Una semana de esto

Desconozco qué pasará mañana y el martes, cuando los parlamentarios catalanes tendrán que manifestarse donde puedan sobre la situación futura de Catalunya después del referéndum del domingo. Pero ahí quería llegar yo: no se nos puede olvidar lo que pasó en esta nación hace hoy siete días. Ni la violencia ni la dignidad del agredido antes un estado que, y el rey lo demostró el martes, no ha entendido nada y cree tener razón porque tiene fuerza para negar la evidencia.

La factura pendiente

Por cierto, y esto es importante: esta semana la resaca nos ha traído noticias interesantes que, en el sube y baja que nos encontramos, casi se nos pasan. Por ejemplo, que el Govern presentará una demanda contra Policía Nacional y Guardia Civil por los desperfectos que sus agentes generaron durante una actuación policial desproporcionada. Recordemos: la ilegalidad del referéndum anula su resultado, pero no conlleva una prohibición a golpes y empujones.

Y la que vendrá

Igual que me parece necesario tener en cuenta lo que sucedió el domingo y me parece bien que Catalunya reclame a España lo que ha roto, me parece innegable la evidencia de lo cara que está saliendo esta fiesta: evidentemente, hasta el sector turístico se resentirá, y si sale adelante la huelga general indefinida que pide la CUP, ni les cuento. A esto hay que sumar la parte del león, la de las empresas que ya han dejado de pagar impuestos en Catalunya.

La otra cara

Este proceso, tan intenso, está dejándonos momentos que se alejan de la gravedad, por decirlo de un modo suave, y que en Magnet han recopilado con acierto: el ruso que avisa a los manifestantes independentistas que la situación será irreversible cuando lleguen las armas, los gitanos que aseguran a la Policía Nacional que les protegerán cuando requisen urnas, Stoichkov (catalanista declarado) arremetiendo contra Sáenz de Santamaría, o trabajadores de La Caixa que gritan consignas de la CUP.

Fotógrafo, sigue tu pasión

En Photolari recogen un estudio de los muchos que pululan en Internet y que uno menciona cuando le van bien. Así que, como ellos conocen bien esta circunstancia y nosotros la asumimos con normalidad, vamos con el tema porque lo que cuenta nos interesa. En este caso, los autores del estudio aseguran que empeñarse en fotografiar los momentos y eventos relevantes lejos de distraernos hacen que fijemos en nuestra mente esos recuerdos con más fuerza.

Yo también soy fan de Mariano Rajoy

No sé lo que durará la web. Ni siquiera sé si para cuando lean estas líneas ya la habrán cancelado. Pero me rindo ante quien haya tenido la idea y haya acometido el desarrollo de generar la página marianorajoy.cat, titulada: “Club de fans de Mariano Rajoy”, y colocar en ella toda la información sobre el referéndum, incluido el material electoral perseguido por el poder judicial y la Guardia Civil por toda Catalunya. Entre tanta tensión agradecemos estas argucias.

A vueltas con la tontería

El asunto catalán se ha puesto demasiado serio como para seguir con el argumento tonto de que el FC Barcelona se vería obligado a jugar una liga catalana propia en caso de independencia. Para empezar, hay casos en todo el mundo de equipos que juegan en ligas extranjeras. Para seguir, ¡qué desprecio al Espanyol o al Girona! Para terminar, lo importante: basta ya de tonterías como esa o la de la exclusión de Eurovisión. El catalán es un tema serio.

Un lujo de estancia

553 habitaciones, 12 suites (¿las sortearán o las ocuparán directamente los de mayor rango?), restaurante, bar, piscina, tiendas, sala de juegos y hasta una capilla. Esa es la equipación del Rhapsody, el ferry en el que se alojarán parte de los miembros de la Policía Nacional y la Guardia Civil que ha sido destinada a Catalunya para evitar que la ciudadanía exprese qué desea ser. Lo malo es que, acuérdense, los estibadores ya han anunciado que no surtirán el barco.

Factoo, cerrada

Definitivamente, la cooperativa de trabajadores que se juntaban para facturar sin estar dados de alta como autónomos tendrá que cerrar por orden del ministerio español de Empleo, que considera irregular su actividad. Sinceramente y como autónomo, me alivia. Porque entre las trampas legales (crear una SL unipersonal para ahorrar cotización) y las de los avispados de “lo colaborativo con base digital”, uno (y somos muchos) acaba pensando que es el único que paga.

Actualización a 28 de septiembre de 2017: Factoo sigue abierta y solicita una rectificación que, vistos los motivos y el evidente error del que escribe y firma estas columnas, es justa.

Sí, también hay fotógrafas

Entre los “seleccionados” de Nikon, los “embajadores de Fuji y los “visionarios” de Olympus apenas hay mujeres. Se lo traduzco: estos fabricantes de cámaras eligen a fotógrafos que usan sus máquinas para que todos veamos qué maravillas pueden llegar a hacerse, pero el porcentaje de mujeres entre ellos es muy minoritaria. Eso denuncian en Photolari. Desconocemos el porcentaje de Canon (el líder) y apuntamos que Pentax sí cuenta más con las fotógrafas.

No es un pulso entre dos

Es cierto lo que tuitea Cristian Campos: la estrategia de Rajoy de dejar hacer se ha caído porque nunca creyó que el referéndum por la independencia fuera real. Y Carles Puigdemont, por su parte, nunca pensó que el estado español actuara de un modo tan salvaje contra sus instituciones. Pero no se puede resumir la voluntad de un pueblo al pulso entre un presidente español indolente y otro catalán alejado de la realidad. Es evidente que se trata de una emoción de muchos.

No hablemos de Catalunya

Creo que tenemos que imponernos un ejercicio de disciplina: dejar de mirar a Catalunya un tiempo cada día para no perder de vista otras cuestiones importantes. “Un interventor general de la Administración del Estado” declaró la semana pasada que no comprendía el destino de hasta 300.000 euros de dinero público que, según investigaciones judiciales, habrían acabado en cuentas vinculadas a la trama Gürtel, implicando directamente al PP de Madrid, según El Plural.

La burbuja de Internet

No me cansaré de decirlo: Carlos Fernández Guerra solo hay uno. Esa es la característica principal de los gurús, que son irrepetibles. Y su modo de trabajar al frente de las redes sociales de la Policía Nacional española también es irrepetible. El resto le imitan con mala o peor suerte y caen en chistes que no tienen sentido o amarillismo sin sustancia. El último ejemplo lo denuncia El Confidencial: la Guardia Civil es la que da a conocer una peligrosa moda de autolesiones.

Alemania, frente a su pasado

En Ciencias y Cosas hemos encontrado una noticia de esas que nos sorprenden: en 2017 siguen desalojando barrios completos de Alemania, por lo menos durante unas horas, porque en medio de obras, construcciones o en un desalojo, encuentras bombas de la II Guerra Mundial sin explosionar. Ojo, que se trata de entre 10 y 15 bombas cada día de los 2,7 millones de toneladas de proyectiles que cayeron sobre suelo alemán para derrotar a Hitler y el nazismo.

Vuelven las viejas marcas

Realmente nunca se fueron: quienes somos aficionados a redes sociales de fotografía como Flickr o Instagram, sabemos que hay muchos usuarios de cámaras antiguas y película que, sin embargo, triunfan en estos nuevos espacios. Seguramente atraídas por ese éxito sobrevenido, Polaroid primero, Zenit recientemente y ahora Yashica (poco sabemos de su futuro modelo), marcas de otras décadas, han acometido o anunciado una “rentrée” en el mercado, según Photolari.

A ver si así nos enteramos

“Una familia con dos hijos se gastará unos 800 euros en la vuelta al cole y unos 4.000 euros en el rescate a la banca”, tuiteaba Anacleto Panceto que, con 96.000 seguidores y muchos años ya en Twitter, es uno de los usuarios de esta red más conocidos. A ver si con su sentencia y su alcance nos vamos enterando de que nos han robado a plena luz del día. Ya sé que la viabilidad de los bancos es imprescindible, pero nadie habló de condonación de la deuda porque sí.

La tierra quemada

No estoy en absoluto de acuerdo con las afirmaciones misterwonderfuleras de algunos líderes vascos de que, “pase lo que pase ya ha ganado Catalunya”. Nada más lejos de la realidad: la catalana es una sociedad enfadada consigo misma, dividida y vencida socialmente por España. No hay percepción de que lo que está pasando es vibrante. Al mismo tiempo, el imperio español parece atrapado en su pasado, generando un odio a Catalunya que pasará factura a toda España.

Demasiadas tonterías

Esas tonterías bonistas se dicen por si cae un puñado de votos, pero quien las dice sabe que miente. Y si no lo sabe, peor. En el otro lado del arco encontramos tonterías de igual calibre que se expresan o publican sabiendo que son mentiras. Y si no lo saben, peor, igualmente. ¿El FC Barcelona fuera de la Liga española? ¿Y el Espanyol de Barcelona? ¿Y los equipos galeses de la Premier? ¿Y el Mónaco? ¿Y la dignidad periodística e incluso humana? ¿Y el respeto a los lectores?

¡Inténtalo!

Pero el premio al rebuzno de oro se lo lleva un habitual: José Manuel García-Margallo asegura en El Imparcial que “comprender a los separatistas no es posible”. Seguro que algún cortesano dijo algo parecido cuando se independizaron Cuba y Puerto Rico de España. El exministro podría intentar hacer un ejercicio de escucha, de ponerse en la piel del otro, de abandono de prejuicios pero, claro, es un esfuerzo mayor que el de colaborar con el argumentario habitual.

Capturar el mundo

Calculo que colaboraré con unos mil disparos al 1,2 billones de fotografías que sacaremos entre todos en 2017. ¿Les parece una barbaridad? ¿Los 1,2 billones de fotos de los que hablan en Photolari o mis mil? Hagan sus cuentas: ¿cuántas veces sacan el móvil y disparan? Y si se llevan una digital de vacaciones, ¿cuántas fotos caen? El problema es que la mayoría no es consciente del número porque no revisa debidamente el material y que nos obsesiona capturar el momento.

Eskerrik asko zuri, Julen

[Enlace roto.] recordábamos la figura del gran capitán rojiblanco, Julen Guerrero, porque el pasado miércoles se cumplían 25 años de su debut. 25 años de un futbolista que nos ha enganchado, que nos ha emocionado, que para una generación marcó un modo de entender y amar al Athletic Club, a través de un valiente, de un romántico, de un león extraordinario. El propio Guerrero lo recordaba también en Twitter: “25 años de un sueño cumplido. Eskerrik asko”. Gracias a ti, Julen.

Para la historia quedó el tuit

Es evidente que la oposición ha querido embarrar el proceso parlamentario que establecería la independencia de Catalunya, pero tampoco parece que hayan acertado los catalanes, en otros momentos maestros del uso del marketing y la venta de producto, haciendo sentir el momento actual como vital. Si hoy gana la zozobra a la emoción, si puede más el “qué pasará” que el “estoy viviendo algo histórico”, el movimiento tiene más que remontar, y ahí vence España.

Cristina Uriarte llega a Twitter

Después de un calendario de movilizaciones en Educación que aterra a cualquier aita o ama, la consejera vasca del área ha decidido dar un paso adelante, cuando menos, en comunicación abriendo una cuenta en Twitter. La cara ya la da para que se la partan sindicatos y contertulios a la contra, que lo hagan en otra plataforma le tiene que dar igual a estas alturas. Honestamente, tomo como buena noticia su aterrizaje en una red social complicada pero necesaria hoy.

El modelo griego

Solo hace unos días les traía un tuit que recordaba, socarronamente, aquella época en la que muchos usuarios de esta red social se mostraban como auténticos expertos en política y economía griega. Hoy, todo aquel “conocimiento” se ha diluido y las noticias que llegan no invitan a ponerse al día a quienes consideraban a Tsipras la punta de lanza de la izquierda en Europa. El pago de la deuda y las privatizaciones avanzan como en cualquier país europeo con problemas.

La “street photography” no es tan nueva

A muchos aficionados nos encanta y las marcas se han puesto manos a la obra ofreciendo cámaras compactas preciosas y luminosas para poder sacar esas fotos callejeras que nos hagan sentir retratistas de nuestro tiempo. Pero este arte es mucho más antiguo que la foto digital: Joan Colom lo hacía ya a mediados del siglo XX con ese objetivo, el de ser testigo de la dura época que le tocó vivir. En 2002 recibió el Premio Nacional de Fotografía y esta semana ha fallecido.