Samsung Galaxy Tab S2, quiere ser la referencia

Hace pocos días Samsung presentó la renovación de su tableta Galaxy Tab S2 uno de los modelos de referencia del extenso catálogo de los coreanos que llegará a las tiendas a mediados de agosto y se presentará, como es habitual en los Galaxy Tab, en dos tamaños: 9,7 y 8 pulgadas.

Y es que esas son las únicas medidas “convencionales” de un dispositivo que se ha pensado al milímetro para mejorarlo en todo. Su marco de metal envuelve a una tableta con solo 5,6 milímetros de grosor lo que redunda en un peso final de entre 389… ¡y 265 gramos! en función del tamaño y de la configuración.

Como en la primera versión el panel cuenta con la tecnología Super AMOLED pero sí se nota una bajada en las dimensiones del conjunto. La versión grande pasa de 10,5 a la diagonal del iPad Air y la de 8,4 se vuelve más manejable. Esto también se ha traducido en una bajada de la resolución hasta los 2.048×1.536 píxeles aunque la nitidez y el brillo siguen siendo una de las referencias de la categoría. La sensación es de mirar a través de una ventana.

El lado positivo de esta bajada (imperceptible) de resolución es que el nuevo chip Exynos 5433 -el mismo del Galaxy Note 4- trabajará con mucha más soltura que su predecesor. Mantiene los 3 GB de RAM y las dos opciones de 32 y 64 GB de capacidad de almacenamiento. Las cámaras se han actualizado y dan un resultado notable a pesar de su resolución de 8 y 2,1 Mp.

¿En qué más se ha notado la bajada de tamaño, grosor y peso? En la capacidad de las baterías que ahora es de 4.000 y 5.870 mAh. Una vez más, una pantalla menos exigente redundará en menos necesidad energética lo que unido a un chip más eficiente y a un Android que promete mejorar en este aspecto dará una autonomía igual o mejor que en el modelo precedente.

Con un mercado en pleno retroceso -la tasa de renovación de estos dispositivos se acerca mucho más a la de los ordenadores que a la de los teléfonos- cada vez son más los fabricantes que están apostando por modelos más ligeros y portátiles. Además, la batalla con Apple por el modelo con mejor relación calidad-potencia-peso parece estar servida.

OnePlus 2, llega una de las estrellas del año

Aunque OnePlus no tenga la reputación para el gran público que tienen Samsung, Sony, LG o los Nexus de Google, la firma fundada por los ex directivos de Oppo sí ha conseguido calar hondo entre los geeks de los smartphones Android. El primer modelo que lanzaron, el OnePlus One consiguió una enorme repercusión por su excepcional hardware, su contenido precio y, sobre todo, por ser un dispositivo limitado en unidades y con una forma bastante curiosa de adquirirse (por invitación).

Su software basado en Android -CyaonegenMod- además, supuso un soplo de aire fresco en un mercado demasiado saturado de propuestas muy similares. Hoy le ha llegado el turno a su primera secuela que se presenta en Beijing y que tiene como nota más espectacular la conferencia de prensa en realidad virtual que podrá seguirse a través de las gafas Google Cardboard.

El terminal, que ha levantado mucha expectación, tiene bastantes filtraciones y rumores así que, para saber si cumple con lo que promete, os traemos un resumen de todo lo que sabemos del OnePlus 2. Sobre el hardware sabemos que trabajará con el chip de ocho núcleos Qualcomm Snapdragon 810 en su versión 2.1. Un procesador muy potente que en esta versión pretende dejar atrás los problemas de sobrecalentamiento que han sufrido los HTC One M9, LG G Flex 2 o Sony Xperia Z3+.

Sobre la pantalla no se han dado a conocer especificaciones pero en una publicidad de la propia firma en la que se promete que el One Plus 2 está dentro del One Plus 1 parecen dejar claro que el terminal, como mucho, llegará a las 5,5 pulgadas de diagonal de la primera edición.

Sí se ha confirmado que contará con un lector de huellas, 4 GB de RAM y que su puerto de carga y conexión será un USB Type-C así como tecnología Dual SIM y una batería de 3.300 mAh que, si no es la más capaz de su categoría, debería ser suficiente, gracias a los modos de ahorro de energía del software, para mantenerlos lejos del enchufe todo un día.

Respecto a si su cuerpo será de metal o de plástico, son muchos los que apuestan por la primera opción para colocarlo a la altura del Galaxy S6 o del iPhone 6, no obstante, de mantenerse la política de precios -uno de sus argumentos de venta más relevantes- es más que probable que esté recubierto de algún tipo de plástico de tacto más o menos agradable.

Y decimos lo de mantener la política de precios porque OnePlus afirmó que el precio del terminal no superaría los 450 dólares que, si bien sigue siendo una tarifa muy competitiva comparado con cualquier otro premium del mercado, supone un gran incremento desde los 249 de la primera versión.

Con soporte LTE de última generación y una versión de software mejorada nos surge si el terminal tendrá una cobertura de ventas mundial o se hará también mediante invitación. La empresa asegura que no habrá problemas de abastecimiento y que será más fácil conseguirlo. Las respuestas, en unas horas.

Samsung, cambio de estrategia

Algo lleva meses sacudiendo el mercado de smartphones y ni siquiera Samsung ha conseguido contrarrestarlo. Lo que hasta 2014 era un binomio equilibrado entre Apple y los coreanos, un empate técnico en beneficios (55-50% entre ambas compañías) y en “títulos” (el iPhone siempre ha sido el smartphone más vendido pero Samsung era el primer fabricante de terminales de alta gama) se ha decantado gravemente a favor de los californianos.

El último informe presentado por Canaccord Genuity arroja una cifra preocupante para los rivales de los de la manzana: el 92% de los beneficios del mercado mundial de terminales inteligentes -el que más beneficios deja entre los constructores de móviles- está en manos de Apple. Lo que parecía algo puntual por la explosión de ventas del iPhone 6 durante el primer trimestre del año (93% de beneficios con Apple como primer fabricante mundial) se ha sostenido a lo largo de 2015.

Samsung ha pasado en pocos meses del 50 al 15% del beneficio del mercado mundial y, lo que es peor, su imagen está gravemente dañada ya que casi ningún modelo consigue posicionarse como el líder destacado en el mercado Android y ni siquiera los cambios en la cúpula por la bajada de beneficios de la división móvil han servido. Los fabricantes chinos le presionan en los precios, los rivales tradicionales en rendimiento y Apple le ha comido el negocio premium.

Mejorar sus smartphones y phablets

Esto que puede parecer tan obvio como necesario es la gran promesa de la cúpula de la empresa. Y para cumplirla han preparado una batería de lanzamientos para este mismo verano algo que sorprende por la época del año -las presentaciones suelen hacerse en septiembre y los lanzamientos en octubre y noviembre para que los modelos lleguen frescos a la crucial campaña navideña-. No obstante, la estrategia es clara: ponerse la venda antes de que el iPhone 6S pudiera romper definitivamente el mercado. Y, si el nuevo terminal no consigue el éxito esperado por los inversores, cambiar la inercia del negocio.

El primer indicio de esta estrategia fue el registro de Samsung de la marca S6 Edge Plus el la oficina de patentes estadounidense. Un terminal de grandes prestaciones que potencie la familia S6 a través de una versión mejorada y ampliada del exitoso S6 Edge -no en cifras respecto a sus predecesores sino a su hermano S6-. Todo en él se presupone pensado para minimizar el éxito del iPhone 6 Plus y, de paso, a adelantarse a un 6S Plus que ya está generado muchísimos rumores en internet.

Aún así, la gravedad de la situación no quedó patente hasta que se filtró que Samsung planea adelantar el lanzamiento del Galaxy Note 5. El primer phablet se caracteriza por la gran fidelidad de sus usuarios y, sobre todo, por ser el líder destacado de su mercado. El referente a pesar de los iPhone 6 Plus y los rivales chinos.

El terminal, previsto para el IFA de Berlín -como casi todos los años- incluirá mejoras en el hardware, un software aún más ligero y competente y, lo más distintivo, un S Pen que tendrá nuevas utilidades que están pensadas para equilibrar las nuevas utilidades, exclusivas del iPhone 6S Plus que Apple prometió con iOS 9. El rumor, del que se ha hecho eco The Wall Street Journal no aclara si Samsung renunciará a una versión Edge para no hacer la competencia al S6 Edge Plus y seguir manteniéndolo como un producto diferenciado, exclusivo -y mucho más caro-.

Videojuegos, motor de la industria del ocio

Si la salvaje subida que sufrió el IVA sobre el cine -así como la eliminación de las ventajas fiscales- y la piratería ha reducido la posibilidad de éxitos a los blockbusters de Hollywood y mientras la industria musical todavía intenta encontrar formatos que la hagan sostenible frente al cambio de soporte y de las nuevas preferencias de los consumidores, los videojuegos parecen ajenos a la palabra crisis.

Durante 2014, y solo en el Estado, el sector facturó 412,4 millones de euros, un 31% más que el año anterior; disfrutó de la creación de 70 nuevas empresas -ya hay registradas más de 400- y consiguió incrementar el empleo un 28% y del número de entidades de un 21%. Si queremos ponerle una pega a un año tan redondo cabría destacar que en la industria estatal solo el 18% de los trabajadores son mujeres.

Espoleada por la venta en soportes digitales (en 2014 solo el 11% de los juegos comprados tenían soporte físico) los analistas dan por hecho que, al igual que en el resto del mundo, se puede dar casi por cerrada la transición al mercado online.

Con un perfil bastante diferenciado a otros sectores, las cifras indican que el 97% del capital de las empresas dedicadas a los videojuegos es nacional mientras que sus exitosos productos se dedican en un 56% a la exportación. Esto ha hecho que, además de las nuevas sociedades, un informe recogido en el Libro Blanco del Desarrollo de Videojuegos en España arroje que a finales de 2014 había al menos 180 iniciativas y proyectos empresariales a lo largo de este año.

Por regiones, Madrid y Catalunya (30 y 27%) aglutinan casi la mitad de las empresas y algo más de la mitad de la facturación global. Le siguen de lejos Valencia (11%), Andalucía (8%) y Euskadi (7%). Cabe reseñar que durante 2014 la comunidad que más creció fue la valenciana.

Con una vida de las empresas muy cortas (el 65% tiene menos de un lustro de antigüedad y casi un 30% menos de dos años) y una esperanza de crecimiento interanual de casi el 25% hasta 2018 -cuando se deberían superar los 1.000 millones de facturación- la industria se va posicionando poco a poco en un competido mercado que el año pasado facturo casi 80.000 millones de dólares en todo el mundo y que en 2015 superará holgadamente los 86.000 millones.

Con un dominio casi absoluto de Asia (36%) y Norteamérica (32%), Europa parece estar descubriendo que a través de estudios pequeños y dinámicos todavía está a tiempo de entrar en un negocio que, parece, marcará nuestra forma de entretenernos durante al menos una década.

Orange, aceleradora de start-ups

Por fin ha llegado al Estado Orange Fab, el programa acelerador de start ups que la multinacional francesa Orange ya ha puesto en marcha en varios países. El proyecto tiene como objetivo -en palabras de la compañía- “potenciar el desarrollo de la innovación abierta y fomentar el emprendimiento digital a través del apoyo a jóvenes empresas tecnológicas” a las que ayudan a “acceder rápidamente a sus mercados”.

El programa Orange Fab España se centrará en cimentar el apoyo a estas pequeñas empresas estatales con el fin de potenciar su presencia e influencia en el mercado tecnológico estatal (uno de los más importantes a nivel estratégico para la empresa gala como ya demostró con la compra de Jazztel). La duración del mismo será de trece meses en los que acompañará, asesorará y ofrecerá sesiones de coworking con otras start ups así como acceso a la red de contactos local e internacional de la empresa.

Las start ups, de este modo, se beneficiarán de los canales de distribución, socios, experiencia y presencia global de Orange -una de las principales telecos del continente-. De este modo, las estrategias en tecnología NFC así como los proyectos de internet de las cosas que los galos tienen en marcha serán los ejes estratégicos de este primer acelerador.

En la presentación del Orange Fab -que contó con la presencia de Gervais Pellissier, vicepresidente de operaciones para Europa de la empresa; Jean Marc Vignolles, CEO de Orange España; Víctor Calvo-Sotelo, secretario de Estado de Telecomunicaciones y Jaime García-Legaz, equivalente de comercio- se subrayó la importancia capital de apoyar el emprendimiento digital en el Estado como un factor estratégico para la reconversión económica española.

De este modo, todas estas actuaciones quedarán enmarcadas dentro de la Agenda Digital para España con lo que la Administración pondrá su granito de arena a la hora de buscar sinergias y vías de colaboración con su programa de desarrollo del emprendimiento. Buscan crear un “ecosistema del emprendedor”.

El origen del Orange Fab se sitúa -cómo no- en 2013 en Silicon Valley. Desde allí se construyeron las bases para un proyecto que llega ya a Estados Unidos, Francia, Polonia, Israel, Japón, Corea, China, Costa de Marfil y Jordania y que, de momento, ha conseguido acelerar y asegurar el futuro de 105 start ups.