Poniendo orden en la chirigota

Voy a intentar tomarme unas vacaciones del tema, en plan turista, cansado ya de que nos traten cada día como si fuéramos tontos. Me despido del asunto por unos días con otro tuit de Otegi en el que, lejos de intentar reconducir la actitud de Ernai, quiere que nos resulte divertido el acoso y la coacción de sus juventudes, a cara tapada, a los usuarios de un tren turístico en Donostia. El problema lo tiene quien es incapaz de ver la gravedad del ataque, pero lo sufrimos todos.

Garzón, el motivador

Gaspar Llamazares me caía bien, y la aversión que le tiene la IU que se ha echado en manos de Podemos hacía que aumentara mi simpatía hacia él. Ahora empiezo a dar la razón a quienes nos advertían sobre el nuevo compañero de Baltasar Garzón, el juez estrella que cerraba periódicos mientras hablaba con la IA, el que vino a socorrer a López para asegurar las ilegalizaciones que le hicieron lehendakari, el que ahora se atribuye capacidad de movilización.

Y así, todo

No podemos dejar pasar este pantallazo: Unidos Podemos en el Congreso de los Diputados ha mandado una queja formal al ministro de Energía porque en la comisión de expertos sobre escenarios de transición energética no hay ninguna mujer. ¿Y Podemos a quién mando? Efectivamente, a un hombre (también lo hizo, por cierto, CC.OO.), y vez de cambiar su propuesta prefieren sacarse ahora la foto de la igualdad reclamando más presencia femenina.

El que pierde es el Athletic

El relato de Galder Segurola en su blog (uno de los primeros en Euskadi) es para tenerlo muy en cuenta. Narra la mala experiencia que vivió con una entrada VIP en el partido entre el Athletic y el Dínamo de Bucarest: el precio rebajado del pase no mantenía las condiciones normales de catering, con lo que la supuesta oferta era un cambio de condiciones en toda regla, lo que indignó a Segurola y al resto de clientes, varios visitantes, que se llevaron una mala imagen del club.

El Athletic responde pero no repara

Galder Segurola también ha publicado la respuesta que le ha dado el Club: en una carta sin firmar básicamente le dicen que el problema es suyo por creer que las condiciones se mantenían y que, no obstante, aprenderán de la queja (que Segurola ha dirigido igualmente a Consumo). ¿Y la reparación a los clientes? El afectado es además socio y podía haber entrado al campo sin pagar otros 70 euros. Últimamente parece que el Athletic está perdiendo el respeto a sus verdaderos propietarios.

Por lo menos, tienen para comer

20150410_comer

Ayer les hablábamos de cómo los abogados de la infanta Cristina están dispuestos a arrojar toda la carga de la culpa sobre Iñaki Urdangarín, al que acusan de engañar a la hermana del Rey, que no leía lo que firmaba. Hoy les contamos que el matrimonio, al parecer felizmente avenido, y sus cuatro hijos, han cenado recientemente en un restaurante con una estrella Michelín, en La Toscana. Según ‘Vanitatis’, el local tiene fama de caro, pero eso no fue problema para que Urdangarín, que se declara “insolvente” delante del juez, pagara la cuenta.

Rosa Díez, cada vez más sola

Todos podíamos pensar que en UPyD no irían bien las cosas después de que se constatara el rechazo de los votantes en Andalucía, pero pocos pensábamos que el partido estallara en tantos pedazos tan pronto. La fuga de Toni Cantó, además, podría ser una detonación tardía que se lleve por delante lo poco que quede del partido de Rosa Díez. En ‘Vozpópuli’ adelantan el paso del actor a Ciudadanos y, con él, cuadros, afiliados y votantes.

Alberto Garzón no se pasa por Bilbao

El líder de IU, cuyo liderato, por otro lado, está siendo fuertemente cuestionado desde dentro, según varios digitales, intenta mostrar fortaleza: él manda y él no va a dejar que el partido desaparezca fagocitado por Podemos. Pero Garzón parece que hace tiempo que no se pasa por Bilbao, donde Ezker Anitza ya ha anunciado que concurrirá con Podemos a la alcaldía, dejando sin elección a quienes, como Garzón, no consideran la de Iglesias su opción.

Y el juez Garzón, con sus causas

Otro Garzón, en este caso el juez, es noticia en ‘Libremercado’ por su relación con Diego Salazar. Sobre este empresario venezolano planea la sombra del enriquecimiento ilícito (y millonario) con la nacionalización y posteriores negocios de Petróleos de Venezuela, empresa que dirigió un primo suyo, Rafael Ramírez Carreño, hoy embajador de Venezuela ante la ONU. El nombre de Garzón ha salido a la luz porque fue contratado para intentar desbloquear las cuentas de Salazar en Andorra, donde estaba siendo investigado.

El Internet de “las cosas”

Me ha gustado mucho el enfoque de mi compañero de tertulia en ‘Onda Vasca’, Gaizka Manero, sobre uno de los últimos inventos de ese sector que llaman “el Internet de las cosas”. O lo que es lo mismo: objetos conectados a Internet que realizan acciones automáticamente. Manero pone el foco sobre unos imanes de nevera que, conectados con la tienda de Amazon, permitirán avisar al fabricante de que se nos están acabando: “El consumismo con forma de botón”, así lo define en su blog.

¡Pues no pactes!

20140115_pactes

En el Partido Popular se aferran como un gato a todas las cortinas de humo que se les presente. Así, desde el pasado viernes atizar al PNV es una de sus actividades favoritas, ya sea en los medios tradicionales, ya sea en Twitter: “Ataques a la jefatura del Estado, rechazo a que la selección juegue en San Mamés, manifestación por terroristas. El PNV vuelve a su sitio”, dice el Diputado General de Araba. Y tiene razón salvo en lo de los presos. Pero también lo sabía cuando negocio la aprobación de los presupuestos en el territorio. ¿Para eso sí vale el PNV?

El bulo de la mujer de Rajoy

He visto varias veces noticia sobre una supuesta interrupción voluntaria del embarazo por parte de la mujer de Mariano Rajoy, presidente del partido que ha propuesto la ley del aborto más regresiva. No lo he traído a la columna porque lo consideraba algo íntimo (igual que otros abortos, por lo que estoy en contra del proyecto de ley de Gallardón). Pero leemos en ‘Ciencias y Cosas’ que, además, es un pedazo de bulo, promovido por el blog ‘Espía en el Congreso’, al que atribuyen otros falsos rumores. Hay que tener cuidado con lo que se comparte en Internet.

Insultar en Twitter cuesta mil euros

Por lo menos, insultar a una colaboradora de televisión. Eso nos cuentan en ‘Estrella Digital’, refiriéndose al caso de una contertulia de los programas que llaman “del corazón” aunque más parezcan “de la víscera”. En esta ocasión, el insultante y pagador de la multa es el padre de una concursante de ‘Gran Hermano’, pero el problema viene de la cantidad de cuentas anónimas (o eso creen ellos) que se dedican a insultar a periodistas, políticos o cualquier persona que decida mantener una actividad en Twitter. Insultar no es participar.

Los derechos de autor de Garzón

¡Menuda carga de profundidad que tiene esta noticia de ‘El Confidencial’! “Garzón paró la investigación a la SGAE porque era socio y cobraba derechos de autor”. El superjuez superjusto tenía intereses económicos directos y, ¿por eso, decidió retrasar una investigación judicial? En su defensa hay que reconocer que pidió inhibirse porque habría cobrado de esta entidad unos 4.000 euros. Una vez rechazada la inhibición, hizo lo que pudo para no sacar evitar la investigación… y su desarrollo.

¿Qué pasa en Gamonal?

Sinceramente, no lo sé. Y cuanto más leo, menos creo que sé. Les he traído al respecto la noticia de ‘República.com’ porque me parece la más templada. Pero en Twitter y en los agregadores de noticias solo vemos noticias amarillas sobre ataques de vecinos y la policía, y los efectos de estos ataques. Pero insisto en que no me entero, en que ya no sé qué causa es justa, qué movilización ciudadana está justificada, qué ayuntamientos piensan en el bien de la ciudadanía antes que en el de las arcas públicas, o qué manifestación, realmente, se ha ido de las manos.