HP Envy 13, potencia a lo grande en un cuerpo pequeño

Sobre el papel el HP Envy 13 es solo un ultraportátil más: no tiene pantalla táctil o resolución 4K, ni siquiera es convertible en tablet. Es solo lo que pretende, un ordenador portátil “puro”. Uno que por especificaciones promete un buen rendimiento y que por precio es francamente atractivo.

En su interior trabaja un procesador Intel Core i7-7500U de la familia Kaby Lake con un Intel HD Graphics 620 y 8 GB de RAM LPDDR3 y un disco duro en estado sólido de 512 GB. Todo ello aderezado con un panel IPS de 13,3 pulgadas y resolución Full HD, una batería de 53,6 Wh, conectividad Bluetooth 4.2 y WiFi 802.11ac. En resumen, un conjunto equilibrado, potente y rápido que no dejará a ningún usuario con las ganas de más potencia.

El dispositivo cuenta con varios puertos USB-C y USB-A, además de una ranura de expansión que permite complementar el equipo con cualquier periférico que necesitemos.

El diseño es otro de los apartados reseñables. La calidad percibida es notable. Su estampa exterior es afilada y diferente. Algo que muchos valorarán a la hora de gastarse los 1.200€ que la casa pide por él pero que otros no notarán tan agradable cuando haya que cargarlo. Es cierto que sus 1.350 gramos es un buen peso, pero los bordes son menos biselados de lo que nos gustaría (o de lo que estamos acostumbrados).

El panel también cuenta con un diseño peculiar. Si bien sus marcos superior e inferior son generosos (por la webcam y el logo), los laterales son mínimos. Eso da una sensación de pantalla panorámica elegante cuando está apagado pero claustrofóbica cuando está encendido (al final 13,3 no son muchas pulgadas de diagonal). Además, el panel sufre de un mal que puede ser muy molesto en un portátil: la pantalla refleja demasiado. Incluso a máximo brillo parece estar algo apagada y eso es algo muy importante para un equipo que estará bastante tiempo en la calle o en lugares no pensados específicamente para trabajar.

Los altavoces en la parte superior del teclado cuenta con un rendimiento a la altura de lo que se puede esperar de Bang&Olufsen: mucho mejor que la mayoría de rivales y con un diseño de lo más agradable y vanguardista. No es excepcional, pero es muy bueno.

El teclado también tiene su toque con una columna de teclas rápidas a la derecha del Enter que, si bien requiere un proceso de adaptación, pueden ser útiles para los amantes de los atajos del teclado. Nosotros hubiéramos optado por un mayor contraste entre las teclas y los colores de las carcasas -oro rosa o gris- para hacerlo más intuitivo y sencillo de utilizar en exteriores- pero es francamente cómodo de utilizar.

El touchpad “sufre” el mismo diseño que la pantalla: muy bien el la línea horizontal pero algo escaso en la vertical. Es más que suficiente para navegar pero aquellos que estén acostumbrados a formatos más cuadrados notarán que le faltan milímetros.

En cuanto al funcionamiento de su chip, GPU y disco duro, nada que objetar. Es muy rápido, todo en él es fluido (Windows 10 incluido) y promete estar en vanguardia durante bastantes meses gracias a un conjunto equilibrado.

Como hemos dicho, un portátil que ofrece mucha potencia en poco espacio y peso y que se queda a un paso del sobresaliente por culpa de su mala adaptación al entorno (siendo justos la batería es muy buena y esto solo afecta al teclado y a la pantalla). Un modelo recomendable para aquellos que no quieran gastarse mucho en un equipo muy bien dotado y que vaya a pasar mucho tiempo en la oficina, universidad, etc.

Bilbao Open House y VR, dos nuevas formas de entender nuestra ciudad

Los próximos 23 y 24 de septiembre Bilbao será la protagonista del evento Open House, un festival de “puertas abiertas” en el que la cultura, la arquitectura y los ciudadanos se entremezclarán para mostrar a todo aquel que se acerque a la Villa el espíritu de la ciudad a través de sus edificios y sus habitantes.

La arquitectura y el urbanismo de una ciudad marcan la forma en la que se relaciona con sus pobladores. La forma en la que estos desarrollan su día a día y el modo en el que los gestores, a lo largo de las décadas, buscan la forma de renovar un entorno y cubrir las cambiantes necesidades sociales.

Los espacios públicos, las grandes infraestructuras, los edificios emblemáticos, etc. siempre tienen tras de sí una razón de ser que se traduce en decisiones -muchas veces polémicas-, historias y pequeños detalles que marcan la diferencia y que acaban labrando el espíritu de cada población.

Es por ello que eventos como Open House permiten que todos nos acerquemos a esos puntos históricos que esconden mucho más de lo que parece. Hasta 45 edificios que nos recuerdan cómo se desarrolló la estructura urbana de la villa, cómo los ciudadanos tomaron parte de esta evolución (ahora en pleno siglo XXI los movimientos vecinales son indispensables pero, ¿fue siempre así?) y las plasmaron en un nuevo concepto de civismo.

De esta forma, la organización propone varios itinerarios (ruta de viviendas de Bilbao; ruta Bilbao de tres épocas; arquitectura contemporánea; las claves de la transformación a través de cuatro edificios) en los que San Mamés; el archivo histórico de Euskadi; la sede de EiTB; el sifón de Deusto; la Iglesia del Carmen de Indautxu; las viviendas de Solokoetxe; el mercado de la Ribera; la Universidad de Deusto; la Biblioteca Foral; la Torre Madariaga o el Palacio Olabarri se convierten en protagonistas de la ciudad.

El festival Open House Worldwide nació en 1992 en Londres de la mano de Victoria Thornton con el objetivo de mostrar a sus convecinos el papel del diseño, la arquitectura y el urbanismo en emplazamientos críticos para la vida diaria.

A lo largo de este cuarto de siglo el movimiento se ha diseminado con mucho éxito por más de una treintena de ciudades entre las que destacan Nueva York, Melbourne, Helsinki o, más cerca, Barcelona. Un experimento de aprendizaje colectivo que cosecha un gran respaldo social allá donde se implanta. Las cifras hablan por sí solas: el año pasado en Londres hubo 275.000 visitantes en los más de 800 edificios que tomaron parte de la edición.

Bilbo VR, la capital desde otro punto de vista

Para aquellos que no quieran esperar hasta el fin de semana o que simplemente quieran llevar la ciudad (su historia y puntos de interés) en el bolsillo, la cooperativa tecnológica Binary Soul ha desarrollado una aplicación para iOS y Android en la que a través de la pantalla táctil o mediante un dispositivo de realidad virtual se podrá visitar de primera mano emplazamientos imprescindibles.

La app, completamente gratuita, se muestra como un mapa indispensable de la Villa, una forma rápida de moverse de un lugar histórico a otro y, sobre todo, una herramienta perfecta para los turistas y para darse a conocer en la ciudad.

Apple Keynote 2017, todas sus novedades

Durante mucho tiempo se ha acusado a Apple de no hacer una presentación de productos -Keynote- a la altura de los tiempos de Steve Jobs. Una en la que mostraran un device rompedor -al parecer ni el Apple Watch ni los AirPods lo fueron- que redefina el mercado. De facto, para una gran parte de los analistas y foreros la ventaja de Apple sobre sus contendientes se había reducido solo a las cifras de ventas y beneficios: los Android ya estaban por delante del iPhone.

Coincidiendo precisamente con el décimo aniversario del lanzamiento del primer smartphone de la casa decidieron echar toda la carne en el asador y este es el resumen.

  • iPhone 8 y iPhone 8 Plus. Eran la evolución esperada de los exitosos iPhone 7 y iPhone 7 Plus. Los dos teléfonos más vendidos del mundo estaban en la encrucijada: un gran salto adelante dejaría sin margen de mejora para la estrella de la noche, el esperado iPhone X. Una pequeña evolución (una S) no tenía sentido gracias al nuevo chip. La idea es simple: retocar el exterior con una parte trasera de cristal que recuerda al sobresaliente diseño de los 4 y 5; mejorar todos los ítems relacionados con el rendimiento; no tocar las tarifas y dejar que iOS11 haga el resto. Además, el salto en la nomenclatura es toda una declaración de intenciones: ahora los iPhone tendrán la misma numeración que sus Galaxy equivalentes.
  • iPhone X. Léase iPhone “diez”. Sin lugar a dudas el iPhone más potente de la historia. También el más caro y el pionero en muchos apartados. El mejor ejemplo, su pantalla sin marcos -a excepción de la pequeña isla superior-. El primero sin ningún botón físico frontal (adiós al botón Home que ha acompañado una década a los iDevices), el primero en superar holgadamente los 1.100€, el primero en tener un panel OLED, en alcanzar las 5,8 pulgadas, en tener carga magnética y rápida, en contar con animojis, en sacar todo el fruto a la realidad aumentada (en el ecosistema, por lo menos) y el primero en batir a los equipos Android en hardware (y software). Un antes y un después y un golpe de efecto que, aunque no trajo ninguna sorpresa -filtraciones mediante- dejó satisfecho a casi todo el mundo. A pesar de su precio promete ser un súper ventas y un rival a batir para el resto de phablets (incluido el poderoso Note 8 de Samsung).
  • Chip A11 Bionic. La clave de todo. Un procesador de seis núcleos diseñado completamente por Apple que incluye, también, la primera GPU desarrollada íntegramente por los de Cupertino. Una declaración de intenciones -no parece que vayan a tardar mucho en llegar los MacBook con procesadores propios con arquitectura ARM- en la que, a pesar del tiempo pasado, da la razón otra vez a Steve Jobs: controlar hardware y software es el camino a la excelencia. Las cifras de rendimiento preliminares publicadas hasta la fecha son demoledoras: dos de sus núcleos son un 25% más rápidos que los del A10 Fusion, los otros seis un 70%. Los benchmark dan resultados tan abultados que no solo funde a los Qualcomm Snapdragon de última generación sino que hace lo propio con los últimos Exynos y se requiere entrar en comparativas con procesadores Intel Core i5 e Intel Core i7 para encontrar rival. Por cierto: en un solo núcleo es más rápido que un i7 e iguala las cifras con varios núcleos operativos. ¿Están ya preparados para dar el salto a los ordenadores? ¿De qué serán capaces las nuevas generaciones de 2018? ¿Cómo responderán a esto los rivales?
  • Inteligencia artificial para las fotografías. Es cierto que Apple, habitualmente, no entra a un mercado hasta que sabe que puede hacerlo por la puerta grande. También es cierto que, en las últimas generaciones, se acusaba a la empresa de que las fotografías de los iPhone habían dejado de ser la referencia. Para solventar todo esto ha desarrollado el nuevo Portrait Lightning y han creado un nuevo ISP (Image Signal Processor) similar al que implementan algunas cámaras premium para aumentar la velocidad en la toma de fotos, mejorar la eficiencia y, sobre todo, aplicar un sistema de inteligencia artificial que permite mapear el rostro, lo que le rodea, analizar la distancia y la luz que incide en cada componente del cuadro y dar cinco resultados diferentes optimizados en función de lo que el autor esté buscando. Una maravilla que se lo pone muy difícil a sus rivales a la hora de luchar por los amantes de los selfies.
  • Face ID. Como hemos dicho, el iPhone X es el primero que no tendrá el botón Home y, por tanto, tampoco tendrá el desbloqueo por huella dactilar. Para sustituirlo se han decantado por el reconocimiento facial pero, visto los problemas que han tenido Nokia y Samsung (desbloqueo con fotografías) el reto era complejo. Y el resultado, a falta de pruebas más completas, no podía ser mejor. Un sistema de cuatro sensores frontales que se complementan para poner en funcionamiento lo que Apple ha llamado TrueDepth, es decir, es capaz de crear un mapa de nuestro rostro en tres dimensiones para crear un retrato con un ratio de desbloqueo accidental de 1 entre 1 millón (el Touch ID tiene un ratio de error de 1 entre 50.000). Todo se almacena en un chip específico llamado Secure Enclave que no comparte esta información con ningún otro sistema y al que no tiene acceso iOS (lo blinda de hackers). Además, el FaceID sabe si estamos utilizando una foto para intentar desbloquear (son 2D), emplea una cámara de infrarrojos para poder activar el iPhone incluso en total oscuridad y analiza en milésimas de segundo hasta 30.000 puntos de tu cara cada vez que lo desbloqueamos -se actualiza constantemente- para ser inmune a los cambios de peso, de color de pelo, de barba, de gafas, etc. Hay un posible supuesto en el que podría fallar: un gemelo monocigótico podría desbloquear el iPhone de otro. Por cierto, si tenéis miedo a que lo desbloqueen mientras dormís, es imposible: requiere que detecte actividad ocular para saber que es algo voluntario.
  • Apple Watch Series 3. El reloj se ha actualizado (no exteriormente) para añadir una versión LTE que será más autónoma del iPhone. Gracias a la SIM virtual podrá descargar y subir datos a internet sin necesidad de una red wifi conocida o el propio teléfono. Y todo a una velocidad 2,5 veces superior al 3G (el 4G lo es 10 veces más pero no está nada mal para una eSIM). Esto permitirá usar música en streaming, navegar con mapas, usar Siri directamente e incluso hacer llamadas. Esto es posible, en parte, gracias al nuevo chip W2, a una mejora del 85% en conectividad wifi además de a un micrófono mejorado con un nuevo sistema de cancelación de ruido que no nos obliga a acercarnos continuamente el reloj a la boca para hablar. Hasta ahora el reloj es el pulsómetro deportivo más utilizado del mundo, el smartwatch más vendido y, de facto, uno de los relojes más vendidos en el planeta: ¿podrán estas mejoras convertirlo en el wearable más vendido? No subir los precios es todo un acierto. Añadir otros sensores como barómetros y altímetros también.
  • Apple TV 4K. El último dispositivo de la lista es el AppleTV 4K. Un dispositivo que hereda el chip del iPad Pro de última generación (y su capacidad para mover juegos e imágenes) así como un escalado gratuito de todos los contenidos en iTunes comprados al máximo de resolución disponible como un guiño hacia aquellos que tienen suficiente con juegos de exigencias gráficas más contenidas. Además, la carrera de contenidos, el crecimiento de las plataformas en streaming (muchas de ellas con oferta en 4K) y la apuesta multimedia de la empresa en los próximos años justifica esta mejora que, de nuevo, no supone una subida de precio para los consumidores.

Estaremos esperando a que los productos empiecen a llegar al mercado para poder daros un análisis más completo de todos ellos.

Sky, última en llegar a la guerra de los contenidos

Si parecía que la guerra por los contenidos televisivos en España tenía claros ganadores (Netflix y, en menor medida, HBO) y grandes perdedores (los canales generalistas y algunas plataformas de pago tradicionales), cada semana que pasa se suma un nuevo actor que viene con un as bajo la manga para intentar cambiarlo todo -de nuevo-.

El último en llegar es Sky, el conglomerado británico que viene con un formato ligeramente diferente al de sus rivales aunque con un precio similar: 10 euros al mes. Su oferta es sencilla: “cientos de películas, 12 de los canales más vistos y series de televisión completas”. Es decir, a una oferta teóricamente similar a la de Netflix y HBO (varían los contenidos en exclusiva) le suma canales de televisión “clásicos”.

Fox, Fox Life, TNT, Historia, SyFy, Disney Junior, Nickelodeon, TCM, Comedy Central, Calle 13, Disney XD y National Geographic podrán verse en directo además de en modo “catch up”: sus contenidos se almacenarán durante 30 días para que se puedan disfrutar cuando y donde se quiera. De momento, advierten, no habrá modo “sin conexión” aunque es algo en lo que están trabajando.

Lo que si disfrutarán sus clientes es de un modo online en el que podrán ver al completo las series de su catálogo. La mayoría, por cierto, pertenecen a los canales antes citados. De momento se trata de 61 series (solo 14 completas) y 258 películas a los que hay que sumar 31 contenidos infantiles.

Uno de los sinsabores del lanzamiento es el deporte. El actual reparto de los derechos ha hecho que no puedan tener oferta de contenidos deportivos, su punto fuerte en otros mercados. Si a esto le unimos que, de momento, no barajan la opción de contenidos propios.

Es cierto que parece que la oferta se queda un poco corta, aunque prometen que irá creciendo con el tiempo -según adquieran derechos- y que la posibilidad de reproducirlo solo a través de equipos iOS y Android -no cuentan por ahora con aplicaciones para smart TVs- puede hacerla algo más incómoda que sus rivales, sin embargo, ofrecen el Sky TV Box, que, por 25 euros, permite tener la aplicación en cualquier televisor.

Aunque parezca, a priori, que llega tarde para hacerse hueco en un mercado donde además de los antes citados también está Amazon Video, Wuaki, Filmin así como el cada vez mayor peso de YouTube, etc. la baza de Sky es captar a aquellos que no se animen a dar el salto definitivo al VOD puro o a aquellos que quieran tener un catálogo de canales de calidad y quieran pagar menos que a un operador clásico.

Los meses nos dirán si realmente tiene hueco en el mercado y no fracasa como ya le pasó a otras propuestas similares híbridas como TotalChannel y MagineTV.

Gamescom 2017, la industria se viste de gala en Colonia

Aunque el mes de agosto parezca poco “intenso” para los amantes de la tecnología, esta industria siempre nos guarda algún regalo en forma de lanzamiento o de feria. La que vamos a tratar de resumir hoy, la Gamescom 2017 que se celebró en Colonia entre los días 23 y 26, es la más importante de Europa y el momento en el que las grandes del sector (Microsoft, Activision, Electronic Arts o Ubisoft entre otras) aprovechan para recapitular lo mejor del año y mostrar sus intenciones de cara a la campaña de Navidad.

Probablemente, uno de los anuncios más llamativos fue el de Microsoft que por fin ha puesto fecha al lanzamiento de la Xbox One X de la que ya acepta reservas. El dispositivo saldrá a la venta el próximo 7 de noviembre y contará con una edición especial, la Project Scorpio Edition que se agotó en pocas horas.

Con títulos como Forza Motorsport 7, Sea of Thieves y Jurassic Park Evolution, el dispositivo acaparó buena parte de las miradas. También de los aplausos cuando el responsable de Microsoft anunció que más de 100 juegos recibirán mejoras para esta plataforma y que los actuales usuarios de Xbox One podrán migrar sus datos a la nueva generación, incluida nuestra configuración favorita.

Las copias de juegos serán muy sencillas y se podrán realizar desde casa utilizando una red local y los parches 4K serán migrables mediante tarjetas de memoria extraíbles. Todo ello tuvo como guinda la llegada de Xbox Game Pass (un servicio que permite acceder a una biblioteca enorme de juegos por solo 9,99€ al mes) a ocho nuevos mercados así como la llegada de siete nuevos títulos a la plataforma online. Por cierto, el Xbox Design Lab que permite diseñar nuestros mandos a nuestro gusto también llega a más mercados, entre ellos el nuestro, a partir del 21 de agosto.

Y como la gran apuesta de Microsoft es hacer que cada uno juegue en el equipo que quiera y que Windows sea su centro neurálgico, también se anunció que Forza Motosport 7 se verá (y jugará) de forma espectacular también en PC. Se gana compatibilidad con accesorios y periféricos de todas las marcas así como con monitores de hasta 21:9 de proporción.

Por supuesto, hubo espacio para mucho más que la plataforma de los de Redmond. Bandai Namco, por ejemplo, presentó su esperado Dragon Ball Fighter Z; una nueva entrega de Ace Combat 7 así como el título multijugador Naruto to Boruto. Shinobi Striker.

Final Fantasy recibió una Pocket Edition y Ubisoft dio más información sobre la nueva secuela de The Crew. Rainbow 6 Siege o el Just Dance 2018 también se llevaron buena parte de la atención del público.

Assassin’s Creed Origin, Age of Empires, un nuevo Battlefield, Need For Speed: Payback o Star Wars Battlefront 2 fueron los títulos más reseñables para el gran público que ya está esperando la campaña de fin de año para actualizar estas sagas legendarias.

En cuanto a los prestigiosos Gamescom Awards, podemos hablar de un gran vencedor: Super Mario Odissey que se llevó cinco premios, incluyendo el de Mejor Juego. Más alejado del mainstream, Double Kick Heroes se llevó el galardón al mejor título indie.

En definitiva, una demostración de la importancia que tiene el mercado europeo para las principales industrias del sector, el giro que está dando la industria para convertir los dispositivos en centros de gestión de contenidos y el comienzo de la migración, casi definitiva, a soportes no físicos online con formatos similares a las plataformas en streaming.

Noticia recomendada por Binary Soul