El rigor

Del mismo modo que hemos criticado en esta columna el uso que hizo Rajoy de una noticia falsa para desacreditar a Pablo Iglesias en el Congreso, traemos ahora la falta de rigor intencionada en ETB de miembros de la formación morada en Euskadi para desacreditar a Aitor Esteban. El diputado no dijo, como afirman, que no votaría los PGE, sino que no votaría a Rajoy (y votó “no”, como recuerdan en Orain). Pero un vídeo manipulado, igual que a Rajoy, les ha servido a Eukene Arana y Jorge Hinojal.

Pero, ¿qué clase?

¿A qué clase (alta, media, baja) se refiere Ramón Espinar cuando habla del odio que destiló, según Alberto Rodríguez y él mismo, la intervención de Ana Oramas en el Congreso de los Diputados? Porque Ramón Espinar, precisamente, no viene de la clase baja. Tampoco lo hace el propio Pablo Iglesias, ni mucho menos Carolina Bescansa. En Euskadi, ni Nagua Alba, ni Lander Martínez ni Eduardo Maura son del “lumpen” (expresión que usó el propio Iglesias).

El equipo de Pedro Sánchez

¿Patxi López? Pocas dudas tenía de su presencia en un organismo pomposo del PSOE a estas alturas. Más me ha llamado la atención la incorporación de Francisco Polo, el exdirector de Change.org, al equipo de Pedro Sánchez. Oficialmente, va para las áreas de innovación y emprendimiento, pero no creo que desperdicien su conocimiento para aprovechar Internet y sus reclamos, y elaborar una base de datos jugosa posteriormente, que es justo el modelo de negocio de Change.

Jorge Mendes, un tipo recomendable

Depende de para qué Jorge Mendes es un tipo muy recomendable. Según la jueza que investiga los desfalcos de algunos jugadores, casualmente, representados suyos, el agente de futbolistas tiene algo que contarle. Desde Falcao a Cristiano Ronaldo, la joya de su multimillonaria corona, son varios los nombres de futbolistas que tienen en común un fraude fiscal y a Mendes como representante. Tanto dinero tan fácilmente ganado parece que pervierte, irremediablemente.

Froilán, soltero de oro

Según la revista ‘Point de Vue’, una publicación sobre la monarquía en la Francia republicana, Froilán de Marichalar es uno de los solteros de oro de las coronas europeas. En concreto, como destacan en Vozpópuli, es uno de “los 20 royals más deseados de 2017”, y eso que en la revista reconocen sus problemas disciplinarios y su poco rendimiento académico. Pese a todo (ya tiene que estar mal el percal), se ha incorporado a la lista que, suponemos, interesará a alguien.

Patxi López pincha

20170301_patxi

El papel de Patxi López en las primarias del PSOE me desconcierta. Pero en El Confidencial Digital lo tienen claro: el de perdedor. “En los dos últimos meses no ha sumado apoyos de peso para su proyecto y, de hecho, ha perdido algunos de sus aliados estratégicos”. Y la parte que más me gusta porque a algunos los conocemos y sufrimos en Euskadi: “Sus principales colaboradores causan recelos a partes iguales entre la militancia y los cargos del partido”.

Los nacionalistas catalanes son el enemigo

El titular que han armado en El Confidencial está preparado para alertar sobre lo malos que son los nacionalistas catalanes: “Generalitat y CUP decapitarán la cúpula de los Mossos por no apoyar la ruptura”. Pero en Euskadi no nos sorprende la intencionalidad de la frase: la de construir un enemigo y señalarlo como si fuera el mismísimo diablo. Ibarretxe, al que ahora algunos conversos reclaman, ya vivieron algo parecido pero peor porque, además, ETA estaba presente.

Trump es el único que lo ha dicho

Por culpa de su prepotencia, Donald Trump acaba de reconocer su infinita ignorancia: “Nadie sabía que el asunto de la Sanidad iba a ser tan complicado”, dice. Y se queda tan ancho, el tío. ¡No lo sabría él, y aún así se atrevió a desmontar lo construido por Obama! En Vox, donde hemos encontrado este estupendo post, creen que solo es un ejemplo de que, realmente, está gobernando sin tener ni idea. Y añado: no es el único que se atreve a criticar lo que han hecho otros y lo destruiría si pudiera, simplemente, porque no lo comprende.

Hazte odiar

La asociación de extrema derecha Hazte Oír logró ayer una cuota de protagonismo gracias a los autobuses que va a poner en circulación, en los que atacan a los más vulnerables. Así, en una especie de respuesta a la estupenda campaña de Chrysalis para concienciar sobre la existencia de niños en cuerpos de niñas, y al revés, los de Hazte Oír han lanzado a la carretera un mensaje que niega esta realidad y el sufrimiento de menores que, como tal, no saben gestionar y expresar lo que les sucede.

Sí, hay que informar y hacerlo bien

Sobre este tema, algunas voces en Twitter pedían que no se diera aire a esa campaña de Hazte Oír ni enseñáramos los autobuses y, con ellos, el mensaje. Pero no estoy de acuerdo: hay que informar de quién es el promotor, cuáles pueden ser sus objetivos y hasta cómo se financia. También hay que ser claro con la respuesta que se puede dar: firmar una petición de Change.org, como pedía algún youtuber, no sirve para nada, salvo para dar más aire a las estrellas de Internet en vez de atender un tema tan serio.

No puedo decir lo que pienso

20170224_no

Tengo dos hijos y una columna diaria. Si quiero que lo segundo me ayude a mantener a los primeros, sinceramente, hoy no puedo decirles lo que pienso cuando leo que Iñaki Urdangarín y Diego Torres pueden librarse de la cárcel si pagan 200.000 y 100.000 euros, respectivamente, pese a que el quebranto habría alcanzado los 2,6 millones de euros de dinero público, conseguido por Noos de un modo fraudulento, según la sentencia. Si España es así que se la queden.

Actualización a día de la fecha: finalmente, Iñaki Urdangarín seguirá en libertad y sin fianza en su casa de Ginebra.

Ya estamos haciendo el cateto

En este caso sí que puedo manifestarme porque, de hecho, me repetiré: me parece una catetada la petición para que Jorge Cremades no actúe en Bilbao. Cremades tiene un humor “gañán”, de tías que tardan mucho en maquillarse y tíos que solo piensan en ligar del modo más fácil, incluido emborrachando a la chica. El verdadero éxito contra este machista del humor sería que el Teatro Campos, donde actuará, estuviera vacío, no prohibiendo su pase.

Cuando miran desde fuera

A veces es necesario que nos observen desde fuera para darnos cuenta de cómo somos. Y no me refiero únicamente al caso anterior: el periodista argentino Nicolás Lucca ha descubierto gracias a la visita de Macri al Congreso quién es Íñigo Errejón. Un personaje capaz de hablar por los argentinos, de pedir cuentas que no le corresponden y de impartir justicia divina. El propio Lucca concluye: “Ocupa un cargo para cubrir algún cupo de discapacidad, no existe otra explicación”.

Un entretenimiento dañino

La socialista andaluza Cristina Cabezón denunciaba en Twitter que había recibido, por medio de un mensaje privado en esa red social, una amenaza de muerte. Fuimos muchos los que consideramos inexcusable ese acto, pero además de eso, Marcelino Madrigal, una vez más, aportó información valiosa: se trata, agárrense, de un grupo de jóvenes mexicanos que se divierten trasladando a personalidades (políticos y celebrities) españolas amenazas de narcos. Y sí, Twitter lo permite.

No son solo mis cosas

Por supuesto, me satisface leer en Blogoff que Jordi Évole cometió varios errores (el primero, tomarnos por tontos) con su programa sobre los malos que son los smartphones. Ya saben que me parece un periodista sobrevalorado y, en el caso del domingo pasado, con bastante jeta como para criminalizar el uso de lo que él mismo ha fomentado para ganar “audiencia social”. Pero Juan García va más allá en su blog y desmonta la supuesta “adicción” al móvil que no existe.

Ni Colón ni Copérnico

20170109_colon

Álvaro Ojeda fue a la cabalgata de los Reyes Magos en Madrid para intentar sacar todas las críticas posibles. Por ejemplo: creyó ver a Colón y se acercó a él asegurando que Podemos dice del colonizador que masacró a los americanos. El actor respondió: “Soy Copérnico”, y ese corte ha volado por Internet. Pero la confusión es solo la anécdota. Lo crucial es que Ojeda y su medio, OK Diario, crean que el periodismo de tonterías es útil para algo, empezando por informar.

Sigfrid Soria ha vuelto a Twitter

La semana pasada les contaba que el ex parlamentario autonómico canario del PP, Sigfrid Soria, anunciaba que abandonaba Twitter, donde se había hecho famoso por sus comentarios homófobos y sus insultos constantes. Pues bien, el silencio ha durado eso, unos días: vuelve a Twitter “para contrarrestar la bastardez” de quienes no piensan como él y porque “muchísima gente” se lo ha pedido. Efectivamente, como si del tonto del pueblo se tratase, muchos han sido los tuiteros que se han reído de él abriendo hasta peticiones en Change por su vuelta.

Pablo Iglesias se sacrifica por todos nosotros

El sistema mesiánico de Podemos tiene un riesgo: que dentro de unos años, cuando los de este partido sustituyan a los de Euskadiko Ezkerra como fuente recurrente sobre cualquier tema político, y nada más, suene ridículo. Si suena ridículo dentro de unos años será, simplemente, porque ya lo hace: Rafael Mayoral habla del “sacrificio” de Pablo Iglesias, que ha grabado y emitido un vídeo en Twitter abrazado a un leño, recientemente, y suena a chiste de la bancada de enfrente.

Así se hacen las cosas

Aunque es cierto que todos los que nos dedicamos a comunicar en Internet hemos tenido que aprender a hacerlo sobre la marcha, poniendo nombre a nuestras prácticas y tarifas a nuestras horas, no es menos cierto que ya hay un modo asentado de hacer bien las cosas. Un ejemplo, el que cazó Jorge Campanillas: EITB vio un vídeo en Twitter que le interesaba para el Teleberri y pidió por el mismo medio y en abierto permiso al autor para usarlo, indicando la procedencia.

También hay que saber ganar

Ojalá esta semana el Athletic nos haga vibrar y, finalmente, eliminemos al FC Barcelona en la Copa del Rey. Un “Barça” cuyos jugadores y aplaudidores han demostrado que, en cuanto los de rojo y blanco les plantan cara, no lo saben gestionar. Esta semana he retuiteado un montón de mensajes que animan a los rojiblancos a ser tan duros como sea necesario en el césped, pero también me preocupa que sepamos ganar con la elegancia que se nos supone.

Buscan droga en ejército y legión

20151026_droga

Por si acaso alguien piensa que tergiverso la noticia o la comento con intencionalidad, copio y pego la entradilla de ‘El Confidencial Digital’: “Los agentes de la Guardia Civil de Algeciras han recibido órdenes de inspeccionar a fondo cualquier transporte de la Legión que cruce el Estrecho en ferry. Se busca evitar el tráfico de drogas tras la detención de un legionario y la aparición de 400 kilos en una base del Ejército en Almería”. Es evidente que sospechan que hay más.

¿Podemos sin Pablo Iglesias?

Pablo Iglesias está cansado porque trabajar en un parlamento no es lo mismo que ir a un plató de televisión a decir qué es lo que hay que hacer. En cualquier caso, no llega en su mejor momento a las elecciones generales, su gran objetivo, y en Podemos ni siquiera están seguros de que serán la tercera fuerza. ¿Una cuarta opción sin energía puede hacer palanca política? Según ‘Vozpópuli’, dadas las perspectivas se habla de un relevo al frente de la organización, que quedaría en manos de Iñigo Errejón.

Alberto Garzón sí disolverá a IU en otra coalición

Y sinceramente, el nombre no me gusta nada. Es más, me suena más a grupo de ultraderecha con piel de cordero para las elecciones, que a opción de izquierdas alternativa a Podemos: “Unidad Popular”. El problema es que “Ahora en Común”, que es el nombre que anhelaban, está registrado y el dueño no va a cederlo (‘La Voz Libre’). Pero el resultado es el mismo: una coalición que despistará al votante de izquierdas… Y yo creo que también al de derechas.

La última tendencia (o tontería)

La última moda en logos es no poner logos. Así las marcas aseguran que se destacan de la competencia. Pero si me lo permiten, la noticia y justificación que leemos en ‘Puro Marketing’ es una soberana tontería: el logo es uno de los elementos claves de la marca junto al nombre, la paleta de colores, las formas, los valores (por supuesto). Es la suma la que hace la marca, y si falta uno de sus elementos el resultado, simplemente, te deja en desventaja respecto a la competencia.

“Sí” a la conciliación

No suelo fijarme en las campañas de Change.org, pero esta que busca concienciar sobre la necesaria conciliación de mujeres (y también hombres) con sus hijas e hijos la he visto varias veces ya en Facebook y Twitter. Y la he visto en perfiles de amigas y amigos que quieren pasar con su familia más de esos 54 minutos que el colectivo autodenominado de “malas madres” ha calculado basándose en encuestas a amatxus que quieren, simplemente, disfrutar con sus hijos e hijas.