Energy Sistem Phone Pro 3, un gama media sobresaliente

A pesar de la juventud del mercado de smartphones, el negocio se comporta como otros mucho más antiguos: existen marcas premium intocables (Apple y Samsung), otras aspiracionales (LG, Huawei, OnePlus) y otras cuyo principal valor añadido es su excelente relación calidad precio (BQ o muchos fabricantes chinos como Oppo).

Del mismo modo, existen determinados pruritos que parecen imposibles de romper -similar al made in Germany en automoción-, de modo que solo algunos equipos coreanos puede acercarse a las tarifas de Apple o que la tecnología europea no está a la altura en este mercado. Solo unos pocos fabricantes parecían saltarse esa norma y conseguir buenos resultados en sus países de origen. El caso más llamativo es el de BQ en el Estado.

Sin embargo, en el pasado Mobile World Congress de Barcelona, el equipo de Energy Sistem decidió sacudirse todos los complejos y presentó un smartphone muy ambicioso: el Pro 3. Un modelo que por menos de 300€ tiene en el punto de mira al Aquaris X, Huawei P8 o Moto G5, por decir solo algunos nombres célebres de su categoría.

Un vistazo a las especificaciones muestra sus credenciales: pantalla capacitiva IPS de 5,5 pulgadas; 3GB de RAM; 32 GB de almacenamiento ampliables a 256; batería de 3.000 mAh; procesador de 8 núcleos; Android 7.0 libre; cámara dual de 13 Mp y 5 Mp; sistema de carga rápida (65% en 1 hora), etc.

Sí, no nos hemos equivocado y hemos confundido la cámara delantera con una cámara dual. El Pro 3 equipa una cámara doble que le permite obtener imágenes de mucha mayor calidad, editarlas casi “al momento” y, poder jugar con el fondo, añadir o eliminar objetos del enfoque y ganar nitidez en casi cualquier condición lumínica.

Es cierto que en ningún caso estaremos obteniendo resultados de un gama alta (con todos nuestros respetos a la empresa alicantina, el resultado está a años luz de un iPhone 7 Plus, por ejemplo) pero también lo es que abre un abanico de posibilidades muy superior al de cualquier rival de su categoría. Ofrece una nitidez notable y las imágenes son mejores que las de cualquier otro modelo de la empresa hasta la fecha.

Su cuerpo de aluminio, su detector de huellas con un funcionamiento sobresaliente -y en la parte delantera, que aprendan otros androides– o su no injerencia en el funcionamiento de Android 7 son argumentos que invitan a su compra.

La resolución Full HD del panel es más que correcta. La autonomía da de sobra para un día lejos del enchufe y la dupla RAM-Chip garantiza fluidez en casi cualquier pico de trabajo. En definitiva, un modelo mucho más que recomendable para aquellos que quiere un terminal que no les dejará tirado, con un buen diseño, Android y una muy buena relación calidad-precio.

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en “Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital” por la Universidad del País Vasco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *