Cara España

420.000 € cuesta solo el desfile de Madrid y más de 800.000 los actos organizados en toda España por el Día de la Hispanidad, una fiesta llamada a convertirse este año en una victoria más que simbólica y más que moral sobre Catalunya. Me gustaría conocer el desglose del presupuesto porque poco dinero me parece después de la campaña de publicidad que han encargado, a lo grande, y que todos hemos sufrido, y por si contempla el propio gasto militar.

Colón ya no es querido en América

Del mismo modo que hoy España celebra una victoria sobre Catalunya que, a mi juicio, no sufrió ninguna derrota, España siempre ha celebrado el 12 de octubre no un descubrimiento ni una llegada, sino el inicio de una invasión, por lo que parece, no exenta de crueldad, derramamiento de sangre ni imposición. Pero en América se revuelven y lo hacen cada vez de un modo más visible: aparecen en EE.UU. estatuas de Colón decapitadas o con pintadas de “genocida”.

¿Con quién empatizas?

Un usuario de Twitter ha hecho parte de mi trabajo capturando los tuits de Jordi Évole y Gorka Otxoa en los que coinciden: la frustración por la suspensión de la independencia que anunció Puigdemont fue mayor en los españoles que querían confrontación. En una foto añadida al mismo tuit se ve, sin embargo, a una independentista llorar. Yo creo que Évole, Otxoa y otros muchos se equivocan porque no son capaces de empatizar y ponerse en la piel desea chica catalana.

Una tontería histórica

El 11 de octubre, con la marea dejando paso a la resaca, en La Información tuvieron el valor de titular: “El Barça presenta unos presupuestos históricos sin saber si sigue en la Liga”. En el cuerpo de la noticia ni una sola referencia al peligro que estaría corriendo el Barcelona de abandonar la competición a mitad de temporada. Nada. Pero en el titular intentan colarnos una mierda que, a estas alturas, es ya motivo de guasa. Y quien se lo tome en serio se retrata.

Por cierto, en España…

El pulso que ha mantenido Puigdemont, y la colaboración de los equidistantes y los medios que hacen el caldo gordo, han permitido a Rajoy tapar sus vergüenzas durante meses. Corrupción, datos del paro, hucha de las pensiones… Y un conflicto vecinal en Murcia del tamaño de unas obras del AVE. Muchos murcianos han protagonizado una auténtica revuelta contra el Estado porque las vías cortaban la ciudad y dejaban barrios apartados por falta de soterramiento.

Yo también soy fan de Mariano Rajoy

No sé lo que durará la web. Ni siquiera sé si para cuando lean estas líneas ya la habrán cancelado. Pero me rindo ante quien haya tenido la idea y haya acometido el desarrollo de generar la página marianorajoy.cat, titulada: “Club de fans de Mariano Rajoy”, y colocar en ella toda la información sobre el referéndum, incluido el material electoral perseguido por el poder judicial y la Guardia Civil por toda Catalunya. Entre tanta tensión agradecemos estas argucias.

A vueltas con la tontería

El asunto catalán se ha puesto demasiado serio como para seguir con el argumento tonto de que el FC Barcelona se vería obligado a jugar una liga catalana propia en caso de independencia. Para empezar, hay casos en todo el mundo de equipos que juegan en ligas extranjeras. Para seguir, ¡qué desprecio al Espanyol o al Girona! Para terminar, lo importante: basta ya de tonterías como esa o la de la exclusión de Eurovisión. El catalán es un tema serio.

Un lujo de estancia

553 habitaciones, 12 suites (¿las sortearán o las ocuparán directamente los de mayor rango?), restaurante, bar, piscina, tiendas, sala de juegos y hasta una capilla. Esa es la equipación del Rhapsody, el ferry en el que se alojarán parte de los miembros de la Policía Nacional y la Guardia Civil que ha sido destinada a Catalunya para evitar que la ciudadanía exprese qué desea ser. Lo malo es que, acuérdense, los estibadores ya han anunciado que no surtirán el barco.

Factoo, cerrada

Definitivamente, la cooperativa de trabajadores que se juntaban para facturar sin estar dados de alta como autónomos tendrá que cerrar por orden del ministerio español de Empleo, que considera irregular su actividad. Sinceramente y como autónomo, me alivia. Porque entre las trampas legales (crear una SL unipersonal para ahorrar cotización) y las de los avispados de “lo colaborativo con base digital”, uno (y somos muchos) acaba pensando que es el único que paga.

Actualización a 28 de septiembre de 2017: Factoo sigue abierta y solicita una rectificación que, vistos los motivos y el evidente error del que escribe y firma estas columnas, es justa.

Sí, también hay fotógrafas

Entre los “seleccionados” de Nikon, los “embajadores de Fuji y los “visionarios” de Olympus apenas hay mujeres. Se lo traduzco: estos fabricantes de cámaras eligen a fotógrafos que usan sus máquinas para que todos veamos qué maravillas pueden llegar a hacerse, pero el porcentaje de mujeres entre ellos es muy minoritaria. Eso denuncian en Photolari. Desconocemos el porcentaje de Canon (el líder) y apuntamos que Pentax sí cuenta más con las fotógrafas.

Rajoy hace que el proceso vibre

Si cuando el parlamento catalán lanzó el procés (y cerró el propio parlamento) me lamenté de falta de sensaciones positivas después de lo vivido, es evidente que esta semana ha cambiado todo y que también todo es posible gracias a España. “La torpeza y la maldad del gobierno español han regalado al Procés la épica que necesita cualquier camino a la independencia”, tuiteaba con acierto Javier Vizcaíno. Rajoy y los jueces han hecho que todos vibremos por Catalunya.

La cordura que falta en Madrid

¡Bendita ausencia la de una mente lúcida como la de Julia Otero en los poderes ejecutivo, legislativo y judicial españoles! La periodista se manifestó así después de las detenciones de altos cargos del Govern: “Qué error. Qué inmenso error. Prepárense para el resultado electoral que vendrá después del No referendum”. 10.000 personas reaccionaron positivamente ante el comentario en Twitter. España ha hecho que ahora todo sea posible en Catalunya. Hasta la independencia.

Puigdemont aprovecha la torpeza

¡Y hace bien! ¿O qué esperaba el gobierno de Rajoy, que se amilanasen gobierno y ciudadanía catalanas? Todo lo contrario: Carles Puigdemont se envuelve hábilmente en la épica que le han tejido desde Madrid y lanza mensajes atinados que dibujan un poder político español de ultratumba: “No vamos a aceptar un regreso a los tiempos más oscuros. El @govern está a favor de la libertad y la democracia #1Oct” (sic). Gracias, España, por hacer tan bien esta campaña.

Que todo sea así

Era la foto para Xabier Lapitz y para la mayoría: el vehículo de la Guardia Civil “repintado” con senyeras, esteladas, carteles que reclaman democracia y que piden el “sí”. Y será una de las imágenes de este procés junto con la de la Guardia Civil entrando en los edificios del govern para sacar esposados a altos cargos por tener la intención de escuchar a su ciudadanía. Una parte por lo menos ya ha hablado con una resistencia positiva ante la negación constante.

¡Hasta me he reconciliado con el Barça!

Esta semana ha sido tan desacertada para los poderes españoles que hasta me he reconciliado con el FC Barcelona. La entidad que preside Josep Maria Bartomeu se ha posicionado claramente a favor de que la ciudadanía catalana pueda expresarse y en contra de quienes quieren impedirlo, respetando la pluralidad de su masa social, que será representativa de la de toda Catalunya. Para mí el conflicto es así de simple y por eso tomar la decisión de con quién ir es tan fácil.

A ver si así nos enteramos

“Una familia con dos hijos se gastará unos 800 euros en la vuelta al cole y unos 4.000 euros en el rescate a la banca”, tuiteaba Anacleto Panceto que, con 96.000 seguidores y muchos años ya en Twitter, es uno de los usuarios de esta red más conocidos. A ver si con su sentencia y su alcance nos vamos enterando de que nos han robado a plena luz del día. Ya sé que la viabilidad de los bancos es imprescindible, pero nadie habló de condonación de la deuda porque sí.

La tierra quemada

No estoy en absoluto de acuerdo con las afirmaciones misterwonderfuleras de algunos líderes vascos de que, “pase lo que pase ya ha ganado Catalunya”. Nada más lejos de la realidad: la catalana es una sociedad enfadada consigo misma, dividida y vencida socialmente por España. No hay percepción de que lo que está pasando es vibrante. Al mismo tiempo, el imperio español parece atrapado en su pasado, generando un odio a Catalunya que pasará factura a toda España.

Demasiadas tonterías

Esas tonterías bonistas se dicen por si cae un puñado de votos, pero quien las dice sabe que miente. Y si no lo sabe, peor. En el otro lado del arco encontramos tonterías de igual calibre que se expresan o publican sabiendo que son mentiras. Y si no lo saben, peor, igualmente. ¿El FC Barcelona fuera de la Liga española? ¿Y el Espanyol de Barcelona? ¿Y los equipos galeses de la Premier? ¿Y el Mónaco? ¿Y la dignidad periodística e incluso humana? ¿Y el respeto a los lectores?

¡Inténtalo!

Pero el premio al rebuzno de oro se lo lleva un habitual: José Manuel García-Margallo asegura en El Imparcial que “comprender a los separatistas no es posible”. Seguro que algún cortesano dijo algo parecido cuando se independizaron Cuba y Puerto Rico de España. El exministro podría intentar hacer un ejercicio de escucha, de ponerse en la piel del otro, de abandono de prejuicios pero, claro, es un esfuerzo mayor que el de colaborar con el argumentario habitual.

Capturar el mundo

Calculo que colaboraré con unos mil disparos al 1,2 billones de fotografías que sacaremos entre todos en 2017. ¿Les parece una barbaridad? ¿Los 1,2 billones de fotos de los que hablan en Photolari o mis mil? Hagan sus cuentas: ¿cuántas veces sacan el móvil y disparan? Y si se llevan una digital de vacaciones, ¿cuántas fotos caen? El problema es que la mayoría no es consciente del número porque no revisa debidamente el material y que nos obsesiona capturar el momento.

Mejor muertos que informados

Lo que ha escrito Cecilia Guzmán en El Plural me parece de lo más deplorable que he leído después del atentado yihadista en Barcelona (pero sigue ganando la nauseabunda columna de Arcadi Espada). Guzmán viene a decir que la presencia de la Ertzaintza en la Europol es una indebida cesión de la soberanía nacional, y que la ausencia de los Mossos, pese a que ello conlleva la ausencia de información que ha costado vidas, es el modo correcto de actuar de España.

El “modelo” brasileño

Brasil puede ser la marca que más marketing a favor ha desplegado en lo que llevamos de siglo: desde su crecimiento económico basado en una economía progresista al idílico país que había que visitar más allá del mundial de fútbol. Pese al dineral y la colaboración internacional, la corrupción y la violencia emergieron irremediablemente. Ahora sumamos las agresiones contra las mujeres: se disparan las violaciones múltiples mientras reconocen que siguen ocultos muchos más casos.

La luz volverá a subir

No es una noticia a estas alturas que se prevea que la luz vaya a subir. Y el motivo, del mismo modo, ya ha dejado de importar porque cualquiera vale para encarecer la factura. En cualquier caso, según Vozpópuli esta vez será por la sequía. Ante la ausencia de noticia e interés por el desencadenante, me limito a hacer una reflexión en voz alta sobre lo “pardillos” que debemos parecer a los dueños de las eléctricas, de algunas entidades bancarias o empresas tecnológicas.

Nuestro trabajo es comunicar el horror

No me ha quedado otro remedio que leer varias opiniones sobre la conveniencia o no de mostrar el horror (sangre, muertos, vísceras) después del atentado en Barcelona, y he llegado a una conclusión: para mí no hay debate. Nuestro trabajo, como recuerda Iker Morán en Photolari, es retratar y comunicar el horror. Sacar las fotos, verlas, seleccionarlas, editarlas y colocarlas en portada. Sí, en portada. Para buscar una reacción, la sensibilización y recordar que así es la realidad.

Cuando todo te da igual

Igual cuando lean esta columna Leo Messi ya no es jugador del FC Barcelona y Mansour bin Zayed ha pagado la cláusula de rescisión para llevárselo al Manchester City. Todo es posible en un fútbol moderno en el que los valores son ahora las valoraciones de jugadores, plantillas y clubes. Si Messi tuviera cierta garra y aprecio real por el club catalán no habría publicado en Instagram una foto sonriente junto al traidor Neymar y Suárez con el mensaje “volvió”. Sí, pero de visita.