HBO, su evolución durante su primer año

El mercado de la televisión de pago está completamente cambiado si miramos a la oferta hace solo dos o tres años. Frente a la oferta de las plataformas vinculadas a las operadoras -que pintaba muy mal con la consolidación acelerada del mercado- ahora cualquier cliente puede elegir entre Netflix, Amazon, Sky, HBO, Movistar, Euskaltel, etc.

Además, la oferta de los servicios en streaming no solo es cada vez más variada y tiene un catálogo mayor, sino que promete seguir creciendo gracias a ofertas cruzadas con operadoras de internet, telefonía o propuestas como Prime de la empresa de Jeff Bezos.

Hoy nos toca el turno de analizar cuál ha sido la evolución de HBO solo un año después de su lanzamiento como alternativa real al éxito apabullante de Netflix. Cuando llegó -al igual que ocurrió con su gran rival- contaba solo con 100 series y poco más de 400 películas. Muy por detrás de rivales como Movistar+ o, incluso, Filmin o Waki. Si bien es cierto que contaba con algunos títulos que la hacían ser una tentación muy difícil de rechazar.

Doce meses después la oferta ha crecido hasta las 147 series entre las que se incluyen producción propia y otras que en mercados como Estados Unidos emiten rivales directos (como The Handmaid’s Tale y Hulu). Esta relación parece prometedora puesto que en la carrera por los derechos también juegan Netflix y Amazon, dos titanes con un enorme músculo financiero. Por eso el acuerdo con la distribuidora estadounidense se antoja crucial para traer en exclusiva títulos del otro lado del Atlántico.

Este asunto parece clave en el desarrollo del mercado sobre todo si tenemos en cuenta que Juego de Tronos, la gran baza de la empresa, no tendrá una nueva temporada hasta 2019 (con lo que los ánimos entre el gran público, no los fieles al trono de hierro, se enfriará) y además, esa parece ser la última de esta saga. ¿Dónde está el nuevo filón para la empresa?

La buena noticia es que, a diferencia de Netflix, la empresa no ha perdido los derechos de emisión de ninguna serie durante su primer año de vida y, además, le ha arrebatado alguna a sus rivales como por ejemplo The Big Bang Theory que se ha quedado por completo y en exclusiva en HBO.

En lo relativo al cine, el catálogo ha pasado de 407 a 668 títulos. Lo mismo ocurre con los documentales -que tiene títulos muy recomendables- y los monólogos (dentro de la categoría de películas). Aunque las películas no sean el motivo para darse de alta en estos servicios, parece que HBO ha hecho una apuesta por la calidad más allá de la cantidad (como puede ocurrir en Netflix).

El principal “pero”, sin embargo, son las aplicaciones. Sigue sin haber app para las smart TV de LG (el segundo actor del mercado) y lo mismo ocurre con Xbox. La buena noticia es que, por fin, hay para las PS3 y PS4. El problema es que si nos fijamos en otros mercados, parece que no habrá aplicación para otros televisores que no sean los que ya la tienen. Sobre el Apple TV, nos llama la atención que mientras que el programa de Netflix es rápido y fluido (mucho más que en cualquier otro smart TV), en el caso de HBO se sufren interrupciones. Además, no hay aplicación para los Apple TV anteriores al 4, mientras que sí la hay de Netflix.

Dentro de la misma faltan cosas como que te avise de nuevos capítulos, poder añadir series enteras a “mi lista”, solo hay un usuario -a pesar de que pueden ver cosas diferentes dos personas a la vez-, no hay histórico de visionado, hay límite de dispositivos en la que la app puede estar instalada para un usuario (con un smartphone, una tablet, un ordenador, una smart TV ya casi no dejas espacio para un segundo usuario) y, lo peor, la experiencia de uso es radicalmente distinta en cada soporte.

Y es aquí donde puede haber un factor diferencial. Sobre todo con Netflix (la referencia en este apartado) y con Amazon -con mucho músculo para comprar series y crear contenido propio de alto nivel-. De momento los contenidos mejoran pero, por si no han aprendido nada de Microsoft: sin experiencia de usuario es imposible fidelizar a un cliente.

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en “Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital” por la Universidad del País Vasco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *