Quién es Gaizka Manero López

Nacido allá por 1982 en Bilbao, mi formación académica pasa por una breve experiencia con el mundo económico en la Facultad de Administración y Dirección de Empresas de Sarriko -EHU/UPV-. En el año 2001 doy el salto a mi verdadera vocación: el periodismo. El curso comienza con el revuelo marcado por los atentados del 11 de septiembre en Nueva York que supone mi primer “gran trabajo” en la licenciatura. Su seguimiento y análisis tanto en la prensa estatal como en la estadounidense me otorgan alguna que otra buena nota y, sobre todo, me dejan con el gusanillo del periodismo de investigación y las temáticas más especializadas.

 

Después de acabar la licenciatura y las prácticas en la sección de economía de El Correo -donde hago mis pinitos en la industria automovilística y en el suplemento Expectativas- decido matricularme en el doctorado “Periodismo, comunicación y memoria en la era digital” donde, de la mano de Gorka Palazio o Teresa Agirreazaldegi, preparo mi suficiencia investigadora sobre “Periodismo y nuevas tecnologías”.

 

Los cursos sobre análisis de medios de comunicación impartidos por Carmelo Garitaonaindia o los estudios de webnews con Iñaki Zabaleta son fundamentales para que comience a entender el peso que las Tecnologías de la Información y la Comunicación tendrán en la profesión y en el resto de nuestro día a día.

 

Mi experiencia fuera del campo universitario comienza a la par que el doctorado en la Universidad del País Vasco. Mi trabajo en Telepizza durante casi dos años (desde 2005) me permite estudiar, llegar hasta el Advanced Level en inglés y tomar contacto con el mundo laboral. Aunque la empresa me ha otorgado un montón de satisfacciones y un ascenso en 2007 cambio la hostelería por el comercio de la mano de Massimo Dutti.

 

En mi nueva empresa, tras unos meses aprendiendo, me convierto en el cajero central de la zona desde la tienda de Gran Vía de Bilbao donde tengo el placer de formar parte de la implantación de nuevos sistemas operativos y nuevos dispositivos tecnológicos que hacen nuestra labor mucho más sencilla.

 

Apasionado del motor y viajero compulsivo, es tras un viaje en 2010 a Nueva York cuando descubro una nueva forma de entender la tecnología. Aquello que intuía en 2005 es ya una realidad. Esos pequeños artilugios que podemos llevar a todas partes -por ejemplo mientras hacemos deporte, otro de mis hobbies- y que nos pueden hacer la vida más fácil me fascinan. 

 

A la vuelta de la experiencia comienzo a diseñar y escribir en esta pequeña bitácora reportajes, noticias, artículos y comparativas de productos que pueden hacernos el día a día más sencillo.

 

La Caverna Cibernética en DEIA y Noticias de Gipuzkoa es una oportunidad increíble para, sobre todo, seguir aprendiendo y tomar contacto con el mundo 2.0, con usuarios de todo el mundo y, sobre todo, con otras formas de entender la revolución digital, la más importante que nos ha tocado vivir en nuestro tiempo.