Ultrabooks, ¿cuáles son la referencia del mercado?

Hace pocos días Xiaomi dio un paso más para convertirse en uno de los fabricantes de referencia del mercado tecnológico: el lanzamiento de su nuevo ultrabook, el Mi Notebook Air tiene en el punto de mira a todos aquellos consumidores que buscan el diseño de Apple (al menos en cuanto a forma), un buen rendimiento -las especificaciones son, sobre el papel, notables- y una relación calidad-precio puntera.

Si unimos esta noticia a los datos de estancamiento del mercado de tabletas debido a que su tasa de renovación por parte de los usuarios es “lenta” (desde nuestro punto de vista, razonable), nos encontramos con que los portátiles ultraligeros son el nuevo filón por el que las empresas de hardware esperan crecer durante los próximos meses.

Es por eso que hemos querido hacer una recopilación de todo lo que nos han deparado los últimos meses en este nicho. ¿Cuáles son los ultrabook de referencia en el mercado?

  • MacBook y MacBook Air. El primero es la gran apuesta de Apple en el mercado de portátiles. El segundo es el creador de este nicho de mercado. Y eso son palabras mayores. El Air es pequeño, ligero y cuenta con una autonomía sobresaliente lo que lo convierte en uno de los mejores en su tarea de ser una herramienta perfecta de trabajo en cualquier situación. Aunque carece de las últimas tecnologías de la casa de la manzana (la pantalla Retina) su precio de 999 euros para el equipo de 11 pulgadas, 4 GB de RAM y 128 de almacenamiento SSD lo convierte en el portátil más accesible de su catálogo. Por su parte, el nuevo MacBook, sin apellido, cuenta con un tamaño aún menor, un hardware más rápido, potente y silencioso además de un peso aún más bajo. Su handicap es su precio de acceso de 1.499€ para el modelo con procesador M3. Solo macOS puede enjugar la diferencia.
  • HP Spectre. Si tuviéramos que definirlo con una sola palabra esta sería prodigioso. Por diseño, por acabados, por especificaciones, por concepto. Es uno de los mejores productos en la historia de la compañía que aúna una enorme potencia con un envoltorio ultraligero (1,1 kilos) que es, además, el más fino del mercado. Escalonado en dos precios (1.499 y 1.799 euros) en función de que escojamos un procesador i5 o i7 -siempre cuenta con 8 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento en estado sólido. Su único punto débil es su tarjeta gráfica integrada que desentona con la velocidad del conjunto. Aunque es cierto que no está pensado para gamers.
  • ASUS ZenBook. Uno de los pesos pesados del mercado gracias a su excepcional relación calidad-precio. No es el más potente pero es mucho más que suficiente para un usuario medio gracias a su procesador Intel i5, sus 4 GB de RAM, 128 GB de disco duro SSD y las 13 pulgadas de su pantalla. Su autonomía llega -justo- hasta las 7 horas. Unas cifras similares (menos la batería) a las de un MacBook Air, solo que por 699€. Un motivo más que suficiente para tenerlo en cuenta a la hora de buscar candidatos.
  • Microsoft Surfacebook. Más cercano a un dos en uno que a un ultrabook y a la espera de que la segunda versión llegue a nuestro mercado -la primera solo la podremos comprar a través de la web estadounidense de Microsoft- este equipo es una delicia por su potencia. Se nota que la teoría del equipo hecho a medida para el desarrollador de software funciona: es rápido y estable como ningún otro equipo con Windows. Disponible con hasta 1 TB de capacidad, 16 GB de RAM y una resolución de pantalla de ¡3.000×2.000! (el panel tiene 13,3 pulgadas) pone en aprietos a cualquier rival. Eso sí, el rendimiento se paga y esta versión cuesta casi 3.000 euros. La de acceso, con un procesador i5, 128 GB de capacidad de almacenamiento y 8 GB de RAM se queda en 1.300€. Un problema serio para sus compañeros de plataforma. Sobre todo si la segunda versión es capaz de contener los precios.
  • Dell XPS. La empresa de Michael Dell siempre se ha caracterizado por lanzar productos excelentes. Sin término medio. Y la familia XPS es el mejor ejemplo de cómo competir -por arriba- con el Spectre o el Surfacebook-. Lo más curioso es que el precio exagerado de sus rivales hace que el suyo sea competitivo. Por 1.499 euros ofrecen un equipo con procesador i5, 8 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento SSD con un factor determinante: la pantalla Infinity Edge con resolución de 3.200×1.800 píxeles. Una vez más cojea la tarjeta gráfica pero si consiguen afinar el tiro en este apartado conseguirán el mejor equipo del mercado con diferencia por rendimiento, precio y tamaño. Muy a tener en cuenta.
  • Mi Notebook Air. El objetivo (para nosotros erróneo) del fabricante chino sigue siendo crear réplicas de gran calidad del catálogo de Apple con un precio más atractivo y un buen rendimiento. Disponible en 12,5 y 13,3 pulgadas su gran apuesta -una vez más- es su precio: desde 500 y 680 euros, respectivamente. Sabedores del punto débil de sus rivales, los chinos han implementado una tarjeta gráfica GeForce 940 MX que trabajará junto con un chip i5, 8 GB de RAM, 256 GB de almacenamiento SSD, una batería que nos da 11,5 horas de autonomía y cuenta con carga rápida hasta el 50% y un panel FHD. Solo la durabilidad del equipo puede suponer un pero al dispositivo pero su precio puede subsanarlo más que de sobra para un usuario medio.

Euskal Encounter, una vez más de récord

No es fácil encontrar (en el Estado) encuentros tecnológicos que superen las dos décadas. Menos aún es dar con uno que año tras año bata sus récords -y son unos cuantos- y todavía más complicado dar con uno que sea referente mundial en su campo. El BEC ha sido testigo durante el pasado fin de semana del Euskal Encounter, un evento que tiene con creces todas esas características.

La vigésimo cuarta edición del evento atrajo a más de 10.600 personas que se acercaron al BEC durante cuatro días para conectar más de 6.000 dispositivos (más de 4.000 ordenadores) que conformaron el décimo súper ordenador del Estado. Las cifras hablan por sí solas: el tráfico de datos ha superado los 3 millones de gigas a una velocidad media de 40 gigabits por segundo. En definitiva, una de las LAN parties más rápidas del mundo.

La edición de este año suponía un enorme reto para los organizadores. Por un lado, se superaba holgadamente la cantidad de dispositivos conectados. Esto para algunos analistas podía ser un problema para mantener el alto nivel de programación de ediciones anteriores. Además, con el fin de acercar más el evento al gran público, se decidió bajar el Opengune del atrio del BEC al pabellón principal. El resultado, sin duda, un éxito. El nivel ha estado altísimo y el impacto en número de visitantes es evidente (más de 2.500).

El concurso Hack It/Solve It (pensado para que los participantes resolvieran una serie de retos de hacking, ingeniería inversa, criptografía, etc) y The Lab -que buscaba la cooperación y el intercambio de ideas entre emprendedores y start ups- han sido nuestras favoritas y, por el número de asistentes uno de los grandes éxitos del evento. Tampoco podemos olvidar el Hackathon que se centró en buscar apoyo para los emprendedores que necesitan un empujón para poner en marcha sus proyectos.

En definitiva una apuesta por el eslogan de esta edición: Growing Communities que subraya el concepto de integración de diferentes comunidades de usuarios que buscan una mejora de sus ámbitos (social, empresarial, educativo, etc.) mediante el uso de nuevas tecnologías de la comunicación y la información.

Los buenos resultados y los comentarios positivos de las iniciativas colaborativas (parte del ADN del Euskal desde su nacimiento hace casi un cuarto de siglo con 25 ordenadores) a buen seguro recibirán un impulso por parte de los organizadores para convertirlo en una de las señas de identidad de la nueva generación de emprendedores y asistentes al evento.

Como siempre, las conferencias y talleres fueron otros de los pilares de un evento en el que cada vez más personas se interesan por el software libre (Linux o programación de redes) así como por entender el funcionamiento de las redes sociales (una de las ponencias más interesantes giró en torno a la publicidad en Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn y YouTube).

Noticia recomendada por Binary Soul

Verizon, ¿la nueva propietaria de Yahoo!?

Parece que todos los intentos de supervivencia fallidos de Yahoo! (incluida la apuesta por la exitosa Marissa Mayer) acabarán como están previstas: la venta de la primera gran empresa de la era de internet a un gigante tecnológico. En este caso parece que será finalmente Verizon, primera empresa de telecomunicaciones de Estados Unidos, la que se lleve el gato al agua.

Aunque a día de hoy las empresas siguen negociando de forma individual y no hay nada firmado, medios especializados como Bloomberg dan por hecho que ambas compañías harán oficial el anuncio durante los próximos días.

De esta forma, de llegar a buen puerto, la teleco cerraría -por el momento- los movimientos que comenzó el año pasado para adentrarse en el negocio de internet cuando adquirió por 4.400 millones de dólares American On Line. La antaño socia de TimeWarner ganará una gran cantidad de herramientas tecnológicas y publicitarias así como sistemas de mensajería, servicios de correo electrónico y páginas inmobiliarias.

Como dato curioso, aunque Yahoo! desaparecería como compañía operativa independiente, seguiría sobreviviendo como titular del 35% de las acciones de Yahoo! Japón -el único mercado donde sigue siendo muy relevante- y el 15% del accionariado del gigante chino Alibaba. Como analizan en Forbes, la única parte con valor de los 37.000 millones de capitalización bursátil de la firma americana.

El mercado lleva tiempo esperando un movimiento así lo que se tradujo en una subida del 0,4% de las acciones del buscador y un 0,6% de las de Verizon aunque aún no se conoce la oferta en firme de la segunda.

La apuesta de la teleco parece firme ya que las cifras que se barajan superan los 5.000 millones de dólares y, se rumorea que incluso podría subir hasta los 8.000 millones para adquirir la filial nipona por completo para hacer más atractiva la operación. Cabe recordar que no hace mucho tiempo los accionistas de Yahoo! rechazaron una oferta de su gran rival, Google mayor que la que ahora podrían aceptar.

Uno más de una enorme lista de errores que la empresa lleva cometiendo durante la última década y media en la que, entre otras cosas, rechazó comprar Google por 5.000 millones o Facebook en 2006 por 1.000 millones. Poco tiempo después, Microsoft ofreció por todo el negocio 44.600 millones de dólares en lo que hubiera sido la mayor compra de una tecnológica en la historia. Nadie entendió nunca por qué se rechazó esa oferta.

La empresa lleva tiempo en una espiral de pérdidas que parece no tener fin. El último año presentaron números rojos por valor de 4.359 millones de dólares que se tradujo en una reducción del 15% de la plantilla y el cierre de oficinas en Madrid, México D.F., Buenos Aires, Dubai y Milán.

A finales de 2016 Yahoo! solo tendrá 9.000 empleados en plantilla, un 42% menos que en 2012 lo que le permitirá ahorrar unos costes operativos de 400 millones de dólares al año. Aún así, la viabilidad del negocio viene, obligatoriamente, por su integración en un proyecto mayor saneado al que puedan ofrecer algunas de sus valiosas herramientas.

iOS 10, ya hemos probado la primera beta

No nos hemos podido resistir. A pesar de que suelen ser versiones “capadas” y con menos funcionalidades de las anunciadas -muchas de ellas se presentan cuando aún se están ultimando-, una vez más nos adelantamos al lanzamiento de otoño y nos hemos descargado durante unos días la primera Beta de iOS 10.

Aunque siempre da la sensación de que los cambios de software de Apple van a ser enormes, la empresa de la manzana siempre ha apostado (en nuestra opinión, acertadamente) por realizar evoluciones de sus entornos operativos. El motivo es sencillo: no solo funciona como ninguno -a pesar del enorme potencial de Android, el sistema operativo es más inestable y vulnerable, sobre todo cuando los fabricantes se empeñan en personalizarlo- sino que tiene esa imagen inconfundible que los fieles buscan.

Es cierto que la empresa anunció cambios en todos los frentes -y que parece que sobre el papel va a ser el referido a macOS el más importante- pero también es cierto que iOS es mucho más importante para la compañía que ningún otra plataforma.

Apple parece haber pensado en todo para dar un salto en la décima versión del programa -aunque las filtraciones indican que el gran salto en el dispositivo físico ocurrirá con el décimo aniversario del iPhone-. Empezando por la pantalla de bloqueo que se “triplica” al ofrecernos los tradicionales widgets que abandonan el panel de notificaciones y se despliegan deslizando la pantalla hacia la derecha y la cámara al deslizarla hacia la izquierda.

También toman prestadas ideas del Apple Watch (es cierto que aunque sus ventas no son las esperadas sigue siendo un maravilloso laboratorio en el que experimentar con otra forma de entender las pantallas) como que la pantalla solo se ilumine cuando levantamos el iPhone para mirarlo. En solo unos segundos se vuelve a apagar si no realizamos ninguna acción. Un respiro para el botón Home y la batería.

El 3D Touch también gana protagonismo. Es cierto que, como usuarios, hemos visto que es una tecnología que tiene “fases”. Al principio se emplea como una novedad rompedora, luego cae en el olvido pero, cuando se aprende a utilizar resulta muy útil y ahorra mucho tiempo. Ahora casi todas las aplicaciones ofrecen accesos rápidos y algunas como la linterna nos permiten incluso jugar con la intensidad de la luz.

Una de las novedades que más útil nos parece es Bedtime. Para muchos no es fácil acostarse con un smartwatch o una pulsera de monitorización para controlar el sueño. De hecho, en países “nocturnos” como el nuestro el problema del cansancio es lo tarde que nos acostamos. Ahora el reloj del iPhone es capaz de decirnos cuándo debemos dormirnos para cumplir con unos objetivos de descanso -por defecto o personalizados-. No creemos que tarde mucho en trabajar mano a mano con el Apple Watch.

De forma nativa iOS 10 también implementa una idea que nos ha parecido estupenda. La aplicación Mapas es de registrar directamente dónde hemos aparcado. Si somos justos ya hay aplicaciones que lo hacen, pero siempre es mucho más cómodo no tener intermediarios. Además, los mapas de la empresa están mejorando a muy buen ritmo y su sincronización con los coches son cada vez mejores. ¿Por qué no utilizarlos también a pie?

Sin embargo, sin duda, la mayor mejora la encontramos en iMessage. La aplicación de mensajería es de las más utilizadas por los propietarios de Apple por varios motivos: es rápida, raras veces se cae, es segura, está totalmente integrada con el ecosistema y funciona de maravilla con iCloud. Ahora, además, gana funcionalidades que la acercan -en cuanto a ocio- a Snapchat y que la dejan a la altura de WhatsApp y Telegram.

En definitiva, una apuesta prometedora que atraerá a millones de personas al universo de la manzana y que incrementará la fidelidad de los usuarios. Por el buen camino.

Gamificación y turismo, una nueva forma de dinamizar el sector

Ya hemos hablado más veces de la gamificación y de su gran cantidad de aplicaciones en todo tipo de ámbitos: desde la industria hasta la educación. Sin embargo, es importante recordar que, por concepto, la gamificación puede ser empleada en casi cualquier ámbito con el fin de provocar una nueva respuesta por parte del interlocutor (alumno, cliente, quien nos responde en una encuesta, etc.).

Desde hace tiempo el turismo es un sector con gran importancia en Euskadi. Más allá de puntos como Donostia o Zarautz, al turismo “económico” o “administrativo” que se daba en Bilbao o Vitoria se le ha sumado otro que busca en nuestros paisajes, historia, naturaleza o gastronomía y que está ávido, precisamente, de destinos diferentes.

Y como destino diferenciado -lo importante no es el clima como en otras zonas del sur de Europa-, los agentes que forman parte de la cadena de valor del sector han de mostrarse ágiles a la hora de encontrar factores que den valor añadido a su oferta. Y es aquí donde las TICs adquieren un papel estratégico a la hora de atraer clientes y de incrementar su gasto medio en la oferta de cada ciudad sea cual sea su propuesta (grandes museos, naturaleza envidiable, cultura, etc.).

Cualquiera de nosotros que se haya dado un paseo por cualquier punto de nuestra geografía en verano habrá visto que uno de los grandes atractivos de nuestra tierra para con los turistas es el deporte. Competiciones como las regatas de traineras, los haizkolaris y los campeonatos de pelota -algunos de los que se juegan durante las semanas grandes atraen a miles de personas- son motivo más que suficiente para que decenas de miles de turistas nos escojan para pasar sus vacaciones.

Es aquí donde propuestas como Euskal Herriko Pilota Birtuala, que aúna tradición, deporte y realidad virtual -tan en boga hoy día gracias a la apuesta que ha hecho por ella Silicon Valley- se puede convertir en una herramienta de gran valor en algunos de nuestros centros turísticos en las capitales y en otras ciudades relevantes en el sector.

Las nuevas tecnologías y la gamificación deben ser el escaparate que acerque a los turistas a nuevas formas de entender nuestra tierra. El complemento que les anime a pasar más tiempo con nosotros para averiguar de qué se trata ese deporte de gran arraigo y poder verlo en persona.

Deben ser un imán que sirva para atraer a aquellos (cada vez más) que necesitan de una pantalla para comprender una nueva cultura, adquirir más conocimientos previos sobre una ciudad o una costumbre y ser la puerta de entrada de nuestra pequeña tierra a todo el mundo.