26
oct 14

Robótica, ¿la solución a las epidemias?

Si ayer mismo hablábamos de la robótica colaborativa como una de las herramientas sobre la que la revolución industrial 4.0 se está apoyando ahora toca el turno de ver como las mejoras técnicas en ciertos sectores pueden ser de gran ayuda a la hora de tratar determinados problemas de salud pública.

Con el ébola en boca de todos son muchos los que se plantean los problemas a los que se enfrentan los voluntarios y los equipos médicos a la hora de tratar un virus del que saben muy poco -otra cosa son las farmacéuticas, gobiernos, etc.- y que ha demostrado ser capaz de romper protocolos de seguridad contra el contagio estrictos.

Si la robótica aparece como un medio por el que facilitar la vida de los trabajadores en la industria, ¿por qué no aplicarla a otros campos como la salud? No nos referimos sólo como herramientas para procesos de recuperación o intervenciones, sino también en el tratamiento de enfermos o destrucción de residuos.

El próximo mes de noviembre tendrá lugar una cumbre en la que expertos en el virus y en robótica tendrán un encuentro en el que diseñar medidas para que determinados modelos de androides ya existentes -evidentemente no hay tiempo para desarrollar y fabricar equipos ex profeso- sean equipados y se encarguen de algunos de los procesos más complicados del protocolo de seguridad en caso de posibles contagios.

Estos modelos adaptados pasarían a formar parte de los equipos encargados de la eliminación de los residuos en los hospitales así como de los procesos de desinfección de las habitaciones y el transporte de todos los materiales que más tarde serán incinerados.

El objetivo es claro: eliminar o limitar el máximo posible el contacto de los humanos con el virus, gestionar y mejorar los softwares de telepresencia para aquellos pacientes que no requieran intervención (las visitas rutinarias) e incluso facilitar los procesos de aislamiento de los pacientes en cuarentena. Un paso más allá se muestran algunos de los analistas que consideran que estos robots podrían sustituir a algunas personas como los traductores que quedan expuestos a los casos de infección en zonas de África.

Sea cual sea el resultado, desde aquí creemos que cualquier implementación -técnica o no- que sirva para minimizar la pandemia y aumentar la seguridad de todas las personas que exponen su vida por ayudar a los demás es mucho más que bienvenida.


25
oct 14

Basque Industry 4.0, la nueva revolución industrial

El pasado 15 de octubre se celebró en el Palacio de Congresos Euskalduna de Bilbao una jornada en la que se analizaba la cuarta revolución industrial y la relación del sector vasco con la misma. El nacimiento de fábricas inteligentes (ha sido en Alemania donde han acuñado el término Industria 4.0) donde el sector secundario se cruza con la más alta tecnología para interconectar los procesos productivos mediante nuevos softwares, análisis de big data y un control de todas las fases de creación del producto para mantener altos estándares de calidad.

Esta industria 4.0, donde a pesar de lo que indique su nombre la relación hombre-máquina sigue siendo fundamental, tiene varios pilares en los que sustentarse que han nacido hace poco tiempo -algunos hace mucho menos de una década- y que han servido para implementar grandes avances en materia de seguridad, toma de decisiones y productividad.

La fabricación aditiva o impresión 3D de componentes o productos finales; el desarrollo de la robótica colaborativa donde los equipos industriales dejan de estar en entornos cerrados y aislados para pasar a un sistema de producción donde interactúan gracias a que son más manejables, ligeros y fiables; la implementación de sistemas ciberfísicos que mediante el añadido de TICs a todo tipo de dispositivos y herramientas los convierten en equipos inteligentes -fábricas, automóviles, hospitales…-; el trabajo intensivo con realidad aumentada que gracias a la incorporación en tiempo real de información virtual a productos físicos permite mejorar la percepción de cada producto en todo el proceso industrial; la gestión de nuevas aplicaciones de cloud computing para que diferentes puntos de producción puedan acceder a toda la información crítica de las demás fases del proceso creativo; y el tratamiento de los big data son seis tendencias que se atisban fundamentales en la que es una de las revoluciones industriales con más impacto en tres siglos.

La exposición de Wolfgang Wahsler, director y administrador general del Centro Alemán de Investigación en Inteligencia Artificial (DFKI GmbH), el más importante del mundo en esta materia, desde 1988, dejó clara el papel de la inversión y la transformación de viejos preceptos de la producción industrial para conseguir un sector mucho más puntero en el que el cómo se fabrica es casi tan relevante como el producto final.

Desde el empleo de técnicas relativamente recientes como la fabricación aditiva hasta la implementación de TICs en todo el proceso productivo que no sólo redunda en productos de mucha mayor calidad y valor añadido sino también en un menor impacto ambiental y una mayor responsabilidad social por parte de las empresas.

Representantes de asociaciones como GAIAAFM o IK4 compartieron ponencias con representantes de empresas industriales y consultoras tecnológicas vascas referentes en su sector (IbermáticaInnovaeMizarNem SolutionsDimension DataOsteophoenix o Nexmachina entre otros) que son el ejemplo de cómo la aplicación de nuevas herramientas técnicas puede redundar en empresas ágiles y punteras con enorme productividad y alto valor productivo y social.

En definitiva un retrato de la situación de la industria (cuando las TICs hablan de un mundo 3.0 la industria se mueve un paso más allá) y de las posibilidades y el trabajo sordo que muchas de nuestras firmas llevan a cabo a diario y que son el motivo por el que nuestro tejido es uno de los más competitivos del continente.


23
oct 14

OS X Yosemite, el nuevo iOS Yosemite

Hace una semana que acabó la espera. OS X Yosemite, la versión 10.10 de su sistema operativo, ya está disponible gratis para todos los usuarios de Mac que quieran ver como las fronteras entre el sistema de sobremesa y el de los iDevices se difumina actualización tras actualización.

Ya desde que decidieron actualizar a Mountain Lion los de Cupertino tenían claro que era necesario unificar la experiencia de uso -y facilitar el uso simultáneo de todo el ecosistema- si querían demostrar que el universo Apple era algo más que el incipiente Android y el dominante Windows. Mavericks fue sólo el paso previo necesario -y gratuito- para demostrar que la frontera entre ambos mundos ya casi no existe.

Cuando lo anunciaron en junio quedó claro que iba a ser una nueva actualización de la imagen de la plataforma. Las capas translúcidas y los iconos iOS (muy criticados en su momento por su diseño infantil) llegaban al Dock de los Mac con el fin de hacer que el contenido ganara peso frente a los programas. Hacer del Mac algo mucho más intuitivo (si es que se podía) y cercano a la experiencia de uso diaria de los iPhone -lo que haría que millones de usuarios Windows perdieran el miedo a saltar a la manzana también en su ordenador-.

Desde la tipografía (uno de los tótem del estilo Apple) hasta las aplicaciones han sido actualizadas, potenciadas y hechas más sencillas para que la fluidez sea mayor (incluso en Macs con más de un lustro). El centro de notificaciones gana relevancia y capacidades para parecerse mucho más al de un smartphone; Spotlight se convierte en un Siri “mudo” que hace cada vez más cosas y la unión del Finder y iCloud Drive redondean una experiencia que ha mejorado completamente.

El clon con una manzana de Dropbox aumenta las capacidades del ecosistema y las mejoras implementadas en AirDrop permiten que compartir archivos de cualquier tipo sea mucho más sencillo y rápido que hasta ahora.

La experiencia con Safari mejora exponencialmente. Todo es más limpio y ostensiblemente más rápido. Las búsquedas se resuelven antes. Los favoritos están más a mano y la unión de la navegación privada (sólo por pestañas) y la compatibilidad con DuckDuckGo hace que no tengamos siempre que sentirnos bajo la lupa de Google (o Bing).

Las pruebas dicen que, ejecutando webs comunes, Safari es hasta seis veces más rápido que Chrome y Firefox, una cifra impensable hace poco y que -cierta o no- se traduce en una sensación de velocidad mucho mayor.

Mail también se pone a la altura. El eslabón más débil del universo Apple por fin puede ser tomado en serio porque ha decidido incorporar características que hasta hace muy poco sólo tenía la competencia. Gana capacidad (hasta 5 GB por mail), gana velocidad y gana posibilidades de edición de los contenidos del correo electrónico.

Probar Handoff nos demuestra que la integración entre dispositivos es completamente posible y que lo que Windows 10 nos vende como una novedad absoluta es algo que los usuarios de Apple llevarán ya haciendo meses para cuando lleguen los de Redmond. En definitiva: si Mavericks nos dejó un buen sabor de boca pero tampoco nos pareció un salto al vacío respecto a versiones anteriores, Yosemite nos demuestra que es una actualización muy pensada y con un objetivo muy claro: que OS X 11 llegue a darse la mano con una futura -pero inminente- versión más inteligente y capaz de iOS.

Imagen de previsualización de YouTube


21
oct 14

iMac Retina, el ordenador hecho arte

14,7 millones de píxeles. Nada más y nada menos que una resolución 5K para el todo-en-uno de referencia en el mercado. Un modelo de 27 pulgadas con una resolución de 5120×2880 píxeles que unido a un grosor de 5 mm en su zona más delgada -tiene una chepa donde se une al soporte- que tiene como objetivo prioritario el mundo del diseño -industrial o no- y la fotografía.

Los demás equipos iMac no tocan sus resoluciones (Full HD y 2560×1440), aunque sí sufren algunas de las mejoras del nuevo tope de gama. El Retina 5K sólo trabajará con procesadores Intel Core i5 y superiores (el i7 a 4 GHz se nos antoja un misil) y la tarjeta gráfica será la AMD R9 M290X -también disponible la 295X con 4 GB de memoria DDR5-. Desde su configuración más básica contará con 8 GB de RAM ampliables hasta 32 así como tecnología de almacenamiento Fusion Drive de 1 TB de capacidad.

La webcam seguirá siendo la notable FaceTime HD y en cuanto a conectividad seguirá contando con dos puertos Thunderbolt 2 -que mejoran su tasa de transferencia hasta los 20 GB por segundo-, USB 3.0, Gigabit Ethernet así como Bluetooth 5.0 y WiFi 802.11ac. Equipado con OS X (ahora entendemos algunas de las mejoras de software que darán el do de pecho en semejante panel) de fábrica.

Disponible desde 2.629€ en su versión “básica” se nos antoja un precio competitivo si lo comparamos con el precio de los monitores de 27 pulgadas con resolución 4K en el mercado. En definitiva, un golpe en la mesa frente al cada vez más generalizado lanzamiento de dispositivos all-in-one y que demuestra que Apple ha nacido para los ordenadores.

Mac Mini

 

Curiosamente esta vez la renovación de los Mac ha llegado por la parte de arriba y por la de abajo. El Mac Mini, cuya última actualización tuvo lugar en 2012, se pone al día y se convierte en la mejor versión para aquellos que quieran entrar en el universo Mac uniendo lo mejor de un sobremesa y un portátil.

Escalonada la gama en tres versiones las posibilidades de personalización aumentan si acudimos a la Apple Store online. Ahora todos los modelos comienzan con un procesador Intel i5 que se ofrece en velocidades de reloj de 1,4 GHz, 2,6 GHz y 2,8. Además, la opción TurboBoost nos permite picos de rendimiento de hasta 3,3 GHz. Para los que esto les parezca poco hay disponible también un i7 a 3 GHz que puede alcanzar los 3,5.

La capacidad de almacenamiento comienza en un disco duro de 500 GB pasando por 1TB de Fusion Drive o diferentes capacidades de memoria flash -que también llega hasta 1 TB-. En cuanto a la memoria RAM, la versión más modesta comienza en 4 GB de LPDDR3 y se escalona en 8 y 16 para opciones más rápidas.

En cuanto a la tarjeta gráfica, Apple ofrece dos opciones de Intel. Por un lado una tarjeta HD Graphics 5000 y por otro la más potente Iris Graphics pensada para aquellos que busquen monitores con resoluciones de hasta 2560×1600 píxeles.

La conectividad sigue la línea de los iMac y los Mini cuentan con 2 puertos Thunderbolt 2, cuatro puertos USB 3 de hasta 5 GB/s, un puerto HDMI, una ranura para tarjetas de SDXC, un puerto Gigabit Ethernet y entradas de audio y auriculares además de los obligatorios Bluetooth 4 y WiFi.

Disponible desde 499€ en su versión de acceso no es difícil superar los 1.200€ por una versión tope de gama -sin unirle el sobresaliente pero caro Apple Thunderbolt Display-. En definitiva, una renovación necesaria y acertada para un modelo de sobremesa perfectamente manejable (1,2 kilos) y personalizable.


19
oct 14

Android 5.0, la gran apuesta es Lollipop

Por fin llegó Android L. La letra, por cierto, de Lollipop (ni Lime Pie ni Licorice, que también se barajaron). La versión 5.0 -se acabaron las actualizaciones de Android 4- tiene ante sí el reto unificar la experiencia de uso e interfaz de todos aquellos que han elegido la plataforma de Google frente a unas cada vez más homogéneas experiencias Windows y Apple y simplificar la interfaz para que sea más fácilmente reconocible sea cual sea la marca que empleemos.

Si el centro del universo Apple son las iTunes y la App Store, el nuevo centro de Google es Material Design. La empresa que ha cambiado el valor de los contenidos se planteó como objetivo que el contenido de las aplicaciones fuera más importante que cualquier otro aditamento de los menús. Cada vez que abrimos un programa vemos sus diferentes capas para priorizar cada parte de la pantalla más fácilmente y llegar a golpe de vista a donde nos interesa.

Y es precisamente de esta simplicidad de donde nace la unificación de Android. La presentación en la que se mostraba cómo se verían diferentes apps según el dispositivo dejó claro la función de cada una. El smartphone será directo y sencillo. La tableta nos ofrecerá más información (en posición horizontal) y el smartwatch nos dará los avisos más relevantes -según los hayamos configurado-.

Todavía no se llega a la integración vertical de Windows (sobre todo la que prometen con Windows 10). Ni siquiera a la nueva unión que han logrado entre iOS 8 y OS X Yosemite, pero el nuevo 5.0 da las pistas de hacia donde van los tres grandes del software (ahora también hardware) y por donde llegará la unión con Chrome OS.

Pero esas no son las únicas pantallas que Google quiere unir. De ahí el software Android TV y el papel que deberá jugar Nexus Player. Y es donde la estrategia de las demás gana sentido en Mountain View con un Google Play cada vez más lleno de ocio y con menos margen para la improvisación -es vox populi que Google busca una estrategia donde optimizar más el rendimiento dinerario de las aplicaciones colocando también más controles a los desarrolladores-.

Si volvemos a 2014 y a lo que haremos en los nuevos smartphones y tabletas con Android 5, destaca sobremanera el nuevo centro de notificaciones. Pasan a convertirse en fichas -similares a los recordatorios de actividad de Facebook- y ganan relevancia en la pantalla del gestor. También se entrará más fácil a los controles de energía, la gran baza en el rendimiento de las baterías en Android y uno de los mejores puntos de una plataforma en continua mejora.

Google Now se integrará aún más en los dispositivos y se mantendrá Okay Google una opción con una gran aceptación en Estados Unidos y que al funcionar con la pantalla apagada le da una ventaja de uso significativa sobre el rival de la manzana. De momento sólo estará activada en el Moto X original y los nuevos Nexus 6 y 9 pero esperemos que no se quede como un mero experimento de nicho y llegue a los demás dispositivos.

Las otras mejores como Volta -para optimizar la autonomía de los equipos-, la desaparición de Dalvik y la confirmación de Android Runtime -abandonan Java 5- y la llegada de nuevos programas preparados para la era de los 64 bits.

En definitiva, el espaldarazo de Google a las cinco pantallas y la unificación de la experiencia de usuario. Sólo esperemos que el salto a todo aquello que no sea un Nexus 6 y 9 sea rápido… y generalizado.