El botín de los Botín

Ya saben que me permito hacer juegos de palabras con las noticias que me parecen especialmente indignas e indignantes. El hermano de Emilio Botín, Jaime Botín y sus cinco hijos han emprendido una lucha judicial para recuperar 25 millones de los 100 que tuvieron que pagar en 2010 para regularizar una “fortuna” (El Confidencial) en el extranjero que aparecía en la conocida como “lista Falciani”. Jaime Botín fue presidente de Bankinter, por cierto: o son los más listos del mundo o forman una saga de enchufados.

Sánchez tensa… al PSOE

Entiendo que Pedro Sánchez debe templarse a sí mismo y las riendas del partido que dirige, al mismo tiempo, y que ese doble trabajo de precisión simultáneo tiene que ser dificilísimo. Pero algunas decisiones son obvias: su cambio de criterio respecto al tratado de librecomercio Europa-Canadá deja en mal lugar a los eurodiputados socialistas, no porque votaran a favor, sino porque lo hicieron convencidos de su beneficio y para separarse de la extrema izquierda y derecha europeas.

La nueva política es una gran foto

Si han tenido suerte la habrán visto muchas veces: me refiero a la foto de Alberto Di Lolli en el Congreso, en la que varios diputados de Podemos (Iglesias, Montero, Espinar, Garzón, Bescansa…) se enfrentan a José Manuel Villegas, de Ciudadanos. Una captura extraordinaria que ha sido merecedora del reconocimiento anual de la Asociación de Periodistas Parlamentarios y que muestra el momento político actual, marcado por el enfrentamiento que generan los debutantes.

Para entender el fútbol moderno

Gracias, Internet, por webs tan valiosas como La Media Inglesa, donde explican el fútbol de hoy mientras la prensa especializada en papel es cada día más insoportable. En esta página explican cómo la justicia se fija en Jorge Mendes, el representante estrella vinculado en fraudes como el de Cristiano Ronaldo. Y también cómo el cambio de normativa sobre los intermediarios le está haciendo modificar su negocio: ahora interviene en la compra-venta de clubs para transferir jugadores.

¿Qué actriz embellecerá a Isabel Pantoja?

Hace solo unos días les contaba que Isabel Pantoja había encontrado refugio en Telecinco después de cosechar fracasos (ningún municipio quería contratar a la cantante después de su salida de la cárcel) pese al lavado de cara que le hicieron. En la cadena de Mesiaset van a grabar y emitir su biografía, ella ha dado el OK (imagínense cómo de dulce será la versión oficial) y ahora toca buscar a la actriz adecuada. En El Español barajan hasta a Penélope Cruz en un juego que, sí, es pura sorna.

Naturalizar lo natural

Mikel Landa y Mikel Nieve corriendo bajo bandera vasca (la Ikurriña, sí), Luke Rowe y Geraint Thomas haciéndolo bajo bandera galesa, y Chris Froome (por citar solo al jefe de filas), bajo bandera británica (sí, la Union Jack). Todos ellos, junto a otros, en el Team Sky inglés. ¿Qué tiene de malo? Según los más cavernícolas se ha disuelto la españolidad de Landa y Nieve (y así siguen demostrando que no ven un palmo más allá de sus narices), pero “solos” se ha normalizado la identidad.

La que está liando Sánchez

Pedro Sánchez es hoy como un mono con dos pistolas: uno nunca sabe cuándo ni hacia dónde va a disparar y hacer otro agujero al PSOE. Estoy bastante seguro de que pasará página de lo que le han hecho sufrir propios y extraños (Pablo Iglesias) y se calmará pero, de momento, nos ha dejado un cambio de opinión internacional relevante: el PSOE retira su apoyo a un tratado europeo con Canadá y se alinea con la extrema izquierda y la extrema derecha continentales.

Mélenchon y Europa

Uno de los que votó en contra del CETA fue Jean-Luc Mélenchon, el espejo francés de Podemos incluso cuando sugirió dejar pasar a Le Pen ante Macron. Ahora que en las legislativas se ha pegado un sonoro bofetón no les oímos pronunciar su nombre. Ahora Mélenchon ha sido elegido para la cámara francesa y abandona Bruselas, donde lleva unos cuantos años como eurodiputado y euroescéptico, tanto que, al llegar al hemiciclo, preguntó por qué colgaba la bandera europea.

Un modelo de nuestros hijos e hijas

Daniel José Santomé, rebautizado por sí mismo como Dalas, ejemplifica la peor cara de los youtubers. Personajes sin nada interesante que ofrecer pero que van de “creadores” y amasan cientos de miles de seguidores (785.000 en Twitter, en su caso), adolescentes en su mayoría (física o mentalmente), a los que lanzan mensajes tan peligrosos como: “Si fuera real que las mujeres cobran un 20% menos que los hombres por EL MISMO trabajo, las empresas SÓLO contratarían mujeres” (sic).

La industria contra la piratería

Hemos leído miles de veces que la piratería se carga las industrias culturales. Y yo me sumo a estar en contra de quienes se benefician ilegalmente del trabajo de creadores de verdad o desarrolladores. Pero en ocasiones la industria es más pirata que esos piratas: Ángel López denuncia en Twitter el anuncio en una web para productos de segunda mando de un juego para Play Station que es una copia para prensa (que forma parte de la industria) y, precisamente por eso, su venta es ilegal.

Una buena noticia

Sí, es una buena noticia que los acusados en el “caso Mercasevilla” hayan sido absueltos. Según El Plural: “Las investigaciones sí han llegado hasta el banquillo y, por el camino, han destruido reputaciones y carreras políticas de personas a quienes la justicia acaba de declarar inocentes”. Tampoco tenemos que confundirnos: que los representantes públicos no delincan es bueno, tanto como que se les investigue. Y tan malos son los juicios públicos como las defensas desmesuradas.

Y una buena defensa

Del mismo modo, hace bien Pablo Iglesias en defender a Carlos Sánchez y Celia Mayer, concejales de Madrid investigados (antes les llamábamos “imputados”) por contratar informes de un modo irregular, supuestamente. La justicia determinará si lo que hicieron fue correcto. Hoy, como siempre, imputado no es sinónimo de culpable, pero si en Podemos han señalado no pueden quejarse de ser señalados. Incluso habrían retirado el código ético de Ahora Madrid que, por investigados, les obligaría a dimitir.

Pero, ¡si no es un delincuente!

Primero fue Javier Tebas, después, Florentino Pérez: ambos sugerían que no podíamos tratar como delincuentes a los futbolistas que defraudan, en general, y menos a Cristiano Ronaldo, en particular. Pero en esta semana Di María, Carvalho y, ahora, el propio Ronaldo, han soltado tela al fisco. ¿Por qué si no eran culpables? Casi 15 millones paga la estrella portuguesa “como muestra de buena voluntad”. Y casi siempre el mismo denominador común: Jorge Mendes.

Timos de hoy

El mecanismo es sencillo, según El Confidencial: los músicos generaban piezas para emitir en programas de baja audiencia (de los de videntes, de madrugada), a veces, transformaban levemente obras ya creadas para que fuera más fácil, y el volumen es tan alto para la SGAE que supone “más de la mitad de los ingresos en concepto de derechos de autor por música en televisión”, por eso registraban algunas obras a nombre de terceros. Y después, a repartir el pastel.

No se va, le echan

Hace unos días les mostraba mis dudas: un personaje como Travis Kalanick podía usar sin rubor hasta la muerte de su madre en un accidente para justificar su salida temporal de Uber por motivos personales. Solo unas jornadas después sabemos que no tiene nada que ver con eso: los principales inversores han exigido al gran jefe de Uber que abandone su puesto después de comprobar que su falta de valores afecta negativamente a la compañía y la imagen de marca.

Irremediables

“La cárcel acoge a tantos acusados por delitos económicos (Sandro Rosell, Jordi Pujol Jr., Ignacio González, Gerardo Díaz Ferrán…) que están comenzando a juntarse para montar nuevos negocios”, leemos en El Confidencial con asombro. El tiempo libre que pasan juntos estos urdidores de tramas les habría llevado, casi sin querer, a montar un último business entre rejas. Todo lo que necesitan lo tienen dentro: oportunidad, dinero y abogados que van y vienen.

Imperdonables

No digo que los anteriores no lo sean, digo que estos también lo son. Y visto lo visto es recomendable recordar de vez en cuando que las estrellas del fútbol cuando defraudan merecen todo nuestro desprecio. También las de nuestro equipo. También a las que admiramos. Valoro a Messi como futbolista, respeto a Cristiano y, vaya, Mourinho me caía hasta bien. Pero perderá todo mi respeto si se confirma que defraudó más de 3 millones de euros.

Intolerable

Ya les he hablado del usuario de Twitter llamado Eterno Primavera. Bajo su anonimato logra reunir a más de 50.000 seguidores que reciben mensajes con la realidad retorcida. Jorge Matías no duda en llamarle “hijo de la gran puta” después de que Eterno sugiriera en un tuit que las víctimas del incendio de Portugal son de segunda porque no son yihadistas (según él, el terrorismo es algo parecido a un montaje). Otro usuario, Lordo, le recordaba que habían sido portada de todos los periódicos.

Incomprensible

También en Twitter algunos han recordado la masacre de ETA en Hipercor poniendo en duda la versión oficial. El rapero Pablo Hasel aseguraba que el atentado reforzaba la necesidad de la guerra sucia y que había indicios para pensar que las autoridades dejaron que sucediera. Más cerca de casa podíamos leer también: “Nadie nos quitará nunca la sospecha de que Felipe González impidió el desalojo de Hipercor para dar justificación moral a la guerra sucia”. No, no todas las dudas son razonables.

Impropio

Alberto Ortega tuiteaba esta frase que atribuía a José Ramón de la Morena: “A lo mejor el casting lo hace Pipi Estrada”, cuando se refería “entre risas” al equipo femenino del Real Madrid. Un comentario impropio de un hombre de fútbol, de un periodista que ha hecho de este deporte su modo de vida (y por lo que dicen, una vida muy buena). ¿O no se trata de fútbol sino de machos jugando, machos ganando, machos comentando y machos mandando?

A golpe de titular

Vivimos a golpe de titular, sobre todo, los que lo hacemos pegados a Twitter y Facebook. Y ofrecer una información completa o complementaria, cuando es tecnológicamente más fácil, es argumentalmente más difícil porque, además, parece que a nadie le importa el contexto. En Twitter precisamente, el usuario @CalaJane ha creado un hilo con detalles relevantes (visibles en otras webs, sobre todo, británicas) sobre el último atentado en Londres que no merece la atención del gran público.

Y a veces, ni eso

Y en esta espiral de silencio 2.0, carcomida por el ruido y las voces que te gritan qué con qué y cómo sensibilizarte, a veces ni el titular es suficientemente relevante. Ni mucho menos, el tuit. Porque en Twitter sí hemos visto muchos comentarios (todos muy similares) sobre los 60.000 millones que jamás recuperaremos después de salvar entre todos los europeos a la banca pública española. ¿Y dónde llegan estos tuits? Por desgracia, a ningún sitio pese a tan vergonzoso atraco.

El detalle sí es relevante

En este ambiente en el que el ninguneo al detalle está generalizado y el trazo grueso parece que gana por gordo pero no por tener trazas de verdad, ¿a alguien le importa que el gobierno español pase vilmente del homenaje en París a Francesc Boix, que documentó el horror de Mauthaussen? Sí, a algunos nos importa. Pero no a los suficientes, por lo que parece. Y como todo es número (seguidores, asistentes, porcentajes en intención de voto), aquí ya nada es personal.

La culpa se disuelve

Otra perversión de la era de Twitter en la que algunos vivimos es que la culpa siempre se disuelve. Una estrella de la red social puede escribir cualquier barbaridad o una mentira, y en unos minutos empezar a hablar del E3, la feria de videojuegos más importante, y aquí no ha pasado nada. Tampoco pasa nada cuando los votantes de los salvadores, como Mélenchon o Le Pen, les abandonan en masa después de haber protagonizado la política francesa en los últimos meses. ¿Debería?

Lápiz, papel; lápiz, papel; lápiz…

Al final, a uno le entran dudas. ¿Ha valido para algo tantas horas dedicadas a mirar una pantalla? ¿Y si las hubiera dedicado a un lápiz y a un papel, o a escribir una novela? Porque, fíjense, el esfuerzo y la constancia es lo que menciona, a modo de explicación, la persona que mejor nota ha sacado en selectividad en Madrid. Ni tablets, ni métodos lúdicos de aprendizaje basados en Apps. ¿Cómo se quedan? Yo, satisfecho, lo confieso. Los cantos de sirena suenan hoy en MP3.