La nada

20170319_nada

No soy tan fan como Xabier Lapitz de las tiras cómicas de los periódicos, auténticos artículos de opinión a trazos, pero reconozco el valor de algunos dibujantes y pensadores. Guillermo ha destacado recientemente con tres dibujos y un par de sílabas sobre las elecciones internas en el PSOE. Según el de El Español, Patxi López es “la nada”, Susana Díaz, “la nada argumental”, y Pedro Sánchez, “la empanada”. ¡Ay, qué tiempos aquellos en los que López lo era todo en Madrid!

En nombre de “lo colaborativo”

También pertenece a tiempos pasados, por suerte, la pose de superioridad de quienes se apoyaban en esa expresión de “lo colaborativo” para señalarnos con desdén a los que lo poníamos en duda, como si fuéramos trogloditas. Pues bien, en nombre de “lo colaborativo” vemos hoy abusos diferentes, pero pocos tan sangrantes como los que leemos en GQ: autónomos que trabajan muy por debajo del precio de mercado impulsados por una empresa on-line que, además, se atreve a sugerir que otros profesionales no son válidos.

Buenas prácticas on-line 

Otro mal de nuestro tiempo, el tiempo de Internet, son los trolls. Esos usuarios que, con anonimato y excesiva fe en sí mismos, se lanzan a comentar blogs y a hacer menciones en Twitter como si tuvieran buenas ideas. Vencerles es fácil pasando de ellos, pero haciéndoles caso es bastante más complicado, y lo ha logrado la RAE. ¿Cómo? Aprovechando cada tontería para divulgar la corrección en el uso de la lengua castellana. Eso es usar las redes bien, y lo demás, palabrería.

Algo sí cambia en Irlanda del Norte

Soy consciente de que, en estos últimos meses, en la columna les he trasladado una actualidad negativa sobre Irlanda del Norte. Los ataques entre disidentes o entre bandos (el asesinato de un ex paramilitar es una noticia de esta semana) son algo más que recurrentes. Pero algo sí se mueve: una iglesia aparentemente católica va a convertirse en un restaurante en el sur de Belfast, una zona bastante neutral, cerca del área universitaria. En una ciudad en la que la fe ha dividido tanto esta noticia no es solo una anécdota.

Una de esas historias dominicales

Ya saben que, en la medida en la que la actualidad me lo permite, los domingos me gusta invitarles a alguna lectura interesante, de esas que nos encontramos en los digitales sin restricciones de espacio. En esta ocasión el protagonista es Adrián Gallardo, un futbolista gaditano que ha pasado de sobrevivir en segunda B a vivir como un privilegiado (lo reconoce él) en las Maldivas. Además, juega la competición internacional asiática. Pueden leerlo en El Confidencial.

Para esto no trabajamos

20151218_trabajamos

Según pasaba la mañana de ayer íbamos conociendo detalles del agresor de Mariano Rajoy. Un chaval, menor de edad, conflictivo e influenciable, por lo que parece, de buena familia… de familia próxima a la de Rajoy… Al final, según algunos medios, es el hijo de una prima de la mujer del propio Mariano Rajoy. ¿Qué más da? El chaval, en el fondo, es agresor y es víctima de una ola, de una moda, en la que los políticos son desprestigiados (en parte por su propia acción).

¿Y si es un montaje?

No lo creo, pero en Twitter muchos usuarios han dejado claro que sí opinan que es posible que lo que sucedió en Pontevedra es un montaje. Que supiéramos ayer, además, de la proximidad familiar del menor, lo alimenta, y quien disfruta con las conspiraciones, suma ese dato a que la seguridad estaba notablemente relajada, que era en su propio municipio, que el rastro que dejaba en redes sociales era el que interesaba al propio PP, que no llegó a tumbar a Rajoy…

¿Y si no lo es?

Pero, ¿si no es un montaje? ¿Si no es más que el resultado de que un pobre diablo busque un minuto de gloria? ¿Quién se hace responsable, ahora, de las llamadas a la violencia? Como ven en el pantallazo y en el link, no miro a nadie. Pero sí recuerdo que he visto a un candidato decir que se emocionaban al ver ciertas respuestas violentas, y a otro jactarse de que le había dicho a Rajoy directamente lo que media España querría decirle. ¿Quién se responsabiliza ahora?

Rajoy no quiere lecturas políticas

A Mariano Rajoy le honra que haya pedido que no se hagan lecturas políticas de lo que le sucedió en Pontevedra. Rajoy, además de un presidente del Gobierno pésimo, es una persona agredida, y como tal, también herida por dentro. Insisto en que me parece muy bien que no quiera hacer lecturas políticas. Lo importante es que le hagan caso, sobre todo, los suyos, que no van a dudar en hacerlas para arrimar el ascua a su sardina, por supuesto. La victimización como argumento no es nuevo en el PP.

Al final, Rajoy no avanza hacia a ninguna parte

Termino, por fin, con la columna monotemática, y lo hago como, seguramente, la hubiera empezado si no tendríamos que hablar del condenable puñetazo. Su equipo publicó un tuit un tanto desconcertante: en el texto aseguran que siguen “avanzando” pero en el vídeo se ve al candidato del PP subido en una maquina de andar que, evidentemente, no le lleva a ninguna parte. Curiosa contradicción, representativa seguramente, de un presidente andarín encerrado en un gimnasio a solas y creyendo que con lo que hace avanza.

Por fin, Euskadi.eus

20151010_euskadi

Las webs empiezan en su URL, en su dirección, y que el gobierno haya recuperado “Euskadi” como referencia on-line es una gran noticia. El anterior ejecutivo vasco decidió arrinconar Euskadi.net y se inventó Irekia. Ahora, ambas marcas convivirán, por fin, con una oferta diferenciada: Euskadi.eus seguirá mostrando la gran oferta del gobierno pero desde la perspectiva del usuario, con un buscador y respuestas basadas en la utilidad, y no el organigrama.

Sobre el concierto económico

En ‘About Basque Country’, para variar, no han publicado ningún texto relacionado con noticias en el extranjero sobre Euskadi. Pero el post es igual de interesante que cualquier otro: se trata de una amplia y clara explicación sobre qué son el concierto de la CAV y el convenio navarro, y los errores habituales de interpretación de estas herramientas por quienes no las conocen. Errores generados por aquellos a los que les interesa echar balones fuera.

España es baile

Puede que este tema, el del concierto y el convenio, sea recurrente en campaña, pero lo que sí veremos de aquí al 20 de diciembre es a muchos políticos haciendo cosas extrañas en ellos (por lo menos, en público) como bailar. En la web satírica ‘El Mundo Today’ ya sacan punta al asunto: “Los inversores extranjeros vuelven a confiar en España tras el baile de la vicepresidenta en ‘El Hormiguero’”. Y esto solo acaba de empezar.

La irreverencia de Pérez-Reverte

Por primera vez en mucho tiempo vuelvo a estar de acuerdo con algo que escribe Arturo Pérez-Reverte. Seguramente, que haya sido un tuit, es decir, un texto corto, haya ayudado: el escritor respondía así a un usuario de Twitter: “Sólo, con tilde cuando toca. En eso, no haga caso a la Ortografía de la RAE. Se lo dice uno de la RAE”. Personalmente, voy a hacerle caso porque la eliminación de esa tilde me parece una castaña desde el primer día de la norma.

Ya no sólo “me gusta” en Facebook

Además del sobradamente conocido “me gusta” en Facebook, desde ayer podemos indicar que la actualización de un amigo o una página que sigamos “me encanta”, “me alegra”, “me divierte”, “me asombra”, “me entristece” y “me enfada”. Esta novedad de momento no es accesible desde el móvil y, de hecho, pregunté a mis contactos qué les había parecido la novedad y varios me contestaron que no se habían enterado porque entraban desde el teléfono. Curioso error el del equipo de Zuckerberg que estas cosas suele clavarlas.

“El pequeño Nicolás”

20141018_pequeno

En ‘El Confidencial’ hemos encontrado la historia de un “don nadie”, un “bartolín” de turno que “ascendió” gracias a un puñado de fotos junto a José María Aznar, Esperanza Aguirre, Felipe VI, coches de lujo de alquiler y mucho rostro. Un timador que engañó a quienes se creyeron que sus buenas relaciones iban a proporcionarles contratos, y que ya está detenido. Un cuatrero cuyos robos pondrían de manifiesto que sí, que hasta el tonto del pueblo ha podido hacer dinero diciendo que era amigo de uno del PP, y que por eso conseguía adjudicaciones y puestos de trabajo.

Miguel Ángel Rodríguez en estado puro

Cuando Miguel Ángel Rodríguez dijo en un programa de televisión que a Artur Mas lo que le faltaba era que le fusilaran, como a Lluís Companys, decidimos no traer a esta columna la reacción indignada de muchos usuarios de redes sociales. Pero la insistencia del que fuera portavoz de Aznar en el gobierno sí merece sí merece que le señalemos y le denunciemos: “Al igual que Companys, Mas querría un fusilamiento como único modo de morir con honor y no en este espantoso ridículo”, escribió en Twitter. A quien quiere ejercer de bufón hay que dejarle espacio para que se ponga en ridículo.

También cae Sosa Wagner

Ya conocen la secuencia: Francisco Sosa Wagner sugiere que sería conveniente que UPyD se acercara a Ciutadans, contrdiciendo a Rosa Díez y a su acólito, Carlos Martínez Gorrirán; y se monta un lío interno que se salda con la aprobación de un mecanismo de control que permite el cese como portavoz en Bruselas de Sosa Wagner que, finalmente, deja UPyD. Pero el periodista Isaías Lafuente observa otra derivada: “A cinco meses de las Europeas, tres cabezas de cártel -Cañete, Valenciano y Sosa Wagner- han sido desplazados. ¡Viva la voluntad popular!”. Como muestra de lo en serio se toman Europa los grandes partidos españoles.

A partir de hoy, “tuiteamos”

El pasado jueves la RAE publicó una nueva edición de su diccionario que, como novedad, incluía la expresión “tuitear”, por lo que ya sabemos cómo escribirlo correctamente… aunque no me guste. Y no me gusta porque ese “tuitear” pierde, por completo, el sentido de “trino” de pájaro que conlleva Twitter. Un sentido que, como bien recordaba Aitor Esteban, diputado abertzale en el Congreso, a Begoña Beristain, directora y presentadora de ‘La tarde en Euskadi’, en esta red social, sí se mantiene en euskera: “Txio dagit, txio dagizu, txio dagi…”.

Para el lunes

Es sábado, lo sé, pero no queríamos dejar pasar el post que hemos encontrado en ‘Pymes y Autónomos’ sobre cómo evitar las reuniones que nos hacen perder tiempo, uno de los grandes males actuales en las oficinas (que, si lo piensan bien, están casi todos relacionados con la gestión del tiempo). En este blog (que siempre les recomendamos) proponen cuatro metodologías: (1) hacer reuniones sin sillas, (2) hacerlas con una silla vacía para tener en cuenta siempre al cliente, (3) hacerlas justo antes de tomar las decisiones y (4) hacerlas sin presentaciones.