Android One, Google quiere llegar a todos los rincones

De una forma muy parecido a como ocurrió con los ordenadores, parece que, de momento, el negocio de sistemas operativos móviles va asentándose poco a poco. Así, Apple ocupará el segmento premium gracias a un iPhone que sigue batiendo récords de ventas y que deja en Cupertino un enorme margen por cada unidad comercializada, y Google se quedará con el numeroso mercado de terminales de gama alta, media y baja con mejor relación potencia-rendimiento-precio. (Lo que luego decidan hacer otros fabricantes como Samsung, Sony o LG es algo que no parece importar demasiado en Mountain View).

Así, hace un año, Sundar Pichai presentaba al mundo Android One como una plataforma dentro del sistema operativo de Google que, con una especificaciones mínimas daría cobertura a terminales de gama baja con la garantía de que el hardware estaría al día durante un periodo de tiempo razonable. Aunque no hay cifras que comparen las ventas de dispositivos con esta versión respecto a las de las demás “habituales” la sensación es que no ha sido el éxito de ventas que se esperaba en los mercados emergentes.

De este modo, Google, sabedora de que la entrada en escena de Microsoft con Lumias con Windows 10 a precios competitivos pone en riesgo parte de su negocio, ha decidido dar un golpe de timón a la iniciativa para potenciarla. La idea es sencilla: buscar colaboradores que desarrollen un hardware con un precio de venta de unos 50 dólares y que garanticen que podrán trabajar con esta versión básica de Android con garantías.

Rajan Anandan, responsable de Android One para Asia declaró hace poco en The Financial Times que dentro de poco la matriz anunciará novedades al respecto de esta versión de acceso y que tienen como fin potenciar la presencia de Google en estos millonarios -por usuarios y margen de crecimiento- mercados.

La idea es crear un catálogo de Nexus de bajo coste -las especificaciones no deberían ir ajustadas pero no deberían implementar una capa de personalización que pondría en riesgo el funcionamiento del conjunto- que costarían al público la mitad de lo que los actuales equipos con Android One. El motivo para escoger este precio es sencillo: en India el coste medio de un teléfono está entre 30 y 50 dólares.

El desarrollo de la industria de componentes en los últimos meses ha permitido una ostensible bajada del precio de procesadores que hasta hace poco eran premium lo que debería redundar en la construcción de smartphones con chips bastante ágiles (no necesariamente con más de dos núcleos) y pantallas con buena resolución -aunque no lleguen al Full HD-. El único requisito que está asegurado es que puedan reproducir con garantías los cuatro servicios fundamentales de Google: el navegador, GMail, YouTube y Maps.

Almacenamiento en la nube, ¿cuál es la mejor opción?

Hace casi cuatro años que os presentamos en esta bitácora la nube un tipo de almacenamiento que estaba llamado a ganar relevancia con la explosión de los dispositivos móviles y la demanda de los usuarios de tener cualquier contenido en cualquier lugar dependiendo solo de su conexión a internet. Desde entonces todos los gigantes de internet han desarrollado y potenciado su opción y son pocas las opciones “independientes” que se han consolidado, aunque éstas sigan siendo la referencia. Atrás quedan los dispositivos externos de almacenamiento. Ahora, de la mano de Gizmodo, os presentamos las cinco opciones más importantes y os damos nuestras recomendaciones sobre cuál es la mejor para vosotros.

  • Drobox. El primero, el pionero, la opción que va unida mejor que ninguna otra a subir, almacenar y compartir archivos en la nube por su condición de multiplataforma. Su condición multiplataforma la ha convertido en la opción más popular a pesar de que su oferta gratuita es la más escasa (2GB) y sus precios no son los mejores para escalar la capacidad de almacenamiento. Han conseguido acuerdos con Samsung para los Galaxy de gama alta y con Microsoft para integrarse en Office y hacer una dupla muy interesante con OneDrive. En cualquier caso, sus clientes para casi todos los sistemas operativos la hacen ideal para aquel que no quiera complicarse mucho la vida. Eso sí, tendrá que estar atenta porque sus -poderosos- rivales están cada vez más cerca en cuanto a usuarios y usabilidad.

  • Google Drive. La empresa con más presencia en internet y en el negocio móvil debía tener una oferta en la nube a la altura. Su enorme oferta básica (15GB) su integración total con todos los servicios Google estén en la plataforma en la que estén y su precio son sus mejores bazas. La capacidad se puede escalar desde 100 GB a 30 TB (desde 2 hasta 300 euros al mes). Para los sistemas operativos para los que no tiene clientes se puede acceder vía web. Una oferta muy a tener en cuenta y la mejor opción si se cuenta con un dispositivo Android.

  • iCloud Drive. Si Google desarrolló una opción a medida de los productos y servicios de su catálogo Apple hizo lo propio con su nube. Funciona exclusivamente con iOS y OS X con los que está integrado de una forma absolutamente armónica. De este modo, para los usuarios del ecosistema de la manzana es la mejor opción por su forma de funcionar con las apps de la tienda de Apple así como por sus precios: 20 GB extras cuestan 0,99 euros al mes. De base nos regalan 5GB de almacenamiento.

  • OneDrive. La tercera de Silicon Valley que analizamos es la opción de Microsoft. La heredera de SkyDrive llega con 15 GB como oferta base gratuita y una integración con Windows y Office tan buena como la de Apple. Su talón de Aquiles es que su versión web es mucho más endeble que la de Google Drive. Sus precios para escalarla son francamente buenos: 100 GB cuestan 2€ al mes y 1TB con una suscripción a Office365 se queda en 99 euros. Tiene clientes muy buenos para iOS, Android y Windows Phone y tiene como función destacada que toda la música que almacenemos está accesible desde cualquier equipo con acceso a internet -como una consola-. Por cierto, el sistema Bing Rewards premia a aquellos que vinculen OneDrive con Dropbox y les puede regalar hasta 240 GB.

  • Box. La última opción de Gizmodo es un servicio más orientado a profesionales aunque tiene buenas opciones para los usuarios domésticos. La oferta base es de 10 GB aunque suelen lanzar opciones para iOS y Android que aumentan hasta los 50GB la capacidad de la cuenta. Lo mismo ocurre con los clientes de LG, HP o Dell que cuentan durante un año con esta cifra para sus dispositivos de forma gratuita. Con clientes para casi todos los SO destaca por sus opciones avanzadas de seguridad y transmisión de contenidos.

Winkmi, mensajería de España a China

Si a cualquiera hubiera que preguntarle por nombres de aplicaciones de mensajería instantánea a la mayoría le surgirían Whatsapp, Line o Telegram. A los más metidos en el mundillo de sus fabricantes, probablemente iMessage o BlackBerry Messenger. Y para aquellos que buscan un contenido más específico, probablemente Tinder.

Sin embargo, en China, el mayor mercado mundial para las tecnológicas, el nombre de moda es Winkmi, una mezcla entre Snapchat, Instagram y Tinder -en boca de su fundador, Guillermo Zotes- “a diferencia de la primera, permite conocer gente nueva. A diferencia de Instagram, la mensajería en esta app es efímera y a diferencia de Tinder no necesitas que haya un match para hablar con otra persona”.

Y es que la exitosa app nacida en España ya tiene 600.000 usuarios en el gigante asiático, ha conseguido 300.000 euros en su primera ronda de financiación y se ha propuesto expandirse por Latinoamérica, la India y España gracias a sus buenos resultados.

La empresa, que toma su nombre del inglés -wink me significa guíñame- comenzó operando en este mercado porque es el idóneo para los productos de mensajería instantánea (un mínimo porcentaje del mercado te garantiza millones de usuarios) y por su tolerancia a los formatos de micropagos. Weimi, como se la conoce allí cumple todos los requisitos. De momento es gratis “porque el objetivo es alcanzar una gran masa de usuarios” pero después la facturación crecerá con stickers, rosas virtuales y una versión premium.

Precisamente conocer bien el mercado (Gonzalo Zotes ya diseño Mitmi) ha hecho que la empresa haya recibido 300.000€ de inversores tan importantes como Hyun Park, responsable de marketing y producto de Nokia durante varios años. Además, la estrategia les ha llevado a escoger siempre plataformas con amplias posibilidades de crecimiento. En el Estado, por ejemplo, ya hay una versión Lite para Android que esperan alcance pronto relevancia.

Preguntado en Expansión por cómo puede afectar a una empresa de dating el caso de la filtración de Ashley Madison, Zotes tiene claro que no les influirá ni por el tipo de cliente al que van dirigidos -principalmente adolescentes- ni porque la empresa no haya puesto toda la carne en el asador en lo que a seguridad se refiere. Aún así, el CEO es claro: “la seguridad 100% no existe”.

La clave es que dentro de Winkmi las conversaciones se cifran de extremo a extremo, no se almacenan y no duran más de 10 segundos. Esto hace que la posibilidad de filtrar o robar contactos sea casi nula.

Streaming, el modelo se consolida definitivamente en Europa

Por fin el streaming se consolida como la tabla de salvación y el proyecto de futuro de la música (digital o no). Las cifras que nos llegan desde los diferentes mercados europeos son muy prometedoras ya que su crecimiento es sostenido y, en algunos países, por fin se dan beneficios para la industria.

En el caso del mercado estatal, la Asociación de Productores de Música de España, Promusicae, explicó que durante los seis primeros meses del año la facturación de la música digital creció casi un 11% de los 63,6 a los 70,6 millones de euros. “Una mejora enteramente imputable al streaming”. Los datos, que empezaron a mejorar en 2014 son un cambio de signo consolidado después de un largo periodo -de 2001 a 2013- donde la facturación cayó todos los semestres.

El negocio digital, además, ya supone más porcentaje (53,9%) que el físico en el conjunto de la industria algo que no deja de ser curioso si tenemos en cuenta que hasta hace poco estas empresas eran para esta misma patronal el foco de todos los males y el origen de la entrada en números rojos de discográficas y artistas. A este respecto Promusicae dice no haber cambiado de opinión sino que se han dado las condiciones en el mercado para que triunfen portales “legales” como Spotify y otros como Napster que han comprendido las reglas del juego.

Desde que en 2001 la industria marcó su año cumbre en facturación el negocio ha llegado a desplomarse un 80% sin embargo, los cambios en las tendencias de consumo de los usuarios así como el nacimiento de plataformas que remuneran a todos los eslabones de la cadena creativa y de distribución han sido clave para que el negocio pueda reorientarse.

De facto, las ventas de soportes físicos ha seguido cayendo un 5% y los CDs y vinilos -antaño líderes indiscutibles del sector- sufren por llegara a los 30 millones de euros de facturación. Sin embargo, desde la Asociación recordaron que siguen muy lejos de los 600 millones de euros de facturación de principios de siglo y que se tendrá que seguir apoyando iniciativas como Spotify para seguir creciendo. Respecto al resto del año, la campaña de Navidad, la implantación de Apple Music (que solo tiene formato de pago) y la consolidación de iniciativas como “Los Viernes Tu Nueva Música” serán claves para acabar en negro.

Reino Unido, la referencia

Promusicae también explicó que su referencia sigue siendo el Reino Unido. El país con más tradición musical del continente es también referente en cuanto a adopción de nuevas tecnologías -la no existencia de una barrera idiomática es clave- y solo hay que ver las últimas cifras hechas públicas por la BPI (Industria Fonográfica Británica): en la segunda semana de julio en el país se reprodujeron 505,8 millones de canciones, más del doble que en el mismo periodo de 2014.

La Official Charts Company, organismo encargado de cuantificar las ventas musicales en las islas, detalló que el artista más escuchado fue Ed Sheeran que acumuló 170 millones de canciones escuchadas, seguido de lejos de Sam Smith, con más de 100 millones en Spotify, Pandora y Apple Music entre otros. Llama la atención que ambos tienen 24 y 23 años de edad respectivamente lo que, en palabras del representate de la BPI es un claro mensaje a las discográficas para que comiencen a buscar la nueva generación de talento británico.

Las cifras anuales son igual de espectaculares ya que en lo que va de 2015 se han escuchado 11.500 millones de canciones, un 80% más que en 2013. Esto permite colocarse a la industria británica como la más solvente del panorama continental y la que mejor se ha adaptado al streaming.

Volkswagen, al liderazgo por la seguridad y la tecnología

Cuando hace casi una década Volkswagen se propuso ser el primer fabricante mundial en 2018 la distancia que lo separaba de General Motors y Toyota era prácticamente insalvable. Su presencia fuera de Europa no estaba tan consolidada como los anteriores y su identificación con las mecánicas diésel -incluso la de su fabricante premium Audi. la colocaba ligeramente por detrás de los titanes del motor.

Sin embargo, una excelente estrategia de optimización de los procesos de producción -las plataformas modulares-, una política más agresiva en el lanzamiento de productos, una importante inversión en incrementar la calidad de todas sus marcas (especialmente Skoda y SEAT) y una acertada estrategia deportiva (DTM, Le Mans, Dakar y WRC) así como la adquisición de fabricantes como Ducati, Porsche y la firma Italdesign Giugiaro la fueron dotando de mayor relevancia en todos los mercados.

El exitoso lanzamiento de los motores TSI y las cajas de cambios de doble embrague, así como multitud de asistentes que si no siempre eran pioneros sí solían mejorar los ya existentes fueron la guinda para un proyecto que se ha adelantado a 2015. Durante el primer semestre de 2015 el Grupo VAG se ubicó en el primer puesto de los fabricantes por delante de Toyota. El año pasado la distancia que los separó fue mínima pero la fortaleza que ha mostrado en el renacido mercado estadounidense y su crecimiento sostenido en China -en Europa sus marcas dominan el mercado con mano de hierro- han sido definitivos.

Pero como rezan muchos deportistas de élite, lo más difícil no es asaltar el liderato sino mantenerlo. Y precisamente por eso, en el mismo comunicado en el que celebraban su posición de relevancia anunciaron que desde finales de 2015 la mayor parte de los modelos de todos sus fabricantes que lleguen a los concesionarios estadounidenses contarán con sistemas de prevención de accidentes como el frenado automático o la detención total del vehículo en caso de que se prevea una colisión.

Es cierto que no todos los modelos tendrán de serie estas tecnologías -en los segmentos más bajos será opcional- pero el hecho de que estén en catálogo los colocan con cierta ventaja sobre sus rivales japoneses, coreanos y estadounidenses. Además, desde enero de 2016 todos los modelos de la casa contarán entre sus tecnologías de infotainment con los sistemas CarPlay de Apple y Android Auto de Google para poder conectarse automáticamente con smartphones y smartwatches de última generación.

En definitiva, parece que después de los anuncios de Volvo de implementar sistemas de seguridad permanentes a través de Inteligencia Artificial en todos sus modelos a partir de 2020 y del Grupo VAG de volver más inteligentes y seguros sus modelos la industria europea ha comprendido que el mejor modo de seguir siendo referente mundial en su sector es seguir añadiendo valor a sus gamas.

La única pega que ponemos a estos anuncios es que, a pesar de que el centro neurálgico de Volkswagen (tanto en ventas como en desarrollo tecnológico) está en Alemania, no hay fecha de lanzamiento de estas novedades y mejoras de seguridad y tecnológicas para los automóviles en los demás continentes. Esperemos que no tarden en llegar.