Sí, parecemos tontos

Tengo la sensación de que cuando intento explicar a alguien que no tiene Twitter la actualidad de esta red social me miran como si fuésemos tontos. ¿De verdad que dedicamos tiempo a debates tan irrelevantes? Me alivia pensar que dentro de Twitter, usuarios como El Cojo de Lepanto (27.300 seguidores) también aprecian el bajo nivel que estamos alcanzando: esta semana la foto de una socorrista atractiva en Gijón se ha convertido en la mayor muestra de machismo.

Mala política

Ni vieja ni nueva: airear los trapos sucios de un partido y, sobre todo, que estos consistan en rencillas personales elevadas a categoría de lucha de bandos, grupos o familias, todo ello forma parte de la mala política. Y la practica Pablo Echenique, el más sobrevalorado de los representantes públicos actuales: en Twitter le han caído críticas por intentar arrinconar a Fernando Barredo, que en Vistalegre dejó en evidencia delante de todo el mundo su gestión como cargo interno.

Otro tuit que sobra

Gorka Knörr me respondía en Twitter, precisamente, que la gravedad de la frase de Andrea Levy era que el PP había despreciado repetidamente a Lorca. Y no le falta razón, pero creo sinceramente que Levy, que asegura que La Casa de Bernarda Alba le convirtió en revolucionaria, vive de espaldas al pasado hasta para despreciarlo, como toda esa generación de jóvenes “populares”. Y si Levy lee a Lorca es un avance, ¡igual hasta lo valora!, por lo que tuits como el de IU, riéndose de ella, sobran.

Kempes afea a Maradona

Lo grande que fue Maradona como futbolista (yo solo lo he visto en imágenes grabadas) y como icono (eso es indiscutible) se ha diluido: como entrenador ha sido un fracaso y como prescriptor político, peor. Defensor del régimen cubano se ha ofrecido a Maduro ahora como soldado de Venezuela. Mario Kempes le ha respondido en Twitter lamentando la posición de “el pelusa”, que no se ha puesto del lado de los 124 muertos durante las manifestaciones contra el chavismo.

Trump ni se molesta

Con casi 700.000 seguidores, la parodia española del dictador de Corea del Norte es una de las estrellas de Twitter en castellano. Y lo ha conseguido gracias a respuestas satíricas como la que dirigió a Donald Trump: “Te voy a dejar Washington que va a parecer Desembarco del Rey, payaso”, sobre la guerra que está dispuesto a iniciar el estadounidense contra una dictadura de chiste que ha sido obviada por todos sus antecesores hasta Nixon. Pero Trump necesita su guerra y no se molesta en crear un enemigo.

¿A quién quiere engañar?

Todavía no salgo de mi asombro ante el atrevimiento de Arnaldo Otegi: en un tuit se ha apropiado (entiendo que se refiere a la izquierda abertzale en su conjunto) del descubrimiento de la mentira de Aznar sobre el 11-M (fueron las evidencias) y del fin de la violencia de ETA (cuando los que echan de menos algunos métodos están más cerca de Otegi que de nadie). Un político puede haber hecho muchas cosas, pero no puede tomar a la ciudadanía por tonta.

Los vascos, el enemigo recurrente

Arnaldo Otegi parece ocupado en celebrar haberse conocido y no puede preocuparse de la realidad: que los vascos somos un enemigo recurrente en Madrid y quieren de nosotros lo que no tienen en España. Esto es, dinero. Ahora son “sabios” los que consideran que deberíamos pagar más. Solo hace falta saber sumar y restar para darse cuenta de que aportamos más de lo que nos corresponde, incluso, vía cupo, y de lo que generan otras comunidades. Pero echarnos las culpas es más cómodo.

De Rajoy solo hay que decir la verdad

Suelo decir que Pablo Echenique es el político más sobrevalorado actualmente. Y Pablo Echenique suele empeñarse en darme la razón. Sobre la declaración de Mariano Rajoy ante el juez tuiteó: “No le hacía falta abogado defensor porque ya lo defendía el juez. Menuda vergüenza”. El presidente del gobierno español declaraba como testigo con la cara dura puesta porque en su partido se trincaba dinero negro. La realidad es bastante negativa y la mentira de Echenique también ayuda a enmascararla.

Cuando gobiernan los ricos

Entre las muchas cosas malas de los gobiernos de Mariano Rajoy cuento que los forman millonarios. Eso supone que los ministros viven en una realidad alejada de la de la mayoría, y cuando gobiernan los ricos la actualidad política se caricaturiza en España y en EE.UU., donde Trump invierte su sueldo en lavarse la cara: recuerda que lo dona al Departamento de Educación. ¿Y los sueldos de todos sus familiares? ¿Y los negocios que harán luego?

Dulceida no quiere fotos

Dulceida es una estrella de Instagram. Una “influlencer” de esas que cobra por lucir marcas en sus fotos y no anuncia debidamente que está haciendo publicidad de libro. Ya saben: nuevos famosos, nuevos modos. Pero como yo soy conservador sigo echando de menos ciertas formas y pensando que estas celebridades se la tienen que envainar como lo han echo Ana Obregón o Norma Duval. Y si los fans quieren fotos con Dulceida en la playa… No le vale con un mensaje en redes diciendo que no las obtendrán.

Hernando solo cayó en la trampa

Rafael Hernando es tan torpe que cayó en la trampa que todos los demás portavoces habían salvado. Me refiero, por supuesto, a que dos personas que mantienen una relación sentimental plantearan la moción de censura para sumar el de “machista” a su defensa. Lo intentaron sin fundamente desde el Twitter del círculo feminista de Podemos en el momento en el que Rajoy comenzó su réplica a Montero. Pero instrumentalizar las desigualdades de género no ayuda a luchar contra ellas, precisamente.

Las matemáticas de Podemos

Lo vi una vez. Después, otra. Y otra más. Al final, en un montón de tuits entre los que destacan los de Echenique o Espinar: Podemos sumaba a los “sí” a su moción todas las abstenciones para asegurar que habían ganado, JPG incluido. Entonces, ¿qué hace Rajoy de presidente hoy? ¿Por qué no activaron esa mayoría cuando pudieron? Allá a quien le valgan estas trampas al solitario, pero cada vez me preocupa más cómo nos toman por tontos algunos políticos, líderes en Twitter.

¡Oh, Tebas!

El martes me sorprendieron unas declaraciones de Javier Tebas asegurando que, para él, los futbolistas eran inocentes de fraude fiscal y que no cree que haya que hacer inspecciones a los jugadores. Ayer cobró sentido la tontería: el presidente de la LFP está siendo investigado por defraudar hasta cinco millones de euros, presuntamente, según El Confidencial. ¿A que ahora les encajan las piezas? El problema del fútbol moderno es que cualquiera gana demasiado dinero demasiado fácilmente.

“Han trincao a Andritxol”

Les pongo en contexto por si acaso no son de “los muy cafeteros” de Twitter: hace años, cuando la herramienta no era tan popular y nos conocíamos casi todos los usuarios activos en España y Euskadi (sí, esto fue posible), Andritxol no pasaba de ser un zumbado que tuiteaba ideas homófobas y racistas desde Baleares, una especie de tonto del pueblo en el bar de Twitter. Hacía años que no sabíamos nada de él… Hasta ayer, cuando nos enteramos de que le han detenido por aquellos tuits.

Buen camino, Gorka

Después de casi diez años escribiendo esta columna yo creo que ya lo saben todo de mí. ¿Les he contado alguna vez que jugué de portero en un equipito de fútbol del colegio? Pues sí y era muy malo, pero me ayuda a explicarles mi predilección por los futbolistas que ocupan ese puesto. Y uno de los mejores que he visto en los últimos tiempos es Gorka Iraizoz, otro que se va de Bilbao sin que le reconozcamos justamente y a tiempo sus méritos, y al que deseo lo mejor en Girona. Salvo cuando juegue contra el Athletic.

“Trinchera constitucionalista”

20170606_trinchera

Cada vez que leo algo de Navarra.com, web alojada en El Español, me pregunto si Pedro J. Ramírez es igual de tendencioso en el resto de su medio digital. “30.000 navarros” contra la imposición nacionalista de Uxue Barkos, se atrevían a escribir, como si no hubiéramos visto a miembros del PP, UPyD o partidos entre la derecha y la pared alardear en Twitter de que iban a Iruña a defender España. Pura intoxicación que empaña el nombre de la información y la cabecera que la contiene.

Él conoce el futuro

El propio Arnold Schwarzenegger bromea en su vídeo dedicado a Donald Trump con que él es el único que puede viajar en el tiempo desde el futuro, en clara alusión a su Terminator. Pero este segundo de broma es el único que se permite en su rapapolvos contra el actual presidente estadounidense. Conan el Bárbaro sabe de lo que habla, como político (casi diez años) republicano (toda la vida, al parecer) que es, y tiene claro que la lucha contra el cambio climático es incuestionable.

Sí y sí

Tiene toda la razón la usuaria (eso parece) de Twitter, The Lost Dreamer cuando critica en una sucesión de tuits con más de 6.000 retuits a quienes han hecho chistes con los gustos de la Infanta Leonor: que lea a Stevenson o Carroll y le gusten las pelis de Kurosawa solo es criticable para los ignorantes. Pero también tiene razón Egoitz Moreno cuando recuerda que la heredera de la corona de España es siempre “el enemigo”. Y con esa premisa tenemos que revisar sus gustos.

Echenique ya no convence a los suyos

Llevo años alertando de que Pablo Echenique es, posiblemente, el político más sobrevalorado de la actualidad. Y por lo que parece en su entorno más próximo la caída del guindo se convierte en práctica habitual donde se detenga unos segundos: su propio grupo en Zaragoza se ha abstenido en la reprobación del Ayuntamiento por su actitud después de la sentencia que le condena por haber contratado ilegalmente a un asistente. Nos lo justificarán como quieran, pero no podrán.

Pero sigue siendo un ignorante

No, Nicolás Maduro no afirmó con rotundidad que había cinco puntos cardinales porque no lo supiera, como reseñamos en esta misma columna: el que no lo sabía era un miembro de la oposición y él estaba riéndose de él como algunos pretendimos hacerlo del presidente venezolano. No puedo justificarlo con que no me extrañó la noticia en un ignorante como Maduro: la información manipulada contra él le refuerza mientras nos debilita a quienes no le queremos.

El huevo de Iglesias

20170601_huevo

En su conquista de todos los hitos históricos, Pablo Iglesias ya está preparado para que el suyo sea más famoso que el huevo de Colón. El huevo que le salpicó pero que, según Pablo Echenique, presto a todo lo que necesite su líder, no iba ni para él ni para el representante de los taxistas, al que impactó de pleno. El huevo iba para los antidisturbios, que ni siquiera salen en las imágenes, según Echenique, y no es un problema de puntería, sino de mala fe de quien no lo posee la clarividencia de los Pablos.

Los amigos de sus amigos

Porque Pablo Iglesias triunfó ayer entre los taxistas igual que triunfa como europarlamentario, portavoz en el Congreso, profesor de Universidad (de esto hablaremos mañana) y hasta macho alfa entre las políticas de izquierdas. También triunfa en la televisión y mantiene su programa en HispanTV, ese canal en castellano del régimen islamista iraní en el que Melisa Ruiz, líder de la organización neonazi Hogar Social Madrid, es requerida como “analista internacional”. Ese es el nivel.

Bien por quien se afilia

He criticado el apoyo de José Carlos Díez a Susana Díaz porque creo que un recién afiliado tiene que ser más prudente y porque un profesional de su altura tiene que estar por encima de las luchas internas. Pero le alabo que, en este tiempo de crítica a los partidos en los que han militado antes los de “la nueva política”, haya dado el paso de afiliarse y de defender sus ideas económicas con el carné de un partido en el bolsillo porque, sí, es perfectamente compatible, respetable y hasta admirable.

Sí, es en Kabul, pero también son privilegiados

Casi 100 muertos y 300 heridos en un atentado en Kabul. Una noticia atroz que, si abre algún medio digital o en papel, no se confundan, no es porque las víctimas sean afganas, sino por todo lo contrario: la masacre se ha producido en la “zona verde” o de máxima seguridad (y privilegios) de la ciudad. Y en ese dato está la noticia y el riesgo: como tuiteaba Mikel Ayestaran, es “impresionante” que los autores hayan sido capaces de meter un camión bomba en ese perímetro.

Máximo idiota

Sí, me voy a permitir hacer el juego tonto de palabras con el nombre de Maxime Hamou, el tenista francés que ha sido expulsado del Roland Garros después de haberse propasado con Maly Thomas, una periodista de Eurosport que fue a hacer su trabajo (unas preguntas) y se encontró con un baboso de 22 años que intentó besarla varias veces en pleno directo después de agarrarla y aproximarla sin opción de que Thomas se zafara. Una actuación deplorable que como tal hay que censurar con contundencia.