15
may 15

S1, el secreto mejor guardado de Apple

Es -además de su precio- el elemento más llamativo del último iDevice. Un SoC diseñado por Apple y que inaugura una nueva familia de chips -junto a los A y M- pensada para hacer funcionar todos los dispositivos wearables de la casa de la manzana.

Cuando el Watch fue presentado se dijo muy poco al respecto de sus características. Solo unas pocas pinceladas sobre su funcionamiento y la experiencia de uso que proporcionaba (piedra filosofal de la compañía). Sin embargo, ahora que el equipo está a la venta (acumula ya más de un millón de unidades comercializadas a pesar de su precio y de haber llegado solo a 11 países) los chicos de Fixit han desmontado uno y le han dado el célebre S1 a ABI Research para que nos cuenten que hay en el cerebro de la máquina.

En palabras de los de Cupertino, el reto de construir el reloj era que nada de lo que había en sus estanterías valía. “Ninguna arquitectura tradicional de un ordenador cabe en un espacio tan pequeño”, con lo que tuvieron que “encontrar la fórmula para integrar varios subsistemas en un solo módulo súper compacto”. El resultado final fue “encapsulado con resina para aislarlo de los golpes, el desgaste y las inclemencias climáticas”. El resultado: “un prodigio de la ingeniería y la miniaturización”.

¿Opinan lo mismo los chicos de ABI Research? En su informe destacan que todo en este S1 está concentrado en un pequeño módulo resistente a golpes, desgaste y el clima, lo que le ha valido el certificado IPX7: es sumergible durante 30 minutos a 1 metro de profundidad… aunque Apple recomienda no hacerlo.

El SoC integra un chip Broadcam con conectividad WiFi, Bluetooth, NFC y radio FM aunque ésta última sin habilitar. Unido a un amplificador de señal, aquí tenemos el corazón que nos une a la plataforma Apple Pay.

Además, el S1 incorpora un módulo Elpida de 512 MB de RAM y una memoria Flash de 8 GB así como un chip STM que se encargan de acelerómetro y giroscopio y un controlador ADI para funciones táctiles. Por si esto fuera poco, un módulo IDT se encarga de la carga inalámbrica.

En el centro de este pequeño “universo” un procesador denominado APL 0778 hace que todos estos elementos trabajen en armonía con Watch OS. Sin duda, el mejor proyecto de Apple desde el A5 que permitió dar el salto al SoC del iPad 2 y el iPhone 4S, referencias aún entre los ingenieros de Cupertino… y de la competencia.


14
may 15

Hololens, el futuro de Windows pasa por tus ojos

Lo conocimos en la primera toma de contacto de Windows 10 y lo volvimos a ver en la BUILD 2015 y fue cuando nos dimos cuenta de que lo que parecía un proyecto futurista para emplear en campos muy específicos Microsoft lo quería unir directamente a su sistema operativo. Para el equipo de Satya Nadella, el equipo de realidad virtual tiene hueco tanto en el trabajo como en los colegios y los hogares gracias a la nueva plataforma que la empresa lanzará en pocas semanas.

Su empleo solidariamente con Windows 10 permite que los usuarios puedan trabajar más allá del software específico del dispositivo y puedan ejecutar aplicaciones pensadas para las demás pantallas. De este modo, nuestro entorno se convierte en nuestra pantalla y podremos mantener una conversación vía Skype en un punto de la habitación, ver un vídeo en otra zona cercana al sofá -por ejemplo- y trabajar en un proyecto de decoración (o cualquier otra índole) en el resto del habitáculo.

Todo ello mediante un sistema de -cómo no- ventanas que se convierten en objetos 3D plenamente operativos a los que podemos rodear (literalmente) y con los que interactuar desde diferentes puntos de vista.

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

Por supuesto, más allá de este empleo “doméstico”, Microsoft plantea también la adaptación al Windows 10 empresarial. Una herramienta que se antoja crucial en actividades como el diseño gráfico, industrial o la arquitectura no solo por su capacidad de representar proyectos sino por sus posibilidades de ahorro en los procesos de diseño y mantenimiento de los productos: piezas reales y virtuales pueden cohabitar en nuestras Hololens.

Ello ha llevado a que una buena cantidad de empresas de todos los ramos hayan decidido apostar por el desarrollo de las gafas y de software especializado: Dassault Systemes, Disney, Sketchlab, Autodesk, AudioKinetic, Legendary Pictures o la NASA son algunos de los nombres más relevantes.

En la educación el salto también es enorme. En primer lugar porque no hace falta que todos los asistentes a un proyecto estén en un mismo lugar (lo que facilitaría el acceso a facultades o puntos de producción en el caso de empresas) y en segundo lugar porque permitiría un conocimiento hasta ahora nunca visto en campos como la medicina, la química, etc.

Lo más sorprendente de todo es que el dispositivo no requiere ni de cables ni periféricos: la conectividad será inalámbrica aunque, ya han explicado, que el casco cuenta con su propio cerebro. Puede ejecutar programas propios y de Windows de forma nativa e independiente a otro dispositivo.

 

Imagen de previsualización de YouTube

11
may 15

Apple, cuando el color es más que un tono

La calidad, la fiabilidad y el diseño son los tres pilares básicos sobre los que se sustenta la estrategia y el éxito de Apple. Tanto en su primera época como en el renacer con el regreso de Steve Jobs los colores de sus dispositivos eran parte de su seña de identidad. Cada modelo, cada versión de cada dispositivo, estaba disponible en diferentes tonalidades en función del público al que iba dirigido. Todo se estudiaba milimétricamente para que los iDevices fueran fácilmente reconocibles y muy deseables.

Históricamente, los iPhone, el equipo que catapultó al Olimpo empresarial y tecnológico a los de la manzana, comenzó vendiéndose en negro. Los dos tonos favoritos por los consumidores estadounidenses siempre han sido el blanco y el negro. Y eso hizo que el salto de color con las generaciones posteriores incluyera esta versión más moderna, menos seria y mucho más llamativa.

Los experimentos tonales se dejaban para los iPod Touch (que añadieron a su paleta el rosa, amarillo, azul y rojo), el iPhone 5C -modelo de acceso al que nunca le vimos demasiado sentido- o los célebres iPod Nano y Shuffle, que hicieron de su variedad cromática su seña de identidad. Todos aderezados con los característicos EarPods blancos que sirvieron para que se pudiera distinguir fácilmente a quien usaba un gadget Apple respecto a los de la competencia (que añadían auriculares negros, menos llamativos pero mucho más resistentes a la suciedad).

El mensaje era claro: cuanto más barato es el dispositivo, es más probable que lo adquiera un sector más joven de la población. Y este segmento es el que se decanta habitualmente por los tonos más vivos. El lujo solo estaba reservado al tono “gris espacial” y al blanco con inserciones plateadas.

Sin embargo, si en Occidente el negro y el blanco son sinónimo de lujo, desembarcar en China para adquirir tamaño, multiplicar las ventas y acrecentar la imagen de marca requería adaptarse a unos gustos cromáticos diametralmente opuestos.

El blanco, que para nosotros es pureza, para ellos representa la muerte. Eso hace que los tonos más populares sean el negro, el plata… y el dorado. Y todos ellos están relacionados con el lujo -segmento que Apple explota como pocos-. El tono oro se relaciona con la prosperidad y en un país en el que los hoteles no tienen planta cuarta (se pronuncia muy parecido a “muerte”) y hay cola por hacerse con matrículas personalizadas o números de teléfono que incluyan su número de la suerte, el ocho, ¿por qué no van a gastar en tener su color fetiche?

El estallido económico chino, la devaluación del dolar durante varios trimestres consecutivos -aunque parece que esa situación ahora se está revirtiendo-, el nacimiento de una clase acomodada adicta al lujo occidental y marquista, y el buen hacer de la maquinaria de marketing de Apple -para nosotros con Ikea y el Grupo VAG la mejor actualmente- ha convertido al gigante asiático en el segundo mercado mundial para la empresa por delante de Europa. Además, es el mercado en el que más crece.

China por sí sola es un mercado de más de 450 millones de smartphones al año (cifra de 2014), crece al 30% y duplica por volumen Estados Unidos. Ya representa un tercio del mercado mundial de lujo: un escenario perfecto para los dispositivos premium de la casa de la manzana: iPhone, iPad, Apple Watch y MacBook. Y todos ellos tienen un tono en común: el otrora criticado dorado.

Y es por eso que aunque cuesta ver esos dispositivos “oro” en Estados Unidos o Europa, son los equipos que han hecho a Apple batir varios récords consecutivos de ventas y beneficios. De facto: su enorme tirón hizo que los de Tim Cook tuvieran que pedir un incremento de producción de ese color a sus fábricas previa campaña navideña.

En un país obsesionado por el oro (en 2013 superó a la India como el país que más lo consumía y se prevé que la demanda crezca un 20% este año) la estrategia de Tim Cook de crear versiones que incluyen o imitan el material ha permitido que el dinero en caja de la empresa se dispare hasta casi los 200.000 millones de dólares (más que el PIB de 120 países del mundo).

El color “del mal gusto”, el tono que mostraba la ostentosidad de una empresa que había perdido el norte o la capacidad de diseñar los ha cubierto, precisamente, de oro. Mucho más que un tono.


10
may 15

Monitorizo, tu aliado en Amazon

A nadie le cabe duda de que Amazon es la gran tienda de internet. Un portal en el que es casi imposible no encontrar lo que deseemos o necesitemos sea lo que sea. Sin embargo, a pesar de la buena estructura de su web somos muchos los usuarios que nos perdemos en su inmensa oferta y nos cuesta discernir cuál es la mejor de las opciones o saber si realmente estamos encontrando el mejor precio posible.

Precisamente para solventar ese problema Alex Santolaya y Oscar Cervero han creado Monitorizo una herramienta que nace con el fin de facilitar datos históricos de precios de todos los productos catalogados en Amazon España y permitir al usuario revisarlos y configurar avisos de bajadas de precio con el fin de poder comprar en el mejor momento ahorrando dinero.

Para facilitarle la experiencia al comprador, el sistema muestra un gráfico de evolución del precio del producto de modo que pueda saber si realmente es un buen momento para realizar el desembolso. El sistema se nutre del trabajo de los robots de Monitorizo que revisan constantemente el precio de los productos y los facilitan en tiempo real.

Además, para aquellos que estén a la caza de una buena compra, Monitorizo permite filtrar por tipos de producto y, a medio plazo el objetivo será implantarlo sobre toda la base de datos de productos de Amazon en los que se adjunta una descripción de cada una de las ofertas.

Con un interfaz sencillo y un sistema de uso muy intuitivo, Monitorizo se nos antoja como una herramienta francamente útil en un momento de gran crecimiento del comercio electrónico y en el que los compradores online debemos aprender a discernir las mejores ofertas en un escenario con más alternativas que nunca.

A continuación os dejamos un vídeo en el que los propios desarrolladores explican la sencillez de su herramienta. ¿Listos para comprar?

 

Imagen de previsualización de YouTube

09
may 15

eCall, llegada inminente a los coches

Una escena por desgracia demasiado habitual: dos vehículos que circulan por una carretera y que por un fallo humano o por problemas mecánicos o de la propia infraestructura sufren un accidente. Muchas veces el tiempo que transcurre hasta que llegan los servicios de emergencia es crítico para que solo haya heridos. Sin embargo, la imposibilidad de avisarlos (es una carretera con poco tránsito, por ejemplo) hace que las consecuencias sean catastróficas.

Para remediarlo, a partir del 31 de marzo de 2018 todos los vehículos en circulación en Europa tendrán que incorporar un dispositivo eCall que avisará automáticamente al 112 de que se ha producido un accidente y enviará a los servicios de emergencia un paquete con los datos básicos sobre lo ocurrido. Esa instantaneidad a la hora de saber qué ha pasado y dónde agilizará las asistencias y dotará a los involucrados de un tiempo extra de vital importancia.

Además, el sistema eCall permitirá que el propio 112 consiga conectar con el interior del vehículo para que los técnicos de emergencia evalúen la situación y puedan actuar más eficientemente o, incluso, ayudar a las víctimas. Según cifras de un estudio del Parlamento Europeo, 2.500 de las 27.500 personas que perdieron la vida en el continente en 2014 podrían haberse salvado con esta tecnología que pone en contacto a las asistencias en los minutos cruciales después del accidente.

Los costes de instalación de los eCall en cada vehículo (hemos hablado de los vehículos en circulación no los que se vendan a partir de 2018) recaerán en los fabricantes y las administraciones que también se harán cargo del desembolso de adaptar los servicios de emergencias nacionales a este sistema. En el caso estatal, serán las Comunidades Autónomas las que afronten el gasto.

El dispositivo remitirá al 112 datos cruciales como las coordenadas del vehículo y el sentido de la marcha, el momento exacto del accidente, el tipo de combustible que emplea, el número de bastidor y el número de pasajeros en el interior del habitáculo. El sentido de la marcha no solo servirá para un acceso más eficiente en las autopistas, por ejemplo, sino que alertará a las asistencias de una posible caída en un punto de difícil acceso. Además, el tipo de combustible alertará de la posibilidad de incendio o explosión. La adaptación del sistema hará que se prioricen estos accidentes respecto a otros avisos del 112 ya que sabrá de forma “autónoma” que se trata de un accidente de tráfico.

Pero, ¿por qué ha tardado tanto en aprobarse un sistema que parece que solo tiene ventajas? En los debates al respecto del eCall el Parlamento siempre se ha encontrado con la oposición de algunos fabricantes y de los defensores de la privacidad que cuestionan qué se hará con los datos de geolocalización que se guardan en el dispositivo. El Parlamento ha garantizado que todos aquellos datos que no se usen (por la ausencia de accidentes) serán borrados progresivamente del dispositivo.

Las Administraciones (sí, ¡las Administraciones!) de algunos Estados miembros como Francia y Reino Unido se han mostrado más reticentes por la extensión de su territorio o su gran parque móvil. Sin embargo, otros como Noruega, Islandia o Suiza, miembros del Espacio Común Europeo se han mostrado partidarios desde el primer momento de sumarse a la iniciativa.

Por su parte, algunos fabricantes como Peugeot y Citroën ya incorporan de serie un sistema similar que avisa a una centralita del constructor que a su vez decide sobre la necesidad de ponerse en contacto en el 112. Otros permiten la implementación de dispositivos similares por unos 200€. En cualquier caso, todos los vehículos de la clase M1 (transporte de pasajeros con menos de 8 plazas) y N1 (transporte de mercancías de menos de 3.500 kg) se verán a implementarlo a partir de marzo de 2018.