IFA 2016, apuesta por el gaming

La gran feria de electrónica de consumo europea también ha sido un gran escaparate para la industria del gaming. Después de los anuncios hace unos meses de las nuevas consolas de Sony y Microsoft -grandes dominadores de este mercado- han sido varios los fabricantes que han decidido echar toda la carne en el asador para demostrar a los consumidores que sus ordenadores no solo son capaces de dar una experiencia de uso sobresaliente sino que son también grandes centros de ocio y que siguen teniendo una capacidad de trabajo por ahora vetada a las Xbox y PlayStation.

Si hace una semana hablábamos de las novedades que nos trajo la Gamescom ahora toca el turno a uno de los tapados. El departamento de marketing de Acer decidió dejar sus nuevos Predator -una referencia entre los gamers- para la feria berlinesa y, sin duda, han sido de los que más miradas han acaparado.

El modelo Predator 21X solo se puede definir con una palabra: bestial. Cuenta con una enorme pantalla de 21 pulgadas curva (sí, curva), con tecnología IPS y una resolución de 2.560×1.080 píxeles además de soporte NVidia G-SYNC. La idea es crear una experiencia más inmersiva e incluso han implementado la tecnología eye-traking que mediante un sistema de infrarrojos sigue los ojos del jugador para mejorar el enfoque de todos los planos.

Para mover todo esto no han dudado en contar con procesadores Intel de séptima generación así como con tarjetas gráficas NVidia GeForcer GTX 1080. Todo ello acompañado de un sistema de sonido SoundPound 4.2 (4 altavoces y 2 subwoofers), audio de tres vías, teclado mecánico retroiluminado.
Samsung también apuesta por los monitores curvos

El gigante coreano es consciente de que los periféricos para gamers son su mejor opción para tener presencia en uno de los pocos mercados en los que su presencia es testimonial (no tiene consolas y sus ordenadores para gaming son escasos y no están presentes en todos los mercados). Sin embargo, gracias a su enorme experiencia en el desarrollo de televisores ha conseguido crear una muy buena familia de monitores.

En la feria alemana presentó los CFG70 y CF791, dos paneles LED (el primero en 24 y 27 pulgadas y el segundo solo en 34) curvas con tecnología Quantum Dot que consiguen una representación de color del 125% en sRGB.

Con un radio de curvatura de entre 1.800 y 1.500 milímentros (del más pequeño al más grande) los dos se han construido sobre chasis sin casi marco frontal, confeccionados en tonos mate y compatibles con AMD free-sync. Esto redunda en un diseño y un rendimiento válido para cualquier tarea productiva (y con un formato apto para cualquier oficina) además de unas prestaciones sobresalientes para jugar: el tiempo de respuesta es de 1 ms y la tasa de refresco de 144 Hz.

En definitiva, tanto Acer como Samsung son dos ejemplos de la apuesta de las grandes electrónicas del mercado por el negocio del gaming y las posibilidades que la gamificación y los serious games tienen en el futuro inmediato. Además, la realidad virtual y las experiencias inmersivas se siguen presentando como las grandes apuestas a corto plazo por sus enormes posibilidades en todo tipo de campos.

Noticia recomendada por Binary Soul

Gamescom 2016, un gran paso adelante

Un año más ha tenido lugar la feria europea de electrónica de consumo interactivo más importante. Una reunión en la que la industria muestra que tanto los juegos como la gamificación son mucho más que una moda o un mercado de nicho y que sus posibilidades y aplicaciones crecen día a día.

En esta edición la ciudad alemana de Colonia vistió sus mejores galas para mostrar al mundo todas las novedades de software y hardware interactivo -como hemos comentado, lo que hace poco era solo ocio ahora tiene multitud de aplicaciones-. Además, un año más, la Game Developers Conference nos mostró el camino que seguirá la industria durante los próximos meses.

Las cifras del evento han sido de lo más positivas: durante la semana del evento 345.000 personas accedieron a los pabellones y otras 500.000 acudieron a la ciudad germana para ver los expositores de las 877 empresas de 54 países que pulsaron el universo de los videojuegos y el ocio digital.

El lema de esta edición dejaba claro que no sería una más: “Heroes in New Dimensions” es quizá uno de los mejores resúmenes de los movimientos de la industria durante el último lustro. Tanto los contenidos (historias) como los formatos (desde la consolidación del 3D y las plataformas móviles hasta el despegue de la realidad virtual) han redefinido por completo el negocio y sus aplicaciones.

Lo que antes era ocio doméstico ahora es ocio social. Lo que antes eran herramientas para el divertimento ahora son potentes instrumentos aplicables a campos tan dispares como la educación, la sanidad o la industria.

De esta forma, vimos como junto a multitud de novedades y títulos (además de los premios que se llevaron Battlefield y Legend of Zelda) fueron muchas las empresas que mostraron nuevos dispositivos a la altura de la demanda de estos títulos. Equipos como los OMEN de HP y la Serie Y de Lenovo caracterizados por su alto rendimiento y, en el caso de los primeros, sus posibilidades de personalización.

Los equipos de la empresa americana son un ejemplo de la apuesta de las tecnológicas por el sector. Más allá de los centros de ocio de Sony (PlayStation) y Microsoft (Xbox) y los esperados lanzamientos de sus nuevas versiones, gigantes informáticos han dejado clara su apuesta por una nueva forma de consumir ocio.

Volviendo a algunos de los equipos presentados en el Gamescom, destacó sobremanera el OMEN X Desktop, una torre de gran formato y diseño en X equipada con tres cámaras para poder disponer de los periféricos como se quiera, una tarjeta gráfica NVIDIA GeForce GTX 1080 compatible con equipos de realidad virtual y contenidos 4K y un precio que no llegará a los 2.300€. Por supuesto, la torre se podrá adquirir con un juego de periféricos diseñados ex profeso por HP y Steel Series.

En resumen, una feria en la que Sony, EA Sports, Blizzard, Ubisoft y Microsoft mostraron sus nuevos títulos (o refrescaron lanzamientos inminentes), en el que no hubo demasiadas sorpresas pero se acercaron al gran público las posibilidades del sector en cuanto a diseño gráfico, realidad virtual, nuevas evoluciones de hardware y formatos de ocio. Un éxito que subraya la fortaleza de la industria y la relevancia que tiene nuestro mercado para los gigantes del sector.

Noticia recomendada por Binary Soul

Ultrabooks, ¿cuáles son la referencia del mercado?

Hace pocos días Xiaomi dio un paso más para convertirse en uno de los fabricantes de referencia del mercado tecnológico: el lanzamiento de su nuevo ultrabook, el Mi Notebook Air tiene en el punto de mira a todos aquellos consumidores que buscan el diseño de Apple (al menos en cuanto a forma), un buen rendimiento -las especificaciones son, sobre el papel, notables- y una relación calidad-precio puntera.

Si unimos esta noticia a los datos de estancamiento del mercado de tabletas debido a que su tasa de renovación por parte de los usuarios es “lenta” (desde nuestro punto de vista, razonable), nos encontramos con que los portátiles ultraligeros son el nuevo filón por el que las empresas de hardware esperan crecer durante los próximos meses.

Es por eso que hemos querido hacer una recopilación de todo lo que nos han deparado los últimos meses en este nicho. ¿Cuáles son los ultrabook de referencia en el mercado?

  • MacBook y MacBook Air. El primero es la gran apuesta de Apple en el mercado de portátiles. El segundo es el creador de este nicho de mercado. Y eso son palabras mayores. El Air es pequeño, ligero y cuenta con una autonomía sobresaliente lo que lo convierte en uno de los mejores en su tarea de ser una herramienta perfecta de trabajo en cualquier situación. Aunque carece de las últimas tecnologías de la casa de la manzana (la pantalla Retina) su precio de 999 euros para el equipo de 11 pulgadas, 4 GB de RAM y 128 de almacenamiento SSD lo convierte en el portátil más accesible de su catálogo. Por su parte, el nuevo MacBook, sin apellido, cuenta con un tamaño aún menor, un hardware más rápido, potente y silencioso además de un peso aún más bajo. Su handicap es su precio de acceso de 1.499€ para el modelo con procesador M3. Solo macOS puede enjugar la diferencia.
  • HP Spectre. Si tuviéramos que definirlo con una sola palabra esta sería prodigioso. Por diseño, por acabados, por especificaciones, por concepto. Es uno de los mejores productos en la historia de la compañía que aúna una enorme potencia con un envoltorio ultraligero (1,1 kilos) que es, además, el más fino del mercado. Escalonado en dos precios (1.499 y 1.799 euros) en función de que escojamos un procesador i5 o i7 -siempre cuenta con 8 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento en estado sólido. Su único punto débil es su tarjeta gráfica integrada que desentona con la velocidad del conjunto. Aunque es cierto que no está pensado para gamers.
  • ASUS ZenBook. Uno de los pesos pesados del mercado gracias a su excepcional relación calidad-precio. No es el más potente pero es mucho más que suficiente para un usuario medio gracias a su procesador Intel i5, sus 4 GB de RAM, 128 GB de disco duro SSD y las 13 pulgadas de su pantalla. Su autonomía llega -justo- hasta las 7 horas. Unas cifras similares (menos la batería) a las de un MacBook Air, solo que por 699€. Un motivo más que suficiente para tenerlo en cuenta a la hora de buscar candidatos.
  • Microsoft Surfacebook. Más cercano a un dos en uno que a un ultrabook y a la espera de que la segunda versión llegue a nuestro mercado -la primera solo la podremos comprar a través de la web estadounidense de Microsoft- este equipo es una delicia por su potencia. Se nota que la teoría del equipo hecho a medida para el desarrollador de software funciona: es rápido y estable como ningún otro equipo con Windows. Disponible con hasta 1 TB de capacidad, 16 GB de RAM y una resolución de pantalla de ¡3.000×2.000! (el panel tiene 13,3 pulgadas) pone en aprietos a cualquier rival. Eso sí, el rendimiento se paga y esta versión cuesta casi 3.000 euros. La de acceso, con un procesador i5, 128 GB de capacidad de almacenamiento y 8 GB de RAM se queda en 1.300€. Un problema serio para sus compañeros de plataforma. Sobre todo si la segunda versión es capaz de contener los precios.
  • Dell XPS. La empresa de Michael Dell siempre se ha caracterizado por lanzar productos excelentes. Sin término medio. Y la familia XPS es el mejor ejemplo de cómo competir -por arriba- con el Spectre o el Surfacebook-. Lo más curioso es que el precio exagerado de sus rivales hace que el suyo sea competitivo. Por 1.499 euros ofrecen un equipo con procesador i5, 8 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento SSD con un factor determinante: la pantalla Infinity Edge con resolución de 3.200×1.800 píxeles. Una vez más cojea la tarjeta gráfica pero si consiguen afinar el tiro en este apartado conseguirán el mejor equipo del mercado con diferencia por rendimiento, precio y tamaño. Muy a tener en cuenta.
  • Mi Notebook Air. El objetivo (para nosotros erróneo) del fabricante chino sigue siendo crear réplicas de gran calidad del catálogo de Apple con un precio más atractivo y un buen rendimiento. Disponible en 12,5 y 13,3 pulgadas su gran apuesta -una vez más- es su precio: desde 500 y 680 euros, respectivamente. Sabedores del punto débil de sus rivales, los chinos han implementado una tarjeta gráfica GeForce 940 MX que trabajará junto con un chip i5, 8 GB de RAM, 256 GB de almacenamiento SSD, una batería que nos da 11,5 horas de autonomía y cuenta con carga rápida hasta el 50% y un panel FHD. Solo la durabilidad del equipo puede suponer un pero al dispositivo pero su precio puede subsanarlo más que de sobra para un usuario medio.

Verizon, ¿la nueva propietaria de Yahoo!?

Parece que todos los intentos de supervivencia fallidos de Yahoo! (incluida la apuesta por la exitosa Marissa Mayer) acabarán como están previstas: la venta de la primera gran empresa de la era de internet a un gigante tecnológico. En este caso parece que será finalmente Verizon, primera empresa de telecomunicaciones de Estados Unidos, la que se lleve el gato al agua.

Aunque a día de hoy las empresas siguen negociando de forma individual y no hay nada firmado, medios especializados como Bloomberg dan por hecho que ambas compañías harán oficial el anuncio durante los próximos días.

De esta forma, de llegar a buen puerto, la teleco cerraría -por el momento- los movimientos que comenzó el año pasado para adentrarse en el negocio de internet cuando adquirió por 4.400 millones de dólares American On Line. La antaño socia de TimeWarner ganará una gran cantidad de herramientas tecnológicas y publicitarias así como sistemas de mensajería, servicios de correo electrónico y páginas inmobiliarias.

Como dato curioso, aunque Yahoo! desaparecería como compañía operativa independiente, seguiría sobreviviendo como titular del 35% de las acciones de Yahoo! Japón -el único mercado donde sigue siendo muy relevante- y el 15% del accionariado del gigante chino Alibaba. Como analizan en Forbes, la única parte con valor de los 37.000 millones de capitalización bursátil de la firma americana.

El mercado lleva tiempo esperando un movimiento así lo que se tradujo en una subida del 0,4% de las acciones del buscador y un 0,6% de las de Verizon aunque aún no se conoce la oferta en firme de la segunda.

La apuesta de la teleco parece firme ya que las cifras que se barajan superan los 5.000 millones de dólares y, se rumorea que incluso podría subir hasta los 8.000 millones para adquirir la filial nipona por completo para hacer más atractiva la operación. Cabe recordar que no hace mucho tiempo los accionistas de Yahoo! rechazaron una oferta de su gran rival, Google mayor que la que ahora podrían aceptar.

Uno más de una enorme lista de errores que la empresa lleva cometiendo durante la última década y media en la que, entre otras cosas, rechazó comprar Google por 5.000 millones o Facebook en 2006 por 1.000 millones. Poco tiempo después, Microsoft ofreció por todo el negocio 44.600 millones de dólares en lo que hubiera sido la mayor compra de una tecnológica en la historia. Nadie entendió nunca por qué se rechazó esa oferta.

La empresa lleva tiempo en una espiral de pérdidas que parece no tener fin. El último año presentaron números rojos por valor de 4.359 millones de dólares que se tradujo en una reducción del 15% de la plantilla y el cierre de oficinas en Madrid, México D.F., Buenos Aires, Dubai y Milán.

A finales de 2016 Yahoo! solo tendrá 9.000 empleados en plantilla, un 42% menos que en 2012 lo que le permitirá ahorrar unos costes operativos de 400 millones de dólares al año. Aún así, la viabilidad del negocio viene, obligatoriamente, por su integración en un proyecto mayor saneado al que puedan ofrecer algunas de sus valiosas herramientas.

Pokémon Go, las tres lecciones que hemos aprendido

Y después de la locura llegó (en parte) el sentido común. En solo una semana Pokémon Go ha batido todos los récords: está en el 5% de los móviles en Estados Unidos, ha hecho que las acciones de Nintendo se disparen más de un 40% (y la verdad es que han demostrado a los que les habían enterrado que tienen un potencial en el mercado smartphone impresionante) y se ha convertido en una fiebre en decenas de países -en algunos de ellos ni siquiera está disponible-.

Sin embargo, Pokémon Go es también el juego de los sinsentidos (solo hay que ver lo que ocurrió el fin de semana en Central Park) y el que demuestra que para decenas de millones de usuarios de smartphones la seguridad es algo absolutamente secundario.

En menos de una semana, Niantic Labs, la empresa desarrolladora del juego ya ha tenido que lanzar su primera actualización para iOS que ya no pide todos los datos de la cuenta de Google del usuario para poder descargar y jugar con los pequeños monstruos virtuales. Basta con conocer la identidad del usuario y su cuenta de correo electrónico.

Originariamente (y por un “fallo de programación”) era necesario dar acceso total a la cuenta del buscador algo realmente peligroso si tenemos en cuenta que el juego ya ha sido descargado por millones de personas. Según la empresa del buscador, la aplicación era susceptible de modificar cualquier parámetro de la cuenta a excepción de la contraseña, de eliminarla o de los datos bancarios en Google Wallet. Y en un comunicado explicó que “es mejor dar solo esos datos a aquellas aplicaciones muy seguras como Google Maps”.

Es cierto que al descargar y abrir la aplicación el usuario se encontraba con dos opciones: registrarse en el “club de entrenadores” o entrar con la cuenta de Google. La segunda no solo era más rápida sino que teóricamente debería dar menos datos al desarrollador. Esto hizo que millones de personas se decantaran por esa opción. El problema residía en que la app en ningún momento advertía de que se estaba dando acceso completo a la cuenta de Google (correos, geolocalización, redes sociales, etc.).

En ese momento, si Niantic sufría una brecha de seguridad quedarían al descubierto decenas de millones de cuentas en todo el mundo además de todas las demás cuentas de otros servicios vinculadas a estas primeras. En definitiva, un fallo de seguridad que podría tener consecuencias gigantescas.

Después de reconocer el error, la empresa avisó que la nueva versión del programa no solo no pediría esos datos sino que ninguno de los usuarios afectados tendría problemas pues solo se iba a quedar registrado el correo electrónico y la identidad. La pelota pasaba al tejado de Google que llevaba ya unas horas trabajando en reducir los permisos solicitados y, sobre todo, en blindar las primeras cuentas.

En definitiva, el nuevo juego nos enseña que la preocupación por la seguridad es relativa en muchos usuarios (la tasa de descargas no bajó a pesar del aviso que dieron usuarios en los foros del juego y del eco en los medios); que el potencial de Nintendo es mucho mayor que el que Sony y Microsoft creían -su presencia en dispositivos móviles es mínima- y que el nivel de excentricidad que están provocando las nuevas tecnologías no tiene límites.

 

Imagen de previsualización de YouTube