El otro tonto del pueblo

En todos los pueblos hay un tonto evidente y otro que a simple vista no lo parece. De hecho, seguramente sea licenciado y puede que hasta vista bien. Pero en un par de conversaciones se le reconoce: no pasa de las frases hechas y de los tópicos. Aún así convence a quien quiere dejarse seducir por su licenciatura, su traje y su verbo manido. El economista José Carlos Díez recordó ayer que “el nacionalismo se cura viajando” para ganar de calle el premio “Cuñado 2017”.

Assange, Sancho Panza y Pérez Reverte

A este paso voy a acabar pensando que el tiempo me da la razón: como con Airbnb o las bitcoin, ahora Julian Assange es reconocido por periodistas poco sospechosos de sectarios como Carlos Franganillo, como un vendemotos. Su fin de semana ha sido glorioso: tuits en catalán, confundiendo a Sancho Panza con “Pancho Sánchez”, discutiendo con el ganador del “Cuñado 2016”, Pérez Reverte y ofreciéndose como aliado a Catalunya con fotos de Tiananmén.

Tarde, amigos

No, Julian Assange no es un personaje recomendable. Como bien recordaba César Calderón en Twitter, apoyó a Le Pen y a Trump. Tampoco lo es Nicolás Maduro, primer líder internacional que posó con una estelada. Y quien entre los líderes vascos elija a Otegi ya sabe lo que elige. Sinceramente, creo que en esta huida hacia adelante algunos catalanes están sumando compañeros de viaje de los que se arrepentirán. Solo espero que no se den cuenta demasiado tarde.

¿Quién colabora con Corea del Norte?

Muy bien planteado y resuelto el reportaje de El Independiente sobre qué países son los principales clientes de la dictadura norcoreana: China (que acapara un 83% del total de las exportaciones), India y Pakistán. Detrás de ellos, estados africanos a los que Corea ayudó a independizarse y que aún hoy siguen pagando favores. Rusia, contra pronóstico, es un cliente muy menor, como lo es España, por cierto. ¿Lo que más exportan? Carbón, tela, o metales.

¿Y si se nos olvida escribir?

Es una consecuencia lógica: si nuestros hijos e hijas tocan cada vez antes una pantalla y nosotros, sus amas y aitas, vivimos aporreando teclas, ¿de qué nos extrañamos cuando leemos que en Cambridge se plantean usar el ordenador para hacer exámenes ante la horrorosa caligrafía de sus estudiantes? Se nos está olvidando escribir y personalmente me preocupa las consecuencias de esta inercia perniciosa. Les propongo recuperar este hábito unos minutos al día.

Hablando de machismo

20161201_machismo

Pablo Iglesias se ha llevado los palos esta semana porque en una charla podía haberse metido en el charco feminista. Al mismo tiempo nos enterábamos de que en Ciudadanos pagaban 150.000 € a su ex directora de comunicación por haber sido relegada después de su baja maternal. Y hoy les traigo al alcalde Alcorcón, David Pérez, del PP, que ha llamado “fracasadas y amargadas” a las mujeres que trabajan por sus derechos desde el feminismo. Por supuesto, él asegura que sus palabras han sido manipuladas y malinterpretadas.

La respuesta es buena

La respuesta de Rajoy a Iglesias es buena, y hay que reconocerlo aunque la haya dado el del PP y la haya recibido el de Podemos: “Merkel nunca me ha dado una orden, si se la ha dado a usted, dígamelo, y le llamaré la atención”. En esta ocasión, además, la ironía del presidente del gobierno español no oculta nada más que una idea bastante gastada de Podemos: que en España manda Merkel. ¡Claro que España tiene su soberanía limitada por la Europa que le inyecta dinero! El debate en el Congreso parece superior al de las tertulias de YouTube.

¡Cuántos Antonios y Migueles!

El relato de Roberto Ballesteros en El Confidencial sobre la muerte de dos hombres que vivían en la furgoneta de uno de ellos, en Madrid, es doloroso pero necesario. Ballesteros ahonda en el drama de dos personas de cincuenta años que acaban viviendo en un parking que se ha convertido, además, en el lugar habitual para pasar la noche de bastantes personas que hacen de un vehículo viejo su vivienda. Es la realidad para una parte de esa “gente”, de la que tanto hablan políticos y contertulios.

Quieren que les recordemos así

En la cuenta en Twitter del Chapecoense, el club de fútbol cuyos jugadores y equipo técnico ha sufrido un accidente de aviación mortal, han publicado un vídeo de minuto y medio de esos mismos jugadores y entrenadores celebrando en el vestuario la victoria que les daba paso a la eliminatoria que iban a jugar. Esa quieren que sea la última imagen que tengamos de ellos: vivos, alegres y combativos. Un grupo humano ajeno a la tragedia que esta semana sacude al negocio y al mundo del fútbol.

Digan “no” a los bancos de imágenes

Ayer les contaba que Arturo Pérez-Reverte tenía que estar bastante enfadado después de que su editorial, Alfaguara, hubiese publicado su última novela con una portada exactamente igual que otra de Vázquez Montalbán. Hoy les traigo el último tuit al respecto de quien me puso sobre la pista: hasta cuatro novelas (contando las dos mencionadas) comparten portada. La culpa, de los diseñadores que tiran de bancos de imágenes y de los editores que quieren ahorrarse un fotógrafo.

Pablo Iglesias es, simplemente, pablista

20161130_pablo

Ayer publicábamos la denuncia que hacía Rita Maestre sobre el machismo en Podemos… Y en Twitter corrían fragmentos de declaraciones de Pablo Iglesias sobre su idea de feminizar la política. El corte completo puede verse en El Diario y, sí, Iglesias atribuye el rol de “cuidadora” a la mujer, justifica que en Podemos manden un puñado de hombres y deja un recadito a Maestre. Pero lo que evidencia Iglesias en cinco minutos de vídeo no es machismo, es Pablismo profundo: ideas básicas engordadas con palabras de muchas sílabas, enfoques capciosos, y brillantez autoatribuida.

Esto sí es machismo

Pasamos del partido-cuñado de izquierdas (y a los argumentos de algunos de sus defensores en Twitter me remito) a partido-cuñado de centro, pero no cambiamos de palabra: seguimos hablando de machismo. En este caso, el que ha demostrado Ciudadanos abonando más de 100.000 150.000 € a su ex máxima responsable de prensa después de que esta volviera de su baja maternal y se viera relegada hasta el punto de plantear la demanda y denunciar, por ejemplo, su situación de falsa autónoma.

Multa al Santander

Para usted, para mí, y estimo que para el 99% de lectores de esta columna, una multa de un millón de euros es un cataclismo. Para el Banco Santander, que solo en el primer semestre de 2016 tuvo un beneficio atribuido de 2.911 millones, es el chocolate del loro. La mala praxis, no obstante, es del Banesto (que luego fue absorvido absorbido), que cometió una infracción “muy grave” tipificada en la Ley de blanqueo de capitales, según El Español, en una operación de Nueva Rumasa.

Un día triste, sin duda

El accidente de aviación del Chapecoense es de esos que invitan a reflexionar: ¿si no hubiera viajado un equipo de fútbol habría tenido tanta repercusión? ¿Puede el fútbol, como gran deporte mundial, mediatizarlo todo incluso cuando se trata de ligas menores? ¿No hay desgracias con más de 75 muertos cada semana que no tienen tanto foco? Y ahora me pongo banal: ¿por qué Isma Urzaiz, al que he “robado” el tuit solo tiene 3.000 seguidores en Twitter, con lo que ha sido y es? Me encanta su propia descripción de sí mismo: “Me declaro inocente”.

¿Por qué?

No hay ningún motivo que justifique el tremendo error que han cometido en la editorial de Arturo Pérez-Reverte: lanzar la novela “Falcó” con la misma portada, prácticamente, que una de Vázquez Montalbán protagonizada por su eterno Carvalho. ¿Cómo se puede cometer semejante desastre? Siempre he pensado que componer una buena portada de libro es muy difícil, pero hoy día se puede “googlear” todo (sí, también las imágenes) y un profesional tiene que saber lo que ya se ha publicado.

La igualdad es Pablo Iglesias

20160309_pablo

Javi Vizcaíno se preguntaba en Twitter si era un fake (una falsificación), pero Pablo Echenique mostraba que no, quera totalmente cierto que Podemos encontraba en la figura de Pablo Iglesias también el referente para todas las mujeres. “Un país con nosotras, ni una menos”, era el lema que el líder supremo de los morados bendecía con su sola presencia. En la campaña también Errejón tenía su cartel, y algunas mujeres de Podemos, para que no digamos.

Ruiz Mateos, el visionario

Mauro Entrialgo recuperó ayer en Twitter el anuncio que José María Ruiz Mateos publicó en Egin en 1992 durante su campaña. A ver si las promesas le suenan tanto como a mí: referéndum para el País Vasco, pleno empleo y contratos fijos, viviendas sociales gratuitas, listas abiertas, políticos sin sueldo, políticos corruptos a la cárcel, gasolina a 50 pesetas, privatizar empresas y servicios públicos, y “no” al mercado común. El populismo cambia de nombres y, a veces, sus polos, pero siempre está ahí.

La España mala

Arturo Pérez Reverte quiso hacer sangre en Catalunya asegurando que “la España que sentó en el Parlamento a ese joven merece irse al carajo”, en referencia a Gabriel Rufián. El propio parlamentario de ERC le respondió: “Ya nos vamos nosotros”, junto a la foto de una manifestación pacífica y multitudinaria de independentistas catalanes. Pero quiero volver a la apelación bobalicona del escritor, que no tuvo empacho en señalar a esa España mala, y que luego señalará al nacionalismo por disgregador.

Y la España peor

Sobre esta batalla de egos, esa competición histórica entre populistas, y esa soberbia de quien separa al bueno del malo por el morro, sobrevuela la corrupción, que se ha convertido en el segundo problema de los españoles con noticias como la de Público: “El juzgado de Estepona, que investiga la compra del ático del expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, presuntamente pagado con el dinero de un soborno por recalificar unos terrenos en Arganda del Rey para favorecer a la constructora Martinsa-Fadesa, ya ha preguntado a la Fiscalía Anticorrupción si ve conveniente que esta investigación se incluya en el sumario de Gürtel”.

“El Rey no sirve para nada”

Lo escribe Iñaki Anasagasti en su blog de DEIA, y lo repito yo con gusto: “Queda demostrado. El Rey no sirve para nada”. Lo argumenta además con claridad meridiana: “Ni arbitra ni modera”, su trabajo de recibir a los portavoces parlamentarios “lo puede hacer el Ujier mayor del Congreso o del Senado”, y lo define como “un adorno caro e inservible”. También tiene para los pelotas que “no nos darían la taba sobre la alta instancia majestuosa que habla con sus silencios”. Y para Albert Rivera: “Este es más tonto de lo que yo creía”.

Por fin, Euskadi.eus

20151010_euskadi

Las webs empiezan en su URL, en su dirección, y que el gobierno haya recuperado “Euskadi” como referencia on-line es una gran noticia. El anterior ejecutivo vasco decidió arrinconar Euskadi.net y se inventó Irekia. Ahora, ambas marcas convivirán, por fin, con una oferta diferenciada: Euskadi.eus seguirá mostrando la gran oferta del gobierno pero desde la perspectiva del usuario, con un buscador y respuestas basadas en la utilidad, y no el organigrama.

Sobre el concierto económico

En ‘About Basque Country’, para variar, no han publicado ningún texto relacionado con noticias en el extranjero sobre Euskadi. Pero el post es igual de interesante que cualquier otro: se trata de una amplia y clara explicación sobre qué son el concierto de la CAV y el convenio navarro, y los errores habituales de interpretación de estas herramientas por quienes no las conocen. Errores generados por aquellos a los que les interesa echar balones fuera.

España es baile

Puede que este tema, el del concierto y el convenio, sea recurrente en campaña, pero lo que sí veremos de aquí al 20 de diciembre es a muchos políticos haciendo cosas extrañas en ellos (por lo menos, en público) como bailar. En la web satírica ‘El Mundo Today’ ya sacan punta al asunto: “Los inversores extranjeros vuelven a confiar en España tras el baile de la vicepresidenta en ‘El Hormiguero’”. Y esto solo acaba de empezar.

La irreverencia de Pérez-Reverte

Por primera vez en mucho tiempo vuelvo a estar de acuerdo con algo que escribe Arturo Pérez-Reverte. Seguramente, que haya sido un tuit, es decir, un texto corto, haya ayudado: el escritor respondía así a un usuario de Twitter: “Sólo, con tilde cuando toca. En eso, no haga caso a la Ortografía de la RAE. Se lo dice uno de la RAE”. Personalmente, voy a hacerle caso porque la eliminación de esa tilde me parece una castaña desde el primer día de la norma.

Ya no sólo “me gusta” en Facebook

Además del sobradamente conocido “me gusta” en Facebook, desde ayer podemos indicar que la actualización de un amigo o una página que sigamos “me encanta”, “me alegra”, “me divierte”, “me asombra”, “me entristece” y “me enfada”. Esta novedad de momento no es accesible desde el móvil y, de hecho, pregunté a mis contactos qué les había parecido la novedad y varios me contestaron que no se habían enterado porque entraban desde el teléfono. Curioso error el del equipo de Zuckerberg que estas cosas suele clavarlas.