Ubik, cuando aprender es un juego

El verano es siempre una época de ilusiones y retos. Un momento en el que nos tomamos un descanso de nuestra rutina laboral (y educativa) y nos dedicamos a hacer lo que nos gusta y, muchas veces, nos replanteamos cómo debe ser el nuevo año. Precisamente por eso, el estío es un reto para conseguir que los más jóvenes se acerquen a actividades poco convencionales y que éstas, además de ser divertidas, sean productivas.

Precisamente por eso merece un espacio aparte hablar del Taller de Gamificación y Desarrollo de Videojuegos que Binary Soul impartirá entre el 1 y el 4 de agosto dentro de Ubik, la biblioteca creativa de Tabakalera Donostia. Con una duración de 12 horas y un público jóven (a partir de 15 años y sin necesidad de conocimientos técnicos de base) la propuesta de la cooperativa bilbaína busca romper moldes.

En primer lugar porque tiene un enfoque que busca romper los estereotipos de talleres dedicados a solo a chicos; en segundo lugar porque no quiere que sea un ejercicio para aficionados y personas con sólidos conocimientos técnicos: busca acercar los videojuegos y la gamificación a cualquier joven con curiosidad por cambiar su perspectiva de este mundo y las nuevas tecnologías. Por último, porque, como es habitual en la empresa, siguen apostando sólidamente por el euskera y la cultura vasca.

Inspirados en la gesta de Katherine Switzer, primera mujer en disputar el Maratón de Boston a pesar de la oposición de los jueces, el taller busca acercar al público femenino igual que al masculino y demostrar que todas las perspectivas son necesarias a la hora de ser creativos.

El primer bloque del taller buscará analizar qué es un videojuego, los tipos que hay, sus características y para qué sirven. Además, mostrarán las trastienda de los mismos: cómo funcionan, sus componentes, sus motores gráficos, su ciclo de creación y el proceso de documentación necesario para crear la historia del mismo.

Una vez contextualizados, los jóvenes conocerán la herramienta elegida para su proyecto: Unity 3D. De la mano de Binary Soul los asistentes conocerán todas las características del mismo: la instalación, el funcionamiento de la interfaz, cómo crear e importar proyectos, programación C#, assets store e importación, etc. Unos cimientos necesarios para pasar al desarrollo de un videojuego.

La idea será crear un “arkanoid”, un juego tipo Pong. Un formato reconocible por los asistentes -casi todo el mundo ha jugado a éste tipo de juego ya que es sencillo de entender, de programar, desarrollar y personalizar. Cada alumno aspirará a crear su escenario, su pelota y enemigo, sus efectos de sonido y partículas, etc.

En definitiva, una experiencia de aprendizaje en el que romper barreras y enseñar a los más jóvenes que el mundo de las tecnologías y la gamificación es mucho menos ajeno de lo que podemos plantearnos de partida.

Galaxy Note 8, filtrado voluntario para ganar notoriedad

Hace años que las tecnológicas no hacen demasiados esfuerzos para evitar las filtraciones. Es cierto que suelen dejar las grandes novedades lo más ocultas posibles pero el misterio de los primeros iPhone o Galaxy ha desaparecido gracias al enorme flujo de información que generan los rumores (bien dosificados) y que suelen permitir testar el mercado con bastante antelación.

Sin embargo, el caso del Galaxy Note 8 es excepcional. El primer motivo es el fracaso técnico y comercial (y de imagen) que su predecesor le supuso a Samsung. El segundo es por la necesidad de volver a reconectar a los clientes potenciales con el producto (sobre todo después de la migración masiva que hubo hacia otros phablets como los iPhone 7 Plus o los Huawei y compañía). El último es que el Note lleva tiempo siendo el buque insignia de la gama smartphone de los coreanos y esto siempre merece un trato especial.

No obstante, hasta ahora nunca se había visto una promoción con tanto adelanto: en un tweet han mostrado la imagen del nuevo modelo que tenía como motivo principal publicitar la última generación de procesadores de la casa: los sobresalientes Exynos.

El chip, el mismo que equipan los nuevos Galaxy S8, será el potente 8895 con tecnología de 10 Nm y ocho núcleos (cuatro del tipo M2 de alto rendimiento y cuatro tipo Cortex A53 especializados en el ahorro de energía).

El dispositivo que lo equipe podrá conectarse a redes LTE con una tasa de descargada de 1Gbps gracias al módem incorporado al procesador y será compatible con WiFi MiMo pensado en conectarse a varias redes WiFi de forma simultánea para aprovechar al máximo la cobertura (incluidos los módem WiFi N).

Al margen de los detalles del SoC, la imagen que acompaña al mismo también incluye el terminal con una relación de pantalla 18,5:9 con un marco superior muy estrecho con sensor lumínico y cámara. Uno de los puntos más polémicos del diseño -por lo que ocurrió con la anterior generación- ha sido su pantalla curva. Para los que piensen en problemas anteriores, son menos acentuadas que en los S8 y, sobre todo, solo han buscado estilizar el conjunto.

A poco más de un mes de su presentación el próximo 23 de agosto, una de las dudas que tienen los analistas es el procesador que acompañará en algunos países al potente Exynos 8895. La mayoría de los debates se centran entre los Snapdragon 835 y 836 (este se ha medio filtrado por parte de algunos proveedores de los coreanos aunque no hay nada definitivo.

Streaming, el cambio en el modelo de la televisión se consolida

Antes de empezar a desgranar el tema que nos atañe hoy nos gustaría resaltar que los datos de comScore que analizamos (y encontramos en Genbeta) se refieren a Estados Unidos. Si bien, por las horas de consumo medio de televisión en ese país y la forma en la que las tecnologías se consolidan antes de llegar a otras partes del planeta, nos parecen significativos para darlos por válidos como u cambio de tendencia generalizado.

La primera cifra que llama la atención es que en solo medio año, el número de hogares suscritos a servicios Over The Top para la reproducción libre de películas, series o eventos deportivos ha crecido un 16%: de los 44 a los 51 millones. Es cierto que aunque es un incremento de dos cifras no es nada que no haya ocurrido en el pasado. Pero hay algo que sí ha cambiado y suscribe el cambio de modelo en la forma en la que consumimos contenidos audiovisuales: Netflix, Amazon Prime Video o YouTube crecen en número de espectadores (y por lo tanto en share) en las horas  de audiencia punta, el codiciado prime time, y se colocan como la primera opción en Estados Unidos.

Lo más llamativo es que, a pesar de ser un mercado con una enorme presencia de televisores como principal centro de ocio doméstico, ya hay más hogares con equipos conectados -sobre todo ordenadores- a estas plataformas que televisiones con aplicaciones para su visionado. Esto redunda en que hay hasta un 73% de ordenadores que emplea Chromecast, Amazon, Roku o Apple TV (entre otros) para utilizar la televisión como un mero “monitor” para sus contenidos OTT.

La amplia gama de productos de Roku, así como la agresiva estrategia de Amazon con su Fire TV los colocan como las dos primeras opciones del mercado doméstico. El motivo es la menor cuota de mercado de Android en el mercado móvil estadounidense (mucho menor que en Europa o América Latina) y el alto precio del Apple TV en relación a sus prestaciones.

¿Quién es el gran perjudicado de esto? Más de un tercio de los hogares suscrito a un servicio OTT no paga dinero por la televisión ni está suscrito a ninguna plataforma de cable (más de 15 millones). La mitad de ellos solo cuentan con un servicio como Netflix o Hulu. Su retrato robot es el de usuarios interesados por la tecnología que emplean otros dispositivos más allá de las smartTV para conectarse a la televisión 3.0.

Sin embargo, llama la atención que incluso entre los usuarios que emplean tanto las plataformas OTT como las de cable (o satélite) los usan casi en exclusiva para deportes o night shows y las propuestas de Netflix y compañía comienzan a ganar terreno. Los hogares con una sola persona y los de menos capacidad adquisitiva son los que antes cortan las suscripciones a televisión de pago.

De media se consumen 2 horas de contenidos en streaming al día y se abren estas apps unas 12 veces al mes. Y quien gana en estas cifras con diferencia es Netflix. El 40% de los suscriptores lo eligen. Le siguen YouTube Video (gratuito) y Amazon Primer Video (incluido en el precio de Amazon Prime). La relación entre su enorme catálogo y unas tarifas accesibles y bien escalonadas parecen la clave.

¿Deberían tomar nota de ello las empresas a este lado del charco? Sin duda.

Mentoring, la clave para crecer está en la comunicación

Prácticamente todos los economistas hablan de dos tipos de empresas en todos los mercados: las tractoras, firmas internacionales que fomentan el crecimiento y desarrollo económico a nivel Macro; y las pequeñas empresas que surten a las primeras de todo lo que necesitan para su actividad. Entre estas últimas se encuentran, por supuesto, las start up, empresas jóvenes e innovadoras que, si crecen a un ritmo alto se las denomina gacelas.

Todo ello permite la existencia de un ecosistema o tejido empresarial que influye de una forma determinante en la riqueza y el desarrollo social de una región. Y por eso es necesario la colaboración entre ambos tipos de compañías para garantizar la supervivencia del otro. Lo que en biología se conoce como simbiosis en economía se traduce en sinergia.

Más allá de la colaboración estrictamente económica entre grandes y pequeñas empresas (o maduras y jóvenes) existen una figura central en su relación: el mentoring, una práctica según la cual una persona facilita el desarrollo de otra a través del intercambio de recursos, conocimientos, valores, habilidades, perspectivas, actitudes y competencias (según Julio Rodríguez Días en su excelente “Mentoring para emprendedores. Guía Práctica.”).

En definitiva, una relación de comunicación entre un maestro y un alumno en el que el aprendizaje, el desarrollo y el crecimiento del segundo viene marcado por la experiencia del primero. La ciencia ha demostrado que cada uno de nosotros -nuestros cerebros- somos diferentes porque nuestro entorno, nuestros impactos recibidos, nuestras conversaciones mantenidas, son diferentes. Eso moldea nuestra forma de aprender, ser y actuar. Nuestro desarrollo personal y la forma en la que influenciamos a los demás.

Es por ello que hemos de entender el mentoring como algo más que una relación en la que alguien vuelca sus conocimientos sobre otro, sino como un intercambio de pareceres y experiencias, de puntos de vista, en el que ambos aportan su experiencia siendo el mentor el que puede guiar al mentee.

Esto supone una gran responsabilidad para el mentor quien debe desarrollar el rol de acompañante (ha de aconsejar sin marcar el devenir del mentee); indagador (debe hacer que el mentee ponga en duda todos los procesos para aprender de ellos, no dar nada por sentado); explorador de opciones (potenciando el pensamiento creativo del mentado); informador y consejero; impulsor (incrementando su nivel competencial); conector (gracias a su red de contactos que pone a disposición del mentee) y modelo de comportamiento (apoyándose en su mayor experiencia).

Todo ello permitirá que el emprendor, la pequeña empresa, adquiera la suficiente experiencia y contactos como para poder consolidar sus proyectos y, con el tiempo, pase a ser una empresa tractora que ofrezca su potencial a otros nuevos emprendedores.

Noticia recomendada por Binary Soul

Tesla Model 3, por fin se ensambla la primera unidad

El Tesla Model 3 es un vehículo prácticamente único en su especie. Es cierto que no es el único eléctrico del mercado. Y que ni siquiera es el que tiene mejores prestaciones o un precio más competitivo. Tampoco tiene nada reseñable en su tecnología (en teoría es una versión más pequeña que el Model S) ni aporta algo rompedor al diseño de vehículos. Sin embargo, desde su presentación está rompiendo moldes.

Primero porque tuvo más en común con la de un nuevo smartphone que con la de un coche: la inspiración de Silicon Valley, el espíritu tecnológico de la compañía y toda la parafernalia que suele acompañar a Elon Musk alimenta una comunicación rompedora con el resto de la industria.

Ahora, después de un año de espera, de recolectar las señales de compra de miles de personas en todo el mundo y de multitud de incógnitas sobre si se podrían cumplir los plazos, la primera unidad se ha mostrado al público. Como Musk prometió, se entregará a su dueño el 28 de julio y es la primera de 30 que saldrán de la línea de montaje durante este julio.

El modelo, clave para conseguir el suficiente músculo financiero para convertirse en un productor a gran escala, tendrá un ritmo de producción creciente: en agosto se ensamblarán 100 unidades, en septiembre 1.500 y en diciembre 20.000.

Con un precio de salida de 35.000 dólares -que puede aumentar considerablemente con diferentes packs energéticos u opciones de diseño- el primer comprador fue Ira Ehrenpreis, miembro del consejo de administración de la empresa quien, según se ha sabido, se lo ha cedido a Musk por su 46 cumpleaños.

Los datos de esta redondeada berlina media son una autonomía media de 346 kilómetros, una aceleración de 0 a 100 en unos 6 segundos y capacidad para cinco adultos cómodamente. Como el sistema de propulsión no requiere de un motor “clásico”, cuenta con dos maleteros, uno bajo el capó y otro en la parte trasera.

En cuanto al software, fundamental en los modelos de la casa, contará con la última versión del Autopilot que permite un alto nivel de conducción autónoma -aunque la compañía sigue pidiendo que el conductor no se desentienda del volante y que lo tenga en cuenta como un asistente muy avanzado-.

Las primeras unidades se entregarán en la Costa Oeste de Estados Unidos según lo previsto lo que ha tranquilizado a los más de 500.000 compradores que ya han depositado 1.000 dólares para garantizarse la reserva de una de las unidades. 150.000, por cierto, se llevaron a cabo durante la primera semana después de la presentación.