Apple, así se quedan sus nuevos sistemas operativos

Es cierto que la pasada ha sido la semana de los lanzamientos de hardware de Apple. Pero no es menos cierto que ninguno de ellos rendiría lo que rinde (siguen siendo la referencia) si el software no se hubiera actualizado a la par. Después de muchas betas (sobre todo en iOS) y de pulir multitud de detalles, llega la hora de resumir las novedades de iOS 11, watchOS 4, tvOS 11 y macOS High Sierra.

  • iOS 11. El factor diferencial es un Siri más inteligente, la multitarea real en el iPad (y en menor medida en los iPhone Plus y X) y la aplicación de archivos. La inspiración en macOS es evidente tanto con el Dock como con Spotlight que buscan hacer del entorno una herramienta mucho más productiva. Gestos como arrastrar y soltar entre aplicaciones, además de la apuesta por la realidad virtual (gracias a la apertura de ARKit) además de un centro de control completamente renovado, una nueva AppStore (que unifica su imagen con Apple Music), un nuevo sistema de gestión del tamaño de los archivos y un peso más ligero le dan el empujón suficiente para seguir siendo el sistema operativo móvil de referencia. Merece la pena instalarlo en cualquier versión de iPhone compatible porque lo que se gana es mucho más que lo que se ralentiza en rendimiento.
  • watchOS 4. Si iOS es la principal fuente de ingresos de la empresa -mediante los iPhone, iPad y todas las aplicaciones relacionadas- watchOS es la gran promesa de movilidad a medio plazo (ya lo hemos visto con el polémico Apple Watch Series 3 LTE). Un interfaz más moderno y diferenciado de la competencia, una mayor relevancia del asistente de voz (que hace una dupla sobresaliente cuando el reloj se empareja con los AirPods) así como una gestión más sencilla de las aplicaciones y una mejor forma de personalización de las esferas son las señas de identidad de un SO que nació siendo muy pobre, que mejoró con la segunda versión, ganó velocidad y estabilidad con la tercera y que ahora busca consolidarse por delante de sus rivales con Android o Tizen. Sea cual sea el reloj que se tenga es una actualización obligada.
  • tvOS 11. Nadie duda de que el Apple TV aún no ha llegado a su mejor momento. La apuesta de la empresa por los contenidos propios va in crescendo. El papel de Music no se le escapa a nadie. El número de aplicaciones crece. La presencia de Siri también (sobre todo cuando salga a la venta el Home Pod) y la implementación del chip del iPad Pro en el equipo deja claro que los juegos también tendrán su momento. El motivo es sencillo: primero Pokémon Go y después Súper Mario han sido un aviso para Sony y Microsoft. Ellos mandan -de largo- pero una alianza Nintendo-Apple debe preocuparles. No todo el mundo quiere juegos caros muy elaborados. La actualización no supondrá nada más que mejoras a los propietarios de Apple TVs compatibles puesto que solo busca optimizar rendimiento y espacio de las aplicaciones además de dar estabilidad al sistema.
  • macOS High Sierra. Quizá la más compleja de las actualizaciones por la tasa de renovación de los ordenadores. Sobre todo de los Mac. Esta edición busca acercar el entorno a los iDevices. Disponible desde el pasado 25 de septiembre cuenta con el nuevo sistema de almacenamiento de archivos, un nuevo estándar para vídeo, una nueva herramienta Metal 2, compatibilidad con la realidad virtual, nuevos sistemas de edición de fotos, sistema de antirrastreo en las webs, mayor presencia de Siri, un Spotlight más completo, una herramienta de búsqueda en correo más completa y eficaz, Notas actualizadas, así como un entorno mejorado para iCloud. ¿El problema? Los ordenadores anteriores a 2012 pueden tener problemas para gestionarlo a pesar de ser más ligero y rápido. Hay que actualizarlo con cautela.

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*