¿Change? ¿En serio?

El procés tenemos que tomárnoslo en serio porque la situación se ha vuelto grave: la prisión preventiva que ha aplicado la justicia española, a instancias del fiscal y con cálculo previo de la rotación en la Audiencia Nacional, nos ha obligado a convertir las legítimas críticas en necesarias reivindicaciones. Pero no todo vale: Ramón Cotarelo nos invita en Twitter a firmar en Change.org para pedir la inhabilitación de Carmen Lamela. La banalización daña a todo el independentismo.

Cierra La Tuerka

El canal de televisión en Internet con el que saltaron a la fama Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero o, más recientemente, Facu Díaz, va a cerrar. Así lo ha decidido el propio Monedero, que es su máximo responsable actual. Confieso que solo conozco de La Tuerka algún corte recuperado en Facebook o Twitter para destacar las contradicciones de sus protagonistas, pero como en el caso de todos los medios, creo que su cierre nos empobrece.

Las Juntas Generales, por la Igualdad

Con la mesa del Parlament declarando a la hora a la que escribo esta columna, no quiero tardar más en traer a ella uno de los hitos de Bizkaia, cuyas Juntas Generales incorporaron a finales del mes pasado en su web un apartado específico para fomentar políticas de Igualdad después de convertirse, tras el de Nafarroa, en el segundo parlamento del Estado en aprobar un plan específico en esta materia. Esta política también es necesaria aunque resulte menos atractiva para los focos.

No ha gustado a todo el mundo pero…

Los nuevos tuits de 280 caracteres que comentábamos ayer en esta misma columna no ha gustado a todo el mundo. Uno de los tuiteros más célebres, Stephen King (el novelista, sí), expresó con un exabrupto su disgusto a sus más de cuatro millones de seguidores. Entre los usuarios más populares de esta red, que fuera de ella son desconocidos, también hubo sobre más críticas que loas. Pero es innegable que todos o casi todos ya hemos empezado a usar el espacio extra.

Otros conflictos, otras ideas

Si alcanzan a ver estos días una noticia originada en el Reino Unido apreciarán que una buena parte de la ciudadanía de este país, no solo sus representantes, luce una amapola en su solapa. Lo hacen porque en noviembre se recuerda a todos los caídos británicos en todos los conflictos. Y ese “todos” es precisamente lo que hace que el futbolista James McClean, un irlandés de Derry, rechace su uso y se gane las críticas hasta de la hinchada de su club, el WBA. Lo cuentan en La Media Inglesa.

Al pueblo se le escucha

20170510_escucha

Puro despotismo no ilustrado: en el vídeo de su ekintza (¿a qué recuerdan?) contra el PNV, Ernai asegura que el pueblo responderá cada vez que el pueblo sea atacado. Pero, ¿escuchan al pueblo que quitó voto a voto a Bildu de las instituciones para que los de Eneko Goia y Markel Olano gobernaran? Esto de hablar en nombre de un pueblo que no ha pedido que le salven, por cierto, ya lo hicieron otros. “Dime con quién andas” decían las juventudes de Sortu. Y sabemos con quién han andado ellos siempre.

Más del modelo irlandés

Ernai contra el PNV ha pasado en apenas una semana de tirar huevos con pintura roja y amarilla con nocturnidad, a atacar a plenos día con basura y pintadas una sede, pasando por un escrache. De aquí a final de año no sé dónde les llevará su camino. Un camino que algunos siguen haciendo en círculos en Irlanda del Norte, donde esta misma semana un hombre ha resultado herido en el cuello durante un ataque con disparos a una vivienda. Cada uno elige sus modelos.

Ni un día sin su tonto en Twitter

Lo siento pero, sí, he tenido que recurrir al “tonto” porque no hay otro calificativo para algunos en Twitter. En estos últimos días el usuario anónimo Eterno Primavera se lleva todos los “reconocimientos” con tuits como: “Los recortes en la sanidad pública que provocan la muerte de millones de ciudadanos europeos es tan exterminio planificado como Auschwitz”. A este paso, eclipsa al resto de tontos. Pero, ojo, son 50.000 los que siguen esos mensajes y cientos los que los relanzan.

Pelea de “tuitstars”

Hasta Ramón Cotarelo, otro tuitstar de estos que sientan cátedra progresista desde sus despachos universitarios por medio de una red social, ha afeado la conducta de quienes llevan semanas diciendo eso, tonterías, sobre la amenaza fascista en Europa: “Quienes insinúan que el fascismo de Le Pen y el socioliberalismo de Macron son parecidos no saben lo que es el fascismo. Ignorancia culpable”. Ignorancia… Y gustito por el tuit, el reuit, estar en el machito y tener miles de seguidores.

Habla el politólogo de España

Juan Carlos Monedero, el siniestro, desbarraba en Twitter: “Francia es un sistema presidencialista. El Parlamento debe rendir cuentas al Presidente. Como en Venezuela. ¿O allí no vale?”. Primero: Francia es semipresidencialista (hay jefe de Estado y de Gobierno). Segundo: incluso en la presidencialista Venezuela es el presidente el que rinde cuentas al Parlamento. Pero el politólogo es él, en Podemos siempre dicen la verdad y todos menos Monedero somos tontos.

Democracias diferentes, resultados diferentes

20170315_democracia

Coincidió como lo ven en mi cuenta de Twitter: la inhabilitación a Artur Mas, Joana Ortega e Irene Rigau, por desobedecer, se solapó al anuncio de Nicola Sturgeon, que piensa volver a preguntar a los escoceses si quieren abandonar el Reino Unido después del Bexit y las promesas incumplidas. Este enfrentamiento es el de dos noticias, sí, pero también el de dos formas de entender el ejercicio de la democracia: en contra de las consultas o insistiendo con ellas.

¿Por qué dejo de ser presidente Mas?

Porque la CUP señaló a Artur Mas como la primera pieza a cobrar. Así fue, su cabeza fue el trofeo que exhibieron este puñado de parlamentarios que son, al mismo tiempo, la garantía de que los pasos hacia la independencia contarán con el respaldo suficiente, y de que se darán de la manera más esperpéntica posible. Ramón Cotarelo lo recordaba en Twitter: “Si la CUP no hubiera impedido el gobierno de Mas, ahora los neofranquistas habrían tenido que inhabilitar a un presidente”.

Que la verdad no te estropee un tuit

Más valor añadido para la democracia en España: IU, Podemos y Equo mienten y no les importa. Es más, están encantados. Fíjense: un veterinario de ERC, ¡un veterinario!, pacta con el PP que en España se prohíba cortar la cola a los perros salvo en los casos en los que sea recomendable, especialmente, en casos de caza. A este pacto se suma el PNV. ¿Resultado? Campaña con que PP, ERC y PNV están en contra de cortar la cola a los perros… Y paso atrás de una ERC demasiado pendiente de Twitter.

¿De verdad que descubrís ahora a Lagarder?

Lagarder Danciu es un buscador, un buscador de protagonismo. Él se define a sí mismo como “activista” porque, claro, “quiero salir en la tele y el periódico pase lo que pase” no es una buena carta de presentación. Y aunque se le ve venir ha conseguido un montón de seguidores y aplaudidores… hasta esta semana. Al parecer, ha calculado mal cuando se ha situado como defensor de los transexuales delante de los medios. Ahora, sí, caen las críticas. ¿demasiado tarde o demasiado cínicas?

Donald Trump sí cumple su programa

La corresponsal en Washington, Dori Toribio, nos vuelve a adelantar en Twitter una de esas noticias que son, sobre todo, de consumo interno en EE.UU. pero que sirven para medir la altura moral de quien gobierna hoy ese país: “14 millones estadounidenses se quedarán sin seguro médico en 2018 con el nuevo plan republicano. 24 en 2026”. Es el resultado de revocar el programa para universalizar la Sanidad que puso en marcha Omaba, y del nuevo despotismo ilustrado: todo con el pueblo pero nada para el pueblo.