La imagen que vale más que mil palabras

20170522_imagen

La de Ignacio González es la imagen que vale más que mil palabras sobre la corrupción en el PP. El protegido de Esperanza Aguirre que llegó a presidente de la Comunidad y hoy está entre rejas. Sobre él se filtran conversaciones entre chuscas y mafiosas con personajes igual de poco recomendables como Zaplana. Solo fue otro que se lo llevó, como Granados. Y para colmo, era un derrochador que nunca ocultó su alto nivel de vida, incompatible con los ingresos de un político honesto.

Hablemos también de Granados

Una cosa que me sorprende de quien la hace es la poca capacidad que tiene para pagarla. Podemos hablar como en El Plural de Francisco Granados y sus muchos intentos de librarse de la cárcel de manera lastimera. Y podemos hablar también de supermachos que con las manos manchadas de sangre luego han ido de corderos entre rejas para ver si salían rápidamente. Yo pensaba, inocente de mí, que quien roba a lo grande o hace daño físico es capaz de asumir consecuencias.

El precio de la vivienda sube

Según leemos en La Información, el precio de la vivienda ha vuelto a niveles de 2004. Es decir, a tiempos de escalada de precios antes de que se pinchara la burbuja inmobiliaria. También leemos que lo que no ha subido al mismo ritmo que el precio es el aumento de transacciones. Pero, aunque menos, son de más valor, como hemos visto. Con cada noticia de este tipo confirmamos que la bajada de precios sin crédito solo benefició a los especuladores que ahora pueden hacer caja.

¡Claro!

A veces no entiendo las decisiones de algunos expertos en marketing. Y supongo que las grandes empresas que mueven muchos millones cuentan con expertos también para que les hagan el marketing, que no es otra cosa que la lectura del mercado. Por ejemplo, Mercadona lo ha hecho bien: que la aversión al aceite de palma esta palpitando. ¡Fuera el aceite de palma de su marca blanca! Ya veremos si es bueno o malo para la salud, pero para la facturación de la empresa será estupendo.

Porque…

Celebro comprobar que no soy el único que lee Twitter con un pesimismo creciente cada día. El usuario @TraedRuffles (sí, como lo leen), con más de 107.000 seguidores, también es cada vez más sarcástico con sentencias como: “Todo el mundo es manipulable menos vosotros”. Lo cierto es que somos manipulables, miren si no cómo reaccionamos ahora ante el aceite de palma. Pero no es menos cierto que en Twitter abundan los que señalan a los demás sin verse a sí mismos como parte o producto del problema.

Un verdadero pozo sin fondo

20170521_pozo

Los problemas del PP parece que no acaban nunca. Esa situación de amenaza permanente solo es el fruto de su propia siembra: hay tanto lodo en el pozo que nadie, ni siquiera Rajoy, sabe cuándo tocarán fondo. Por si fuera poco, a los delitos se suma un mal gusto sorprendente, con escuchas de conversaciones entre altos cargos que hablan de luchas de poder, de intentos de enfangar a compañeros, de miserias y de manos llenas de dinero, todo al mismo tiempo. Todo en el mismo PP.

Las muestras más chuscas

Insisto en que no sólo es lo que algunos políticos del PP han podido llevarse para sí o su partido del dinero público que movían con generosidad, según las investigaciones. Las formas dicen también mucho de este partido, y en El Español no dudan en mostrarlas con crudeza: los dos proveedores del PP en campañas pillados con dinero escondido en el asiento de un coche en la frontera suiza, o las Azúcar Moreno, que actuaron en un cierre de campaña y cobraron en “B”.

¿De quién te fías?

Lo de Venezuela es un drama en todo punto. Es un drama la diferencia de clases tan brutal. Es un drama que se haya reducido comprando votos. Es un drama que Nicolás Maduro sea presidente. Es un drama su represión. Y es un drama la manipulación mediática en favor de las clases altas y conservadoras. Pero también es un drama el juego de vídeos: defensores fuera de Venezuela de gobierno y oposición usan vídeos aterradores (muerte, violencia, saqueos) y desprecian los del otro bando como si no se desangrara el mismo país.

El buen periodismo deportivo es posible

Disfruto leyendo las crónicas de los diarios generalistas, empezando por las de DEIA. Y cada vez hay más blogs y webs sobre fútbol que merecen la pena, que cuentan historias además de noticias, o proyectos como Panenka, una revista extraordinaria. Sí, el buen periodismo deportivo es posible. Pero hace tiempo que lo echamos de menos en diarios especializados en los que, como bien recuerdan en “Los otros 18”, solo hablan de Madrid y Barcelona, despreciando al resto.

Otra guerra de los youtubers contra el mundo

En este periódico he alabado a youtubers como Elrubius o Zorman, creadores de contenido excepcionales que manejan una narrativa nueva. Y he criticado a los imitadores o buscadores de clics sin talento y/o formación. Esta semana unos y otros se han mostrado en contra de unos premios que ni me van ni me vienen, pero sí el fondo. Se quejan de que la empresa mercadea con su imagen como si ellos no lo hicieran ya o no se llevara haciendo con la gente famosa antes de que nacieran.

El mundo según Trump

20170517_trump

La última hasta el momento de Donald Trump ha sido filtrar información clasificada sobre el ISIS a los rusos. ¿Cómo? En su propio despacho, en una reunión con el ministro de Exteriores, Sergei Lavrov, y el embajador en Washington Sergei Kislyak. ¿Por qué? Esto es lo mejor: parece ser que por alardear, simplemente. Así es el mundo para el presidente de EE.UU., un enorme parque temático llamado Casa Blanca. A ver cuándo se entera, aunque sea por las malas, de que esto va en serio.

Ser periodista en México

El periodista Rodrigo Hernández ha escrito tuits muy difíciles de leer después del asesinato de Javier Valdez en Sinaloa, al que califica como “uno de los mejores periodistas de México”. Y añade: “Un país donde ya no se puede informar, ni vivir”. “Los periodistas locales son héroes que se juegan la vida”. “El narco controla México. Empezando por su economía”. “6 periodistas asesinados este año, 126 desde el 2000, 30.000 desaparecidos, 186.000 homicidios. Son cifras oficiales. Imaginen las reales”.

Cuando te pillan… de campaña

Íñigo Errejón ha asumido ya su salida del Congreso de los Diputados y su “descenso” a la comunidad de Madrid, donde tendrá de jefe a Ramón Espinar y peleará con Cristina Cifuentes por la presidencia. Y está de campaña legítimamente, moción de censura a la propia Cifuentes, incluida. Pero que no nos tome por tontos: no estaba de casualidad en San Isidro, y si le grabaron bailando espontáneamente (puede ser, claro) y lo sube, no es por sentido del humor, sino del voto.

El tonto del pueblo

Sigfrid Soria no pasa de tonto del pueblo, ese que habla alto, solo, como si él fuera el único que es capaz de decir lo que dice. Y como tal es tomado en Twitter por sus 10.400 seguidores.: “Cuando un partido político tiene como aspirante a líder a uno que perdió dos elecciones generales es que ese partido es cutre a más no poder”, en referencia a Pedro Sánchez. Él, que tan del PP es, debería acordarse de que Rajoy es presidente también después de perder dos veces contra Zapatero.

El amiguísimo

“Tres imputaciones, una condena y una detención” reciente, esa es la carta de presentación actualizada de Javier López Madrid, aquel al que Letizia Ortiz llamaba “compi-yogui” por WhatsApp. En Vozpópuli repasan la trayectoria de un ejecutivo de éxito que supo saltar de su buena base (gran fortuna familiar por medio de negocios auspiciados por Franco) y usar su capacidad para unas las relaciones públicas (amigo desde el colegio de Felipe VI) para triunfar… Hasta que la Policía aparece para arrestarte.

La nueva política es los viejos políticos

20170515_viejos

No soy un necio: sé el valor que tienen los profesionales, académicos y políticos con años de experiencia, y que lo que ellos pueden aportar solo suma al empuje o la imaginación de los más jóvenes. Pero eso no tiene nada que ver con que me sorprenda que Podemos haya pensado en Vicenç Navarro como su mirlo blanco para la moción de censura. No solo es que tenga 80 años, es que además es miembro activo de Podemos, con lo que tampoco han buscado a nadie transversal.

Que no se nos pase

Sí, empiezo la semana con una noticia de la pasada por una cuestión muy sencilla: no creo que se nos deba pasar el supuesto favor que Antonio García Ferreras habría hecho a Ignacio González al no darle caña en su programa, una de las puntas de lanza de la indignación contra todo lo que no sea Podemos. Esta segunda filtración de una conversación encaja perfectamente con la primera, en la que investigados en la operación Lezo se felicitaban por cuánto beneficiaba al PP LaSexta desgastando al PSOE.

Esto, tampoco

La derrota de Le Pen y, con ella, la del fascismo en Europa, ha hecho que también pase desapercibido otro gran tema que conocimos en el continente la semana pasada: el intento de intervenir en las elecciones francesas de “alguien” que quería favorecer a la de extrema derecha, volcando supuestas filtraciones sobre Macron. Por suerte, calcularon mal los tiempos (o la credulidad de la ciudadanía) y estos “leaks” que solo eran “fakes” no cuajaron. Pero tienen que servirnos de aviso para próximas “exclusivas” on-line.

¿Ahora, sí? Bienvenidos

No voy a quejarme porque en un medio on-line progre como Público divulguen la conclusión a la que muchos habíamos llegado ya hace años. Uber, Airbnb o Fiverr no tienen nada que ver con la economía colaborativa: son empresas cuyo modelo de negocio es saltarse requerimientos e impuestos para que terceros trabajen en condiciones precarias repartiendo el beneficio. Bienvenidos todos los que se caigan del guindo y hayan defendido a estas aplicaciones solo por ser digitales.

Euskadi, bien situada

Mikel Segovia en El Independiente concluye que Euskadi ha sabido situarse bien en un nuevo tipo de turismo que, de un modo gráfico, él describe como “de morro fino”. Y estoy completamente de acuerdo. Ese turista que disfruta de sitios con algo que ver pero que no se va a matar, mochila al hombro y parada en el súper, por patearse todos los rincones, y busca ofertas culturales interesantes pero contenidas mezcladas con experiencias gastronómicas o relajantes, encuentra en Euskadi un buen destino.

Duro pero necesario

20170507_duro

A estas alturas ya sé que la mía, la de periodista, es una profesión nada corporativista. También sé que necesitamos que nos retraten con dureza de vez en cuando para que no olvidemos cuál es nuestro papel… Y nuestras condiciones. Jesús Cacho en Vozpópuli ha escrito lo que nos hacía falta leer: que estamos mal, que estamos vendidos, desprotegidos y con mucho compañeros que, con la excusa de la información, hacen negocio o servilismo. Es nuestra realidad, con la que tenemos que trabajar.

¿Y quién usa los medios?

El PP evidentemente siempre lo ha intentado, pero algunos de los de la nueva política se llevan muy bien con los mismos medios a los que señalan una y otra vez. En el marco de la “Operación Lezo”, Mauricio Casals, considerado “hombre fuerte” de Atresmedia, reconocía en 2015 que el apoyo expreso a Podemos desde LaSexta le iba muy bien a los primeros, al PP, para desgastar al PSOE. Así que, sí, hay periodistas que han hecho el caldo gordo a Podemos, a sabiendas o no, de quién era el otro beneficiado.

Ahora, a votar

Hoy se la juega Francia y se la juega Europa: Le Pen y Macron se disputan unos millones de votos y un resultado del que depende el futuro de todos. Algunos han sido inexcusablemente tibios, otros (de aquí cerca, los de los escraches) no se han pronunciado para que no se les vea el plumero, y otros no han negado que votarían a Le Pen, como Jorge Verstrynge. Melenchon, en Francia, tuvo que preguntar a sus bases, y estas tampoco fueron claramente antifascistas.

Ya pasó con Trump

El presidente de EE.UU. ha reconocido recientemente que el lobby armamentístico tiene un amigo en la Casa Blanca. Ahora, ¿dónde están los que decían que Trump y Hillary Clinton eran iguales e incluso que la ex primera dama era peor que el millonario? Que salgan. En serio: que den la cara de una vez. Porque la pobreza argumental y la debilidad del razonamiento son exactamente iguales que las que exhiben ahora los que aseguran que se pueden abstener ante una fascista.

El aceite de palma, ¿el nuevo enemigo efímero?

Mi impresión es que estamos ante una nueva moda, la de mirar las etiquetas de los productos en el supermercado para comprobar que llevan aceite de palma. En Magnet explican por qué es malo: porque el refinado tiene un 50% de grasas saturadas (el de oliva, un 14%). Que hay un aceite de palma bueno, el virgen, que no se usa en alimentación, generalmente. Y que el problema no es nunca solo de un ingrediente, sino de hábitos alimentarios y de la suma, por ejemplo, con otro enemigo anterior: el azúcar.