Sony MHC-V7D, ¡más madera!

La fórmula puede no parecer nueva, un sistema de audio integrado con bastante potencia, buena conectividad y un diseño llamativo pero sofisticado. ¿Qué hace entonces especial al Sony MHC-V7D? Que aunque no crea nada nuevo, casi todo lo hace mejor que los demás. Ocupa poco más que un altavoz de una cadena musical, permite gestión por gestos o controlarlo desde el móvil o tableta y su sonido… bueno, su potencia alcanza los 1.440w.

Que Sony haya vendido algunas de sus divisiones recientemente ha hecho que para muchos medios y consumidores se haya convertido en un fabricante por detrás de los dos gigantes coreanos. Pero nada más lejos de la realidad. La capacidad de diseño, la experiencia y las tecnologías en las estanterías de los japoneses y su calidad de construcción siguen siendo la referencia en todos los segmentos de mercado.

Y este centro de sonido es el mejor ejemplo. La tecnología Sony Smart High Power permite aumentar la presión acústica y eso… hace que los graves sean espectaculares. Puede hacer que tu casa retumbe sin la más mínima reverberación. Todo en su sonido es fluido y nítido. En eso tiene mucho que ver la capacidad de personalización del mismo. La configuración es sencilla, sin necesidad de muchos conocimientos en la materia gracias al sistema Clear Audio+ que optimiza siempre todo con un simple toque.

Como es obligatorio, el equipo no es un elemento aislado sino que está diseñado y pensado para interactuar con otros equipos domésticos. El MHC-V7D está preparado para interactuar de forma autónoma con el televisor y el reproductor. De este modo, su ecualizador tiene varias opciones automáticas para adaptarse al contenido. Por lo que pudimos ver en la demostración su modo fútbol -vale para cualquier evento deportivo- es sencillamente espectacular. La experiencia ambiental es la más parecida posible a un campo en directo.

Lo mismo ocurre con su “modo DJ” que permite personalizar las canciones con diversas herramientas  como añadir aplausos, gritos, saxos, reggaes e incluso comentarios y animaciones con nuestra voz. Para ello cuenta con dos entradas de micrófono. Por cierto, esta posibilidad casa perfectamente con el sistema de luz integrado que permite crear efectos de luz asociados a la música.

Lo más espectacular junto a su sonido, sin embargo, es su gestión por gestos o desde otros dispositivos móviles. Para pasar de canción, subir el volumen, ajustar algún la iluminación, etc. podemos emplear gestos bastante intuitivos. Pero si queremos algo más clásico, la tecnología NFC y el Bluetooth permitirá que hagamos todo esto además de escuchar canciones desde los dispositivos móviles. Solo necesitaremos una aplicación gratuita disponible para iOS y Android.

Por cierto, la marca ha anunciado que si este one-box se os queda corto, podréis utilizar el sistema Party Chain para vincularlo a otros equipos High Power de su catálogo y crear un sistema de sonido verdaderamente pro. ¿Su precio? 649€. Muy apetecible.

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

2 comentarios en “Sony MHC-V7D, ¡más madera!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*