“Día del desarme”

20170324_desarme

Cuidado con lo que nos dejamos enredar: a veces pienso que los “artesanos de la paz” que piden a la ciudadanía que participe en el “día del desarme” de ETA temen que alguien les esté tomando el pelo y, por si acaso, quieren que todos los demás nos lo dejemos tomar también. Pero la entrega de armas de ETA (que me temo que será decepcionante) es un paso muy serio y como tal tenemos que tomárnoslo, porque con esas armas se ha matado y amenazado a personas.

La capucha, no: lo de dentro

No sé por qué hablamos de “encapuchados” cuando es más interesante lo que tienen en la cabeza que con lo que se la cubren. Así, más me preocupa la materia gris de quienes se uniformizan (sudadera negra con capucha y pasamontañas negro) y se dedican a romper mobiliario urbano y de la universidad para protestar… contra todo. Porque en la manifestación de ayer reivindicaban tantas cosas que, en realidad, ninguna era el objetivo salvo el propio conflicto.

Por supuesto, Westminster

Evidentemente, en esta columna también tenemos que hablar de lo que sucedió en Londres y de cómo las redes sociales lo han recogido. A la parte buena como los Facebook Live de la BBC para ver qué estaba sucediendo, y lo rápido que reaccionaron los medios (los tradicionales) ofreciendo información contrastada, hay que sumar la mala: la cantidad de mensajes islamófobos que nos han intentado colar los que están de campaña permanente por su propia xenofobia.

No se lo contéis al ministro

Esto que acabo de describir de que en Facebook podíamos ver en directo lo que emitían las cámaras de los alrededores de Westminster, y de que en Twitter se distribuyeron fotografías del momento inmediatamente que luego fueron usadas para los propósitos de los peor intencionados, no se lo cuenten de sopetón a Íñigo Méndez de Vigo, ministro de Educación y portavoz del Gobierno, que delante de un foro profesional tuvo el valor de decir que “el futuro pasa por hacer páginas web”. ¡Y olé!

No será el último

Tiene razón Javi Sánchez, uno de los periodistas más sagaces que he conocido gracias a Internet, en que el titular que han puesto, con toda la (buena) intención en El Diario es valiosísimo: “La gestora del PSOE prohíbe por burofax a Pedro Sánchez continuar con su ‘crowdfunding’”. Dibuja la confrontación de dos mundos, el del burofax, pegado a la normativa y a mecánicas tradicionales, contra el del crowdfunding, pegado a Internet y la participación.

Excusas, no: responsabilidad

20170317_ecxusas

La nota de prensa de LAB sobre lo sucedido en el campus de Leioa de la UPV/EHU es un show de equilibrismo para evitar ponerse en el único lado bueno: el de los agredidos por los que van con la cara tapada. Todo lo demás, sobra, y más cuando luego, en Gasteiz, los mismos de las capuchas repiten. Alguno de los del nuevo tiempo, el relato respetuoso y el reconocimiento de todo el dolor padecido tiene que hacerse responsable de lo injustificable, y no poner más excusas.

Menos ejemplos de fuera y más trabajo interno

Ahora para la izquierda abertzale el ejemplo es Catalunya, es decir: un territorio que no ha logrado el autogobierno económico del vasco pero que, sin violencia, parece que ha avanzado más hacia la independencia. ¡Ojalá se hubieran fijado antes! Pero, no, entonces el modelo era el norirlandés, ¡ah, claro! ¿Y ahora, por qué no hablamos de ellos? Básicamente porque siguen disparándose: un antiguo miembro de un grupo paramilitar ha fallecido en Belfast a causa de disparos en el cuello. Ya hay dos arrestados.

Cuidado con quién te solidarizas

Ninguna agresión es justificable. Ninguna. Tampoco cuando la agredida es una agresora habitual como Lucía García de la Calzada, conocida como “La Intocable”, y que ayer fue detenida en Madrid dentro de una operación contra bandas neonazis junto a otros dos compañeros de ideología y prácticas, con los que convivía. García de la Calzada fue también la agredida por otro puñado de “valientes”, esta vez de izquierdas, según ellos, que la atacaron en grupo en Murcia.

Sí, hay que intervenir

Google, Facebook y Twitter tienen un problema: lo que permiten en sus webs empieza a no permitirse fuera de ellas, y el primero en alzar la mano y la voz ha sido el parlamento británico después de un reportaje en la BBC. En este programa se veía que en Facebook (empezaron por esta red social pero solo es la primera) se permitía la existencia de grupos de pederastas. No es el único riesgo: incitación al odio, violencia explícita, manuales para robar o poner bombas… Internet tiene que tener límites, y la responsabilidad también es de las principales empresas.

Tampoco podemos seguir haciéndonos trampas

Pero no es posible pedir responsabilidad sin asumirla. Y en que Internet sea aprovechable, como pedía Chema Alonso en las páginas de DEIA, tenemos todos responsabilidad, especialmente los que nos ganamos la vida observándolo e interviniendo en esta gran red. Y no podemos seguir haciéndonos trampas al solitario. Por ejemplo, Urtzi Jauregibeitia tuiteaba una de las grandes realidades: las Apps se desinstalan rápidamente, ¿por qué entonces nos intentan colocar el número de descargas si lo que importa es la retención?

Lo que destapa Abel Azcona

20170310_azcona

Abel Azcona ha llegado a ser trending topic esta semana porque el artista ha respondido en Twitter a Fermín Alonso, de UPN, que le acusaba de beneficiarse del dinero público de los pamploneses. Azcona ha sido contundente: el propio Alonso contó con él hasta en tres ocasiones, llegó a darle un premio y le “ofreció plaza pública en Cultura porque me estaba follando a uno de vuestros parlamentarios”. Como el propio Azcona culmina: “Viva la coherencia”.

El controvertido humor vasco

“Vaya semanita” llevamos con el humor vasco. Y para culminarla, el community manager del Athletic intenta hacer una gracieta después de la remontada del FC Barcelona al PSG (y de la eliminación del propio Athletic por un equipo chipriota). No me pareció un mal chiste, y aunque me lo hubiera parecido, tampoco habría atacado al encargado de colocar el tuit porque bastantes golpes lleva el humor vasco ya, y este es un país muy pequeño al que exigimos ideas, atrevimiento y frescura constante… Con el hacha en la otra mano.

Facebook “falló”

Lo cierto es que ese “failed” del titular es más amplio que el limitado “falló” que yo utilizo, y tampoco se trata de un error: según la BBC en su reportaje, que ha cogido vuelo esta semana en Internet, Facebook simplemente no borró fotos e incluso grupos de pederastia alojados y accesibles en su web. Incluso llegó a denunciar a los periodistas de la BBC que los pusieron delante del ejecutivo que negaba su existencia. Eso, sí: es necesario dejar claro que si Facebook “falló” la hizo como todas.

Veremos si fallan las demás

Y si la BBC continúa observando otras redes sociales encontrarán los mismos “fallos” o incluso peores. Ahora, lo importante es que no han fracasado ni el medio que ha hecho la investigación… Y que no lo haga la comisión que designe el parlamento británico para estudiar el asunto. La cámara se ha puesto manos a la obra rápidamente y ha llamado a la empresa para que dé explicaciones sobre sus procedimientos y su permisividad. Con el control ganamos todos.

Trump, un presidente en albornoz

“Su estilo no se hace a la presidencia, si no al revés. Es la presidencia la que se contorsiona bajos sus hábitos, férreos y caóticos a la vez”. Esa frase resume estupendamente el dibujo que leemos en El Confidencial sobre cómo Donald Trump ha hecho suya la presidencia y la Casa Blanca. Su mujer y su hijo pequeño siguen viviendo en Nueva York, y él ha llevado su método a Whasington: dormir poco, ver mucha tele, comer hamburguesas en albornoz y pasar días sin salir del edificio llamando a horas intempestivas a sus colaboradores.

Rajoy, el ganador

20161223_rajoy

Me importa poco la colección de motivos que argumentará José María Aznar para volver al foco mediático e intentar dañar a quienes, según él, no se merecen el partido sobre-saliente que dejó. Me importa mucho más lo confundidos que hemos estado con Mariano Rajoy, que ha liquidado a todos sus enemigos, los de fuera y los de dentro, y sigue al frente del Gobierno español y el Partido Popular, aparentemente, plácido. Los que hacen chistes en Twitter parece que cada vez aciertan menos.

¿Y si pasa en casa?

Di María tiene que soltar dos millones de euros a la hacienda española por lo que no tributó cuando estaba en el Real Madrid y, al parecer, como varios de sus compañeros, tiró de ingeniería fiscal para ahorrar aunque le sobre. Al otro lado del puente aéreo, Messi o Mascherano han pasado por el juez y la caja. ¿Y en Euskadi? Solo espero que si sucede también tengan que pagar, y me dará igual cómo se llamen y dónde jueguen: la responsabilidad es de quien decide evadir.

Cuidado con lo que difundimos…

Nadie está libre de pecado: nos mandan una foto graciosa, un montaje ocurrente con una imagen y un texto, o un vídeo de un golpe mayúsculo, nos reímos y tal vez hasta lo difundamos. Pocas veces nos preguntamos si es un montaje o es real, o cómo acabó el trastazo. Y deberíamos hacerlo para que no se repitan casos como el de Grayson Smith, cuya deformidad le ha hecho protagonizar chistes de esos que se pasan por WhatsApp, pero que en esta ocasión no son resultado del Photoshop y el ingenio, sino de una grave enfermedad.

Más periodismo es más información

Lo que les he contado en el párrafo anterior es gracias a que un periodista ha hecho su trabajo y ha encontrado, seguido y plasmado una historia en un medio en el que, esperemos, le han pagado justamente por ello. Más periodismo, se lo aseguro, es sinónimo de más información. Y el periodismo solo hay una manera de ejercerlo: con las condiciones adecuadas. Vicent Montagud ironizaba sobre los compañeros que nos informan esta semana desde Alemania: “Los buenos freelance a quienes presentan los medios como ‘sus’ corresponsales en Berlín”.

¿Frivolizamos demasiado?

“Se va a liar gorda y nosotros con el gorro de Papa Noel en el avatar”. Lo afirmaba un usuario de Twitter que, efectivamente, había cambiado su avatar para lucir en él el típico gorro navideño rojo y blanco. Y está en lo cierto: parece que estamos frivolizando demasiado ante tragedias cercanas y grandes tragedias lejanas. ¿O es al revés, y el mundo no está peor pero nos afecta más lo que sucede, para empezar, porque nos enteramos con más detalle?

Fondos y formas

20161106_fondos

Uno de los tuits que más han corrido desde que Mariano Rajoy anunció la composición de su nuevo gobierno es este en el que Antonio Maestre denuncia: “La familia de Dolors Montserrat, ministra de Sanidad, debe 2.305.000 euros a Hacienda según la última lista de morosos”, y adjunta el pantallazo correspondiente. Por supuesto, Montserrat no puede responsabilizarse de lo que hagan sus familiares, pero las formas y los fondos son igual de importantes para un ministro.

La hora de los chistes

Con el asunto del piso de Ramón Espinar agotado, en mi opinión, llega la hora de relajarse y disfrutar de las ocurrencias de algunos usuarios en Twitter. Además de parodiar las fotos de un Espinar reivindicativo… Que había recibido una VPO a dedo, algunos tuits resultan críticas demoledoras con gracia: “Espinar: 30.000€ con un pufillo a los 23, pesebre en el parlamento con 30 y pocos. ¿Estamos ante un caso de… SUPERESPAÑOL?”, o “Si con 23 años gano 30.000 € no llego a los 24”.

Y la de las bajas

Mucho más serias se ponen las cosas en el PSOE, donde la gestora que dirige el partido después del golpe a Sánchez, ha decidido empezar a tramitar las bajas de afiliados motivadas, precisamente, por ese movimiento contra la secretaría general. Podrían ser hasta 20.000, según El Confidencial Digital, y la propia gestora anunció al principio que podían recibirlas pero no tramitarlas. La prolongación de su interinidad les lleva a empezar con estas otras tareas.

San Mamés para Bielsa

La revista Líbero lo hace de un modo atípico pero muy bien en Twitter: nos deja perlas como la que ocupa estas líneas pero no pone links. Es decir: hacen marca (la suya), hacen afición (al fútbol), generan ganas de leer lo que escriben y no trasladan a Internet…. Y recuperan reflexiones como la de nuestro adorado Bielsa: “San Mamés es una caja de resonancia del sentimiento”. Eso es lo que hacemos en nuestra Catedral y lo percibió perfectamente “el loco”.

Una historia de América

Reconozco que estas historias me fascinan, y que siempre pienso lo interesante que tiene que ser escribirlas y retratarlas: hace casi once años que en el aparcamiento “B” del aeropuerto de Los Ángeles hay una concentración de caravanas… ¡de los propios trabajadores! Se han organizado para ahorrarse los trayectos de ida y vuelta a sus casas. “Hay pilotos, copilotos, asistentes de vuelo, mecánicos, trabajadores de las empresas de carga de mercancías y personal que trabaja en el aeropuerto” (BBC).