Correa quiere morir matando

En su intervención final Francisco Correa me resulta tan poco creíble y recomendable como siempre, pero lo que dice sí me preocupa: en su defensa alega que es inocente pero que se presta a colaborar con la fiscalía porque aún hay fango en el pozo. También desliza que trabajar para partidos políticos es un error que se puede pagar caro y que la relación con este tipo de entidades siempre es capciosa. En resumen y en plata: pone el ventilador de mierda a tope.

No todo vale en campaña

No sé si a Inés Arrimadas alguien le quiere echar fuera de Catalunya, pero sí sé, por un lado, que Ciudadanos está jugando a un juego muy peligroso relacionando xenofobia con ideas políticas legítimas (un juego al que pueden perder por lo visto en algunas manifestaciones a las que se suman con entusiasmo), y por el otro que nacionalistas como Núria de Gispert muestran bastantes pocas luces poniéndoselo tan fácil a quienes están siempre dispuestos a hablar de “supremacismo”.

¡Qué peligro!

Lo primero, una piedra contra mi tejado: me fío bastante poco de la interpretación “periodística” de sentencias que invitan a concluir que retuitear un mensaje delictivo también es un delito. Lo segundo, me fío también poco de que algunos jueces hayan entendido el funcionamiento de Twitter (aunque no creo que les haga falta ante algunas evidencias). Lo tercero, la puerta que hemos abierto es peligrosa: compartir una idea sin aclarar si estás a favor o en contra, ¿es delito?

Todo en manos de unos pocos

En realidad no se trata del total de productos alimentarios que se pueden encontrar en el supermercado, sino de las fruslerías, las golosinas, esos productos que son de consumo rápido, casi impulsivo, y que por su gran cantidad de azúcar hasta generan sensación de necesidad. Lo sorprendente es que, pese a la enorme variedad, casi todos ellos pertenecen solo a nueve empresas en todo el mundo: Coca-Cola, Pepsi, Nestlé, Danone, Kelloggs’, Cadbury o Mars, las más conocidas.

¡Qué gran verdad!

Copio y pego el tuit de Pepe Colubi porque expresa mejor que yo lo que sentí cuando leí las famosas “Crónicas Marcianas” de Ray Bardbury: “Me siento tonto, inútil y muy pequeño. Todo estaba ahí, hace tanto…”. El escritor madrileño se siente minorizado por una realidad que le supera como me superó a mí: la ficción que inventa de Bradbury, su manera de contarlo y la capacidad que tiene para ir cambiando de registros mientras hila su historia. ¡Gracias, Colubi, por recordármelo!

Cómo funcionan las mordidas

Lo que conocemos del “caso Lezo” puede convertirse en un ejemplo estupendo sobre cómo funciona eso de enriquecerse con mordidas y dinero público siendo un alto cargo de la comunidad de Madrid: más de medio millón de euros se habría embolsado Ignacio González y su entorno más cercano por posibilitar a ACS la construcción de un campo de golf aunque la operación para levantarlo conllevara un importante perjuicio para la comunidad. Esto lo dice la UCO y el auto del juez.

España en sus personajes

Una novela es gigante cuando, además de la historia y la narrativa, sus personajes son importantes, están bien trabajados y cuentan, casi solo con su aparición, su propio relato. Si España fuera una novela, el comisario José Manuel Villarejo sería uno de esos personajes que definen lo que pasa. Presente como inspector de policía en casi todas las tramas delictivas españolas, acaba protagonizando su propio delito de negocios opacos y ocultación de capitales.

Podemos y sus pecados

Si algo nos ha enseñado Pablo Iglesias es que sus novias y su política se mezclan. La primera que le conocimos, con la que rompió en público vía Facebook, Tania Sánchez, pasó de ariete a arrinconada. Y la actual última ex, Irene Montero, también ha vivido auge y bajón político y amoroso de manera paralela. Así que, sí, podemos comentar su relación, y al hacerlo, enterarnos de que Pablo ya no vive en aquella VPO heredada, sino que se ha pasado a un chalet, según El Español.

Panenkazo

La Revista Panenka me gusta por la idea: un medio para leer sobre las historias que genera el fútbol más que sobre su actualidad. Por cómo la ejecuta: con un diseño excepcional. Por cómo comunica en Internet. Porque demuestra que el periodismo deportivo es posible. Y porque acierta con los personajes que merecen su portada, como Xabi Prieto, desencadenante de un número con contenido especial sobre la Real Sociedad. Un reconocimiento que jugador y club merecen.

Hablemos de porno

En una columna diaria sobre Internet puedo empeñarme en evitar hablarles de pornografía o asumir que en Internet hay mucho sexo y, de vez en cuando, traerles historias que dan sentido a su consumo. En Magnet también lo entienden y nos enseñan a la última estrella española en este tipo de cine: un tirillas con cara de niño y un miembro tremendo que, por esa combinación de factores, tiene éxito. Sin embargo, es un tipo normal como muestra en su canal de YouTube.

“El yonqui del dinero”

Marcos Benavent es un personaje despreciable: él mismo se calificaba como “yonqui del dinero” antes de convertirse en un hippie y asegurar que está curado. Su ostentación durante los años que trinca y su pretendida pureza en el tiempo en el que denuncia quién lo hacía con él en aquella trama valenciana que salpica al PP de lleno, compiten en la carrera del asco. “Estafa, malversación y falsedad documental” son los cargos a los que se enfrenta mientras sigue riéndose de todos.

La nueva burbuja: la IA

Es una expresión que llevo varios meses oyendo en todas las conversaciones que también contienen un “va a ser la bomba”, y leyendo en los artículos sobre los modelos de negocio que vienen: la inteligencia artificial se ha convertido en el nuevo elemento que la mayoría desconocemos cómo se activa y quienes venden proyectos a inversores mencionan sin cesar. En Xataka alertan de que hay mucha inflacción en los sueldos de los especialistas, algunos con bajo nivel.

Un vasco entre los 15 mejores

La semana que viene en Lisboa se van a juntar los mejores del mundo en los negocios de base tecnológica (Google, Facebook, Microsoft, Intel, Amazon, Oracle, Booking, Reddit, Uber…), salpicados por políticos de primer nivel. Entre ellos, de hecho, entre los quince primeros, se cuela un vasco: Xabier Uribe-Etxebarria, de Sherpa, la empresa que nació y se mantiene sobre un taller de la margen derecha, y cuyo asistente por voz en Android sigue escalando a nivel mundial.

Pues tiene razón

A veces los usuarios menos célebres en Twitter te sorprenden con reflexiones de esas que te frenan en seco y te hacen pensar. Por ejemplo: ¿han hecho ustedes alguna videollamada últimamente con su móvil? Saben que es perfectamente posible y hoy nada caro: dentro de su tarifa de datos pueden hablar mientras ven casi a quien quieran. Sin embargo no las usamos, ¡y eso que hemos fantaseado con ellas desde hace muchos años, y no solo los aficionados a la ciencia ficción!

¡Eso ya lo sabía yo!

No tenía ninguna evidencia científica pero, según Magnet, la hay: cuando bebemos cerveza hablamos mejor en inglés. Cualquiera que haya viajado a un país anglosajón o en el que el inglés sea la lengua común para establecer conversaciones con quien no habla tu idioma habrá comprobado cómo el alcohol le suelta la lengua. Luego pensamos que hacemos el ridículo, pero sepan que no es así: simplemente es cierto que te relajas. Ojo, recuerdan: “Una cerveza no es una noche a Guinness”.

Una semana de esto

Desconozco qué pasará mañana y el martes, cuando los parlamentarios catalanes tendrán que manifestarse donde puedan sobre la situación futura de Catalunya después del referéndum del domingo. Pero ahí quería llegar yo: no se nos puede olvidar lo que pasó en esta nación hace hoy siete días. Ni la violencia ni la dignidad del agredido antes un estado que, y el rey lo demostró el martes, no ha entendido nada y cree tener razón porque tiene fuerza para negar la evidencia.

La factura pendiente

Por cierto, y esto es importante: esta semana la resaca nos ha traído noticias interesantes que, en el sube y baja que nos encontramos, casi se nos pasan. Por ejemplo, que el Govern presentará una demanda contra Policía Nacional y Guardia Civil por los desperfectos que sus agentes generaron durante una actuación policial desproporcionada. Recordemos: la ilegalidad del referéndum anula su resultado, pero no conlleva una prohibición a golpes y empujones.

Y la que vendrá

Igual que me parece necesario tener en cuenta lo que sucedió el domingo y me parece bien que Catalunya reclame a España lo que ha roto, me parece innegable la evidencia de lo cara que está saliendo esta fiesta: evidentemente, hasta el sector turístico se resentirá, y si sale adelante la huelga general indefinida que pide la CUP, ni les cuento. A esto hay que sumar la parte del león, la de las empresas que ya han dejado de pagar impuestos en Catalunya.

La otra cara

Este proceso, tan intenso, está dejándonos momentos que se alejan de la gravedad, por decirlo de un modo suave, y que en Magnet han recopilado con acierto: el ruso que avisa a los manifestantes independentistas que la situación será irreversible cuando lleguen las armas, los gitanos que aseguran a la Policía Nacional que les protegerán cuando requisen urnas, Stoichkov (catalanista declarado) arremetiendo contra Sáenz de Santamaría, o trabajadores de La Caixa que gritan consignas de la CUP.

Fotógrafo, sigue tu pasión

En Photolari recogen un estudio de los muchos que pululan en Internet y que uno menciona cuando le van bien. Así que, como ellos conocen bien esta circunstancia y nosotros la asumimos con normalidad, vamos con el tema porque lo que cuenta nos interesa. En este caso, los autores del estudio aseguran que empeñarse en fotografiar los momentos y eventos relevantes lejos de distraernos hacen que fijemos en nuestra mente esos recuerdos con más fuerza.

Sin argumentos

El tuit de Nacho Toca sobre lo sucedido esta semana en Barcelona es muy significativo: el texto (“Imágenes propias de otros tiempos. No hay nada más penoso que no dejar a unos profesionales trabajar. ¡Todo mi apoyo a la Guardia Civil!) no casa con las imágenes que muestra, y eso que están muy rebuscadas: un coche de la “benemérita” acabó bloqueado, cubierto de propaganda independentista y con una rueda pinchada. Ya ven qué terrible es todo.

No olvidemos esto

La primera crónica de Fernando Garea en El Confidencial después de ser durante años el cronista de El País en el Congreso no ha perdido vigencia a lo largo de la semana, aunque el ambiente es totalmente diferente al que vivíamos cuando la publicó: el procés independentista sigue careciendo de garantías suficientes, y eso, lejos de perder relevancia, es ahora más importante, con las emociones lanzadas y el melón abierto como nunca ha estado.

Lo demás sigue pasando

Insisto: la crisis catalana está viniendo muy bien a Rajoy y los suyos. Como presidente del PP está tapando conclusiones de investigaciones que deberían acarrear dimisiones al más alto nivel porque las pruebas apuntan a desvíos y enriquecimientos ilícitos. Como presidente del Gobierno está metiéndonos de tapado 10.000 millones más de deuda para pagar las pensiones. La hucha famosa parece que sigue vacía y, según El Confidencial Digital, solo aguanta hasta Navidad.

Sigue el lío en el PSOE

Este titular me vale para prácticamente cualquier momento entre el relevo de Rubalcaba a Zapatero hasta hoy. En España y en Euskadi. Pero es la verdad: Susana Díaz, lejos ya de Madrid, por lo que leemos en Público, no ha dudado en ejercer su mando severo en su territorio y, así, ha barrido (o lo intenta) el “sanchismo” en Andalucía. Por lo menos, en sus dominios ella será la única reina y señora, y me da que Sánchez va a ceder a cambio de la paz.

Una industria que va bien

Por supuesto, me refiero a la industria del porno en Internet. Eso no quiere decir que la producción de este tipo de “entretenimiento” vaya viento en popa: al contrario, son muchos los artículos que leemos de que actores, realizadores y empresas pasan por su peor momento. ¿Por qué? Porque Fabian Thylmann revolucionó la oferta gracias a Internet y al contenido gratis subido por los usuarios, según Magnet. En 2012 el 80% del tráfico pasaba por una de sus webs.