Guardiacivil.sexy

Hace solo un par de días les contaba que el autor de Marianorajoy.cat me había robado el corazón por su idea: colgar la web oficial de la Generalitat con toda la información necesaria del referéndum de este dominio. Pues bien, a quien se le haya ocurrido recurrir a Guardiacivil.sexy para colgar la misma web compite directamente por ser mi favorito en esta modalidad de desafío a la legalidad con buen humor. Lo del domingo tiene que ser una fiesta.

Kurdistán como listón

No, no pasa nada porque los catalanes se hayan proyectado en el referéndum del Kurdistán. Eso no dice nada malo del pueblo catalán, pero sí dice algo bastante negativo del estado español, que a los ojos de los observadores internacionales está impidiendo algo que se ha podido hacer incluso con garantías y negociación previa en Iraq. Esa es la verdadera proyección, la que escuece y la que hace parecer a Rajoy un dictador melifluo… Como otros.

Fue la Warner

Sí, es una cuestión de mala imagen, y en la Warner lo saben bien porque fue esta empresa la que pidió cubrir el barco con los personajes de sus producciones dibujados en el casco a tamaño gigante, y no el ministerio español de Interior (gracias, Dani Álvarez, por ser el más rápido con el tuit). Saco dos lecciones: la primera, que nadie quiere verse envuelto en el sainete. La segunda, que a nadie le parecía mal que la Guardia Civil se alojase en semejante esperpento.

Fui yo

Sacar cinco temas con una opinión todos los días durante casi ocho años aumenta la probabilidad de meter la pata, así que con humildad rectifico siempre que creo que quien me lo solicita tiene razón. Y en Factoo la tienen: la web sigue operativa pese al requerimiento inicial del ministerio español de Empleo, y de este modo mis dudas sobre su producto (facturar sin ser autónomo) y las de la propia investigación se tienen que mantener de momento en suspenso.

¿Twitter en 280?

El creador de la red social y actualmente máximo responsable de la compañía, Jack Dorsey, anunció el martes por la noche (hora de Euskadi) que Twitter trabajaba ya con tuits de hasta 280 caracteres (el doble que ahora) y en la jornada de ayer la mayoría de comentarios en la propia web fueron de rechazo. Dori Toribio invitaba a imaginarnos a Trump con más espacio para escribir, y la mayoría pensaban que iba a convertirse en una herramienta más pesada.

Un atropello

El gobierno de España ni entiende ni quiere entender a Catalunya, y esa es la mayor garantía de que puede que no en 2017, pero sí en un futuro próximo, nos iremos. Y cuando digo “el gobierno de España” hablo en genérico porque no importa qué partido esté ni estará. Y cuando digo “nos iremos” hablo de Catalunya y Euskadi, que no van a quedarse en una España maltratadora que expolia lo que no es capaz de generar. Ayer se marcó un antes y un después.

El punto de no retorno

El lehendakari lo avisaba: España está empujándonos a un punto de no retorno. Dani Álvarez también acertó en Twitter: la de la Guardia Civil entrando en la Generalitat para convertir en delito la voluntad popular será la imagen que nos acompañe desde hoy hasta el 1 de octubre, la que lleve a votar a algunos que “sí” porque con esta España “no”. Lo que está siendo histórico (a falta de garantías reales en el procés) es la torpeza de los tres poderes españoles.

“Estado” y “ley”

La desvergüenza de Rafael Hernando es antológica: en medio de las detenciones en Catalunya se descolgó con un tuit desde Madrid en el que aseguraba que los objetivos del PP son “claros”: “Mantener el estado de derecho haciendo cumplir la ley”. Que sea Hernando, que sea este PP imputado, que sea con emoticonos, que sea cuando estaban esposando a altos cargos del Govern lo convierten en un tuit despreciable por lo que dice y lo que quiere decir.

“Contra el referéndum catalán”

El martes fue El Español en su web y ayer Abc en Twitter quienes fueron los más honestos en sus titulares, seguramente porque su posición contra Catalunya es cómoda: “Detenido el número dos de Junqueras en la macrooperación contra el referéndum catalán”. Porque todo esto es contra el referéndum, contra su idea, su esencia y su significado. Y las detenciones nos recuerdan a Minority Report: realizadas porque no pueden detener a todo un pueblo.

Ni con Rufián ni con Vázquez

No soy partidario de que los diputados abandonen los parlamentos. Tienen que estar: es su deber, aunque lo que suceda no les guste, aunque lo que suceda fuera les guste menos. Y si se marchan como Rufián, parafraseando a Jon Idigoras y dándose la vuelta, me quedo sin recursos para defenderles. Pero más despreciable me parece la diputada del PP, Ana Vázquez, reduciendo un conflicto nacional a cuando dejarán de percibir el sueldo sus compañeros catalanes.

Cuando dejas por escrito lo que eres

¡Qué retraso llevo! Bueno, el de otros es aún peor. Me voy poniendo al día con temas que se colocan entre la risa y la tragedia. Risa porque Ernai firma carteles en los que utiliza la palabra española “Invernalia” en una pintada en inglés para referirse a Winterfell o Dragonstone (lo que es Gaztelugatxe en Juego de Tronos). Tragedia porque ese retraso que les lleva más o menos hasta la edad de piedra lo usan para amedrentar al turismo y hacer nacionalismo del peor.

“Locals Only”

En inglés precisamente pueden leer, en el principal diario de Belfast, que en el Este de la ciudad (zona mayoritariamente protestante y unionista) han aparecido pintadas en contra de la presencia de extranjeros: “Locals Only” dicen los intolerantes británicos, herederos de los colonizadores, en un discurso que se asemeja a otro más próximo. La intolerancia recorre el planeta pero siempre es reconocible por el tipo de colectivos que la ejercen y cómo lo hacen.

¿Y qué?

Vamos con otro cavernícola: José Manuel Soto es más reconocible en Twitter por ser una especie de bocachancla de derechas que por sus canciones. El andaluz lanzó recientemente un tuit bastante destacado, llamando a combatir cuerpo a cuerpo el yihadismo. Animado tal vez por la ola que generó, ahora critica que Alberto Garzón se haya casado como le ha dado la gana: de blanco (ella) y chaqué (él), y en un sitio caro. Si lo paga con su dinero, ¿qué tiene de malo?

Roures, el anfitrión de la izquierda

Ya, ya sé que Alberto Garzón es comunista. Oigan, ellos también tienen derecho a sus contradicciones. Miren por ejemplo a Jaume Roures, Oriol Junqueras y Pablo Iglesias: el primero, un millonario de izquierdas que manda a trabajadores al FOGASA y organiza cenas políticas en su casa. El segundo, uno de los líderes del nacionalismo catalán que se reúne a escondidas con uno de los líderes españoles. El tercero, que dijo que nunca acudiría a reservados.

De Cádiz a Arabia Saudí

Ayer traje a esta columna el post en Magnet sobre cómo las relaciones entre Arabia Saudí y el ISIS son menos probables que las seguras de la monarquía española con esa dictadura. Aún así, la ligazón entre ambas sigue siendo un recurso de argumentario de la izquierda (la de Iglesias, la de Junqueras y la de Roures), y sirve hasta para atacar a Bilbao y el Gobierno Vasco porque salen armas del puerto de Bizkaia. Pero, ¡vaya!, de Cádiz lo que salen son goletas para los saudíes armadas hasta los dientes.

Sin excusas

20170124_excusas

No hay excusa para dejar pasar el apoyo a un tipo que está encarcelado por protagonizar una violación múltiple en Iruña durante el pasado Osasuna-Sevilla. El aficionado o grupo de aficionados que quisieron rendir homenaje (que tuvo su vomitiva extensión también en redes sociales) al “Gordo”, también conocido como “el Prenda” (José Ángel Prenda Martínez) merecen que el peso de la ley caiga sobre ellos, al igual que la inmensidad del rechazo que podamos transmitir.

Entonces, ¿el TTIP ahora es bueno?

Ya he expresado en esta columna que no tengo una opinión formada sobre el TTIP, básicamente, porque tengo la impresión de que, sobre todo las críticas, guardan más que lo que explican. Ahora, ese tratado que unía a progresistas de todos los pelajes con la extrema derecha europea (oportunamente tapado por los primeros), ha sido revocado por Trump en una de sus primeras decisiones. Entonces, ¿el TTIP es bueno? Sea lo que sea, que me lo expliquen despacito, a ver si de una vez, lo entiendo.

Populismo eres tú, Susana

No me gusta Trump. Y que a mí no me guste Trump no le importa a Trump, eso lo tengo claro. Pero menos me gusta el maniqueísmo o, lo que conocemos familiarmente como “tonterías”. Por ejemplo, Susana Díaz, defensora ya de una Andalucía a la que llama España, no quiere perder el tiempo y no ha dudado de quejarse porque Trump retire la versión en castellano de la web de la Casa Blanca. Como si a Trump le importara lo que opina Díaz.

“Creo humildemente que estoy siendo ejemplar”

Pastrana, con más de 34.500 seguidores, es un tuitero muy de derechas. Le sigo porque, además, caza noticias que no pueden pasar desapercibidas. Por ejemplo, de la entrevista que Pablo Iglesias concedió a El Mundo, destacó una respuesta que retrata al de Podemos: preguntado por los ataques a Errejón desde su entorno, dijo: “Creo humildemente que estoy siendo ejemplar a la hora de hablar de una fuerza política que no se mira el ombligo”.

El modelo irlandés. O no

La entrevista a Arnlado Otegi en Radio Euskadi dio para mucho. Me quedo don dos claves: cuando dijo que no estaba en política para hacer carrera. ¡Toma ya! Y que cuando Dani Álvarez le preguntó por el independismo de Sortu, expresamente, él respondió que lo suyo era la “revolución democrática”. Pero hubo un detalle relevante: volvió a hablar del modelo irlandés y de cómo allí el pasado terrorista de unos y otros no importa. Además de estar equivocadísimo, eligió mal día: disidentes republicanos han disparado a un agente de policía en una estación de servicio.