A golpe de titular

Vivimos a golpe de titular, sobre todo, los que lo hacemos pegados a Twitter y Facebook. Y ofrecer una información completa o complementaria, cuando es tecnológicamente más fácil, es argumentalmente más difícil porque, además, parece que a nadie le importa el contexto. En Twitter precisamente, el usuario @CalaJane ha creado un hilo con detalles relevantes (visibles en otras webs, sobre todo, británicas) sobre el último atentado en Londres que no merece la atención del gran público.

Y a veces, ni eso

Y en esta espiral de silencio 2.0, carcomida por el ruido y las voces que te gritan qué con qué y cómo sensibilizarte, a veces ni el titular es suficientemente relevante. Ni mucho menos, el tuit. Porque en Twitter sí hemos visto muchos comentarios (todos muy similares) sobre los 60.000 millones que jamás recuperaremos después de salvar entre todos los europeos a la banca pública española. ¿Y dónde llegan estos tuits? Por desgracia, a ningún sitio pese a tan vergonzoso atraco.

El detalle sí es relevante

En este ambiente en el que el ninguneo al detalle está generalizado y el trazo grueso parece que gana por gordo pero no por tener trazas de verdad, ¿a alguien le importa que el gobierno español pase vilmente del homenaje en París a Francesc Boix, que documentó el horror de Mauthaussen? Sí, a algunos nos importa. Pero no a los suficientes, por lo que parece. Y como todo es número (seguidores, asistentes, porcentajes en intención de voto), aquí ya nada es personal.

La culpa se disuelve

Otra perversión de la era de Twitter en la que algunos vivimos es que la culpa siempre se disuelve. Una estrella de la red social puede escribir cualquier barbaridad o una mentira, y en unos minutos empezar a hablar del E3, la feria de videojuegos más importante, y aquí no ha pasado nada. Tampoco pasa nada cuando los votantes de los salvadores, como Mélenchon o Le Pen, les abandonan en masa después de haber protagonizado la política francesa en los últimos meses. ¿Debería?

Lápiz, papel; lápiz, papel; lápiz…

Al final, a uno le entran dudas. ¿Ha valido para algo tantas horas dedicadas a mirar una pantalla? ¿Y si las hubiera dedicado a un lápiz y a un papel, o a escribir una novela? Porque, fíjense, el esfuerzo y la constancia es lo que menciona, a modo de explicación, la persona que mejor nota ha sacado en selectividad en Madrid. Ni tablets, ni métodos lúdicos de aprendizaje basados en Apps. ¿Cómo se quedan? Yo, satisfecho, lo confieso. Los cantos de sirena suenan hoy en MP3.

Atutxa, Knorr y Bilbao hicieron lo correcto

La primera que compartió la noticia en Twitter fue Izaskun Bilbao, la sucesora de Juan Mari Atutxa en la presidencia del parlamento vasco: según Estrasburgo, el ex consejero de Interior, Knörr y Bilbao no tuvieron un juicio justo cuando fueron condenados por no disolver el grupo parlamentario Sozialista Abertzaleak tras la ilegalización de Batasuna. Y aunque no creo ya que nadie se sonroje en la justicia española, por lo menos, los tres han recibido su reparación moral. Bienvenida sea.

Euskadi, hiperconectado

Es la noticia del territorio en los periódicos de hoy: un cable va a conectar Sopela con Virginia Beach en un proyecto de Microsoft y Facebook para que los usuarios de sus herramientas en el sur de Europa puedan hacerlo en mejores condiciones técnicas. La historia es estupenda para quienes seguimos dejándonos sorprender por la tecnología, pero esta no es una anécdota ni una noticia “friki”: es importante reconocer los pasos adelante, darlos y acompañar a quien prepara el camino.

El nivel

El debate sobre la moción de censura de Pablo Iglesias, para Pablo Iglesias y por Pablo Iglesias me aburrió ayer sobremanera. Irene Montero empezó haciendo bueno a Rajoy (y si Ramón Espinar no ha escuchado otros discursos en el Congreso el problema es suyo), e Iglesias terminó haciendo de sí mismo la versión extendida del cuñado de izquierdas. Hasta los tuits fueron a menos con el paso de las horas y las ideas machacadas. Un ejercicio de autoescucha absolutamente prescindible.

Ánimo, Yeray

La noticia de que Yeray Álvarez va a tener que someterse a quimioterapia para seguir tratándose de su cáncer sacudió ayer al mundo del fútbol, del deporte, y, por supuesto, a Bilbao. Las muestras de afecto y apoyo llegaron desde orillas cercanas como la Real Sociedad a otras más lejanas (Sevilla, Alcorcón…). Pero los más emocionantes, sin duda, fueron los mensajes de sus propios compañeros, como Iñaki Williams, cuyo carisma se percibe incluso a través de Twitter.

Un sueldo más que digno

Siempre que puedo insisto en que uno de los colectivos profesionales más infravalorados en Euskadi es el de los fotógrafos. En los periódicos, revistas, estudios e incluso en las galerías de arte hay personas que hacen maravillas con sus cámaras y un ordenador (o cubetas y ampliadoras), y muchos de ellos pasarán razonable envidia con los sueldos que leemos en Photolari: 650 dólares por jornada en la CNN o National Geographic, o 450 en The New York Times, entre otros.

Internet así, sí

20170608_asi

Gracias a Magnet en un par de días he conocido dos páginas web de esas que hacen que me reconcilie con Internet. Por un lado, en Irin News han elaborado un mapa interactivo para conocer los conflictos bélicos activos en el mundo. Por el otro, en Esri Story Maps han creado otro con los atentados terroristas y sus víctimas casi a tiempo real. Información útil basada en ideas sencillas ejecutadas de un modo efectivo, y comunicadas a todo el mundo. Así debería ser Internet siempre.

Si tienen que cambiar, que lo hagan ya

Por desgracia en otras webs corren contenidos mucho más efectivos para hacer el mal, y la primera ministra británica ya habría señalado a Facebook y Google como herramientas útiles para quien quiera aterrorizarnos. Pero sería injusto cargar las tintas contra estas dos aunque sean gigantes: plataformas mucho más pequeñas pueden ser usadas para intercambiar información necesaria para cometer atentados sin que propietarios u organismos públicos hagan nada por impedirlo.

Mientras tanto, en el mundo real…

Parece que durante la peregrinación a la ermita de El Rocío, las redes sociales son el escaparate, el sitio en el que contar lo que estás disfrutando y con quién lo estás haciendo. Pero la realidad de aquellas cunetas es bien distinta y no sale en los selfies: “Nueve caballos y un buey mueren por agotamiento y estrés”. Además, según Público (donde hablan de 20.000 animales en la romería), ese ganado se alquila a inexpertos, lo que incrementa el riesgo para su salud.

El militar bueno de Podemos

Todavía recuerdo de aquella “operación Menina” de la que hablaba con total convicción Pablo Iglesias por la que Soraya Sáenz de Santamaría sería investida presidenta del Gobierno si “la gente” no votaba a Podemos. Hoy les hablo de la “operación JEMAD”, esta vez urdida por el propio Iglesias, según El Independiente, para colocar a José Julio Rodríguez, que no logró ser diputado, como alcalde de Madrid. Ojo porque la alternativa propuesta por Carmena para su sucesión sería Baltasar Garzón.

Apple ya no emociona

En el bloque tecnológico, una evidencia: Apple ya no nos emociona. Y no somos capaces de ver qué otra empresa puede hacerlo como la de la manzana en la época de Steve Jobs. Esta gran empresa (también en rentabilidad) ha presentado sus novedades: mejoras en sus propios productos. Y algunos se han venido arriba en el relato (he tomado como ejemplo Hipertextual, que no ha sido el único), pero lo cierto es que la magia, la sorpresa, la clarividencia se fue con Jobs.

¡Qué cara más dura!

20170525_cara

Pablo Echenique no tiene rubor en defenderse a perdigonadas de la multa que le ha caído por contratar de un modo irregular a un asistente. Que sí, que peor es la corrupción a manos llenas de algunos en el PP. Pero a Echenique le han pillado. Por mucho que él culpe al asistente y apele hasta dos veces a sus “modestos ahorros” (ha sido investigador en la Universidad y es parlamentario, así que no serán tan modestos), o eche balones fuera sugiriendo que esta condena sería extensible a otros defraudadores como él.

No llega la paz al PSOE

Espero que Casimiro García Abadillo esté equivocado, pero lo dudo. Según el director de El Independiente, Pedro Sánchez tendría en el Congreso a una veintena de diputados en contra encabezados por Eduardo Madina. Se hacen llamar “los irreductibles” y no les importa mostrar el enfrentamiento en público, como en la comisión de Interior esta misma semana. Y esa oposición interna seguramente tenga otras ramificaciones en más parlamentos, federaciones e incluso Ferraz.

¿Los niños son malos?

El guionista vasco Raúl Díaz tuvo el arrojo de enfrentarse a uno de los youtubers de moda, Haplo Schaffer, que desde su comercial irreverencia defendía los espacios sin niños porque, agárrense, “ninguna generación anterior fue tan precaria como ésta. Estamos en nuestro derecho”. Díaz, habituado a guionizar comedias, se puso serio: “¿La posguerra no fue tan precaria?”. Su conversación completa es muy interesante porque muestra lo sátiros que pueden ser los autoproclamados defensores de las grandes causas.

Qué es el “clickbeat”

El “clickbeat” consiste en poner un tuit con el siguiente mensaje: “La Embajada de España en Reino Unido recuerda el teléfono de emergencia consular tras la explosión en Manchester”, y en vez de poner el número colocar el enlace a tu web para que la gente lo vea… Y ganar un “clic” para la estadística. Estadística que como audiencia luego se vende al anunciante. Es decir: dejar anzuelos para que piquemos, pero sin informar. Y ahí perdemos todos, también la profesión.

¡Buen camino, Sargori!

Con el periodismo supeditado al “clic” estamos necesitados de buenas noticias, como la creación de un nuevo medio, ¡en papel! En este caso, además, en Bilbao: ha nacido Sargori, una revista de temática LGTB atractiva, muy cuidada en foto, diseño y textos, y con la firma de Leire Gondra, que siempre es una garantía de calidad… Y de pasarlo bien. Desde esta columna solo podemos desear la mejor de las suertes a Gondra y a su proyecto. Si ven un Sargori, ¡cójanlo y disfruten!

Y debatieron

20170516_debatieron

Pedro Sánchez perdió el debate entre candidatos a secretario general del PSOE, que algunos seguimos atentamente, huérfanos de campaña como estamos. Sánchez se enrocó en su propio pasado en vez de ilusionar, que era lo suyo. A López ser el mejor dialécticamente (se mueve bien con grandes palabras e ideas optimistas) solo le sirve para que Díaz justifique que le recoloque generosamente. Y la andaluza ganó simplemente porque es la favorita y no perdió.

Germán Yanke, el enemigo íntimo

No le conocí personalmente, solo como oyente y lector, y evidentemente las ideas de Germán Yanke no coincidían con las mías. Pero después de su fallecimiento, triste, como siempre que se va alguien antes de tiempo, estoy comprobando que más allá de sus ideas, Yanke era respetado y estimado. Ryszard Kapuściński dijo que “para ser un buen periodista es necesario ser una buena persona”, y este bilbaíno parece que cumplía. Incluso Andoni Ortuzar en Facebook descubría una relación personal próxima.

Una pena

La salida de Gorka Iraizoz del Athletic es una pena. Pero, vale, lo aceptamos: hay exceso de porteros solventes y en un club como el rojiblanco las opciones de futuro ayuda a tomar decisiones. Pero el modo en el que se marchó, con el campo medio vacío, no es justificable. Urtzi Jauregibietia lo expresaba mejor que nadie: “San Mamés nunca ha sido campo de gran animación pero si de conocimiento y reconocimiento, espero que no estemos perdiendo esto último…”.

Nos han ciberatacado mundialmente

Esto iba a suceder antes o después. Y parece que, además, el ataque no ha acabado. También es bastante probable que este sea solo el primero, pero lo que es seguro es que no sabremos cuál ha sido realmente el alcance para no dar alas a otros hackers. Tampoco sé si creerme que la compra de un dominio por 10 dólares pudo parar su propagación, ya que este tipo de relatos siempre surgen desde que Internet es una herramienta generalizada. Simplemente, es el tiempo que nos ha tocado vivir.

España en Eurovisión. Y en Twitter

No lo vi ni lo seguí en Twitter, pero la derrota abultada de España en Eurovisión, desde luego, ha sido uno de los temas del fin de semana en esta red social. Lo que sí quiero es recordar una vez más lo que supone realmente esta herramienta: se trata de un juego que, sí, lo usamos para ver qué opinan algunos. Algunos que no son todos, ni siquiera la mayoría. Twitter es útil sobre todo para comentar lo irrelevante y nos empeñamos (yo, el primero) en elevarlo hasta donde no toca.