Sí, sí que importa

¡Claro que nos importa que Boko Haram haya empujado a 430 niñas a inmolarse! Xavier Aldekoa lo denuncia en Twitter, lo cuenta en La Vanguardia (el principal periódico de Catalunya), lleva casi 800 retuits (a la hora en la que escribo) y con él yo abro esta columna. Con todo, lo normal en Twitter es aseverar que a nadie le importa lo que a la estrella tuitera que se indigna ante todo sí le afecta. Pero hasta en Twitter los que informan son los periodistas.

Sí, son nazis

La presidencia de Trump está sirviendo para reconocer el trabajo de los corresponsales de diferentes medios en Whasington o New York. Dori Toribio, con sus resúmenes semanales es una de las más destacadas en Twitter. Por supuesto, ha explicado el error histórico de Donald Trump, que no ha llamado nazis a quienes lo son ni ha condenado sus actos de intimidación y violencia, y lo ha acompañado de una selección de fotos que muestran un racismo en 2017 que estremece.

Ser tolerante también es no tolerar

Precisamente ante el ejercicio de cínica “tolerancia” de Trump en Pictoline han recreado con una sendilla tira la paradoja de la tolerancia de Karl Popper. El filósofo opinaba que la tolerancia ante la intolerancia permitía ganar a los intolerantes que, al final, limitarían a su manera la tolerancia como la entendemos la mayoría. En resumen: que hacer frente a la intolerancia en vez de intentar relativizarla es mejor a la larga. Popper tiene razón y Trump, no.

Políticos subsidiados

Ojo: a mí me parece bien que los políticos cobren cantidades realmente atractivas… Siempre que se lo ganen. Y soy un apasionado defensor de que nos representen desde lo que se ha venido llamando “amas de casa” hasta registradores de la propiedad. Pero me ha llamado la atención el resumen de El Español sobre el alto número de políticos en Podemos y PP que nunca han tenido ocupación ni nómina. Patxi López, además, es señalado como caso paradigmático.

¿Cantera, cartera… O competitividad?

Las malas noticias que se sientan ya en las gradas del Camp Nou no me generan ningún desasosiego: el PSG les birla a Neymar, el Real Madrid les gana en casa, entre directiva y jugadores saltan chispas, los clubes europeos les dan calabazas con los jugadores y el fichaje “estrella” es un brasileño de 29 años que viene de la liga china y por el que se queda sin dorsal el canterano Sergi Samper, lo que genera una ola de controversia por el maltrato a una cantera que ya no brilla.

La “true left”

El periodista Miquel Roig cogió carrerilla en Twitter y denunció varios casos previos en los que integrantes de esa “true left” o “verdadera izquierda” como Espinar o Monedero han apelado al fin de sus ganancias para excusarlas. Esta vez el desencadenante era la excusa de Joan Ribet, al que han pillado con un piso turístico. El exconcejal de la CUP dice que con lo que saca paga la hipoteca. Como si todos menos ellos fuéramos especuladores y su piso turístico una ONG.

Nacidos para amasar

Otro que nos toma por tontos es Pablo Iglesias, que defiende los 12 millones de beneficio de Podemos asegurando que es porque gestionan mejor. No, no lo hacen: Podemos gestiona de una manera diferente, gestiona para amasar. Y si malos son los políticos millonarios, no son mejores los partidos ricos. Los microcréditos, las mordidas a los representantes y el beneficio por voto materializado dispara a Podemos, que en el último CIS gana solo entre los votantes de clases altas.

Patadas policiales

Desconozco qué método tenían que haber seguido los agentes que se vieron desbordados en Ceuta por el paso masivo de inmigrantes ilegales, pero el vídeo de los policías a porrazos y patadas contra esas personas no me parece defendible. En algunos medios incluso el agente con la tibia y el peroné fracturados parece una víctima, pero en las imágenes se le ve soltando patadas a los inmigrantes hasta que en una de ellas se rompe la pierna. Por lo menos, esta vez no les han disparado.

Miguel Bosé se equivoca

Miguel Bosé se equivoca cuando compara los currículum de Nicolás Maduro y Lepoldo López: que el actual presidente de Venezuela condujera un autobús y el líder de la oposición tenga un título por Harvard no es significativo. De hecho, me hace recelar más la biografía de López que la de Maduro. El chavismo y su líder hoy son suficientemente déspotas como para limitarnos a contar la verdad que seamos capaces de extraer de las montañas de mierda informativa que nos llegan.

¿Más que un club?

Evidentemente, no soy objetivo: el FC Barcelona ha sido el rival más importante del Athletic en los últimos diez años. Pero soy capaz de empatizar con parte de esa afición que siente que uno de sus mejores jugadores se ha marchado traicionándoles: en Bilbao también nos pasó. Lo que no me parece excusable es que el lunes cantaran “Neymar, muérete” en una parte de las gradas, y menos cuando el rival era el Chapecoense brasileño, que enterró a 19 jugadores en noviembre.

El turista presidente de Sortu

Vayamos a las cifras: no hay ningún indicador que evidencie un problema en Euskadi con el turismo. Ninguno. Aún así, en la lucha por ser la izquierda más de moda, Sortu ya se ha lanzado a la batalla contra el turista. Curiosa batalla porque el presidente de la formación, Arnaldo Otegi, luce como un turista desde su foto de perfil en Facebook, Twitter e Instagram, y sus simpatizantes, además, lo celebran. Y hace bien, oiga, que turistas somos todos, pero coherentes solo algunos.

Que se fastidien

Ante la evidencia de que la moda de meter emoticonos en los tuist de las cuentas oficiales de instituciones ha llegado a la Casa Real española solo puedo exclamar: ¡que se fastidien! Conozco ese negocio y les aseguro que no entiendo esa tendencia de rebuscar constantemente en el menú de dibujitos para acompañar los mensajes de marcas que pagamos entre todos. Me parece un reconocimiento palpable de falta de creatividad en los gestores.

Seguramente Neymar gane en una hora más que usted en un mes

Me encanta el tuit, para empezar, porque lo ha lanzado una casa de apuestas, para seguir, porque muestra lo desmedido que se ha vuelto este mundo para algunas cosas y esas casas de apuestas en Twitter son un buen ejemplo: Neymar ganará en el PSG casi 4.000 € cada hora. Es (bastante) más de lo que gano yo y creo que de lo que gana la mayoría en un mes. Casi 35 millones de euros al año, a lo que hay que sumar la mordida de su padre y los 222 kilos que se lleva el Barcelona.

150 € por una camiseta

Sigo con la desmesura del fútbol actual. ¿Cómo se generan esas cifras? Porque muchas personas con muchos menos recursos que esos jugadores, representantes y gestores de clubes, pagan hasta 150 € por una camiseta con el nombre del millonario de turno. La queja de Luis Mora ha volado en Twitter. La respuesta más inteligente, como siempre, la de Urtzi Jauregibeitia: eso pasa a quien da más importancia a la parte de atrás de la camiseta que a la de delante, la del escudo.

A favor de esa nostalgia

Antonio Agredano tuiteaba recientemente: “El futbolero es un nostálgico”, y tiene toda la razón. En general, no me gusta ese sentimiento, y en particular, Agredano cree que está sobrevalorado cuando de fútbol se trata. Pero viendo lo que ha pasado con Neymar el mismo día que se cumplían 18 años de que Henry firmara por el Arsenal uno solo puede añorar esos tiempos de jugadores que se identificaban con los clubes… Aunque luego “Tití” acabara en el Barça, chequera mediante.

Pues yo tengo mis dudas

20170531_dudas

En este momento que vivimos, tan difícil para el periodismo, pendiente de qué resulta indignante para esa parte de la sociedad que se manifiesta en Twitter y que siempre está dispuesta a indignarse, después de leer dos veces la pieza de InfoLibre tengo mis dudas de que, realmente, lo del fiscal Anticorrupción, Manuel Moix (heredar junto a sus tres hermanos una empresa radicada en Panamá cuyo objeto era ocultar la propiedad del chalé de sus padres), sea algo más grave que una evidente falta de decoro.

Y no defiendo a nadie

Lo que han leído en el párrafo anterior no es una defensa a Moix, ni mucho menos a Pedro J. Ramírez, siempre dispuesto a dar la versión del poder dominante mientras nos vende no sé qué rollos de la revolución del periodismo en Internet. Pero a menos que haya algo más, que esa empresa haya servido para evadir impuestos (él asegura haber abonado con sus hermanos todos los correspondientes como heredero), me cuesta contribuir a la cultura del escándalo diario.

Dejamos que otros decidan la noticia

La moción de censura de Pablo Iglesias, para Pablo Iglesias, por Pablo Iglesias, es perfectamente útil para explicarme: una noticia que no lo es, porque la moción no saldrá, que hay que contar como quiere el partido que mejor responde a los “indignables”. Pero lo hacen bien en El Independiente: la realidad es que Podemos quiere desgastar al PSOE, y no hacer frente al PP. No podemos dejar que nos digan cómo es la noticia, por muchas menciones que nos hagan en Twitter.

Elevamos el detalle

Y si el PP tuitea una tontería y luego borra el tuit nos enredamos como un gato pequeño con un ovillo de lana. Empezando, por supuesto, por esta misma columna. Los de Rajoy y Alonso tuitearon: “Puigdemont quiere hacer un referéndum en lugar de escuchar a los catalanes”, y la jaimitada hay que señalarla y denunciarla en Twitter, como hace Javi Vizcaíno. Pero lo que tiene que abrir portadas on-line y en papel, y columnas, es la violencia machista que ha generado tres nuevos asesinatos.

No nos toméis por tontos

Para reivindicarnos, para no caer en la espiral del escándalo, que ha sustituido hace tiempo a la del silencio (la coacción ahora te lleva a señalar, a retuitear, a compartir, a gritar: “¡Mira qué zasca!”), es importante que no dejemos que nos tomen por tontos, que es justo lo que hacen en la Barcelona futbolística a los del Athletic: ¿alguien se cree que Valverde y el Barça han hablado por primera vez y cerrado un acuerdo en 48 horas? ¿Y por qué quieren que traguemos con ello?

Que no pase desapercibido Rosell

20170527_rosell

No solo lo que representa globalmente su detención: el enriquecimiento de personajes que se benefician de birlarnos a todos (que pagamos directa o indirectamente lo que ganan) los impuestos de sueldos altísimos ganados por jugadores que, al final, solo son marionetas. En lo local, no puede pasarnos desapercibido que Rosell fue detenido la mañana de la tarde que “se filtra” el fichaje de Valverde por el Barcelona. Hasta ese punto se ha despreciado al Athletic. Recordémoslo.

Pedro Sánchez manda, evidentemente

Y lo que ordena no solo es importante porque muestra a un Secretario General con poder de maniobra, también es relevante porque ha destripado la ponencia que la gestora estaba elaborando. Una ponencia liderada por Madina, en la parte económica elaborada por José Carlos Díez, “susanista” confeso, que iba a hacer suya Díaz y que evidencia que la gestora del PSOE trabajó por una continuidad del aparato con la andaluza. Pero Sánchez también fue puesto, por lo menos la primera vez, por el aparato.

Medalla de Oro para la Virgen del Rosario

Estas decisiones con las que nos sorprendió el PP y que eran abiertamente criticables por mucho que el Estado se declare laico (es decir, sin religión oficial pero con trato de favor hacia la más representativa), han saltado a otros espacios políticos como Podemos. En concreto, “Kichi”, el alcalde de Cádiz, ha decidido premiar con una medalla de oro a la Virgen del Rosario. Supongo que le lloverán las críticas desde su propio partido porque eso lo hacen los meapilas de la casta, ¿o es suponer mucho?

Trump es incapaz

Trump es perfectamente capaz de despreciar lo que no entiende (el funcionamiento de la UE o la OTAN) o de empujar a otros jefes de gobierno para salir en la primera línea de la foto. Pero es totalmente incapaz de escribir un texto medianamente solemne en un museo para recordar el holocausto. Su dedicatoria, en la que asegura haber pasado un buen rato en familia, podía haber sido escrito por cualquier iletrado, y forma parte del muestrario que nos ha dejado en Europa.

El post de hoy solo tiene cuatro párrafos en vez de los cinco habituales por cuestiones de diagramación en el periódico.