La mejor amiga de Juan Carlos I

Espero que Bea Téllez haya escrito su crónica real con las mismas ganas de reírse con las que yo la he leído: Marta Gayá es la nueva “amiga entrañable” de Juan Carlos I, tanto que el rey emérito en vez de ir a Mallorca con el resto de su familia viaja hasta Dublín con ella, invitados por un magnate, a la apertura de una nueva galería de arte. Una escapada romántica en toda regla para el casi octogenario que sigue viviendo la vida “crazy” junto a mujeres, millonarios y lujo.

Andrea, no leas

Estaba yo tan tranquilo pasando ya del tema cuando me he topado con la carta de Alberto Olmos a Andrea Levy en El Confidencial. El escritor recomienda a la política que deje de leer porque no le toca, porque ella es de derechas y no puede leer, ¿no ve acaso que en Twitter están venga decírselo? Olmos acierta con la ironía y con la denuncia de una masa de tuiteros que se tienen por progresistas pero que no aceptarían sus propias posiciones en otros.

¿Qué pasa cuando el transporte público es gratis?

Hace tres años el gobierno de Tallin decidió que su transporte público sería completamente gratis para su ciudadanía. ¿Qué ha pasado después de este tiempo? Pues que el incremento de viajeros solo ha aumentado un 3%, lo que confirma que el gasto no es el motivo por el que lo usamos. Pero sí ha aumentado notablemente en los barrios más deprimidos. Lo que también subió fue el número de empadronados ante el anuncio de gratuidad… Que luego no han hecho uso.

Guardémonos el respeto

A veces en Twitter las frases más interesantes no las escriben las grandes estrellas ni tienen miles de retuits. Vale un fogonazo, un minuto para escribirla bien y, sobre todo, que haya alguien al otro lado al que le interese el mismo tema que a tí. Y a mí me interesa mucho este: “Si eres un redactor y pones títulos como ‘El XXX que ha incendiado las redes’, es muy posible que dentro de poco un algoritmo te sustituya”. No nos perdamos el respeto por un puñado de clics, por favor.

Entonces, ¿sí a la tele?

Me gusta El Rubius. Y creo que la tendencia de los más jóvenes a responder que quieren ser youtubers de mayor no responde tanto a este fenómeno comunicativo como a la marea de mediocres que le imitan. Lo que no me gusta de El Rubius ni de ninguno de sus copiadores es esa aversión a la tele… A menos que, como en el caso de Fanta, les pongan tela por delante. No lo saben, pero no son famosos diferentes por salir de YouTube (o Instagram), y acabarán por descubrirlo.

Huevos de oro

Un ataque a tu puesto de trabajo te asusta, te hace sentirte inseguro, te genera ansiedad y preocupación… Pero no te aburre. Arnaldo Otegi decía por la mañana que la ofensiva de Ernai contra el turismo se estaba magnificando. Acto seguido, las juventudes de Sortu atacaban la sede de Basquetour en Bilbao. Por la noche, el presidente de la formación tuiteaba: “Dejad de alimentar falsas polémicas para no hacer debates constructivos sobre el modelo turístico. Dejad de manipular. Dejad de aburrir”.

¿Y esto no es cinismo?

El circuito de izquierda con moralina me aburre soberanamente. El de defensores de causas nobles señalando a los innobles, también. Pero hay un circuito, el de las respuestas que invitan a buscar en Google, que me sigue atrayendo a la herramienta: ¿quién es Mireia Boya? Agárrense: una parlamentaria catalana de la CUP a la que, en plena ola de ataques de sus juventudes contra el sector turístico, le han destapado la copropiedad de un hotel rural.

Verdad o irresponsabilidad

La deriva de las izquierdas vasca, catalana y española empieza a ser preocupante. Además de que se están pasando de rosca en algunos temas, rozando posicionamientos medievales y excusas de primero de EGB, Twitter les ha hecho mucho daño con esa búsqueda permanente del titular. Ojo, si lo que denuncia IU en Asturias es cierto, que las socorristas sufren acoso, el tema es grave. Si solo lo dicen por la famosa foto de la socorrista y por llamar la atención es una irresponsabilidad.

¿Y esto no es machismo?

He celebrado en esta columna que Andrea Levy lea a Lorca, y desde que lo hizo público se ha empeñado en demostrar que no por leer más se llega, necesariamente, a conclusiones más inteligentes. Pero de esa evidencia a este tuit de Máximo Pradera va un trecho: “Me imagino a @ALevySoler comprándose un vestido en una boutique pija de Génova y luego yendo a la Antonio Machado a por un libro que combine”. ¿Y este no es un comentario machista? ¿O es progre?

¿Por qué nos importa ahora Guam?

La respuesta la dan en Magnet: Guam es la isla menor que EE.UU. le ganó a España en el lote con Cuba, Puerto Rico y Filipinas en el siglo XIX. En el XX fue ocupada por Japón y, desde entonces, EE.UU. tiene 6.000 militares desplegados que le permiten sobrevolar varios países de Asia como China o Corea del Norte. Al mismo tiempo, es el único territorio estadounidense que Kim Jong-Un podría atacar, lo que ha destapado una ira infantil en Trump y nos pone a las puertas de una guerra.

Sí, parecemos tontos

Tengo la sensación de que cuando intento explicar a alguien que no tiene Twitter la actualidad de esta red social me miran como si fuésemos tontos. ¿De verdad que dedicamos tiempo a debates tan irrelevantes? Me alivia pensar que dentro de Twitter, usuarios como El Cojo de Lepanto (27.300 seguidores) también aprecian el bajo nivel que estamos alcanzando: esta semana la foto de una socorrista atractiva en Gijón se ha convertido en la mayor muestra de machismo.

Mala política

Ni vieja ni nueva: airear los trapos sucios de un partido y, sobre todo, que estos consistan en rencillas personales elevadas a categoría de lucha de bandos, grupos o familias, todo ello forma parte de la mala política. Y la practica Pablo Echenique, el más sobrevalorado de los representantes públicos actuales: en Twitter le han caído críticas por intentar arrinconar a Fernando Barredo, que en Vistalegre dejó en evidencia delante de todo el mundo su gestión como cargo interno.

Otro tuit que sobra

Gorka Knörr me respondía en Twitter, precisamente, que la gravedad de la frase de Andrea Levy era que el PP había despreciado repetidamente a Lorca. Y no le falta razón, pero creo sinceramente que Levy, que asegura que La Casa de Bernarda Alba le convirtió en revolucionaria, vive de espaldas al pasado hasta para despreciarlo, como toda esa generación de jóvenes “populares”. Y si Levy lee a Lorca es un avance, ¡igual hasta lo valora!, por lo que tuits como el de IU, riéndose de ella, sobran.

Kempes afea a Maradona

Lo grande que fue Maradona como futbolista (yo solo lo he visto en imágenes grabadas) y como icono (eso es indiscutible) se ha diluido: como entrenador ha sido un fracaso y como prescriptor político, peor. Defensor del régimen cubano se ha ofrecido a Maduro ahora como soldado de Venezuela. Mario Kempes le ha respondido en Twitter lamentando la posición de “el pelusa”, que no se ha puesto del lado de los 124 muertos durante las manifestaciones contra el chavismo.

Trump ni se molesta

Con casi 700.000 seguidores, la parodia española del dictador de Corea del Norte es una de las estrellas de Twitter en castellano. Y lo ha conseguido gracias a respuestas satíricas como la que dirigió a Donald Trump: “Te voy a dejar Washington que va a parecer Desembarco del Rey, payaso”, sobre la guerra que está dispuesto a iniciar el estadounidense contra una dictadura de chiste que ha sido obviada por todos sus antecesores hasta Nixon. Pero Trump necesita su guerra y no se molesta en crear un enemigo.

Y la ración final de tuits

20161129_racion

Cerrar los grandes temas de Twitter con la ración final de comentarios más relajados se está convirtiendo en una tradición. Sobre el dictador Fidel Castro pudimos leer: “-¡No al ejército! -Se ha muerto Fidel Castro. -¡Hasta siempre, Comandante!”, o “por lo que leo en Twitter Fidel Castro dictaba flojito”. Comentarios serios que sonaban a chiste como el de Cao de Benós: “El mejor homenaje que puede hacer Cuba al Comandante Fidel, es seguir su ejemplo y nunca abandonar la lucha revolucionaria. ¡Hasta siempre!”. Y un buen apunte de Photolari: “Todas esas fotos de Fidel que estáis compartiendo, tienen autor. No estaría de más ponerlo”.

También hay cierres más oscuros

La muerte de Rita Barberá no deja un cierre tan “soft”, por lo menos, en las filas del PP. “A medida que avanzaba ese miércoles 23 de noviembre la muerte de la senadora empezaba a tener un efecto devastador: el PP se rompía y los reproches se lanzaban como dardos envenenados. ‘La culpa es de los nuevos’. Los nuevos eran Casado, Maroto, Levy y Maillo. Pero no era de los nuevos de quienes buscaba consuelo en las horas, los días, las semanas previas a su declaración Rita Barbera, sino de los viejos, de los que ella conocía, de los que la habían acompañado y a los que había acompañado durante años, y que fueron los que le dieron la espalda cuando más los necesitaba”.

¿Hay machismo en Podemos?

En Podemos, como en Bildu, agitan la bandera del feminismo los hombretones que están al frente del partido. Es más, entre los morados, Carolina Bescansa, posiblemente la mujer con más poder (relativo) es más famosa por su condición de madre que por cualquier otra cosa, ¡y eso lo han impulsado ellos! Así que no desentona la denuncia que podría haber hecho Rita Maestre en su círculo más próximo, de que su candidatura nunca fue tomada en serio contra la de Espinar porque en Podemos mandan hombres que quieren a otros hombres a su lado.

Me temo que Trump va a ser así

El presidente de EE.UU., Donald Trump (cómo suena, ¿verdad?) ya ha meado fuera del tiesto en Twitter: “Gané en el voto popular si se deducen las millones de personas que votaron ilegalmente”. ¡Qué hubiera dicho si no llega a ser presidente gracias al sistema de representantes en el que sí ha vencido claramente! Pero me temo que la legislatura va a ser así, con salidas de tono cada cierto tiempo mientras va haciendo políticas a su manera pero con discreción.

Mi querida amiga a la que creo que le falta un tornillo

Siempre digo lo mismo: la radio es el medio en el que mejores amigos he hecho. Una de las buenas es Begoña Beristain, de Onda Vasca, de cuyos éxitos siempre me contagio. Pero sus retos como fondista me quedan lejísimos, y el último que ha anunciado, especialmente: el Sahara Maratón, para el que contará con la ayuda de de Ferroviarios Vascos Sin Fronteras. Pero no solo se trata de correr: Beristain recaudará dinero para que FarmaMundi haga llegar medicamentos a los campos de refugiados.

“La desnortada progresía”

20161006_desnortada

En Twitter, hacer referencia a “la desnortada progresía” suele ser la forma de que los progresistas, precisamente, se ríen de sí mismos. Sin embargo, a veces la referencia no es irónica: el socialismo está dando palos de ciego y agrandando figuras pasadas como la de Josep Borrell (elegido por la militancia, apartado por el aparato y recolocado en el consejo de administración de Abengoa), quien además clama que los hijos de los de su generación están hoy en Podemos, por lo que tampoco les conviene atacar directamente a los de Pablo Iglesias.

El imbécil de turno

Una parte de esa “desnortada progresía”, además, habla sin parar de una necesaria regeneración democrática mientras lo que práctica es el acoso y el insulto a quien piensa diferente. Comparto en esta columna la denuncia de Andrea Levy, que tuvo que aguantar ayer al imbécil de turno que le tuiteaba: “No eres más que una cara bonita. De no ser así, ni Dios (que no existe) te seguía”. El machismo y el gilipollismo (sobre todo esto último) que rebosa la frase retrata al Santiago González (si es su verdadero nombre) que la escribe.

Los disparos que salvan vidas

Sí, los hay: hay disparos que son positivos, que ayudan a concienciar, que incluso salvan vidas. Disparos como los de Jeroen Oerlemans hasta el pasado domingo. El fotógrafo ha sido asesinado en Libia por un francotirador, desgraciadamente, a solo un par de días de regreso a Holanda, a casa, con su mujer y sus tres hijos. Nos quedaremos sin sus magníficas fotos, como la que muestra Miguel Ángel Rodríguez en Twitter, con un chico rescatando libros después de un bombardeo. Qué asco de guerras.

Iván Cuellar, contra un tipo de periodismo

El rapapolvo de Iván “Pichu” Cuellar a un periodista tendría que ser de obligada visión para todos los compañeros de la prensa. El portero del Sporting se equivoca insultándole, y reconoce que no lee la prensa y que tampoco le gusta el periodismo que se hace hoy (entonces, ¿cómo lo conoce?), pero su denuncia es acertada: hay un tipo de periodismo que no puede llamarse así. El que ofrece imágenes sin descripción: la mirada de Cuéllar a la afición del Depor no era de desafío, como había trasladado el periodista abroncado, sino de preocupación porque a un aficionado le había dado un ataque epiléptico (que socorrió el médico del Sporting, por cierto).

La paella con chorizo

Me parece estupendo que en Twitter hagan chistes con la receta de paella de Jamie Oliver, a la que añade chorizo (los ingleses identifican la cocina española con el chorizo, que les alucina, irremediablemente), lo que no entiendo es que algunos se tomen la afrenta en serio. Y más cuando en todos los países y en todas las cocinas (de casas y restaurantes) cometemos crímenes gastronómicos. Vale: vamos a llamarlo “licencias” o “modas”, como la nata en la carbonara o la “ensalada” en el gintónic.