El Santander siempre gana

Aquella frase de “la banca siempre gana” en España tiene una nueva escritura: “El Santander siempre gana”. El banco de Ana Botín, esa que asegura que a ella nadie la ha regalado nada (¿una entidad su padre?) se ha llevado por un euro el Popular… Con su deuda, sí, lo sabemos, pero también con unas exenciones fiscales de casi 5.000 millones de euros. ¡Y nos enteramos al mismo tiempo de que no recuperaremos los 60.000 millones invertidos en el rescate bancario!

La extraña política exterior de Trump

El titular más acertado sobre la enésima contradicción del presidente estadounidense (sus desbarres ya no son casi ni noticia) lo he encontrado en Capital Radio: “Catar calma a EEUU al comprarle 36 cazas F-15”. Hasta 12.000 millones de dólares para que el rubio de la Casa Blanca cambie su opinión respecto a un país al que acusaba de colaborar con el terrorismo internacional. Sospecho que dentro de poco nos tocará hablar de Corea (eso sí que da más miedo) y de Cuba (que sobre todo da pena).

Capitalismo de tuit

Miren, a mí todo me parece bien. De verdad. Mientras respete la integridad del prójimo, lo que piense, vote o defienda cualquiera me parece estupendo. Pero si luego se contradicen más que Trump tendremos derecho a señalarlo, ¿no? Anita Botwin es una estrella de Twitter para los de izquierdas, un modelo a seguir por sus reivindicaciones… Que luego vende su cuenta de Twitter a Cruzcampo y ni siquiera avisa de que se trata de publicidad pagada (aunque sea con cerveza).

Uber, sin conductor

Sí, me permito la licencia del chiste malo en el titular y hasta de cuestionar que el fallecimiento de su madre en un accidente de navegación haya sido la causa por la que Travis Kalanick ha decidido apartarse temporalmente de la dirección de Uber, la empresa de transporte de personas que se cisca en los derechos y obligaciones laborales de los taxistas. Kalanick ha creado un monstruo éticamente dudoso, con acusaciones de acoso sexual y laboral entre sus propios colaboradores. Y ahora, simplemente, huye.

Armas de saldo

Mientras escribo esta columna solo deseo que cuando la estén leyendo lo puedan hacer en la calle, felizmente, con un café o un txakoli al sol, o en la sombra después de comer. Por lo que la lectura que les recomiendo cada domingo tendrá que esperar a la noche. Entonces, busquen la pieza de Mikel Segovia en El Independiente sobre la subasta de armas de segunda mano en un cuartel, y hallarán un dato sorprendente: “Sólo en España circulan más de 2,9 millones de armas, a razón de una por cada 16 habitantes”.

Inaceptable

20170604_inaceptable

Al parlamentario de UPN, Luis Zarraluqui le pareció una buena idea señalar que la portavoz del gobierno navarro, María Solana, era agradable físicamente para aceptar que sería capaz de hablar con ella. ¡Olé sus gónadas de macho alfa! ¿Acaso hubiera dicho lo mismo si “la portavoz” fuese “el portavoz”? ¿Acaso Solana no tiene valores como política, como trabajadora “del pueblo navarro” al que dice representar Zarraluqui? ¿Hasta cuándo veremos ese paternalismo inaceptable?

Caviar digital

Lo que ha escrito Stuart Medina en InfoLibre es caviar en formato digital: una reflexión de esas que en Internet caben porque nadie te cuenta las líneas, y en la que destripa y analiza perfectamente el conflicto de Uber y Cabify con los taxistas. Básicamente, Medina expone las trampas argumentales de las empresas de base tecnológica que no dejan de ser, al final, servicios alternativos pero no sujetos a las mismas condiciones que sí soportan los taxistas.

Justicia divina

Imprescindible también me parece el texto en Magnet sobre cómo los youtubers están viendo muy reducidos sus ingresos por el cambio de política de esta plataforma. Es muy sencillo: los anunciantes no quieren que su contenido vaya en cualquier vídeo y YouTube está empezando a dejar de contar con estos “creadores” que no se cortan en insultar, hablar mal o hacer cualquier chorrada. Y ahora van y se quejan, como si YouTube fuera suyo o lo que hicieran fuera un trabajo relevante.

¿Y a quién echamos la culpa de esta tragedia?

44 personas han fallecido en algún punto del desierto del Sahara después de que el camión en el que viajaban se quedase tirado. Esas 44 personas, algunas de ellas menores de edad, se han muerto de sed, y del convoy solo se salvaron 6 que lograron llegar a una aldea y gracias a las que, supongo, nos hemos enterado de esta tragedia. El viaje que hacían era para salvar sus vidas y encontraron la muerte en la arena como podían haberlo hecho, meses después, en el mar o víctimas de un asalto. Eso también forma parte del mundo.

Julio, ¿cuándo nos mientes?

José Julio Rodríguez, jefe del Estado Mayor de Defensa con Zapatero, se marca bien el rollo progresista desde que dio el paso a ser de Podemos (partido con el que no ha obtenido escaño). Esta semana ha aclamado una viñeta del dibujante “El Roto” sobre cómo los dueños de las empresas armamentísticas crean enemigos para vender su producto. Yo (y no solo yo) me pregunto: Julio, ¿cuándo nos mientes, cuando formabas parte del negocio o cuando dices que te importa?

Gilipollismo

20170528_gilipollismo

Twitter está lleno de de información tóxica. E Internet, en general, es un pozo de lodo sin fondo. No acabo de entender qué lleva a una persona a publicar contenidos que faciliten o incluso fomenten la anorexia o el asesinato. Tampoco cuál es el mecanismo mental de quien da a conocer las supuestas bondades del nazismo. Por suerte hay otros usuarios como Rocky que, esta semana, han contestado punto por punto hilos de supuestas mejoras sociales aportadas por Hitler.

Enorgullecerse de ser tono está de moda

Seguimos. Ya saben lo que es un youtuber: un generador de contenido a cambio de dinero. Y algunos, para alcanzar la notoriedad necesaria que le reporte beneficios, son capaces de mostrarse como los más tontos de su pueblo. Dmarble es solo uno más: ha grabado un nivel de carpintería durante un vuelo para demostrar, agárrense, que la tierra es plana porque en ningún momento el morro del avión se inclina para corregir la curvatura. Esto es de Premio Antinobel.

Entre todos lo fomentamos

Intento ser crítico, “escéptico”, como marca la moda de Internet que hay que calificarse, pero seguro que alguna vez se me ha escapado en esta columna el impulso a burbujas de Internet. Espero que no haya sido nada tan sangrante para los ojos como lo que ha hecho Marina D’or: un encuentro de “familias blogueras” para este fin de semana. Y, oiga, ¿eso de qué va? ¿Yo soy bloguero porque tengo un blog? ¿Y mi familia lo es por contagio? ¿Y si solo tengo Twitter no me dejan entrar?

Una más

Una noticia más que, por fin, critica a quienes han creído que apoyar a Uber o Airbnb es progresista, o han confundido “lo colaborativo” con modelos de negocio tan brutales para trabajadores y fiscalidad como los de estas empresas. Ahora lo hace Bernardo Gutiérrez en una entrevista para Público en la que, por otra parte, también vende su propia moto: la del cambio imparable y la revolución de los precarios, que solo es la versión 2.0 de la división entre buenos y malos.

La verdad es…

La verdad es que Internet es una herramienta extraordinaria. Posiblemente, la más importante que hemos tenido y, seguramente, la más desaprovechada. No solo porque permite expandir las peores ideas o sirve para excusar prácticas económicas y sociales cuestionables como la precarización de las condiciones laborales. En El Confidencial denuncian con acierto la permisividad hacia las “start-ups”, a las que no se cuestiona si maltratan a sus trabajadores en nombre de no sé qué pasión.

La nueva política es los viejos políticos

20170515_viejos

No soy un necio: sé el valor que tienen los profesionales, académicos y políticos con años de experiencia, y que lo que ellos pueden aportar solo suma al empuje o la imaginación de los más jóvenes. Pero eso no tiene nada que ver con que me sorprenda que Podemos haya pensado en Vicenç Navarro como su mirlo blanco para la moción de censura. No solo es que tenga 80 años, es que además es miembro activo de Podemos, con lo que tampoco han buscado a nadie transversal.

Que no se nos pase

Sí, empiezo la semana con una noticia de la pasada por una cuestión muy sencilla: no creo que se nos deba pasar el supuesto favor que Antonio García Ferreras habría hecho a Ignacio González al no darle caña en su programa, una de las puntas de lanza de la indignación contra todo lo que no sea Podemos. Esta segunda filtración de una conversación encaja perfectamente con la primera, en la que investigados en la operación Lezo se felicitaban por cuánto beneficiaba al PP LaSexta desgastando al PSOE.

Esto, tampoco

La derrota de Le Pen y, con ella, la del fascismo en Europa, ha hecho que también pase desapercibido otro gran tema que conocimos en el continente la semana pasada: el intento de intervenir en las elecciones francesas de “alguien” que quería favorecer a la de extrema derecha, volcando supuestas filtraciones sobre Macron. Por suerte, calcularon mal los tiempos (o la credulidad de la ciudadanía) y estos “leaks” que solo eran “fakes” no cuajaron. Pero tienen que servirnos de aviso para próximas “exclusivas” on-line.

¿Ahora, sí? Bienvenidos

No voy a quejarme porque en un medio on-line progre como Público divulguen la conclusión a la que muchos habíamos llegado ya hace años. Uber, Airbnb o Fiverr no tienen nada que ver con la economía colaborativa: son empresas cuyo modelo de negocio es saltarse requerimientos e impuestos para que terceros trabajen en condiciones precarias repartiendo el beneficio. Bienvenidos todos los que se caigan del guindo y hayan defendido a estas aplicaciones solo por ser digitales.

Euskadi, bien situada

Mikel Segovia en El Independiente concluye que Euskadi ha sabido situarse bien en un nuevo tipo de turismo que, de un modo gráfico, él describe como “de morro fino”. Y estoy completamente de acuerdo. Ese turista que disfruta de sitios con algo que ver pero que no se va a matar, mochila al hombro y parada en el súper, por patearse todos los rincones, y busca ofertas culturales interesantes pero contenidas mezcladas con experiencias gastronómicas o relajantes, encuentra en Euskadi un buen destino.

La mayor antinacionalista

20170512_antinacionalista

¿Por qué nos parece verosímil lo que han relatado [Enlace roto.] mejor que en ningún sitio sobre la mujer de Jordi Pujol? “La parodia más patética que se ha escrito sobre Marta Ferrusola la ha escrito ella misma (…) Los valores cristianos que abanderó aparecen ahora como una máscara engañosa. Madre superiora. La hipocresía, cuando es descubierta, es implacable”, escribe Antonio Puigverd entre otras crudezas. El nacionalismo empieza por los impuestos.

¿Esta es la nueva política?

Susana Díaz no es una política que me guste, no le compraría un coche de segunda mano. Pero la respeto, y mucho más a sus votantes en Andalucía y a los que lo hagan en las primarias socialistas. Pero menos me gustan actos como el que ha protagonizado Carles Mulet, de Compromís, que ha roto una fotografía de la socialista a la que ha calificado como “asco de señora” antes de llamarle “gusana” en Twitter. Vistas las formas, seguramente sus argumentos carezcan de fondo.

¿Y si gana Pedro?

Sinceramente, creo que después de las primarias en el PSOE volverá la calma. Doy por hecho que ganará Susana Díaz pero si me equivoco (soy muy malo haciendo predicciones políticas y muy bueno perdiendo apuestas) tampoco creo que se levante una gran tormenta en sede parlamentaria. Otra cosa será lo que pase dentro del PSOE, que huele a purga gane quien gane. Y eso es lo que pone nerviosos a los socialistas, realmente. El puestito, “su” puestito.

Es un paso, pero no es vinculante

Celebro la opinión (no es vinculante, pero sí una base para futuros juicios) del abogado general de la UE sobre Uber: Maciej Szpunar considera que esta empresa (no es una App, no es una web, no es un proyecto colaborativo) es un negocio de transporte y, como tal, está sujeto a licencias y, por supuesto, contratos e impuestos. Un paso adelante, en mi opinión, para una regulación necesaria. ¿Es necesario liberalizar el sector del taxi? No lo sé, pero que sea con todas las empresas y autónomos con las mismas obligaciones.

Mi primer gran amor futbolístico

Soy de Portugalete y del Athletic, y nací en 1980, así que, para mí, Julen Guerrero es un ídolo incontestable. Pero mi primer amor futbolístico fue Dennis Bergkamp que hace un par de días cumplió 48 años y por eso Panenka publicó una breve pero interesante biografía futbolística. Aquel delantero con miedo a volar pero con una técnica asombrosa que fracasó en el Inter (pocos se acuerdan) y triunfó en el Arsenal. Aquel Arsenal de los 90 que tanto nos gustaba. Zorionak!