegro ni lo apruebo, pero sí me sorprende que la desagradable noticia haya tardado tanto en darse: un hombre estrella su coche con dos bombonas de butano y líquido inflamable contra la famosa sede del PP en la calle Génova. Esa cuya reforma pagaron en “B”, sí. En Twitter los comentarios salían a borbotones, mezclando chistes sobre Acebes diciendo “ha sido ETA” y expresiones de indignación. Y eso es lo más relevante: el hartazgo de la ciudadanía que ya no se contiene en Twitter.

¿Por qué?

Porque los dos grandes partidos españoles hace ya mucho tiempo que no acompañan a la ciudadanía a nivel de calle. Viven en su burbuja. Ya conocerán la noticia de que Ana Mato, después de dimitir, es recolocada en un puesto en el que ganará mil euros más al mes que como ministra (‘Libertad Digital’). El PP campea, como el Cid, con total impunidad. Y en la bancada del PSOE, un dinosaurio como Alfonso Guerra se despide dando lecciones porque no usará “ninguna puerta giratoria” (‘La Información’), ¡después de llevar 37 años en el Congreso tocándose el botón (de votar, claro)!

La nueva casta

Pero la España política es un gran teatro en el que, como decía Josep Pla, “nada se parece más a un español de derechas que un español de izquierdas”. Y es que unos y otros se necesitan para mantener el tinglado bien montado. Hasta los más nuevos: UPyD nació para recoger los sobrantes de PP y PSOE, y Podemos va a por los votos de los de Pedro Sánchez apoyándose en los de Rajoy. En ‘Diario Crítico’ entre otros han recogido la vergonzante discusión en Twitter entre partidarios de Podemos y del PP de Madrid haciendo comparaciones entre sus políticos y los personajes de ‘The Simpsons’. Ambos se necesitan.

Mientras tanto, la Policía…

En este mismo diario podían leer cómo el jefe de los antidisturbios “de Euskal Herria”, como decía en Twitter con sorna el genial Javier Vizcaíno, había sido detenido por conducir en sentido contrario y triplicar la tasa de alcohol. Pero las noticias sobre los agentes españoles no acabaron allí: “Detenido el jefe antidrogas de la Policía de Murcia por tráfico de drogas” leíamos con asombro casi al mismo tiempo en ‘Vozpópuli’. España va bien, amigos.

Y en la tele, basura

En medio de este barrizal, ya, lo último que podíamos esperar era a Jorge Javier Vázquez haciendo una defensa de su programa, el mayor exponente actual de la telebasura, y denunciando una persecución porque se le exija, como al resto, que respete el horario de protección infantil (‘Vertele’). ‘Sálvame’ es pura basura televisiva, con personajes de medio pelo ganando mucha pasta hablando mal, mintiendo intencionadamente y comiendo con la boca abierta ante las cámaras. Su pose, de forzada dignidad, es la pose de esa España casposa capaz de creerse importante cuando solo es un quiero-y-no-puedo.

El mundo no es un PP más grande, Mariano

20141128_mariano

Los tuits de Mariano Rajoy sobre la corrupción muestran un desconocimiento perplejizante de la realidad. Primero, cree que todos los partidos funcionan tan mal como el PP cuando anuncia que regulará una mayor actividad de los afiliados. Luego, el presidente que ha abonado las obras de su sede en B, habló de que “quien la hace la paga”. Pero el tuit que peor le deja es este: “Será obligatorio que los cargos públicos estén al corriente de pago de impuestos”. ¿No lo hacemos ya todos, cargos públicos incluidos… salvo los que reciben sobres?

Ana Mato frente a su realidad

En boca de Mariano Rajoy, estos anuncios sonaban a sarcasmo, y el anuncio de medidas contra la corrupción el día después de la dimisión de Ana Mato, “partícipe a título lucrativo” de las actividades delictivas de su marido, desde luego, no ayudaban a su credibilidad. Más bien, todo lo contrario. El periodista Gerardo Tecé, con más de 116.000 seguidores en Twitter, fue quien mejor lo describió: “Quitando ‘Luis, sé fuerte’, ‘Matas es mi ejemplo’, ‘confío en la Infanta’, ‘Fabra es ejemplar’, etc., Rajoy va a muerte contra la corrupción”.

El coro en la cárcel de Isabel Pantoja

Entre los citados por el propio Rajoy que recordaba Gerardo Tecé, sin contar a Ana Mato, solo la Infanta Cristina parece que se librará de la cárcel. El resto, como Isabel Pantoja, ya están o van a estar entre barrotes. Y cito a la “tonadillera” porque en ‘Jenesasipop’ hemos encontrado esta noticia sobre ella: “De manera hilarante, conocemos que habría tenido la idea de montar un coro con sus compañeras de prisión con el objetivo de ganarse su confianza (…) También ha asegurado que cantará en Navidad”. Haciendo méritos por el tercer grado.

¿Y “el pequeño Nicolás”?

No sabemos si “el pequeño Nicolás” acabará o no en la cárcel, pero sus declaraciones, aunque sean ciertas, pueden acarrearle serios problemas porque está implicando a altas instituciones y representantes. Incluso el CNI ha enviado primero un desmentido oficial (¿cuándo recuerdan que lo hayan hecho antes?) y ha implementado una estrategia de comunicación oficiosa. En ‘Vozpópuli’ recogen, así, los argumentos de David Vidal, al que presentan como un “antiguo espía”, sobre el reclutamiento, los números de teléfono ocultos o el ya famoso término de “charlie”.

Una puerta menos en Belfast

Una de las puertas del muro que divide algunos barrios de la capital del norte de Irlanda está siendo desmantelada, según el ‘Belfast Telegraph’. ¿Es esta una buena noticia? Depende. En principio, sí, por supuesto: cuantas menos barreras, mejor. Pero el muro no ha dejado de expandirse desde 1988, cuando empezó a construirse, y esa división ha aliviado a una parte importante de la población de la ciudad. Hace falta pedagogía en Belfast, y la retirada de las puertas (muchas de ellas se cierran por la noche) puede servir de motor.

La información es poder

20141013_informacion

Y “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”, como escribió Stan Lee, el creador de Spiderman. Dicho de otro modo: si eres una irresponsable, no comuniques, mejor dejáselo a otro. Y hablando de eso: da igual lo que escriba yo de Ana Mato que no superará la magnífica columna de Javi Vizcaíno “De inepta local a mundial”. Me centro: en ‘Infolibre’ nos explican que la situación del ébola sería más grave de lo que cuenta el gobierno español… en España. Ya que en Bruselas, donde no pasan una, estarían detallando más casos sospechosos y de mayor gravedad.

Tranquilos, está todo controlado

Sin embargo, no importa esa ocultación de información: los grandes medios españoles están bajo control. El relato de ‘PR Noticias’ al respecto es espeluznante: “Soraya Sáez de Santamaría ha cogido las riendas de la ‘supervisión’ de los medios de Comunicación (…) Las consignas son simples: la recuperación ya está aquí, somos los que más crecemos de Europa y el Gobierno ha realizado un esfuerzo importante por mejorar las condiciones de vida de los españoles (…) Al tradicional servilismo de ‘ABC’ y ‘La Razón’ se ha sumado ‘El Mundo’, tras el despido de Pedrojota y ahora ‘El País’, que tras obtener la ayuda de Moncloa para refinanciar su deuda, se ha entregado completamente a los mensajes oficialistas”.

A Podemos le erosiona la democracia

Por un lado, es el propio Podemos el que reconoce que no se presentará a las elecciones municipales para no desgastar la marca (porque un concejal, ya se sabe, “desgasta” más que un diputado en Bruselas o Madrid). Por el otro, esa incomprensible decisión está desgastando internamente a este partido político, como leemos en ‘El Imparcial’. Pero no es el único frente: las tres corrientes internas, encabezadas por otros tantos gallos (Pablo Iglesias, Pablo Echenique y Víctor García) y las maniobras para desplazar a la Izquierda Antic capitalista, uno de los fundadores, estarían laminandoles desde dentro.

Con Uber la carrera es de 6.000 €

Vivo de Internet y de lo que es posible hacer en este canal, por lo que no soy el más crítico, ni mucho menos, con las herramientas desarrolladas gracias a las tecnologías que lo aprovechan. Pero precisamente porque vivo de Internet y dependo de su fortaleza, me parecen despreciables ciertos aprovechamientos, como los de Uber u otras empresas que suplantan profesiones, no pagan impuestos, y se aprovechan del halo de falsa pureza de la tecnología. Así que la noticia en ‘Vozpópuli’ de los 6.000 € que pueden caerle al falso taxista que en nombre de Uber quería colarse por la puerta de atrás en un sector, me parece buena.

Menos nubes

En ‘Silicon News’ ponen sobre el tapete ciertas cifras para que veamos la confianza que genera la famosa “nube”, esa especie de repositorio inacabable pero no tangible al que vamos “subiendo” archivos y más archivos. Un depósito que afirman que es seguro… hasta que aparecen los ataques, como los que han sufrido algunas famosas en las últimas semanas. El 46% de las empresas no la usa para información sensible, y el 37% apuesta por una fórmula híbrida que le permita preservar sus archivos relevantes.