¿Un chiste o una declaración?

20170607_chiste

El futbolista del Lazio, Patric Gabarrón, publicó en Twitter una foto de él y Keita Baldé, también jugador del Lazio (y como el murciano, de la cantera del Barcelona), de espaldas, en bañador y cogidos de la mano, junto a emoticonos que podían inducir a una relación entre ambos. En el universo futbolístico salir del armario puede ser muy difícil, por lo dicho por algunos que lo han hecho ya con las botas colgadas, por lo que si es una broma es de pésimo gusto y, si no lo es, resulta un gesto valiente. Y más en la Lazio.

No, no es una broma

La que no parece que bromeaba es la chica que, tal vez emulando a Wonder Woman, tan de moda estas semanas, encabezó por un rato la manifestación en Iruña en defensa de la bandera navarra y España (declarado así en las redes sociales por participantes que acudieron desde diferentes puntos de la península): máscara, trapo rojo con toda la parafernalia como uniforme y, agárrense, una chistorra para fustigarse. Como muestra del nivel de los manifestantes, preciosa.

Somos de pueblo

Pablo Iglesias, que antes de su eclosión como gran político español para algunos, no dudó en llamar “lumpen” a lo que hoy llama “mayoría social”, se ha descolgado esta semana con este titular (dado, además, por un medio más amigo que enemigo): “Los urbanitas de izquierda tenemos que aprender a respetar esas tradiciones tan arraigadas en el pueblo”. Ese argumento le servía para justificar que el alcalde de Cádiz, de su partido, entregase una medalla a una virgen.

Y no somos modernos

Será porque somos de pueblo (en mi caso, de villa jarrillera), claro, por lo que algunos no somos capaces de entender estas muestras de solidaridad con las víctimas del terrorismo ni esas declaraciones de amor vía redes sociales. David Muñoz (él lo escribe “Dabiz”) mostraba una foto de su restaurante en Londres para declarar su amor a la ciudad (¿y para promocionarlo?) y a Cristina Pedroche. Así, a la vez. Porque así es la vida con “Dabiz”, un “locurón” televisado.

Tampoco entiendo la nueva coherencia

Vaya, en esta columna me estoy descubriendo: no entiendo que se bromee con la orientación sexual ni con una chistorra, como no nací en una ciudad tampoco entiendo eso de la laicidad de las fiestas religiosas ni las muestras de amor global de hoy, pero tampoco entiendo la coherencia como lo hace Bob Dylan que rechazó recoger su premio Nobel pero sí ha mandado su discurso con retraso para que no se le escape el casi millón de euros de la dotación económica.

“Trinchera constitucionalista”

20170606_trinchera

Cada vez que leo algo de Navarra.com, web alojada en El Español, me pregunto si Pedro J. Ramírez es igual de tendencioso en el resto de su medio digital. “30.000 navarros” contra la imposición nacionalista de Uxue Barkos, se atrevían a escribir, como si no hubiéramos visto a miembros del PP, UPyD o partidos entre la derecha y la pared alardear en Twitter de que iban a Iruña a defender España. Pura intoxicación que empaña el nombre de la información y la cabecera que la contiene.

Él conoce el futuro

El propio Arnold Schwarzenegger bromea en su vídeo dedicado a Donald Trump con que él es el único que puede viajar en el tiempo desde el futuro, en clara alusión a su Terminator. Pero este segundo de broma es el único que se permite en su rapapolvos contra el actual presidente estadounidense. Conan el Bárbaro sabe de lo que habla, como político (casi diez años) republicano (toda la vida, al parecer) que es, y tiene claro que la lucha contra el cambio climático es incuestionable.

Sí y sí

Tiene toda la razón la usuaria (eso parece) de Twitter, The Lost Dreamer cuando critica en una sucesión de tuits con más de 6.000 retuits a quienes han hecho chistes con los gustos de la Infanta Leonor: que lea a Stevenson o Carroll y le gusten las pelis de Kurosawa solo es criticable para los ignorantes. Pero también tiene razón Egoitz Moreno cuando recuerda que la heredera de la corona de España es siempre “el enemigo”. Y con esa premisa tenemos que revisar sus gustos.

Echenique ya no convence a los suyos

Llevo años alertando de que Pablo Echenique es, posiblemente, el político más sobrevalorado de la actualidad. Y por lo que parece en su entorno más próximo la caída del guindo se convierte en práctica habitual donde se detenga unos segundos: su propio grupo en Zaragoza se ha abstenido en la reprobación del Ayuntamiento por su actitud después de la sentencia que le condena por haber contratado ilegalmente a un asistente. Nos lo justificarán como quieran, pero no podrán.

Pero sigue siendo un ignorante

No, Nicolás Maduro no afirmó con rotundidad que había cinco puntos cardinales porque no lo supiera, como reseñamos en esta misma columna: el que no lo sabía era un miembro de la oposición y él estaba riéndose de él como algunos pretendimos hacerlo del presidente venezolano. No puedo justificarlo con que no me extrañó la noticia en un ignorante como Maduro: la información manipulada contra él le refuerza mientras nos debilita a quienes no le queremos.

Pues yo tengo mis dudas

20170531_dudas

En este momento que vivimos, tan difícil para el periodismo, pendiente de qué resulta indignante para esa parte de la sociedad que se manifiesta en Twitter y que siempre está dispuesta a indignarse, después de leer dos veces la pieza de InfoLibre tengo mis dudas de que, realmente, lo del fiscal Anticorrupción, Manuel Moix (heredar junto a sus tres hermanos una empresa radicada en Panamá cuyo objeto era ocultar la propiedad del chalé de sus padres), sea algo más grave que una evidente falta de decoro.

Y no defiendo a nadie

Lo que han leído en el párrafo anterior no es una defensa a Moix, ni mucho menos a Pedro J. Ramírez, siempre dispuesto a dar la versión del poder dominante mientras nos vende no sé qué rollos de la revolución del periodismo en Internet. Pero a menos que haya algo más, que esa empresa haya servido para evadir impuestos (él asegura haber abonado con sus hermanos todos los correspondientes como heredero), me cuesta contribuir a la cultura del escándalo diario.

Dejamos que otros decidan la noticia

La moción de censura de Pablo Iglesias, para Pablo Iglesias, por Pablo Iglesias, es perfectamente útil para explicarme: una noticia que no lo es, porque la moción no saldrá, que hay que contar como quiere el partido que mejor responde a los “indignables”. Pero lo hacen bien en El Independiente: la realidad es que Podemos quiere desgastar al PSOE, y no hacer frente al PP. No podemos dejar que nos digan cómo es la noticia, por muchas menciones que nos hagan en Twitter.

Elevamos el detalle

Y si el PP tuitea una tontería y luego borra el tuit nos enredamos como un gato pequeño con un ovillo de lana. Empezando, por supuesto, por esta misma columna. Los de Rajoy y Alonso tuitearon: “Puigdemont quiere hacer un referéndum en lugar de escuchar a los catalanes”, y la jaimitada hay que señalarla y denunciarla en Twitter, como hace Javi Vizcaíno. Pero lo que tiene que abrir portadas on-line y en papel, y columnas, es la violencia machista que ha generado tres nuevos asesinatos.

No nos toméis por tontos

Para reivindicarnos, para no caer en la espiral del escándalo, que ha sustituido hace tiempo a la del silencio (la coacción ahora te lleva a señalar, a retuitear, a compartir, a gritar: “¡Mira qué zasca!”), es importante que no dejemos que nos tomen por tontos, que es justo lo que hacen en la Barcelona futbolística a los del Athletic: ¿alguien se cree que Valverde y el Barça han hablado por primera vez y cerrado un acuerdo en 48 horas? ¿Y por qué quieren que traguemos con ello?

La imagen que vale más que mil palabras

20170522_imagen

La de Ignacio González es la imagen que vale más que mil palabras sobre la corrupción en el PP. El protegido de Esperanza Aguirre que llegó a presidente de la Comunidad y hoy está entre rejas. Sobre él se filtran conversaciones entre chuscas y mafiosas con personajes igual de poco recomendables como Zaplana. Solo fue otro que se lo llevó, como Granados. Y para colmo, era un derrochador que nunca ocultó su alto nivel de vida, incompatible con los ingresos de un político honesto.

Hablemos también de Granados

Una cosa que me sorprende de quien la hace es la poca capacidad que tiene para pagarla. Podemos hablar como en El Plural de Francisco Granados y sus muchos intentos de librarse de la cárcel de manera lastimera. Y podemos hablar también de supermachos que con las manos manchadas de sangre luego han ido de corderos entre rejas para ver si salían rápidamente. Yo pensaba, inocente de mí, que quien roba a lo grande o hace daño físico es capaz de asumir consecuencias.

El precio de la vivienda sube

Según leemos en La Información, el precio de la vivienda ha vuelto a niveles de 2004. Es decir, a tiempos de escalada de precios antes de que se pinchara la burbuja inmobiliaria. También leemos que lo que no ha subido al mismo ritmo que el precio es el aumento de transacciones. Pero, aunque menos, son de más valor, como hemos visto. Con cada noticia de este tipo confirmamos que la bajada de precios sin crédito solo benefició a los especuladores que ahora pueden hacer caja.

¡Claro!

A veces no entiendo las decisiones de algunos expertos en marketing. Y supongo que las grandes empresas que mueven muchos millones cuentan con expertos también para que les hagan el marketing, que no es otra cosa que la lectura del mercado. Por ejemplo, Mercadona lo ha hecho bien: que la aversión al aceite de palma esta palpitando. ¡Fuera el aceite de palma de su marca blanca! Ya veremos si es bueno o malo para la salud, pero para la facturación de la empresa será estupendo.

Porque…

Celebro comprobar que no soy el único que lee Twitter con un pesimismo creciente cada día. El usuario @TraedRuffles (sí, como lo leen), con más de 107.000 seguidores, también es cada vez más sarcástico con sentencias como: “Todo el mundo es manipulable menos vosotros”. Lo cierto es que somos manipulables, miren si no cómo reaccionamos ahora ante el aceite de palma. Pero no es menos cierto que en Twitter abundan los que señalan a los demás sin verse a sí mismos como parte o producto del problema.

Un verdadero pozo sin fondo

20170521_pozo

Los problemas del PP parece que no acaban nunca. Esa situación de amenaza permanente solo es el fruto de su propia siembra: hay tanto lodo en el pozo que nadie, ni siquiera Rajoy, sabe cuándo tocarán fondo. Por si fuera poco, a los delitos se suma un mal gusto sorprendente, con escuchas de conversaciones entre altos cargos que hablan de luchas de poder, de intentos de enfangar a compañeros, de miserias y de manos llenas de dinero, todo al mismo tiempo. Todo en el mismo PP.

Las muestras más chuscas

Insisto en que no sólo es lo que algunos políticos del PP han podido llevarse para sí o su partido del dinero público que movían con generosidad, según las investigaciones. Las formas dicen también mucho de este partido, y en El Español no dudan en mostrarlas con crudeza: los dos proveedores del PP en campañas pillados con dinero escondido en el asiento de un coche en la frontera suiza, o las Azúcar Moreno, que actuaron en un cierre de campaña y cobraron en “B”.

¿De quién te fías?

Lo de Venezuela es un drama en todo punto. Es un drama la diferencia de clases tan brutal. Es un drama que se haya reducido comprando votos. Es un drama que Nicolás Maduro sea presidente. Es un drama su represión. Y es un drama la manipulación mediática en favor de las clases altas y conservadoras. Pero también es un drama el juego de vídeos: defensores fuera de Venezuela de gobierno y oposición usan vídeos aterradores (muerte, violencia, saqueos) y desprecian los del otro bando como si no se desangrara el mismo país.

El buen periodismo deportivo es posible

Disfruto leyendo las crónicas de los diarios generalistas, empezando por las de DEIA. Y cada vez hay más blogs y webs sobre fútbol que merecen la pena, que cuentan historias además de noticias, o proyectos como Panenka, una revista extraordinaria. Sí, el buen periodismo deportivo es posible. Pero hace tiempo que lo echamos de menos en diarios especializados en los que, como bien recuerdan en “Los otros 18”, solo hablan de Madrid y Barcelona, despreciando al resto.

Otra guerra de los youtubers contra el mundo

En este periódico he alabado a youtubers como Elrubius o Zorman, creadores de contenido excepcionales que manejan una narrativa nueva. Y he criticado a los imitadores o buscadores de clics sin talento y/o formación. Esta semana unos y otros se han mostrado en contra de unos premios que ni me van ni me vienen, pero sí el fondo. Se quejan de que la empresa mercadea con su imagen como si ellos no lo hicieran ya o no se llevara haciendo con la gente famosa antes de que nacieran.