15
nov 14

Neutralidad en la red, ¿qué significa?

Durante los últimos días Barack Obama ha sido el centro de muchas noticias por su decidido apoyo a la neutralidad en la red que el pasado lunes calificó como “un principio esencial que hay que proteger”. Esto no sólo lo colocaba frente a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) sino que conminaba al ente a crear un conjunto de normas que garanticen un acceso libre a la red de redes.

¿Qué es la neutralidad en la red?

 

Como define perfectamente María González en Xataka, es el principio que establece que todo el tráfico en internet debe ser tratado por igual sin importar su procedencia (el servidor) o su tipo (texto, vídeo, etc.) de modo que ni operadores ni órganos administrativos pueden poner restricciones.

De no ocurrir así los usuarios se verían obligados a afrontar varios costes. Por un lado, la propia conexión a internet que le facilita el operador y por otro pagaría por acceder a las páginas en función de su servidor o contenido (un buscador como YouTube sería más caro que Google y aún más si se trata de un servidor fuera del país). Además, los servicios también verían seriamente perjudicado su tráfico. Si los clientes sólo pagan la tarifa estándar, dejarán de acceder a páginas más “complicadas” por origen o contenido y eso las abocará al cierre salvo que se trate de una gran multinacional con gran interés para los usuarios y servidores por medio planeta.

¿A quién beneficia?

 

Top 20 de Operadoras de Telecomunicaciones en el mundo en 2013

 

 

Si perjudica tanto a los usuarios (sus facturas aumentarán exponencialmente) y a las propias webs -limitará mucho el tráfico incluso de los grandes y mermará ostensiblemente sus beneficios-, ¿quién está entonces interesado en un internet “desigual”? Las operadoras que, de facto, ya no mantienen la neutralidad en la red.

Recientemente, por ejemplo, Netflix ha tenido que llegar a un acuerdo con Comcast -pagar más- para asegurarse de que sus clientes (que se habían quejado de falta de velocidad) recibieran a la velocidad adecuada -la contratada- sus servicios. En Estados Unidos también, AT&T propuso que a los servicios pagar sólo por los datos consumidos por los clientes. A más datos, más dinero y mejor conexión. Sin problema si se es un grande como Line, WhatsApp o Facebook. No tanto si se es una aplicación o web minoritaria que no dispone de ese capital y que queda relegada al foso de las búsquedas.

A pesar de las quejas que está recibiendo este proyecto para fraccionar la red, la FCC está recogiendo propuestas para que los grandes servicios puedan comprar a las operadoras anchos de banda prioritarios algo que ya ha provocado la queja de los grandes de Silicon Valley. Curiosamente, esta vez es Europa la que lleva la delantera en la democratización de esta tecnología.

Este mismo año el Parlamento Europeo ha aprobado la iniciativa “Continente Conectado” dentro de su Agenda Digital en el que se quiere garantizar un Internet Abierto para todos tras prohibir cualquier tipo de priorización del tráfico por contenido. Aunque la Ley todavía está pendiente de aprobación por el Consejo Europeo, el respaldo de la Cámara parece que frenará los intereses de las operadoras.

Los puntos sobre los que se sustenta la defensa europea son varios: saltarse la neutralidad en la red atenta la privacidad (para priorizar un paquete por contenido tienen que averiguar previamente el contenido del paquete); debilita la libre competencia al no estar todos los servicios en igualdad de condiciones lo que a la larga minimiza la innovación y, sobre todo, penaliza el servicio por el que pagan los usuarios.

¿Hacia dónde vamos?

¿Es perfecta la legislación continental? Tampoco y hay varios Estados -como el Reino Unido- que amenazan con bloquearla y no precisamente por estar de acuerdo con las operadoras (a pesar de la importancia de Vodafone entre las tecnológicas británicas y continentales). El motivo es que bloquear cualquier tipo de filtro rompería el sistema anti piratería y anti pornografía de Londres. Es cierto que en 2011 allí las operadoras tuvieron que firmar un acuerdo de buenas prácticas y transparencia.

Francia ha pasado de la crítica y la postura pro operadoras a defender la neutralidad en la red; Italia, aunque no tiene legislación sí tiene un órgano regulador que vela porque el tráfico sea idéntico para todos los servicios; Alemania tiene una postura pro neutralidad aunque la ley que la defiende está en un cajón y sólo los Países Bajos tienen una normativa que defiende a ultranza que todos accedamos por igual a internet.

En el Estado la legislación es ambigua: la nueva normativa ata mucho más en corto a las operadoras en todos los nichos del mercado, sin embargo, la Ley de Propiedad Intelectual permite que una comisión bloquee un dominio por parte de una Comisión. César Alierta, CEO de Telefónica se ha quejado varias veces de que las operadoras pagan por su cuenta infraestructuras para que los servicios se lucren…


13
nov 14

LibreCon, Bilbao el centro del software

El martes y miércoles de esta semana Bilbao ha sido la capital mundial del software libre. En el marco del LibreCon 2014, expertos en la tecnología de código abierto han puesto de relieve el valor de este soporte informático como herramienta básica para la internacionalización de cualquier empresa en cualquier mercado y en cualquier parte del mundo. De la mano de Onda Vasca, La Caverna Cibernética ha tenido el placer de disfrutar de estas jornadas.

El sector, que vive una de sus épocas de mayor pujanza en los últimos años -aumenta tanto su facturación como el número de empleos que genera- se plantea como estratégico gracias a que “permite a las empresas ampliar y mejorar sus soportes sin necesidad de depender de una tecnología inicial”, según explicaba Jon Velasco, fundador de Bikuma Global Services, una de las empresas que más rápido ha crecido gracias a su expansión en Estados Unidos los últimos tres años. La empresa de Leioa da trabajo a 13 profesionales y tiene en su internacionalización y su adaptación a compañías de cualquier entorno su punto fuerte para capear y crecer a pesar de la crisis.

La clave es que ayudan a sus clientes a ser más competitivos por medio de tecnologías libres que permiten una personalización impensable en cada programa. Se cubre cada necesidad al detalle. Algo que el software privado y en exclusividad no puede hacer.

Si hablamos de cifras concretas, en menos de una década el sector ha llegado los 620 profesionales -se ha multiplicado por once la cifra- y su facturación ha crecido un 900% hasta rondar el millón de euros anual, según reporta el último informe anual de la Asociación de Empresas de Software Libre de Euskadi.

La gran diferencia entre el software libre y el privado (no confundir software libre con gratuito) es que el primero da el control en cuanto a propiedad intelectual al cliente. El software privativo sólo cede el derecho a usar un programa -de pago o no- mientras la licencia está en vigor. A todo ello hay que sumar que la gran comunidad de desarrolladores de plataformas libres -que crece sostenidamente desde hace décadas- reduce los costes de mantenimiento los clientes lo que, de nuevo, redunda en competitividad y potencia las posibilidades de invertir en otros ámbitos dentro de la empresa para ganar terreno a la competencia.


06
nov 14

Italia, ¿el primer país sin Windows?

Italia ha sido el primer país que ha dado un paso de gigante (legal) para evitar que Windows siga siendo por defecto el sistema operativo de casi todos los PCs nuevos que se venden dentro de sus fronteras.

Los fabricantes de equipos informáticos que quieran vender sus productos en el país transalpino tendrán que reembolsar el precio de la licencia del sistema operativo que viene preinstalado en sus PCs a todos los consumidores que no quieran la plataforma que normalmente incluye por defecto el ordenador. La sentencia del Tribuna Supremo italiano es toda una apuesta en favor de los ordenadores sin sistema operativo (impuesto) y para la libre elección del usuario a este respecto.

A día de hoy la venta de ordenadores con sistemas operativos preinstalados es una práctica habitual que hace que los clientes tengan que pagar un sobreprecio por el dispositivo (podría elegir instalar opciones gratuitas como Linux) y que les obligan a aceptar ciertas licencias de uso de software para el uso de su ordenador.

Esta situación tiene un claro beneficiado y es que Microsoft tiene una posición de dominio en el mercado de sistemas operativos gracias a que 9 de cada 10 ordenadores comercializados en el mundo viene  con alguna versión de Windows preinstalada y, aunque hayan anunciado que Windows 10 será gratuita para todos aquellos usuarios que ya tengan (legal) Windows 8.1, les sigue vinculando al uso de programas sólo compatibles con este entorno.

El origen de la sentencia

 

Todo comenzó con una demanda de un usuario a la ADUC (Asociación de Consumidores en Italia) que pronto recibió el apoyo de la Free Software Foundation Europe en la que reclamaba el reembolso del precio de la licencia de Windows que tuvo que pagar junto a su ordenador porque no quería usar ese programa.

En la sentencia queda claro que el software preinstalado es independiente del hardware (lo que realmente quiere adquirir un usuario) y que, por lo tanto, no se puede obligar a un cliente a pagarlo y aceptarlo si no lo desea explícitamente. De este modo, a partir de ahora, en Italia, bastará con que un cliente no acepte el contrato de licencia de software y lo solicite para que el fabricante le reembolse el importe de Windows.

Este fallo trae consigo otro efecto colateral: los fabricantes tendrán que publicitar el precio final de cada licencia de software para que el cliente pueda tomar de una forma más completa la decisión. Esto, según el alto tribunal, “protegerá la libertad de elección del consumidor y la libre competencia entre los fabricantes“.

La FSFE no ha tardado en pronunciarse y ha reconocido que es una victoria del software libre sobre el “impuesto de Microsoft“. Desde aquí nos surgen varias preguntas: ¿cambiarán los fabricantes su estrategia de preinstalar un sistema operativo (y que tantos beneficios ha dado a éstos y a Microsoft? ¿Aumentará la venta de ordenadores las sustancial bajada de precio o las bajará ya que la mayoría de los usuarios tendrán que instalar por su cuenta todo el software que necesita un ordenador para su funcionamiento?


02
nov 14

Microsoft Lumia, se cierra el ciclo

Desde 2007, año de lanzamiento del iPhone, la empresa de la manzana siempre se ha encargado de recordarnos que el secreto de su smartphone es que es único e incomparable. El terminal es el único de Apple. Poco después Google hizo lo propio con sus Nexus. Puede que haya muchos otros dispositivos Android. Catálogos completos de teléfonos de Sony, Samsung, LG, HTC, etc. pero sólo unos son los originales. Equipos, ambos, que son los pura sangre y que representan lo mejor que sabe hacer cada una de las empresas.

Por fin se impuso la lógica y la semana pasada Tuula Rytilä, Vicepresidente Senior de Marketing para móviles de Microsoft anunció en el blog Nokia Conversaciones que la marca lapona dejaría de vincularse a los famosos smartphones Lumia para dejar paso a la nueva denominación con el nombre de la matriz de Redmond.

Bajo el titular “Say hello to Microsoft Lumia” la empresa dirigida por Satya Nadella culmina un proceso que comenzó con pequeñas pistas en su web como la unificación de los “Microsoft Mobile Devices” como sustituta de Nokia Devices. A partir de ahora, los cuatro cuadrados de color y el logo de Microsoft sustituirán el emblema de los lapones en los terminales tope de gama, mientras que en los de acceso -como el exitoso Nokia 130- seguirán recibiendo el nombre de la otrora dominadora del mercado.

Con este movimiento la empresa americana se posiciona de tú a tú frente a Google y Apple como fabricante de hardware y mantiene una firma muy reputada en los mercados emergentes para seguir teniendo una cuota de mercado muy importante en el negocio móvil.

Si a esto le unimos que los últimos datos que nos llegan sobre las ventas de sus productos son cada vez más prometedores. Si su departamento de licencias y software ha visto como sus ingresos y beneficios se estancan, sus tabletas Surface han crecido en ventas un 127% y el beneficio que deja en las arcas de la multinacional un 74%.

Respecto a los móviles, las ventas de los Lumia han alcanzado los 9,2 millones de unidades -que puede parece poco pero que supone un crecimiento importante y, sobre todo, sostenido- mientras que la de terminales Nokia sin Windows Phone han llegado casi a los 43 millones.

El último de los productos físicos con sello Microsoft, la Xbox, sigue vendiéndose a buen ritmo gracias al pack que han comenzado a comercializar sin Kinect y a su excelente aceptación en China. Buenos tiempos como fabricante para la empresa de software por excelencia.


25
oct 14

Basque Industry 4.0, la nueva revolución industrial

El pasado 15 de octubre se celebró en el Palacio de Congresos Euskalduna de Bilbao una jornada en la que se analizaba la cuarta revolución industrial y la relación del sector vasco con la misma. El nacimiento de fábricas inteligentes (ha sido en Alemania donde han acuñado el término Industria 4.0) donde el sector secundario se cruza con la más alta tecnología para interconectar los procesos productivos mediante nuevos softwares, análisis de big data y un control de todas las fases de creación del producto para mantener altos estándares de calidad.

Esta industria 4.0, donde a pesar de lo que indique su nombre la relación hombre-máquina sigue siendo fundamental, tiene varios pilares en los que sustentarse que han nacido hace poco tiempo -algunos hace mucho menos de una década- y que han servido para implementar grandes avances en materia de seguridad, toma de decisiones y productividad.

La fabricación aditiva o impresión 3D de componentes o productos finales; el desarrollo de la robótica colaborativa donde los equipos industriales dejan de estar en entornos cerrados y aislados para pasar a un sistema de producción donde interactúan gracias a que son más manejables, ligeros y fiables; la implementación de sistemas ciberfísicos que mediante el añadido de TICs a todo tipo de dispositivos y herramientas los convierten en equipos inteligentes -fábricas, automóviles, hospitales…-; el trabajo intensivo con realidad aumentada que gracias a la incorporación en tiempo real de información virtual a productos físicos permite mejorar la percepción de cada producto en todo el proceso industrial; la gestión de nuevas aplicaciones de cloud computing para que diferentes puntos de producción puedan acceder a toda la información crítica de las demás fases del proceso creativo; y el tratamiento de los big data son seis tendencias que se atisban fundamentales en la que es una de las revoluciones industriales con más impacto en tres siglos.

La exposición de Wolfgang Wahsler, director y administrador general del Centro Alemán de Investigación en Inteligencia Artificial (DFKI GmbH), el más importante del mundo en esta materia, desde 1988, dejó clara el papel de la inversión y la transformación de viejos preceptos de la producción industrial para conseguir un sector mucho más puntero en el que el cómo se fabrica es casi tan relevante como el producto final.

Desde el empleo de técnicas relativamente recientes como la fabricación aditiva hasta la implementación de TICs en todo el proceso productivo que no sólo redunda en productos de mucha mayor calidad y valor añadido sino también en un menor impacto ambiental y una mayor responsabilidad social por parte de las empresas.

Representantes de asociaciones como GAIAAFM o IK4 compartieron ponencias con representantes de empresas industriales y consultoras tecnológicas vascas referentes en su sector (IbermáticaInnovaeMizarNem SolutionsDimension DataOsteophoenix o Nexmachina entre otros) que son el ejemplo de cómo la aplicación de nuevas herramientas técnicas puede redundar en empresas ágiles y punteras con enorme productividad y alto valor productivo y social.

En definitiva un retrato de la situación de la industria (cuando las TICs hablan de un mundo 3.0 la industria se mueve un paso más allá) y de las posibilidades y el trabajo sordo que muchas de nuestras firmas llevan a cabo a diario y que son el motivo por el que nuestro tejido es uno de los más competitivos del continente.