22
jul 14

Apple e IBM, enemigos íntimos

A pesar de que para muchos el mundo informático se divide en Apple, Google y Microsoft, la primera rivalidad “épica” de este sector tuvo lugar en los años ’80 del siglo pasado entre los de Steve Jobs y la empresa entonces dirigida por John R. Opel. El anuncio que sirvió para personalizar la batalla entre Apple y la alianza Microsoft-IBM marcó un antes y un después tanto en el devenir de la industria publicitaria como de las propias compañías.

Imagen de previsualización de YouTube

Sin embargo, una nueva relación de fuerzas en el mercado, un escenario con IBM como una de las principales consultoras del planeta pero no como un fabricante de hardware y con Apple como la empresa con mayor bursátil del parqué, más ventas, creadora de tendencias y buscando nuevos mercados que conquistar ha hecho que estos enemigos íntimos firmaran la semana pasada para que los iDevices lleguen de pleno al universo empresarial.

 

Como anunciaron en una entrevista en la NBC los CEOs de ambas compañías el acuerdo permitirá el desarrollo de software para que los iPhone y iPad sean imprescindibles en un mercado hasta hace poco dominado por Nokia, BlackBerry y todavía por Microsoft (se le resiste y mucho a Google).

 

IBM le permitirá a Apple acceder a su inmensa experiencia en gestión y software para empresas. Los de la manzana otorgan a los blue chips su sobresaliente soporte de hardware (conocido como Apple Care) además de la seguridad que siempre va unida a los equipos de Cupertino. Para Virginia Rometti, responsable de los de Amonk, “la seguridad de Apple y su experiencia en dispositivos táctiles” convierte a los californianos en el compañero de viaje perfecto para dar el salto a los equipos móviles inteligentes. Cook se reafirma en “la movilidad a lo grande”.

 

La profecía del difunto Jobs cuando presentó hace cuatro años el iPad, “los ordenadores seguirán existiendo pero no serán para todos, sino para trabajos concretos” hizo que su alegoría entre los tractores (ordenadores) y coches (móviles y tabletas) parecía inalcanzable puesto que la productividad de estos últimos en el campo laboral parecía irremediablemente escasa. No obstante, la inminente llegada de 100 programas pensados ex profeso para el rendimiento en el trabajo, así como el desembarco de Office y la gratuidad de iWork (además de la compatibilidad con Google Docs) parece cerrar el círculo y convertirse en el acta de defunción de los ordenadores en muchos casos.

 

Si hace poco parecía que el acuerdo entre Samsung y Lookout ponía a los asiáticos por delante gracias a los sistemas de encriptación que estos prometían a los programas (muy válidos) diseñados para Android, la colaboración entre ambos gigantes supone un golpe en la mesa y pone en el disparadero a iOS como posible sustituto de Windows en muchas oficinas gracias a su capacidad de gestión.

 

También Satya Nadella verá como sus planes de convertir Surface 3 en el equipo de las oficinas de medio mundo y a Office y Windows 9 (inminente) quedan de lado frente a un modelo más barato (sorprende pero sí, el iPad lo es respecto al tablet de Microsoft), más rápido, más eficiente y estable. Sin duda los nuevos iPad Air 2, Mini Retina 2 y el rumoreado Pro tendrán mucho que decir en una batalla que, de la noche a la mañana se ha puesto muy bien para los herederos de Steve Jobs. Quién lo iba a decir.


20
jul 14

Amazon, el Spotify de los libros

Primero fue iTunes, un paso más allá fue Spotify (y servicios similares) y ahora le toca el turno a la literatura. Amazon propone en Estados Unidos una tarifa plana de libros que será la perdición de los lectores más ávidos y que por primera vez pone a la misma altura -por valor de venta de sus obras- a todos los autores. 600.000 obras que estarán disponibles (y que irán creciendo en número) por 9,99$ al mes. Además, el servicio no se reducirá sólo a los equipos Kindle o Fire de la casa, sino que también se podrá acceder a él a través de las aplicaciones para Android e iOS. ¿El único límite? Que no se podrán descargar más de 10 libros a la vez.

Unlimited, como se llama el servicio, nos presta todo el fondo de catálogo de Amazon. Es cierto que faltan los últimos lanzamientos, pero también que existen en él obras maestras de la literatura y que algunas son recientes. También hay una versión más comercial (desde la saga Harry Potter hasta los Juegos del Hambre) pero por primera vez, el autor más importante no será el más vendido, sino el más leído.

A falta de que se hagan públicas las condiciones para los autores (Amazon siempre ha replicado a Apple en este sentido: 30% vendedor, 70% autor) las editoriales se enfrentan a un gran reto: de imponerse este modelo perderán todo el control sobre la distribución más allá de las ventas por unidades, es decir, los grandes best sellers.

Por cierto, los de Bezos están tan seguros de su éxito que los primeros 30 días son gratis… y se han permitido el lujo de incluir uno de los formatos más exitosos en Estados Unidos y menos comprendidos en el resto del mundo: los audiolibros. No por aquellos que tienen problemas de visión, sino porque son muy demandados para escuchar en el coche, el tercer lugar donde pasan más tiempo los ciudadanos después del trabajo y el hogar.

Como siempre, Amazon vende la nube como su gran punto fuerte. Poder empezar un libro en un soporte, seguir leyéndolo (o escuchándolo) de camino al trabajo, y acabarlo donde y cuando queramos sin problema. Toda una estrategia que hasta ahora le ha funcionado con otros servicios como Primer, que es una tarifa plana de envíos y que aunque se come márgenes de beneficio, han confesado que multiplica las compras de lo usuarios fieles.

No son el único modelo, y a buen seguro hará que muchos se lo piensen (Spotify te permite consumir un producto nuevo cada pocos minutos, si no se leen de 2 a 4 libros al mes se estará perdiendo dinero) pero promete revolucionar el universo literario. ¿El siguiente paso será el cine?


18
jul 14

Tecnalia, de Bilbao al cielo (pasando por Ibiza)

Cualquiera que piense en un Hard Rock Hotel le vendrá a la cabeza un entorno paradisiaco (Riviera Maya), una gigantesca sala de fiestas en Las Vegas o, desde hace poco, un compañero de costa inmejorable para el legendario resort Ushuaïa en Ibiza. Hoteles que disfrutan de toda suerte de comodidades para hacer más confortable -o divertida- la estancia de sus clientes y que ponen todos lo medios posibles para que sea una experiencia inolvidable.

La última novedad para hacer más cómodos los servicios de ambos hoteles de la cadena Palladium ha sido la creación, gracias al aporte tecnológico de Tecnalia, de unas pulseras de silicona que incorporan chips de encriptación y que, al ser pasadas por delante de dispositivos de lectura RFID, permitirán a los huéspedes acceder a sus habitaciones, zonas reservadas del hotel, realizar sus pagos con código PIN y disfrutar de promociones y servicios personalizados con total seguridad.

Como explicaron ayer en La Tarde en Euskadi Aritz Villodas y Óscar Lage, parte del equipo que ha puesto en marcha la iniciativa junto a la consultora Prodigy y la propia Palladium, el wearable (bautizado como “Very Important Bracelet”, VIB) permitirán sustituir antiguos sistemas de pago que requerían de tarjetas o sensores biométricos, facilitarán un trato más personalizado, que el usuario vincule sus perfiles de Facebook y Twitter a su experiencia en el recinto y, gracias a la instalación de tótems, disfrutar de experiencias de realidad aumentada y social media.

El sistema, que de momento está en exclusiva para estos hoteles en todo el mundo pero que pronto podría extenderse a otros establecimientos Hard Rock como los casinos y hoteles que la cadena tiene en todo el mundo permiten un uso fácil y sencillo de un abanico de posibilidades casi ilimitado.

La apuesta de la cadena por las nuevas tecnologías (Ushuaïa es el centro hotelero con más seguidores en Twitter en el Estado y el segundo en Facebook) está permitiendo que algunos de sus establecimientos destaquen como algunos de los destinos preferidos de la generación de los “millenials”.

Un nuevo reto (del que se nos ocurren multitud de aplicaciones lejos de la industria hotelera) que ha sido posible gracias al aporte tecnológico de una de nuestras compañías punteras en Tecnologías de la Información y de la comunicación.


16
jul 14

O3b, ¿internet para todos?

Y ya van ocho. El proyecto Other Three Billion sigue poniendo piedras en su faraónico reto de llevar internet a todos los rincones del planeta para romper la brecha digital existente entre el Norte y el Sur y que es el punto de partida perfecto para minimizar otras fracturas como la social o la informativa. El objetivo es sencillo: ofrecer cobertura de banda ancha a la mitad de la población mundial para que puedan acceder a la red de redes a precios justos y bajos.

Los últimos cuatro satélites se lanzaron la semana pasada desde la base de la Sociedad Europea de Satélites en Korou, Guayana Francesa y que se unen a la flota que lleva en el espacio desde junio de 2013 para crear la tela de araña que, situada a 8.063 kilómetros de la órbita ecuatorial cubren una de las zonas más abandonadas por la tecnología del planeta: Amazonia, Micronesia, Sudán, etc. Hasta 180 países verán como zonas de difícil acceso tienen ahora la posibilidad de conectar a sus habitantes a internet. La herramienta para derrumbar el muro entre las naciones “inforricas” e “infopobres” y que sustenta la conexión a internet como un derecho y no un privilegio.

Para las zonas que aún así sean remotas por su orografía abrupta, se han instalado telepuertos que hacen las veces de repetidores de la señal local y que permiten cubrir casi cualquier zona. Frente a proyectos anteriores que indagaron sobre la posibilidad de “cablear el mundo”, este sistema, menos agresivo a todas luces, permite la conexión simultánea de miles de millones de personas a la vez que se irá ampliando siempre que sea necesario por la demanda de datos (en 2015 llegarán al cielo otros cuatro satélites).

Lo más importante es que O3b no es una ONG. Es una empresa -a pesar de su indiscutible labor social- en la que forman parte compañeros de viaje tan peculiares como Google, HSBC, Liberty, Develope Bank of Sudafrica o su fundador Greg Wyler.

Respecto a los problemas técnicos, cuando todo este a punto, sobre todo los repetidores de tierra, se pondrá en marcha el servicio. O3b habla de octubre y noviembre. También de su estudiada tecnología. Estar a 8.000 kms en vez de a 36.000 como los satélites geoestacionarios no sólo mejora la latencia (tiempo que tarda en recibir y reenviar la señal) que pasa de 0,5 segundos a 0,1 sino que también alarga la vida útil de los artefactos de 10 a 12 años y mejora su tasa de refresco en el espacio. El mundo se moderniza.


14
jul 14

Comercio electrónico, despegue continuado

Parece que ni la mala situación de la economía estatal, ni el mal momento que vive el comercio minorista en nuestras calles está siendo óbice para que el comercio electrónico siga su escalada de ventas. Durante el tercer trimestre de 2013, según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, las ventas por internet batieron un nuevo récord y crecieron un 21,7% respecto al mismo periodo de 2012.

Durante esos tres meses se registraron 46,5 millones de operaciones, un 26,3% más, de las que la mayoría (casi un 11%) se centraron en la compra de música, libros, periódicos y papelería, muy por delante de viajes (casi un 7%) y de venta de publicidad, un 6,4%.

Por facturación, las cifras cambian. Los viajes facturaron cerca de 635 millones de euros, casi un 20% del total, seguido de lejos por el transporte aéreo (391 millones y un 12%), el marketing directo (164 millones y un 5%) y el transporte terrestre de viajeros (148 millones, un 4,5%).

Sin embargo, fue la compra venta de ropa la que tuvo un mayor crecimiento: si el volumen de negocio creció un 3,5%, sus ingresos netos se dispararon casi un 50% lo que permite a los grandes del sector (Inditex, Privalia y Amazon) posicionarse como competidores muy serios de las tradicionales tiendas físicas. No obstante, los minoristas parecen haber sabido responder a este nuevo reto ya que las compras destinadas a ser recogidas en comercios asociados crecieron un 60% lo que permite salvar la maldita última milla y ganar compradores potenciales a las tiendas.

En Euskadi, según el Eustat, más del 21% de las empresas vascas ya realiza operaciones de compraventa en internet. Si analizamos las empresas por su tamaño y nos centramos en aquellas con más de 10 trabajadores, éstas acaparan el 81% de las compraventas virtuales. Destaca Bizkaia donde se realizaron casi el 36% de todas las transacciones electrónicas y fue el herrialde donde se llevó a cabo el 51% de la facturación en 2013.