10
sep 14

Apple Watch, reapareció la chistera

Por fin Apple comprendió cuál era la clave. Después de casi tres años llorando la pérdida de Steve Jobs y de pulular entre traicionar su ideario o adaptarse al mercado, el equipo de Tim Cook ha concluido que la mejor forma de respetar a su icono es haciendo que Apple volviera a ser lo que era: la única empresa capaz de marcar tendencia en el sector tecnológico, la única capaz de redefinir mercados que ya existían y la única capaz de crear expectación aún cuando todas las novedades están sobre la mesa.

Había corrido más o menos una hora de presentaciones. El iPhone 6, nuevas formas de pago, cifras de ventas sorprendentes (el iPhone sigue siendo el smartphone más vendido en el mundo por mucho que le pese al duo Samsung-Google), etc. cuando Tim Cook volvió a hacer un guiño al ADN de la empresa (el primero fue el propio emplazamiento de la Keynote y recordar a los presentes que allí se dieron a conocer el Mac de 1984 y el iMac de 1999). El heredero de Jobs rezó las palabras mágicas: “one more thing“: un producto llamado a “redefinir lo que se espera de la categoría”; “un nuevo capítulo en la historia de Apple”.

“El producto más personal que nunca han creado” y que sirve para “acercar la tecnología a las pesonas” (la clave de Apple y de su mensaje) es todo un ejemplo de la demanda de personalización de los usuarios y, sobre todo, de la capacidad de diseño del equipo liderado por Jonathan Ive. En total tres colecciones con dos tamaños cada una (38 y 42 mm, los habituales en alta relojería) que denotan tres personalidades diferentes: una más deportiva en aluminio anodizado, panel de vidrio Ion-X y correas técnicas en colores vivos; la “clásica” en acero negro o plata y con cristal de zafiro y la más espectacular Edition en oro de 18 quilates, correas de piel y cristal de zafiro.

Todo en él está pensado para ser u reloj como los de siempre con capacidades que nunca hemos tenido en la muñeca (“otros relojes dan la hora, éste te dice qué hacer con cada segundo”). La corona, por ejemplo, sirve para hacer zoom; la esfera es Retina HD multitouch; las correas son especialmente resistentes y ligeras. Todo un hito de la ingeniería que ha sorprendido por quedar muy por encima de lo que esperaban los rumores.

El fichaje de grandes figuras de Swatch o Burberry se ha traducido, además, en un instrumento tremendamente exacto. Su sincronización con el iPhone le da una desviación máxima de 50 milisegundos respecto al estándar mundial… y se ajusta automáticamente al lugar del mundo donde estés. También ajusta las notificaciones y mensajes y permite una gran cantidad de personalizaciones, más de dos millones para ser exactos. Si dejamos volar la imaginación será difícil que nuestros Apple Watch se parezca a ningún otro.

Como no podía ser de otra forma, toda la experiencia de Apple en aplicaciones de salud también quedan reflejadas en este dispositivo: aprende los movimientos, los monitoriza, adapta entrenamientos… y se prepara para pasar esos datos a la nube para aumentar nuestro control sobre la salud. Por cierto, el sensor de frecuencia cardiaca incorporado seguro que hará las delicias de los más deportistas ya que permitirá monitorizarse en cualquier momento sin aparatos externos.

La unión del departamento de Nike Smart Watch con los ingenieros de Apple significaba que la actividad física se iba a volver relevante. Pero no imaginábamos que el reloj sería capaz de aunar tantas capacidades. Gestionar las horas de sueño, el tiempo que hacemos ejercicio, cuánto nos movemos en nuestra vida diaria, unificar diferentes deportes, marcar objetivos, vincularlo a la quema de calorías, diferentes ejercicios, evolución del peso, etc. permitirán simplificar y hacer mucho más segura nuestra vida deportiva.

Si nos centramos en el apartado “smart” del teléfono, el equipo tendrá vida completamente autónoma del iPhone y capacidades que lo harán un instrumento que va mucho más allá de lo que hacen sus rivales. El botón de debajo de la corona nos acercará a nuestros contactos más habituales (con sus fotos de perfil actualizadas) y nos permitirá tocarlos para enviarles un mensaje o llamarlos -además, las nuevas capacidades de OS X e iOS harán que esas conversaciones estén disponibles siempre donde queramos-.

Emails, mensajes, llamadas, dibujos (otra de las nuevas propiedades del multitouch) que podrán ser enviados o leídos cuando queramos. Funciones más ociosas como el walkie talkie, enviar un toque sutil a otro usuario con sólo pinchar su nombre, etc. hacen que el equipo sea mucho más humano de lo esperado.

En cuanto a las aplicaciones, todas han sido rediseñadas para que se adapten al nuevo formato del dispositivo: calendario, mapas, Passbook, música, AppleTV, iTunes, control remoto de la cámara, temporizador, cronómetro, alarma, tiempo, gestión de las fotos y aplicaciones de terceros han sido desarrolladas para que el terminal sea absolutamente independiente: todo gira en torno al usuario y a iCloud.

Pero, ¿cuál es el secreto para toda esta capacidad en un equipo tan pequeño? Precisamente el tiempo que hemos esperado por él. Apple quería un equipo resistente a golpes, temperatura, humedad… al uso real de un reloj. Ninguna de las arquitecturas que tenían en sus estanterías eran validas para un equipo que tenía que ser ligero, pequeño y potente. Así que crearon un chip que agrupara varios subsistemas en una plataforma súper compacta… y lo recubrieron con retina de alta resistencia. Había nacido el chip S1, llamado a revolucionar la categoría y el cimiento para una familia que promete ser sorprendente.

Para recargarlo se decantaron por un sistema de carga inductiva que mantuviera a salvo cualquier componente delicado del equipo. El MagSafe tenía como objetivo que algo tan nuevo como cargar el reloj fuera tremendamente sencillo e intuitivo. Se tenía que hacer fácilmente incluso medio dormido a oscuras. Y lo han conseguido. Ni siquiera necesita una alineación completa. En poco tiempo promete una autonomía de día y medio (y éste siempre está a pleno uso) de un modo fácil y limpio.

En definitiva, Apple ha conseguido crear un equipo único, diferente, personalizable, a la altura de lo que se esperaba (además, partirá de 349 dólares, mucho menos de lo que se pensaba) que no sólo respeta al máximo el ADN de la casa (diseño y funcionalidad al servicio de los usuarios) sino que respeta al máximo a Steve Jobs. Stay hungry, stay foolish. Y la chistera volvió a dar otro conejo.


04
sep 14

Telefónica, y el monopolio se quejó de monopolio

Después de que el CEO de Telefónica se quejara amargamente de los frenos que la UE está poniendo a las fusiones entre operadoras para hacer frente a los gigantes chinos y estadounidenses y de las veces que ha pedido una mayor libertad de las autoridades para que su empresa pueda demostrar todo su potencial a los clientes, el máximo responsable de la operadora se unió en las jornadas de telecomunicaciones de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo a su homólogo de Vodafone Vittorio Colao para pedir una modificación de la legislación europea que potencia a las operadoras y las proteja del monopolio de Google y Apple.

Para ambos directivos la presión que las grandes telecos europeas sufren de gigantes de Silicon Valley como las dos antes mentadas y Facebook es insoportable. El “monopolio de facto” en el negocio de los sistemas operativos que ejercen Google y Apple -aunque no tuvo el valor de citarlos abiertamente- debe acabar: al comisario de turno le costaría “una tarde, dos a lo sumo si tiene mucho trabajo, acabar con los sistemas operativos cerrados”.

El jefe de la multinacional puso como ejemplo Estados Unidos (país de origen de ambas compañías) cuando cambio la regulación del mercado en 2003 para liberalizar el mercado. En Europa, sin embargo, sigue vigente una “normativa obsoleta y asimétrica que sólo regula a las operadoras y deja vía libre a las empresas de internet” que, recordó, “no respetan ni la privacidad ni la seguridad y que se saben nuestras vidas”.

Alierta también tuvo unas palabras para la excomisaria de telecomunicaciones y agenda digital Viviane Reading que impulsó, entre otras medidas, el final del roaming. “Reading fue un desastre que ni siquiera sabía lo que era una red”. Respecto a su sucesora, Neelie Kroes sólo deseo “que lo hiciera mejor” (suponemos que el cambio de tono tiene que ver con que esta puede poner en apuros a su compañía).

Mucho más sosegado, el CEO de Vodafone mostró su preocupación por la múltiple regulación dentro de la UE. Mientras que en Estados Unidos “con 300 millones de usuarios sólo hay que adaptarse a una regulación, en Europa hay que lidiar con 27″. Además, pidió un cambio de regulación que aumentara la normativización sobre los grandes de internet -a diferencia de Alierta no pidió rebajar la presión sobre las operadoras- ya que Facebook o Whatsapp están libres de cualquier ley a pesar de tener 1.000 millones de usuarios, mucho más que cualquier empresa continental.

Mientras la empresa de Alierta intenta deshacerse de su participación en Telecom Italia para centrarse en América Latina, la empresa británica sigue pensando cómo invertir (pidió facilidades para la innovación y la inversión) con el dinero que todavía tiene de la venta de su filial estadounidense Verizon efectiva hace poco más de un año.


02
sep 14

iPhone 6, cuenta atrás

Por fin se acerca la fecha. Cual estreno de cine, el reloj que marca el inicio de la cita más importante de Apple este año ya marca menos de una semana. Justo unas horas después de que Samsung y Sony lancen todas sus novedades en un IFA de Berlín que marcará la capacidad del saturado mercado Android para reinventarse y sorprender, el martes 9 a partir de las 19:00 la empresa de Cupertino presentará -según indican todos los rumores- su nueva versión del iPhone. Y si todos estos rumores se cumplen, el “iPhone 6″ será la vuelca de tuerca más importante desde el 4.

Desde hace dos años, con la llegada del 5, la información sobre qué tendría el nuevo modelo ha ido cayendo con cuentagotas. Es cierto que durante los últimos seis meses casi todas las filtraciones se han centrado en la nueva forma del iDevice (para muchos será más redondeado) y, sobre todo, en la diagonal de la pantalla. La teoría de las cuatro pulgadas -que permiten llegar con un sólo dedo a cualquier esquina de la pantalla- parece tan obsoleta como aquella de Jobs sobre el tamaño mínimo de las tabletas. Precisamente por eso se espera uno que supere las 4,5 pulgadas y satisfaga a millones de clientes Android en todo el mundo sin defraudar a los que todavía defendemos un tamaño más recatado para poder utilizarlo en cualquier situación; y una segunda versión que se vaya por encima de las 5 para entrar de lleno en el negocio de los phablets, hasta ahora coto privado de Samsung y algunos fabricantes chinos.

La propia composición del panel de la pantalla -cristal de zafiro según casi todos los “expertos”- será otra de las novedades. De hecho, parece que es la que podría provocar un retraso considerable -y para nosotros improbable- en la fabricación del dispositivo. La llegada de la tecnología NFC para lanzar el dispositivo a la era de los pagos móviles y facilitar su uso con dispositivos de terceros son otra de sus bazas más esperadas.

No obstante, la frase de Tim Cook hace semanas afirmando “la llegada de grandes sorpresas y la entrada en nuevos nichos del mercado” parecen confirmar que el smartphone no llegará solo. El tan rumoreado y esperado iWatch podría ser presentado en el meeting -para el que Apple ha seleccionado el mismo centro de convenciones donde presentó los iMac, en vez del habitual centro de Yerbabuena cerca de San Francisco- aunque su llegada a las tiendas se demore unas semanas.

La avalancha de dispositivos con Android Wear, desde el Moto 360 hasta los Gear S de Samsung pasando por G Watch R de LG, parece que nos traerá este nuevo equipo llamado a revolucionar por completo un mercado que no acaba de despegar al no ser capaz de convencer a los usuarios clásicos de relojes -ni mucho menos los de lujo-.

Ver todos estos equipos funcionando con la versión casi definitiva de iOS 8, despejar que ocurrirá con otros equipos como Apple TV y, sobre todo, oír el legendario “one more thing” parecen motivos suficientes para esperar con ansia la cuenta atrás.


31
ago 14

Project MRSC, futuro sobre ruedas

La bicicleta parece ser uno de los medios de transporte que mejor está adaptándose a la demanda de los nuevos tiempos. Su impacto prácticamente nulo en el medio (salvo la fabricación de las mismas y su traslado hasta los puntos de venta), su condición saludable y su capacidad para descongestionar el tráfico en cualquier ciudad del planeta han hecho que la bicicleta tenga un futuro mucho más claro de lo que pudiera parecer hace sólo un par de lustros.

Es precisamente en este contexto en el que tiene sentido la creación del Proyecto MRSC nacido de la colaboración de dos referentes alemanes en mercados muy alejados: Canyon, uno de los más respetables fabricantes de bicicletas del mundo, y Deutsche Telekom, una de las empresas tecnológicas y operadoras de referencia en el continente.

Sus siglas responden a Magneto-Rheological Suspension Control y se trata de una bicicleta de carretera -aunque los ingenieros explican que esta tecnología puede aplicarse a cualquier tipo de ciclo- con un revolucionario sistema de suspensión basado en el diseño de su cuadro de carbono y que actúa de forma dinámica heredando tecnología de la Formula 1.

El especial diseño de los travesaños ha permitido, además, la implantación de sensores que no sólo permiten el control absoluto de la integridad de la bicicleta en todo momento, sino que también la convierten en una suerte de teléfono inteligente con GPS: no sólo se registran todos los movimientos del vehículo sino que permite tenerla monitorizada en todo momento.

Pero más allá de pensar en un posible robo, esta tecnología está pensada en poder localizar a un ciclista que se haya perdido o que haya sufrido un accidente ya que la propia bicicleta se encargará de realizar una llamada automática (a la que han llamado E-call) con todos los datos de geolocalización necesarios para que los servicios de emergencia puedan hallar lo antes posible al ciclista.

Es cierto que ha habido proyectos similares muy recientes (como Wi-MM) sin embargo, la integración del dispositivo dentro de la bicicleta y el soporte de una operadora son factores diferenciales suficientes como para asegurar la viabilidad de este proyecto.

El proyecto, presentado en el Eurobike 2014 no sólo coloca a la industria ciclista europea en primera plana de nuevo, sino que se adelanta con un proyecto mucho más realista que el de otros gigantes como la bicicleta conectada de Samsung. Enhorabuena.


25
ago 14

Septiembre, ¿mes de Microsoft?

Aunque parecía que septiembre tenía todas las papeletas para ser el mes de Apple (todos los rumores durante el verano indicaban la llegada de los nuevo iDevices) las últimas noticias sobre problemas de los proveedores con el diseño y el ensamblaje de la pantalla parece que provocarán un retraso inesperado en la presentación y en las entregas.

Todo ello ha dejado vía libre para que Microsoft haya preparado una presentación por todo lo alto de su proyecto Thresold o, lo que es lo mismo, Windows 9. Todas las mejoras, actualizaciones y novedades serán públicas el próximo día 30 de septiembre. La nueva versión del sistema operativo de referencia en el segmento de ordenadores viene con la doble misión de hacer olvidar las críticas que ha sufrido durante toda su vida Windows 8 y, sobre todo, acelerar el proceso de migración desde Windows 7 a versiones más potentes que hagan crecer también la plataforma móvil de los de Redmond.

Aunque se esperaba que la renovación llegara a principios de 2015 (y será en esas fechas cuando se comercialice), la empresa ahora dirigida por Satya Nadella ha decidido acelerar su presentación y la disponibilidad de una Beta para que los usuarios gratis y durante unas semanas puedan disfrutar de todas las ventajas que Windows 9 tendrá sobres sus predecesores.

Sin duda, una de las más esperadas es Cortana. El asistente virtual que Microsoft ha creado para hacer frente al éxito de Siri y que hasta ahora quedaba relegado a los dispositivos móviles con Windows 8 llegará a todos los gadgets que implementen Windows 9: tabletas, portátiles y otros equipos informáticos.

Menos novedosa pero igual de esperada es la vuelta del famoso Menú de Inicio al escritorio. Es cierto que los encargados del desarrollo de esta versión han explicado que sólo han escuchado las sugerencias de los usuarios (una forma muy benévola de llamarlo) y que le han añadido muchas novedades, sin embargo, parece un aviso a navegantes antes de realizar revoluciones en el diseño -de ahí que durante semanas los usuarios puedan emplear una Beta de la que la empresa aprenderá-.

Windows 9 es mucho más que una novedad por la que Microsoft nos cobrará un buen puñado de euros. Se trata de la apuesta definitiva para que Windows unifique el funcionamiento de todos los equipos. También el paso definitivo para el despegue en el mercado móvil gracias a un lenguaje de programación que permitirá a los desarrolladores crear aplicaciones compatibles con cualquier equipo que incorpore Thresold. En definitiva, una apuesta llamada a catapultar a la empresa creada por Bill Gates o a dejarla en un segundo plano muy por detrás de Google y Apple. A partir del 30 de septiembre, la respuesta.