No es corrupción, es impunidad

20170518_corrupcion

Ya no se trata de unos empresarios que pagan ostentosamente favores a unos intermediarios avariciosos que se encargan de montar el entramado y de tocar a los políticos necesarios. Desde los sobres que llevaban la “B” de Bárcenas a lo de ayer, una red de empresas para facturar actos de campaña y saltarse las normas, hablamos de algo diferente a la corrupción: hablamos de impunidad, de soberbia desmedida, de atracos a cara descubierta y hasta con risas.

Estado de excepción y emergencia económica

En medio de esta lluvia incesante de casos vergonzosos en la sede del PP también tenemos que hablar de Nicolás Maduro. No es una cortina de humo, es una dictadura de facto ante la que no podemos quedar impasibles. Tampoco podemos encubrirlo como hacían quienes aseguraban que era mentira que en Venezuela se hubiese decretado estado de excepción. Pero es así según la Gaceta Oficial del país: estado de excepción y de emergencia económica.

Eso no es conciliación, es una foto

Miguel Urban me cae mal, como lo hacen todos los que viven de darnos lecciones, de enseñarnos lo poco listos que somos nosotros y lo instruidos que son ellos para, al final, tomar decisiones tan fácilmente desmontables como la última: Urban aparece en el Parlamento Europeo con su bebé y dice que es conciliación. Pero, no: la conciliación no es llevar a un niño al trabajo, y menos a un hemiciclo. Eso es buscar la foto e intentar colarnos una heroicidad que no toca.

Un comentario desde dentro

Marcelino Madrigal lleva desde 1986 en primera línea de la informática y, claro, en el ciberataque mundial le ha tocado ponerse el mono de trabajo. “No es nada extraordinario comparado con el día a día en una TI, ni estamos ante un apocalipsis zombi. Es más, estoy absolutamente convencido que han sido varios los componentes mediáticos que han alentado esta alarma. (…) Wannacry según las stats propias que manejo (y son miles de equipos), tiene un modesto puesto 20 en la detección, bloqueo y limpieza de este tipo de amenaza la semana pasada”.

No lo permitamos

Juan Carlos Latxaga reflexiona acertadamente con lo que pasó en San Mamés, con el campo medio vacío en los minutos finales del partido en el que nos jugábamos Europa y durante la despedida a un capitán y portero durante 10 años: “Un día, ya muy lejano, fuimos aficionados; después, nos convirtieron en espectadores y ahora estamos a punto de ser simples clientes o algo peor, figurantes, secundarios sin papel, mero atrezzo para que las gradas luzcan repletas de gente en la televisión”.

La moción de “la gente”, ya, claro…

20170511_mocion

La moción de censura de Podemos, el “invendible” del momento, se dibuja cada vez más como una herramienta de desgaste al PSOE. Vamos, como lo que es. Ahora, pasando de la opinión de las bases, pasando del objetivo, pasando de todo, Podemos se ofrece a retirarla para pactarla con el PSOE… Si gana Pedro Sánchez, intentando intervenir clara y directamente en las primarias socialistas. El mismo Pedro Sánchez al que no quisieron investir, pero eso nunca lo dicen.

La constituyente de “la patria”

Pero el realismo mágico en la política no se ejerce en ningún sitio como en Latinoamérica donde la última de Nicolás Maduro es charlar con unas vacas. Como lo leen. El mismo que aseguró que Chávez se le apareció mientras dormía en forma de un pájaro y le habló, conversa ahora con bovinos ya que con su pueblo solo entabla diálogo de besugos. Lo denuncia Felipe Calderón en Twitter con el asombro necesario ante tanta necedad. Y peor son las justificaciones.

Salvadores del mundo, uníos

Por eso Nicolás Maduro no da la talla que sí tienen Owen Jones o Julian Assange. Pablo Iglesias se esfuerza, pero le falta ese toque cool de la izquierda anglosajona. No obstante, Assange pisa suelo más resbaladizo hoy que nunca: Wikileaks habría sido el colaborador necesario de un intento ruso de favorecer a Le Pen en Francia, supuestamente, pero patina más cuando él mismo, imputado por violación, asegura que es el heteropatriacado el que niega la presidencia a Hillary Clinton y Marine Le Pen, poniéndolas al mismo nivel.

Los Gabilondos

La condena a Manuel Herrera, que le prohíbe entrar en Sevilla y le obliga a personarse cada quince días en los juzgados de Bilbao, realmente, es una condena para la ciudadanía de la capital de Bizkaia. Estos días hemos leído justificaciones absolutamente lamentables del nazi que intentó agredir a un bilbaíno, y que el periodista Gontzal Hormaetxea resumía en Twitter: “¿Quién no se ha cruzado alguna vez por Bilbo con ese grupo de punkies llamados ‘los Gabilondos’ que van con fotos de ETA y muchos pitbulls?”.

Publicar en Instagram desde el ordenador es posible

Instagram permite ahora que, sin tener descargada la aplicación, podamos subir una foto a nuestra galería desde cualquier navegador para móviles. Eso hace posible, a su vez y según el blog Cnet.com, que lo hagamos desde el ordenador: tenemos que ir al navegador y elegir la opción de “móvil”. Bueno, es algo más complejo pero en la bitácora lo explican bien para que los muchos fans de la herramienta (como yo) puedan subir imágenes editadas directamente.

Una moción de censura para las bases

20170501_bases

Ya nada nos sorprende. Ni lo grave, que son evidentemente los casos de corrupción que no dejan de salir vinculados al PP. Ni lo accesorio, que es el uso de la democracia para vender libros, programas de televisión al régimen iraní o charlas y clases magistrales. Ahora, los de Podemos, inventores de esta nueva democracia para Twitter, para los debates televisivos y radiofónicos, dicen que consultarán la viabilidad de la moción de censura a sus bases. No, esto no es participación o transparencia, es tomarnos por tontos.

Que otros les den la legitimidad

No solo “las bases” o “la gente”, Podemos quiere que su moción de censura que, salvo de IU (vendida a buen precio por Garzón) no ha obtenido más apoyos, sea legitimida por otros. Y quien no apoye este sainete para achicar el espacio al PSOE (tampoco lo ha hecho Jueces para la Democracia) será cómplice de la corrupción del PP. Pues no, miren. Se puede estar muy indignado por lo impunes que se han sentido para robar mucho en el PP, y mosqueado por el uso oportunista y populista de la política.

El modélico “procés”

Del mismo modo, se puede estar absolutamente a favor del derecho de los pueblos a elegir su futuro, y tener fundadas reservas sobre el “procés” catalán. La foto de Nicolás Maduro con una senyera y sus declaraciones, en las que se muestra dispuesto a que Venezuela reconozca una Catalunya independiente, no hace ningún favor a los catalanes independentistas… Y sí a los que les aterra que España se rompa. Hacer un país es elegir compañeros de camino, y ahí está lo apasionante y el gran peligro.

Pero todo es posible

La noticia del Financial Times sobre la posibilidad de una Irlanda unificada a causa del Brexit abre un nuevo frente de posibilidades: la conformación de dos nuevos estados (porque será una nueva Irlanda y un nuevo Reino Unido) y la ubicación de uno dentro de la UE y otro, fuera, es una ocasión valiosísima para los que deseamos ser un nuevo miembro del club europeo. Pero las oportunidades no se pueden desaprovechar con socios no deseados y fotos desastrosas.

Sí, se merece un reconocimiento

Es 1 de mayo pero yo, como todos mis compañeros de la redacción y los de la rotativa, trabajamos. Aún así, me voy a permitir una pequeña licencia y hablarles en este festivo de uno de mis recuerdos de niñez: el balón de Adidas, el “Etrusco”. Fuimos muchos los que dimos patadas y cabezazos a esa pelota que tuvo su propia personalidad, que genera un recuerdo como ningún otro. Por eso, homenajes como el que le han hecho en Panenka son necesarios. Son objetos menores, sí, pero nos hicieron felices.

La más grande

20170426_grande

No le tembló el pulso para convocar a los medios a la misma hora a la que Rajoy daba una rueda de prensa desde Brasil, y enmudeció a quienes vivimos de la política, de ejercerla y de contarla, durante los tres minutos que nos mantuvimos pegados a la tele. En ese tiempo Esperanza Aguirre dimitió de su último cargo (concejala) porque Ignacio González le engañó. Pero no se trata del último capítulo, la política con menos miedo del panorama español no abandona.

Si lo saben lo entiendo aún menos

Sigo en Twitter, donde Pablo Casado reclamaba justamente: “Una inmensa mayoría de cargos del PP son honestos y se dejan la piel en su trabajo, muchas veces sin cobrar”. Si lo saben, ¿cómo explican lo que llevamos años leyendo? ¿Cómo explican a esos cargos honestos lo del de desvío de dinero para enriquecimiento personal o financiación del propio partido? ¿Cómo explican a quienes no cobran lo de los sobres que repartía Bárcenas? ¿Cómo pueden mirarles a la cara?

El mal favor de Zapatero a Díaz

José Luis Rodríguez Zapatero acaba de echar un capote de mala manera a Susana Díaz, a la que, según el ex presidente español, critican en Catalunya por ser mujer y andaluza. Dicho de otro modo: mejor que no la critiquemos en ningún caso no vayan a pensar que lo hacemos porque es mujer y andaluza y, claro, ya sabemos que en esta época la discriminación por género u origen es imperdonable. Pero peor es la tutela insoportable y la pureza indiscutible e impuesta.

La tontería magnífica

A “Eterno Primavera” le siguen casi 50.000 usuarios en Twitter capaz de ver sin atragantarse como esta estrella anónima del medio se cisca en represaliados, exiliados e incluso asesinados: “El PSOE de Felipe González se entiende tan bien con el PP porque los crearon los mismos y están a sueldo de los mismos”, suelta el indocumentado, tirando por tierra la historia de un partido socialista cuya actualidad será impropia de su pasado, pero con un recorrido que merece respeto.

Menos fiable que Nicolás Maduro

No se me ocurre un personaje político menos de fiar hoy que Nicolás Maduro, el único capaz de superar a Donald Trump, que se empeña en mostrarse al mundo como un mono con dos pistolas. El presidente venezolano aparece en un vídeo jugando al baseball con normalidad y asegurando a la comunidad internacional que los disturbios que sufre su país cada día son falsos. Además de su insinceridad, su capacidad para pasar del dolor de su pueblo es indignante.

Cuando todo es un despropósito

20170413_desproposito

Solo han pasado 70 días desde que Donald Trump es presidente de EE.UU., y podemos esperar cualquier cosa antes de que lleguemos a los 100 que la tradición denomina “de cortesía”. El último pequeño gran escándalo lo ha protagonizado su portavoz, Sean Spicer, que aseguró que el uso de armas químicas de Bashar al Assad contra su población no lo había hecho ni Hitler. Como en la propia MSNBC le recordaron al instante: el alemán gaseó a millones de compatriotas.

Sí, la actualidad venezolana es noticia

Estoy seguro de que los venezolanos no querrían ser noticia por los motivos actuales, pero lo son, y negarlo es una estupidez. Llevamos varios días viendo en Internet manifestaciones y una represión policial que incluye el lanzamiento de gases lacrimógenos desde helicópteros. Lo último es que el propio Nicolás Maduro, ajeno a la realidad, como siempre, ha confundido gritos de abucheo con aclamaciones de apoyo. Al parecer, solo se dio cuenta de que eran reproches cuando empezaron a caerle huevos.

Twitter es así

Twitter es el sitio en el que nuestras contradicciones (por supuesto que me incluyo) quedan rápidamente a la vista. En lo que espero no caer es en la pose de superioridad que, cada cierto tiempo, avistamos cuando alguien con memoria (¡qué gran arma!) recupera tuits antiguos del soberbio o la soberbia de turno. Piden respeto a Chacón quienes se lo faltaron a Barberá, o defienden a Nega, de Los Chikos del Maíz, quienes machacan a cualquier político por un desliz menor.

Si te equivocas, pierdes

¿Cuánta paciencia tenemos con el comercio pequeño? ¿Cuántas veces hemos dejado de entrar en una carnicería, tienda o bar porque nos hemos sentido maltratados? ¿Por qué tenemos que ser más tolerantes con las grandes compañías? No niego que me parece una buena noticia la caída en bolsa de United Aerlines después de que todos viésemos cómo desalojaban por la fuerza a un viajero víctima del overbooking de la propia compañía: hasta mil millones de pérdida de valor bursátil y fragilidad en mercados ascendentes como China.

Crónicas en 140 caracteres

El usuario @elbicharraco tiene más de 82.000 seguidores en Twitter porque es capaz de plasmar en 140 caracteres crónicas como el partido de fútbol entre “la Juve” y el FC Barcelona: “Qué maravilla. El Barça tendrá que apelar de nuevo al espíritu de la ‘remuntada’. También conocido como ‘árbitro’”. Pero este tuit fue superado por otro con un pantallazo de un periódico deportivo catalán en el que pedían, agárrense, que el árbitro hubiera pitado un penalti que no era solo porque al Barça se los suelen conceder.