“El Gobierno legítimo de Catalunya”

Solo un día después de conocer la cuenta en Twitter “oficial” del “gobierno legítimo de Catalunya”, Carmen Forcadell reconoció ante el juez que la declaración de independencia fue simbólica. Puedo entender que intente eludir la cárcel, pero es evidente que su opción, tan comprensible como conservadora de su propia integridad, enfría la manifestación de hoy cuyo lema es: “Somos República” y deja la legitimidad de ese gobierno a merced ajena injustamente.

El bulo contra el bulo

El relato de este procés es muy complejo y por ello, como siempre, aparecerá uno que lo simplifique para ganarse durante un tiempo el aplauso de unos cuantos. Pero esa simplificación solo puede ser capciosa y falaz. Es mucho más complicado empeñarse en leer hasta lo que resulta difícil. También es necesario ya detener el victimismo: una foto de unas piedras sobre la vía se ha convertido en un bulo de ida y vuelta que, de nuevo, perjudica al independentismo.

Lo que no es una broma

Mientras medio govern catalán y los que no eran Guardia Civiles en aquella pelea en Altsasu siguen en la cárcel de moso preventivo y sin fianza, Ignacio González ha podido abonar 450.000 € para abandonarla. ¿Les parece mucho dinero? Pues solo es un 7% de lo que le descubrieron ayer: 5,4 millones de euros escondidos en Colombia que se suman a la fortuna ya conocida, porque este, de suelto en el bolsillo, nunca andaba mal. La imagen de un país y su justicia.

Iglesias sigue presionando a Errejón

En Podemos solo manda uno, y ese es Pablo Iglesias. Si Iñigo Errejón pensaba que después de su pulso a nivel nacional y su asignación a Madrid, por debajo incluso de Ramón Espinar, iba a gozar de margen y tranquilidad, se equivocaba: ahora el gran líder morado quiere colocarle a Julio Rodríguez como candidato. El que fuera Jefe del Estado Mayor con Zapatero colecciona fracasos (se ha quedado dos veces sin escaño) pero sigue siendo uno de los preferidos de Iglesias.

Guardiola, el entrenador

La propaganda sobre Catalunya está tapando un montón de noticias. Algunas perjudican directamente al PP y, por supuesto, en Génova están encantados. También está sirviendo para señalar enemigos, como Pep Guardiola, del que solo se habla mal en España, pese a que, como recuerdan en La Media Inglesa, está haciendo su trabajo extraordinariamente bien. Si solo hablamos de fútbol, en el Manchester City está triunfando. Si hablamos de política, también, vaya.

No hay problemas de marca en Podemos

20160523_marca

No me gustó lo de “Unidos Podemos” por la utilización del masculino como genérico en el participio, pero la marca es suficientemente clara. El debate sobre el logo del fin de semana me parece innecesario: Podemos ocupa más mancha pero las otras marcas son legibles. No hay que olvidar que el primer gran éxito de Podemos fue poner en la papeleta electoral la cara de Pablo Iglesias. Puede que el mayor problema lo tengan en Twitter, donde una asociación veracruzana de apoyo a enfermos de SIDA tiene el usuario.

¿Hay problema en el concepto?

Personalmente, no veo nada malo en lo que voy a contarles: en Estrella Digital explicaban que Manuela Carmena confía en encontrar una entrada de la final de Champions para su nieto, y en OK Diario que Julio Rodríguez, el fichaje estrella de Podemos en el ejército, viaja con el billete más caro del AVE. Insisto: ni siquiera me parecerían hechos noticiosos… si no fueran representantes de los que señalan a “la casta”. Y me limito a preguntarme: ¿es compatible con la doctrina de Podemos usar tus influencias y gastar más de lo necesario en viajes?

El periodismo cuesta dinero

El Español publica un texto del fotógrafo Manu Brabo en el que vuelca toda su “mala leche” no por la liberación de los periodistas secuestrados en Siria, sino por el comportamiento que tuvieron los medios durante los días siguientes: “¿Son los mismos medios que les pagaban una mierda por su trabajo mientras ellos asumían los riesgos?”. Medios que “por un lado defienden la libertad de prensa y por el otro atentan contra ella” con pagos ridículos por reportajes en los que el redactor o el fotógrafo se juegan la vida, literalmente.

¿Qué es “la transformación digital”?

Comparto la guasa con la que José Antonio del Moral escribe en Twitter: “Todo dios poniendo en sus perfiles de Linkedin que ahora se dedica a la ‘transformación digital. ¡Unos cracks!”. Precisamente Manu Bravo en su reflexión a cara de perro hablaba del coste que tiene para su profesión “el digital”. Un coste y una curva de rentabilidad que desconocemos realmente. Y aunque sería apasionante acompañar a las empresas hacia modelos de negocio de éxito basados en lo on-line, una vez más hay más humo que leña ardiendo.

La tecnología china siempre vuelve

No nos engañemos: la única transformación digital exitosa es la de las empresas que han acertado con sus modelos (y sus campañas publicitarias) de smartphones. Pagamos sobrecostes brutales por teléfonos de Apple, defendemos los modelos de Samsung como si nos fuera algo en ello… Y disfrutamos más discretamente la tecnología barata: primero Xiaomi y ahora Vivo, según El Confidencial, nos ponen teléfonos en la mano con los que hacemos exactamente lo mismo que con un iPhone por mucho menos. ¿Y los derechos laborales?

Rosell es un ignorante

20160519_rosell

No sabe ni en qué siglo sucedieron las cosas pero tampoco le importa. Lo único que ocupa y preocupa a Juan Rosell es que el personal trabaje baratito y se haga a la idea de que al empresario no se le puede pedir ni que cotice ni que asegure cierta tranquilidad. Rosell es un ignorante integral que no sabe ni quiere saber que la estabilidad y las buenas condiciones laborales solo afectan positivamente a los entornos del trabajador. Empresa y empresario, incluidos.

Al ejército, solo para cobrar

Julio Rodríguez es ahora “pacifista y antimilitarista”, según sus propias palabras. El titular de El País y la propia incoherencia de uno de los fichajes estrella de Podemos, han llegado hasta Forocoches, donde entra la risa y la sorpresa, comentaban lo que todos: la ausencia total de vergüenza de quien ha cobrado del ministerio de Defensa y ha ascendido hasta el Gobierno (fue jefe del Estado Mayor de la Defensa con Zapatero) estando en contra de todo lo que representaba.

El PP, vinculado con la dictadura cubana

Ahora que la ineptitud de Maduro y los pagos de los gobiernos de Chávez a la fundación que gestó Podemos, son noticia en los diarios españoles, es un buen momento para mirar también a la estrecha relación que hay entre este gobierno en funciones del PP y la dictadura cubana. España ha condonado el 80% de la deuda a Cuba y, acto seguido, Raúl Castro recibe a los ministros españoles de Exteriores y Fomento. Entonces, ¿qué partido español colabora activamente con qué dictadura de América?

¿Y si Podemos gana al PSOE, qué?

Sinceramente, creo que Podemos va a tener unos resultados espectaculares el 20-D tanto en Euskadi como en España. La unión con IU y los constantes traspiés de PP, PSOE y Ciudadanos siguen ayudando a Pablo Iglesias y a los suyos a trasladar esa ilusión de esperanza que tan bien manejan. Si finalmente los morados adelantan al PSOE, en realidad, lo único que pasaría es que se visibilizarían los males que guarda debajo de la alfombra Pedro Sánchez. En este caso, sí, la ilusión vencería a la realidad.

Adelson, el hombre que financia a Trump

No hace tanto tiempo que los del PP nos querían vender a Sheldon Adelson como un hombre de negocios de éxito, hecho a sí mismo, con alguna idea atrevida, es cierto, pero con la seguridad de que su dinero y sus proyectos generarían miles de puestos de trabajo en Madrid y alrededores. Aquel “Eurovegas” podía provocar hasta un cambio en la legislación. Lo que hiciera falta. Hoy es solo un recuerdo divertido… Y uno de los mayores impulsores de Donald Trump, al que habría donado hasta 100 millones de dólares para su campaña, según el New York Times.

Una buena noticia del 20-D

20151223_buena

Normalmente no me alegro de las derrotas electorales porque puedo imaginar las sensaciones negativas de los equipos de campaña y de los simpatizantes, y no es agradable. Pero cuando un partido ha basado su acción en acusar y señalar, y sus propios candidatos no tienen más mérito que hacer la pelota mejor que los otros a la fundadora del partido, sí, me alegro de que la formación desaparezca de los parlamentos: hasta el Partido Animalista ha doblado en votos a UPyD. Y esa es, sin duda, una buena noticia.

Y las malas noticias (para algunos)

La considerable bajada en escaños de los partidos españoles mayoritarios ha supuesto que se hayan quedado fuera del Congreso algunos nombres de esos que siempre están en la pomada política. Nombres como los de Durán i Lleida (que ha desintegrado su propio partido); en el PSOE, Eduardo Madina, Ciprià Císcar; Borja Sémper en el PP; o el fichaje estrella militar de Podemos, Julio Rodríguez. También echaremos de menos algunas siglas como las de GeroaBai o BNG.

Tampoco Lomana

Desde el primer momento me gustó la idea de que Carmen Lomana fuera senadora. La llegada de alguien como ella, ajena por completo al mundo de la política pero muy presente en el del papel couché, la tele barata y las fiestas caras, iba a significar un recordatorio permanente de que cualquier persona puede ser elegida. Hasta Carmen Lomana, que pasa de todo, que quiere cerrar el Senado (yo también), y para la que la democracia es solo otro divertimento.

Somos una sociedad enferma

Ya lo dijo Aznar, y ahora lo dice el obispo de Donostia (seguro que a él le gusta más “San Sebastián”), José Ignacio Munilla: somos una sociedad enferma. En concreto, lo dijo así (‘InfoLibre’): “Estos resultados reflejan una profunda crisis. Son el retrato de una sociedad enferma pero siempre existe una oportunidad para regenerarse y esa oportunidad se llama bien común, una palabra que ha ido desapareciendo del vocabulario político. Si el término bien común volviese a ser rescatado, bienvenida sea esta crisis”.

El silencio de quien más ruido ha hecho

Maurizio Carlotti es, sin duda, el gran triunfador de estas elecciones. Su papel en ‘Atresmedia’ ha podido ser definitivo para definir el escenario político actual, con su apuesta por políticos mediáticos y una confrontación incluso entre sus dos cadenas. Confrontación que se diluía en televisión cuando convenía, con programación compartida, y que el propio Carlotti instigaba en Twitter, donde tiene casi 7.000 seguidores y responde con soltura.