20
sep 14

Una nación mejor

20140920_mejor

Escocia nos ha dado una gran lección. Su ciudadanía ha llevado con un civismo admirable un proceso tan importante como es la independencia del estado que les acoge. Los partidarios del “sí”, un 45% de los que votaron (a su vez, un 84%), han actuado, además, con una corrección extraordinaria. La página en Facebook de ‘Yes Scotland’, dejó ayer un mensaje claro, positivo y constructivo, como ha sido toda la campaña por la independencia: “Gracias a todos que han tomado parte en nuestro maravilloso debate con el ‘sí’ o con el ‘no’. Construyamos juntos a partir de mañana una nación mejor”.

Escocia por la unidad

Si los del “yes” han sabido jugar sus cartas hasta el último minuto e, incluso, después, con el partido terminado, como hemos visto, los partidarios del “no” han seguido con su cerrazón. El mensaje de que “Escocia ha votado por la unidad” es la demostración palpable de que incluso en el Reino Unido, un país que nos ha vuelto a dar una lección de democracia al resto, algunos no han entendido nada. Escocia se ha manifestado en contra de la uniformidad, quieren más competencias, más atribuciones, un estatus diferente y diferenciado. Dentro del Reino Unido, sí, pero no aplanados por él.

El otro gran vencedor

Todavía se tambaleará durante unos días, y tendrá que medir muy bien en qué consiste el autogobierno que va a conceder a Escocia. David Cameron también tendrá que cuidar qué reclamaciones pueden sobrevenirle de Irlanda y Gales, una vez iniciada la negociación con el norte, pero sin duda es el otro gran vencedor de este proceso. El primero, el pueblo escocés, que ha podido decidir. El segundo, el Prime Ministre británico que accedió y ganó este referéndum, y que ha impartido una lección de democracia magnífica.

Cerebros apelmazados

Miguel Ángel Rodríguez está convirtiéndose en un habitual de esta columna por méritos propios. Sus tweets ya hace tiempo que dejaron de resultar provocadores y entraron en el terreno de la estupidez supina. Su reacción a lo que ha sucedido en Escocia, por supuesto, ha sido absolutamente peregrina y muestra una falta de sensibilidad y lucidez preocupante. Calificar de “astracanada” un referéndum perfectamente democrático y cívico, y acusar de “pillar” algo a los independentistas que van a comenzar una negociación con Londres dice mucho, y nada bueno, de este vocero del PP.

No es lo mismo

Aitziber Ibaibarriaga intentaba justificar la denuncia que hacíamos ayer en esta misma columna de la utilización de la bandera escocesa por parte de Bildu en Bilbao señalando que en Gasteiz EAJ-PNV había hecho lo mismo. Pero no es cierto. Los nacionalistas de Gasteiz, como tantos otros, del PNV y de Bildu, habían sacado la bandera escocesa al balcón aún a riesgo de que se la quitaran para buscar la foto de la solidaridad. Los utilitaristas de Bildu en Bilbao la sacaron para buscar la foto de la victimización, como ya hicieran con la bandera palestina. Y la prueba es el tweet que únicamente sacó el partido de Ibaibarriaga.


19
sep 14

“I Voted”

20140919_voted

Les escribo esta columna sin saber si ha ganado el “sí” o el “no” en Escocia. Y solo esa incertidumbre ya es emocionante. Seguramente lean estas líneas sabiendo qué resultado ha ganado, pero la emoción que vivimos ayer, conectados constantemente a Internet, a las redes sociales digitales, a los medios de allí y de aquí, no nos la quita nadie. Y a los escoceses, menos. Haya pasado lo que haya pasado, el mundo ha cambiado. Igual que a Cameron no le vale la postura tradicional del Reino Unido sobre Escocia, no le vale tampoco a Rajoy la que sostiene contra Euskadi y Catalunya. En Escocia también votaron ayer por nosotros.

Portadas y trending topics

Juan Antonio Giner publicó en Twitter a primera hora un montaje con las portadas de los principales periódicos británicos. Sin finalmente ha ganado el “sÍ” habrá que revisar la capacidad de influencia de los medios… o la capacidad de influencia de los medios británicos en la población escocesa. A lo largo de la mañana, Francesc Pujol nos enseñaba los trendign topics en Londres, Edimburgo y Glasgow, con evidentes variaciones entre el “no” claro en la capital del imperio, y las posibilidades del “sí” en el territorio en el que se votaba.

Del “no” al “sí”

Haya pasado lo que haya pasado, tenemos ciertas evidencias. La primera, que el referéndum era posible y necesario. La segunda, que el Reino Unido golea a España democracia. La tercera, que el órdago de Cameron le va a salir muy caro. La cuarta, la pésima campaña del “no” que hizo que hasta Andy Murray cambiara el sentido de su voto hacia el “sí” y lo anunciara a primera hora de la mañana en su Twitter. La acción del tenista pudo influir en miles de personas, e hizo que la emoción aumentara.

Escocia es el camino

Así se manifestó ayer el lehendakari en Facebook. En los mismos términos, prácticamente, que hace meses: el que hace Escocia es el camino porque es el único que tiene legitimidad. Nos guste o no, no es posible hacerlo sin el consentimiento de la capital del estado, y les guste o no, son los escoceses (y lo seremos los vascos y los catalanes cuando nos toque) los que deciden su futuro. Un camino que, como bien recordaba Iñigo Urkullu, termina en Europa. Estas son las enseñanzas que un hombre de estado saca de Escocia.

Trampas

Una vez más, Bildu Bilbao usó para sus propios intereses una bandera. Esta vez, la escocesa, que colocó en el mismo sitio que la de Palestina conociendo perfectamente el resultado: la prohibición de colocar enseñas en la fachada del ayuntamiento. Pero eso es lo que buscaban, precisamente: señalar al alcalde y hacer propaganda victimista. Escocia y su bandera, en realidad, era lo de menos. Les importaba y les delataba ese tweet acusador, tramposo, cansino. Esa instrumentalización de una bandera no es de nacionalistas.


18
sep 14

Yes Scotland

20140918_yes

Hoy es el día. El día que llevábamos esperando muchos. Una nación europea, cercana, reconocible, con la que podemos identificarnos fácilmente, puede dar el segundo paso para convertirse en un estado. El primero ya lo dieron cuando adquirieron la población escocesa adquirió conciencia de que podía decidir su futuro. Y Cameron abrió la puerta cuando, con un sentido de la democracia admirable, permitió un referéndum para el que él ya tenía el voto contrario decidido. Desde entonces y hasta hoy, la campaña por un “yes” escocés que nos ha ilusionado a todos.

Better Together

Frente al “sí” y en contra de la ilusión de un pueblo se han situado los unionistas, parapetados tras un el lema “Better Together” (“mejor juntos”) que, con el paso de los meses, ha ido derivando en un sencillo “No, Thanks” (“no, gracias”). Una campaña negativa basada en disolver la esperanza y en aguar la fiesta. Una campaña hecha a cara de perro que no les ha funcionado, como es lógico. Porque ese “no” rancio, basado en un pasado imperialista compartido y el vigor de una libra que fluctúa como las demás monedas, no tiene venta. Poco a poco, el “no” olía más a naftalina y el “sí” a ventanas abiertas frente a los frescos prados escoceses.

Las diferentes batallas

La batalla política ha sido tan trascendente que ha traspasado las fronteras y nos ha contagiado un poco a todos, pero de maneras diferentes. Algunos se resfriaban y estornudaban, y otros nos levantábamos cada día con más energía. Son muchas las naciones, con o sin estado, desde las que miramos a Escocia, y las visiones se han trasladado a ese mar que no tiene puertas ni fronteras que es Internet. Aquí sí que el “yes” ha vencido claramente, lo dice Facebook y lo recoge hasta el ‘Financial Times’.

¿Y la BBC? ¿Y los otros medios?

La ‘BBC’ ha recibido muchas críticas por su posición contraria al “yes” pero, ¿qué quieren que les diga? La primera “B” de su acrónimo corresponde a “British”, y ante todo es una televisión pública del Reino Unido, por lo que le toca defender el Reino Unido que la sostiene. Más divertida me ha resultado la batalla de los medios españoles (y algunos vascos), que además de repetir los argumentos del “no”, han llegado a competir por qué medio era más unionista que los propios británicos. Más papistas que el Papa.

Eskerrik asko, Oier!

Es una de las maldiciones del periodismo: nuestros nombres pasan desapercibidos para los lectores hasta que metemos la pata. Entonces, sí, leen el nombre y el apellido. Precisamente por eso, si les digo que llevan ya un par de años leyendo las crónicas sobre Escocia de Oier Llinás, muchos de ustedes no se habrán dado cuenta… y no pasa nada. Pero así ha sido. Oier nos ha transmitido lo que pasa en Escocia, también en ‘Onda Vasca’ y por medio de Twitter más recientemente, con información de alcance y de contexto. Un gran trabajo conjugado con la posibilidad de vivir una oportunidad histórica.


08
sep 14

Si te emociona la violencia…

20140908_emociona

Juanma Rodríguez ha publicado en Facebook un vídeo en el que Pablo Iglesias reconoce que le “ha emocionado” ver a varios manifestantes agredir a un policía que intentaba proceder a una detención. El líder de Podemos lo considera una “la expresión de una rabia” porque “algo está pasando”. Pues bien, en Euskadi conocemos demasiado bien lo que es la violencia, a quién le emociona su ejercicio, y lo que supone que el listo de turno lo justifique y, así, ayude a perpetuarla. Salvadores como esos, por lo menos en Euskadi, no los necesitamos.

Aún así, crece en España

En ‘La Información’ se han hecho eco de la evolución de voto en Andalucía y cómo la irrupción de Podemos cambiaría el panorama autonómico: el PSOE volvería a ganar (con ocho puntos menos), el PP se mantendría segundo (pero con la friolera de un 12% de votos menos), y Podemos adelantaría a IU y a UPyD, colocándose como tercera fuerza y llave del sostenimiento del PSOE al frente de la Junta. Es evidente que Podemos está sobre la ola y que ahora tiene que surfearla.

Curiosas revoluciones

La izquierda mundial tiene que compartir la pasión que profesa hacia la revolución bolivariana, liderada por un militar golpista, homófobo y ultracatólico, con un Maduro al que se le parece en forma de pajarito, y un activista que, según denuncian en ‘Infobae’, le profesó un curioso padrenuestro: “Chávez nuestro que estás en el cielo, en la tierra, en el mar y en nosotros, los y las delegadas. Santificado sea tu nombre. Venga nosotros tu legado para llevarlos a los pueblos de aquí y de allá… danos hoy tu luz para que nos guíe cada día. No nos dejes caer en la tentación del capitalismo, más líbranos de la maldad, de la oligarquía”.

De chantajes y de Anonymous

El robo de fotografías a actrices que habían confiado en “la nube” como sistema de almacenamiento de sus imágenes con menos ropa, parece que tiene segunda parte: “Hacker que filtró las fotos de Jennifer Lawrence amenaza con publicar más”, aseguran en ‘Conectia’. Lo curioso es que, según algunas informaciones que pudimos leer al principio del escándalo, hizo la filtración en nombre de ‘Anonymous’, y que éstos no han hecho nada para alejarse de un robo que no parece tener ningún sentido político o de denuncia social.

Las marcas van ganando

Todas las grandes marcas saben que van a tener detractores, y que éstos, si tienen mala suerte, pueden ser creativos y hacer de las críticas dardos envenenados. Pero no es justo que estos ataques no sean controlables, porque nadie sabe si vienen de usuarios legítimamente cabreados… o de agencias de publicidad pagadas por la competencia. El paso que ha dado Tesco (el Eroski del Reino Unido) es importante, ya que ha logrado cerrar una cuenta que le parodiaba con fines que desconocemos (‘Marketing News’). Las marcas también tienen derecho a comunicar libremente.


04
sep 14

Poniéndolo fácil a los ladrones

20140904_facil

Por si acaso no había suficientes vídeos en Internet sobre cómo abrir cerraduras y puertas, a veces junto a un ridículo e indignante mensaje de “por favor, no uséis esta información para robar”, llegan ahora las impresoras digitales, el software desarrollado por Christian Holler y Jos Weyers con el que, aseguran, pueden imprimir una llave que funciona solo fotografiando la cerradura, y la irresponsabilidad de ‘El Confidencial’ que lo publica bajo el siguiente titular: “Un llave maestra que cualquiera puede fabricar en casa”.

Realmente, no importa el cómo

El robo de fotografías privadas de actrices famosas, almacenadas en el servicio “en la nube” de Apple, ha puesto en entredicho la seguridad de la empresa de la manzanita. Dicen ahora los de fabricantes (y recoge la ‘BBC’) que no ha sido un problema de vulnerabilidad, y que los hackers habrían deducido los usuarios y contraseñas de estas actrices. Pero realmente lo que menos importa es el “cómo”, y lo que más el “qué”, ¿qué archivos que no queremos compartir con nadie dejamos en sistemas virtuales de almacenamiento que gestionan terceros?

El “sí” de los Proclaimers

Seguramente se acuerden de la canción “I’m Gonna Be”, la de las famosas 500 millas, que cantaban ‘The Proclaimers’. Dos hermanos gemelos del norte de Edinburgo que, además de hacer canciones pegadizas, han apoyado públicamente al equipo católico de la capital, el Hibernian, se reconocen nacionalistas de toda la vida, y participan en la campaña ‘Yes Scotland’ manifestando que se trata de una cuestión “de principios” y de construir una nación europea, la escocesa, próspera y justa. Un mensaje claro y contundente que han difundido estos días.

Racismo injustificado

La cuenta en Twitter ‘Fútbol de Inglaterra’, con más de 130.000 seguidores pero “no oficial”, como ellos mismos manifiestan en su perfil, era un poco pesada y se pasaba de entusiasta. También nos daba gato por libre cuando relanzaba mensajes que poco o nada tenían que ver con la Premier. Pero ayer, para mí, lanzó su último mensaje: “West Ham. Gastó en negritos e Ingleses £27.70M. Ganó £3.87M”. Solo necesité leer hasta “negritos” para dejar de seguirles. Y si tanto saben de fútbol inglés, se habrán dado cuenta de que el color de la piel de los nuevos talentos de aquella selección no es precisamente el sonrosado de Rooney.

A Euskadi, a comer

Espero que Javi Lara se encuentre más a gusto ahora en Eibar que lo que se sintió en Irun, donde jugó “seis meses eternos”, según sus propias palabras en ‘Intereconomía’. La entrevista de Pedrerol al delantero la ha recuperado Gorka Fernández en su Facebook y, en ella, Lara no tiene buenas palabras ni para el fútbol ni para la ciudadanía vasca. Comer, se come bien, eso sí lo reconoce. De hecho, antes de firmar por los armeros decía que solo volvería a Euskadi a comer. El euskera y la gente no le dejaron un buen recuerdo, y según él, siempre que tuviera otra opción no regresaría.