“Instagram va a pasar”

2016-09-09_145128

La cita no es mía. Lo dijo en Bilbao una de las personas que más mando en plaza tienen en Facebook a nivel mundial, en una reunión cerrada que pudimos mantener. Ya han pasado casi cuatro años de aquella afirmación hecha con contundencia por Miss Facebook: entonces, su empresa acababa de comprar Instagram por una milmillonada (literalmente), y todos sabíamos que la aplicación de fotografía tenía un enorme potencial y que la de Mark Zuckerberg es una empresa experta en sacar rendimiento de la comunicación on-line. Hoy, Instagram es una de las tres grandes aplicaciones y nadie lo discute: Instagram “está pasando”.

Y en esta campaña, por supuesto, Instagram está muy presente aunque no lo note usted, acostumbrado a estas alturas a manejarse con soltura en Facebook y Twitter. Pero es que usted lee el periódico. Y aquí, sí, los caminos se separan: quienes miran Instagram compulsivamente no ojean relajadamente el papel entintado con un café. No por el momento.

¿Para qué sirve Instagram? Para subir fotos. ¿Y para eso no están Facebook y Twitter? Sí, pero en Instagram puedes poner un filtro (lo que me parece la sublimación de la metáfora política). ¿Y eso no puedes hacerlo también en Facebook y Twitter? Sí, gracias a Instagram. Y en Instagram, además, lo haces mejor.

Hablando de hacerlo mejor que otros: ningún partido vasco usa bien Instagram. Tenía que decirlo. En mi opinión, no lo usa bien ni Barack Obama. Así soy yo de exigente. Aunque los gestores de la identidad digital del presidente estadounidenses son los que más se acercan a la perfección: casi no se dejan llevar por la tentación de fotografiar “lo que ve el político”. Pero sí que hay alguna foto de esas que muestran el punto de vista del titular de la cuenta. Un error.

En Instagram lo que más nos gusta es la comida grasa, pero lo que mejor funciona es la dieta. Y lo que peor, las ensaladas. Me explico. Instagram está lleno de fotos de comida, sobre todo, hamburguesas. Pero los “instagramers” con más seguidores y mejor valorados son los más lineales, los que machacan su mejor idea. Y el mayor error es tener una cuenta como una ensaladilla rusa, en la que lo mismo pones una foto de ti sacada con un equipo profesional de 6.000 euros, que una castaña que has sacado sin luz con tu smartphone. Todo bañado en mayonesa.

El fotógrafo de Obama, Pete Souza, tiene un Instagram para hacerle un marco, con las fotos que saca con su móvil de los actos. Es mejor que el Instagram del propio Obama. ¿Y en Euskadi? EAJ-PNV ha empezado a usar las “stories”, la última funcionalidad de la herramienta: vídeos cortos que se ven solo durante 24 horas. En Bildu son un poco caóticos (solo un poco más que los demás). El PP parece que exhibe fotos “birladas” de sitios de terceros. Y Podemos merece una línea aparte: ¿cuál es su última foto en Instagram, de hace seis semanas? De Pablo Iglesias con el Rey de España. Gracias, Internet.

Podemos en Galiza sigue sufriendo

20160905_podemos

Era lo más probable: a la candidatura de Podemos y En Marea, lograda a última hora porque Pablo Iglesias así lo designó, le ha salido una competencia, según la propia formación, más a la izquierda y menos nacionalista que la confluencia oficialista. No esperen algo parecido en Euskadi, aquí lo que mandan en Madrid es asimilado y no tienen problema con el discurso nacionalista: se omite y ya está, que para qué va a meterse Pili Zabala en ese lío. Total, solo es candidata a lehendakari…

Ya está bien de tanto tonto con Twitter

Hace solo un par de días les hablábamos de cómo en Twitter había corrido el vídeo de Rajoy desglosando los 63 euros de cada cien de gasto social, como si estuviera sumando todo y, claro, daba 126 en vez de 100. Más de 5.000 retuits tiene ese vídeo capcioso. Más de mil tiene la denuncia de un ciudadano que se queja de la supuesta mala construcción de una carretera… y a la que responde el ministerio de Fomento: se prevé una ampliación de carriles. La respuesta tiene 800 retuits, porque interesa más la acusación ligera que la realidad fundamentada.

Vivir como reyes

Primero nos dijeron que Felipe VI igual no se iba de vacaciones. Después, que sí, que iba a ir unos días a Mallorca, como su padre, pero visto y no visto. Más tarde supimos que los días que estaban pasando en Madrid el Rey y Letizia Ortiz los aligeraban visitando marisquerías de su gusto. Y sin terminar el verano ya sabemos que la Familia Real alquiló un velero “lujoso” que cuesta 32.000 la semana, a los que hay que sumar que “los gastos de servicio son de 390 euros por persona y semana en media pensión y de 550 en pensión completa”.

El peor restaurante de España está muy cerca

546 opiniones “pésimas” y solo cuatro positivas que “cantan” en TripAdvisor, colocan a La Churrería, en Comillas, como el peor restaurante de España… En el ranking que se puede elaborar gracias a esta web. Ojo, que sustituye a uno de comida vasca en Barcelona, el Amatxu. Precios abusivos por comida que no merece la pena, imágenes de platos muy poco apetecibles, quejas sobre el servicio… En Internet no hay fronteras tampoco para este fenómeno.

La nueva Champions será peor (si se confirma)

Cuando algunos clubes echaron el pulso de la superliga europea, con los principales clubes del continente jugando entre ellos sin participar en las ligas “locales”, sabían lo que hacían: la UEFA tenía que hacer alguna “mejora” en los torneos para satisfacer el hambre de estos superclubes, supernegocios que a veces parecen alejados del deporte. La propuesta es terrible: las principales ligas aportarán cuatro equipos a la Champions… Pero el cuarto equipo se clasificará en función de su rendimiento en Europa. Eso garantiza que un Atlético de Madrid que quede sexto se clasifica, y un Athletic que quede cuarto, no.

¡Apartaos, que viene Patxi López!

20160827_apartaos

Pedro Sánchez tiene una situación complicada: tiran de él hacia un lado y hacia otro dentro del PSOE, él sigue en sus trece, y sobre todos sigue de vacaciones. Al mismo tiempo, todos sabemos que si algo son el PSOE con cainitas, y el hueco que está dejando con su enroque está siendo ocupado por terceros: “Los ‘rubalcabistas’ maniobran para que Patxi López sea el candidato si hay nuevas elecciones”, leemos en OK Diario. Si es cierto, el agujero sería en la línea de flotación, con “traición” incluida de un sector de los colaboradores de Sánchez.

Ciudadanos, vapuleado

La imagen de los de Albert Rivera no es que esté de segundas rebajas, es que está de saldo en outlet barato. Intentan marcar un poco de músculo, es cierto, en algunos digitales en los que se quejan de que el PP está negándose a todos, pero en la mayoría de medios on-line y off-line están siendo vapuleados. Parece que son capaces de renunciar a todos sus principios para pactar con el PP después de haberse ofrecido al PSOE, y que están deseando que haya legislatura para evitar presentarse en campaña con una imagen tan empobrecida.

La nueva política es el amor en las redes sociales

De la ruptura de Pablo Iglesias y Tania Sánchez hecha pública en Facebook, a Alberto Garzón anunciando en Instagram que se casa, pasando por una campaña electoral llena de corazones, de tonos pastel y de imágenes de perfil pretendidamente románticas. La nueva política, al parecer, es exhibir el amor en Internet. El último que lo ha hecho, como ya han leído, ha sido el de IU, que ha celebrado por adelantado su boda haciendo pública su decisión en Instagram, con la foto de un beso con su futura mujer en una playa, en pleno agosto.

La vieja monarquía sigue de mariscada

El problema no es que Felipe VI y Letizia Ortiz se coman una mariscada en agosto. El problema es que haya una Casa Real que la Constitución y la caverna nos obligan a confundir con una jefatura de Estado, que sigue viviendo como lo que son, reyes, en pleno siglo XXI y, lo que es peor, en plena crisis política y económica en España. ¡Ojalá un militar llamado Felipe de Borbón y una periodista de TVE que gastasen su dinero, ganado con su trabajo, en lo que quisieran y sin enterarnos!

Lo que vamos a disfrutar con Tokyo 2020…

Después del fiasco de Río 2016 (salvo por la alegría que nos ha dado Maialen Chourraut), creo somos muchos los que nos hemos ilusionado con los próximos Juegos Olímpicos… ¡Y eso que no sabemos aún si Euskadi podrá presentarse como país! Tokyo 2020 ya está convirtiéndose en la gran cita del futuro, con un anuncio estupendo y noticias como que las medallas serán confeccionadas gracias a los metales preciosos que contienen la basura electrónica. De diez.

¡La que se van a dar…!

20160524_dar

Si Patxi López fanfarronea con que “El 26J habrá sorpasso, sí: del PSOE al PP” (Público) es porque las expectativas para los socialistas son horribles. Cada día estoy más seguro de la victoria de Unidos Podemos en Euskadi, de que van a aproximarse mucho al PP pasando por arriba al PSOE y de que, al final, Pedro Sánchez va a acabar haciendo a lo que ya estaba condenado en marzo: dejar gobernar al PP. Lo hará en septiembre, con menos de 90 diputados y Pablo Iglesias como líder de la oposición.

Defínanme “casta”

Y el mérito de Unidos Podemos va a ser aún mayor porque van a conseguir su mejor victoria en su peor momento. Ahora nos enteramos de que “Monereo asesoraba a Pablo Iglesias a la vez que cobraba de IU” (El Confidencial Digital). Es decir, cobraba de los de Garzón y ayudaba a Podemos cuando los morados insultaban a IU. Un cuadro precioso y propio de la casta más auténtica. Pero no importa: igual que el PP tiene amortizada la corrupción, Podemos tiene amortizadas las incoherencias.

El “modelo” catalán

No creo que la noticia resulte sorprendente, precisamente: la CUP, por medio de una asamblea que se ha reunido este fin de semana, solicita a sus representantes en el Parlament que “se libren” del pacto con Junts pel Sí que garantiza no solo la gobernabilidad, también el avance del “procés”. Precisamente la falta de empuje es la que les ha llevado a reventarlo todo. No parece muy coherente pero, ¿qué lo ha sido en el camino que empezó Mas y ha terminado Puigdemont? Y ese, para algunos, es el modelo a seguir.

El fútbol politizado

Lo decíamos en esta misma columna antes de la final: si una política prohíbe el uso de un símbolo durante un evento deportivo, quien politiza el acto es esa política, no quien responde. Parece obvio, ¿no? Y parece, también, que no soy el único que lo piensa: fotos de un palco lleno de políticos (y familia real) durante la final, y tuits antiguos del PP recuperados el domingo en los que aseguraban que pitar a Zapatero era libertas de expresión. El deporte lo politizan los políticos.

El fútbol desperdiciado

Ir a un partido o un concierto pagando es de pobres. Se lo digo yo, que paso siempre por taquilla. Los ricos, los buenos, los que se saben mover, ven a Bruce Springsteen sin pagar un euro ni hacer media hora de cola, y van a la final de Copa al palco aunque el fútbol no les interese. La foto de Ana Bollaín, mujer de Ángel María Villar, el presidente de la RFEF, adormilada durante el partido, ocupando una de las mejores butacas, es la de la casta en estado puro.

Podemos e IU suman

20160511_podemos

La tarde el lunes vimos a Pablo Iglesias y Alberto Garzón tomando unas cervezas, grabando un vídeo con un móvil en la simbólica Puerta del Sol y pasear felices bajo un arco iris que, oportunamente, surgió sobre Madrid. Y vimos a las cuentas en Twitter de Podemos e IU lanzar un tuit exactamente igual. Una comunión sospechosamente perfecta entre dos formaciones que hasta esa mágica tarde el lunes andaban a la greña porque los morados les birlaban figuras que salían de IU quejándose airadamente de Garzón. Ahora están todos juntos… ¿y felices?

Ada Colau en cifras

Mala sombra tiene la alcaldesa de Barcelona, la del economista José Carlos Díez, que le somete a un marcaje férreo, sobre todo, en el área de las cuentas. En su último post empieza recordando que Colau se ha visto obligada a prorrogar su presupuesto para, además, hacer recortes sustanciales en partidas de especial sensibilidad: un 50% en inversiones, un 40% en vivienda y urbanismo (que afecta directamente al parque municipal de pisos para soluciones habitacionales) y casi un 10% en servicios sociales.

El PP de Bizkaia “exije” respeto a Marruecos

Me pasa el enlace una buena amiga y tan pronto como leo este párrafo lo hago mío: todos los partidos de las Juntas Generales de Bizkaia, incluido el PP, claro, instan “al Gobierno español a otorgar un estatus diplomático a la representación del Frente Polisario en España y a que ‘exija’ a Marruecos el respeto a los derechos humanos”. Les aseguro que celebro esta deliciosa contradicción porque precisamente el PP se muestra especialmente insensible con esta cuestión en España.

Una situación complicada

Sigo con contradicciones pero esta vez no tengo claro qué posición me parece más acertada, si la de García-Page, que entrega un premio a una mujer con “niqab” y se mantiene para la foto junto a un príncipe saudí, o la de la alcaldesa de Toledo, entre otros, que rehusó asistir al acto y aseguró no compartir “los aspectos de determinadas culturas que promocionan la desigualdad entre hombres y mujeres y denigran a la mujer” (El Confidencial). El tema se complica porque la mujer que iba completamente tapada recibía un premio de traducción.

Un jefe de estado que no sabe nada

La pieza en Vozpópuli es bastante cortesana, aunque en general este medio digital está haciéndolo bastante bien: Felipe VI regateó las preguntas de una mujer mayor en Extremadura que le pedía trabajo para la gente joven, por supuesto, incluidos sus nietos. Esta señora, además, le recordaba que todos los años le hacía la misma petición. El Rey de España regatea, sale por lugares comunes y no da una respuesta. Lógico: porque no sabe de lo que le hablan, no conoce el paro, ni ha visto a su alrededor a pensionistas preocupados por llegar a fin de mes y el futuro de sus descendientes.