Todo no vale

Por exigencias del medio escribo esta columna antes de que el Parlament declare la independencia o no de Catalunya. Dada la ruleta de novedades del procés, quizá para cuando usted la lea Puigdemont ya ha sido detenido. De lo que estoy seguro es de que lo que han publicado en Vozpópuli sobre la vida privada del president es absolutamente asqueroso, con referencias expresas a familiares y filias que quieren atribuirle con el fin de desacreditarle.

Qué vergüenza, Casado

El sábado Pablo Casado no tuvo ningún empacho en manifestarse con Denaes, la Fundación para la Defensa de la Nación Española y que, sí, es como se la pueden imaginar. El lunes, el mismo Pablo Casado que personaliza los nuevos modos del PP no tuvo ningún problema en avisar a Puigdemont de que podría acabar como Companys (que acabar, acabó fusilado) ni en sugerir que los partidos independentistas tendrían que ser ilegalizados. Todo se pega, amigos.

Fuera todos los fachas

En Catalunya, como en Euskadi, sobran todos los fachas. Los de un lado, los que fueron a Barcelona mano en alto a agitar banderas españolas preconstitucionales (o salieron de sus madrigueras), y los de otro: los que amenazan de muerte a políticos catalanes porque no son nacionalistas. La presión ha llevado al ministerio de Interior a poner escolta a algunos de los señalados por el fanatismo. Un fanatismo que existe y que sobra en todos los espacios políticos.

Boadella señala a TV3

No podían faltar Albert Boadella, Libertad Digital ni las acusaciones a la radiotelevisión pública (catalana, en este caso), en este convite anticatalanista. El actor ha declarado en el digital cavernario que TV3 tiene que ser rápidamente intervenida porque, ya se sabe, lava el cerebro a los catalanes. Y en este párrafo me caben también las airadas críticas a TVE (que no suelo compartir porque las considero excesivas y de parte) y las que está recibiendo ETB por informar de lo innegable.

Por cierto…

Es la grandeza de Internet: en un par de clicks llegas a un agregador de noticias y saltas a la web de un medio ecuatoriano que recoge un tema de actualidad que, de otro modo, no conocerías: en Brasil tres provincias han hecho un referéndum simbólico para independizarse de este gigantesco país. Lo significativo para el medio es que estos territorios sean de los más ricos de Brasil, pero no es una anécdota precisamente el efecto imitación que genera Catalunya.

Lo de Arrimadas fue un bulo

No, Inés Arrimadas no pidió por Twitter que el domingo los manifestantes por la unidad de España en Barcelona escondiesen las banderas preconstitucionales. Como a muchos, me la colaron, y lo peor es que lo dije en En Jake. Así que hoy me toca reconocer que a veces echo un vistazo Twitter sin fijarme en los detalles que diferencian una cuenta verdadera y una falsa, y doy por hecho algo que leo sin comprobarlo debidamente. En mi descargo diré que sonaba verosímil.

¿Qué se creen que son?

Rosa Díez (lo he comprobado, es su cuenta) empezaba su tuit diciendo: “Lo hermoso de no ser nacionalista” después de manifestarse con nacionalistas (algunos de ellos, además, de aquellos nacionales del 36) y exhibir una foto llena de banderas españolas henchida de orgullo españolista. Yo no sé qué se piensan algunos que son aunque nieguen su legítimo y natural sentimiento nacional español. Estos días leemos demasiadas lecciones de nacionalismo de “no-nacionalistas”.

Dejad a los periodistas en paz

El modo en el que impedían a algunos periodistas hacer su trabajo durante la misma manifestación, por ejemplo a un compañero de ETB, en la que llegaron incluso a agredir a una de TV3, es absolutamente condenable. Como lo es que intimiden a periodistas catalanes en Madrid o a periodistas españoles en Catalunya (o Euskadi). Y de esta lacra son culpables todos los que señalan a los medios, también a esos progres que señalan “máquinas del fango” ya hoy callan.

Y a los catalanes, votar

Quien habla de una “mayoría silenciosa” tiene plena intención de cuantificar, de mostrar que unos (los suyos) son más que otros (los del adversario). Pero si tomamos las cifras de las fuentes más interesadas, el govern que promovió el referéndum cita dos millones de votos, y los convocantes de la manifestación españolista contaron a 900.000 asistentes (algunos de fuera de Catalunya como Rosa Díez o Cristina Cifuentes). ¿Y si les dejamos votar con garantías?

Lo importante

Permítanme que insista: el conflicto catalán le está viniendo muy bien al PP. Y si no, díganme de qué otro modo habría pasado tan desapercibido que la fiscalía anticorrupción se reafirme en la petición de condena al PP y a la ex ministra Ana Mato por lucrarse de adjudicaciones fraudulentas en una trama que encabezó Correa y en la que intervino directamente el tesorero del partido de Rajoy y Alfonso Alonso, Luis Bárcenas, además de otros 36 compañeros de militancia.

Una semana de esto

Desconozco qué pasará mañana y el martes, cuando los parlamentarios catalanes tendrán que manifestarse donde puedan sobre la situación futura de Catalunya después del referéndum del domingo. Pero ahí quería llegar yo: no se nos puede olvidar lo que pasó en esta nación hace hoy siete días. Ni la violencia ni la dignidad del agredido antes un estado que, y el rey lo demostró el martes, no ha entendido nada y cree tener razón porque tiene fuerza para negar la evidencia.

La factura pendiente

Por cierto, y esto es importante: esta semana la resaca nos ha traído noticias interesantes que, en el sube y baja que nos encontramos, casi se nos pasan. Por ejemplo, que el Govern presentará una demanda contra Policía Nacional y Guardia Civil por los desperfectos que sus agentes generaron durante una actuación policial desproporcionada. Recordemos: la ilegalidad del referéndum anula su resultado, pero no conlleva una prohibición a golpes y empujones.

Y la que vendrá

Igual que me parece necesario tener en cuenta lo que sucedió el domingo y me parece bien que Catalunya reclame a España lo que ha roto, me parece innegable la evidencia de lo cara que está saliendo esta fiesta: evidentemente, hasta el sector turístico se resentirá, y si sale adelante la huelga general indefinida que pide la CUP, ni les cuento. A esto hay que sumar la parte del león, la de las empresas que ya han dejado de pagar impuestos en Catalunya.

La otra cara

Este proceso, tan intenso, está dejándonos momentos que se alejan de la gravedad, por decirlo de un modo suave, y que en Magnet han recopilado con acierto: el ruso que avisa a los manifestantes independentistas que la situación será irreversible cuando lleguen las armas, los gitanos que aseguran a la Policía Nacional que les protegerán cuando requisen urnas, Stoichkov (catalanista declarado) arremetiendo contra Sáenz de Santamaría, o trabajadores de La Caixa que gritan consignas de la CUP.

Fotógrafo, sigue tu pasión

En Photolari recogen un estudio de los muchos que pululan en Internet y que uno menciona cuando le van bien. Así que, como ellos conocen bien esta circunstancia y nosotros la asumimos con normalidad, vamos con el tema porque lo que cuenta nos interesa. En este caso, los autores del estudio aseguran que empeñarse en fotografiar los momentos y eventos relevantes lejos de distraernos hacen que fijemos en nuestra mente esos recuerdos con más fuerza.

“Clamoroso silencio”

20160809_clamoroso

La parodia de Gerardo Tecé, estrella del Twitter de la izquierda más “moderna”, sigue dando guerra, pero esta vez solo manifiesta lo evidente: el silencio sorprendente y “clamoroso” ante el acoso sexual que denunciaron varias chicas que pertenecían al Círculo Joven de Madrid, y que ha terminado con su salida del mismo y la expulsión de cuatro chicos del mismo círculo. Personalmente, echo tanto de menos manifestaciones de repulsa e indignación de los líderes del partido, pero también de las bases que callan ante un hecho objetivamente grave.

Kosovo gana su primera medalla

Que España no te reconozca como nación, realmente, importa bien poco. El pasado fin de semana Kosovo ganó su primera medalla. Lo hizo Majlinda Kelmendi, en judo, un oro olímpico, y a pesar de que España no reconozca a este pequeño estado del centro de Europa. Ya sé que esto último realmente en nada habrá afectado a la preparación de Kelmendi, pero sí a su orgullo de colgarse un oro olímpico pese a que país es despreciado por otros, como hace España.

Y otros también lo lograremos

Estoy seguro de que Euskadi y Catalunya también estrenarán su medallero más pronto que tarde. De momento, TV3 se ha “atrevido” a diferenciar los deportistas catalanes en sus retransmisiones, incluyendo la senyera a la lista de banderas oficiales, y en Twitter se ha levantado marejada. Elijo el tuit de Francisco Sierra, a quien aprecio como tuitero, solo porque le tengo a mano y porque es representativo de un modo de pensar: si no opinas lo que yo eres un ridículo (o algo peor).

Rafa Nadal, presidente

No, no es un tuit de El Mundo Today, es un titular de El Confidencial, uno de los medios digitales de referencia desde hace una década (se dice pronto): “España no tiene Gobierno, pero sí a Nadal para llevar alta su bandera en Río”. Ojo, que si siguen por esta vía y dependiendo del torneo que haga el tenista, igual los periodistas españoles acaban por pedir a Felipe VI que encargue a Rafa Nadal formar un gobierno. Total, según El Confidencial, con su presencia España no necesita mucho más.

¿Notoriedad, hackeo, idiocia?

Rubén Sánchez, portavoz de Facua, la federación de consumidores y usuarios, tuvo un domingo movido en Twitter: muchos pensábamos que le habían hackeado la cuenta cuando anunció que tenía tres community managers a los que no pagaba y que, al parecer, se habían revelado. Unos pocos se creyeron (o quisieron creerse) lo de los tres CM, y al final, el propio Sánchez aseguró que nos había gastado una broma. ¿Qué buscaba llegar a los 100.000 seguidores (pocos le faltan)? Invita a pensar en que es verosímil lo de los tres “communities”.

Esperanza Aguirre se marca un “Infanta Cristina”

20160213_esperanza

Esperanza Aguirre no sabe nada de la financiación ilegal en el PP. Ni siquiera cuando el círculo se cierra al PP de Madrid que ella misma preside. Qué casualidad: padece la misma ignorancia crónica que Rajoy, que tampoco sabe nada. Un virus que, cuidado, se extiende por los palacios de Madrid y Barcelona: la Infanta Cristina, que no sabía de dónde salía la pasta que gastaba su marido, fue la primera que hizo pública esta enfermedad. Porque, claro, se trata de una dolencia. No van a estar mintiéndonos vilmente personas con tan alta responsabilidad, ¿verdad?

Ada Colau descubre que gobernar cuesta

Solo son dos tuits con unas pocas horas de separación, pero en ocasiones las grandes verdades necesitan únicamente un botón de muestra para ser reveladas: gobernar cuesta. Hacerlo bien, ya, tiene que sr dificilísimo. Primero, la alcaldesa de Barcelona reconoce en TV3 que la administración dificulta la puesta en marcha de ideas (“gobernar” desde un plató siempre es más fácil), después, José Carlos Díez tuitea el “escrache” que le montaron los trabajadores del metro de Barcelona. Un “escrache” como los que ella misma organizaba. ¿Qué habrá sentido?

Cotizar y callar

Ojalá arranque de una vez el gobierno de Pedro Sánchez y el Congreso de los Diputados, capitaneado por Patxi López, cree una comisión parlamentaria como del Reino Unido para perseguir los impagos a Hacienda de las grandes empresas, ocultos en ingeniería financiera. En El Español hemos visto al jefe en Europa de Google reconocer que no sabe cuánto cobra porque esa ingeniería le permite, además, distribuir su sueldo con paquetes de acciones. Todas las transacciones, por supuesto, se hacen en terceros países.

Sí, pueden espiar nuestros ordenadores

La noticia que hemos encontrado en FayerWayer va sobre Windows, pero realmente la marca es lo de menos: un usuario avanzado ha descubierto que “durante una jornada de 8 horas, Windows 10 se conecta a 51 direcciones IP de Microsoft para enviar nuestros datos a sus servidores 5.508 veces”. La cifra, según su análisis, coincide con la de otro estudio previo que levantó inicialmente la polvareda sobre el modo en el que esta empresa (igual que las demás, no me cabe duda) puede espiarnos.

En el pecado está la penitencia

Iker Morán lo resume perfectamente en su texto: “El iPhone, como cualquier cámara, permite hacer grandes fotos cuando está en manos de buenos fotógrafos”. Pero que la explicación sea tan clara no tiene que evitarnos que hablemos de la birria de foto que sacó Tim Cook, el gran jefe de Apple, con su iPhone durante la Super Bowl. La acción tira por tierra su campaña de que el dispositivo es el que te da la calidad profesional. Pues no: la calidad la da el fotógrafo, como Pete Souza, que hace maravillas con el mismo iPhone con el que Cook y yo sacamos churros.