Gamescom 2017, la industria se viste de gala en Colonia

Aunque el mes de agosto parezca poco “intenso” para los amantes de la tecnología, esta industria siempre nos guarda algún regalo en forma de lanzamiento o de feria. La que vamos a tratar de resumir hoy, la Gamescom 2017 que se celebró en Colonia entre los días 23 y 26, es la más importante de Europa y el momento en el que las grandes del sector (Microsoft, Activision, Electronic Arts o Ubisoft entre otras) aprovechan para recapitular lo mejor del año y mostrar sus intenciones de cara a la campaña de Navidad.

Probablemente, uno de los anuncios más llamativos fue el de Microsoft que por fin ha puesto fecha al lanzamiento de la Xbox One X de la que ya acepta reservas. El dispositivo saldrá a la venta el próximo 7 de noviembre y contará con una edición especial, la Project Scorpio Edition que se agotó en pocas horas.

Con títulos como Forza Motorsport 7, Sea of Thieves y Jurassic Park Evolution, el dispositivo acaparó buena parte de las miradas. También de los aplausos cuando el responsable de Microsoft anunció que más de 100 juegos recibirán mejoras para esta plataforma y que los actuales usuarios de Xbox One podrán migrar sus datos a la nueva generación, incluida nuestra configuración favorita.

Las copias de juegos serán muy sencillas y se podrán realizar desde casa utilizando una red local y los parches 4K serán migrables mediante tarjetas de memoria extraíbles. Todo ello tuvo como guinda la llegada de Xbox Game Pass (un servicio que permite acceder a una biblioteca enorme de juegos por solo 9,99€ al mes) a ocho nuevos mercados así como la llegada de siete nuevos títulos a la plataforma online. Por cierto, el Xbox Design Lab que permite diseñar nuestros mandos a nuestro gusto también llega a más mercados, entre ellos el nuestro, a partir del 21 de agosto.

Y como la gran apuesta de Microsoft es hacer que cada uno juegue en el equipo que quiera y que Windows sea su centro neurálgico, también se anunció que Forza Motosport 7 se verá (y jugará) de forma espectacular también en PC. Se gana compatibilidad con accesorios y periféricos de todas las marcas así como con monitores de hasta 21:9 de proporción.

Por supuesto, hubo espacio para mucho más que la plataforma de los de Redmond. Bandai Namco, por ejemplo, presentó su esperado Dragon Ball Fighter Z; una nueva entrega de Ace Combat 7 así como el título multijugador Naruto to Boruto. Shinobi Striker.

Final Fantasy recibió una Pocket Edition y Ubisoft dio más información sobre la nueva secuela de The Crew. Rainbow 6 Siege o el Just Dance 2018 también se llevaron buena parte de la atención del público.

Assassin’s Creed Origin, Age of Empires, un nuevo Battlefield, Need For Speed: Payback o Star Wars Battlefront 2 fueron los títulos más reseñables para el gran público que ya está esperando la campaña de fin de año para actualizar estas sagas legendarias.

En cuanto a los prestigiosos Gamescom Awards, podemos hablar de un gran vencedor: Super Mario Odissey que se llevó cinco premios, incluyendo el de Mejor Juego. Más alejado del mainstream, Double Kick Heroes se llevó el galardón al mejor título indie.

En definitiva, una demostración de la importancia que tiene el mercado europeo para las principales industrias del sector, el giro que está dando la industria para convertir los dispositivos en centros de gestión de contenidos y el comienzo de la migración, casi definitiva, a soportes no físicos online con formatos similares a las plataformas en streaming.

Noticia recomendada por Binary Soul

Facebook, de nuevo multada por su gestión de los datos de los usuarios

La noticia ha llenado muchos titulares hoy: la Agencia Española de Protección de Datos ha impuesto una multa de 1,2 millones de euros a Facebook por vulnerar la normativa sobre protección de datos de particulares ya que la empresa “recopila, almacena y utiliza datos de los usuarios para fines publicitarios sin haber obtenido autorización expresa para ello previamente”.

La empresa, en un escueto comunicado, ha respondido que “discrepan respetuosamente” de la decisión de la AEPD y que, por tanto, “recurrirán la sanción”. La clave de su defensa es que son los propios usuarios los que voluntariamente la información que quieren añadir en su perfil y compartir con otros. Además, esos mismos contenidos no se emplean para mostrar publicidad específica.

Desde el argumentario de la Agencia, la red social ha recopilado esa información sobre su ideología, sexo, credo religioso o gustos personales sin que se haya dado un consentimiento inequívoco. Esto hace que considere que ha cometido dos infracciones graves y una muy grave por las que ha sido multado con 300.000 y 600.000 euros respectivamente.

Lo más grave para la empresa es que según el estudio llevado a cabo por la AEPD -y que se podría extrapolar a otros mercados de la UE- es que la compañía estadounidense no informa de manera exhaustiva de los datos que va a recoger y la forma en la que van a ser utilizado con la salvedad de ciertos ejemplos residuales. Además, la política de privacidad que, según Facebook de forma voluntaria, aceptan los usuarios está llena de generalidades y expresiones poco claras que dificultan la compresión por parte del usuario (aunque se detenga a leerlas con cuidado).

Asimismo, los usuarios no son informados del empleo de cookies cada vez que navegan por una web en la que pueden pinchar en un “me gusta”. De esta forma, con ese sencillo click, su información pasa a estar compilada por la empresa y se acepta de forma implícita su posterior uso, probablemente, con fines comerciales.

De este modo, el legislador también reseña que los datos de los usuarios no son eliminados cuando dejan de ser útiles para el fin por el que se recopilaron ni tampoco cuando un usuario solicita su eliminación definitiva. Lo más llamativo es que, desde que un usuario solicita eliminar su cuenta -y con ello todos los datos personales que Facebook ha recopilado- estos siguen siendo tratados durante al menos 17 meses con fines que el usuario ya no desea.

Facebook se ha defendido explicando que cumplen completamente la Ley de Protección de Datos de Irlanda, país en el que tiene centralizadas todas sus operaciones continentales y que ya está trabajando con las agencias de ambos estados miembros (España e Irlanda) para poder subsanar estos problemas.

Nissan LEAF, el líder se renueva

 

Han pasado 7 años pero por fin ha llegado la nueva generación del Nissan Leaf, el eléctrico más vendido del mundo -a pesar de que los titulares los cope Tesla- y un modelo que ha servido para demostrar que es posible dar el salto desde los combustibles fósiles a un precio razonable (lo mismo que está intentando su primo Renault ZOE).

El nuevo diseño, como ocurría con el primero, sigue primando la aerodinámica, si bien, los ingenieros nipones han intentado darle un toque más agresivo y atractivo. Lo mejor es que la empresa ha conseguido mantener la misma plataforma, francamente efectiva, para conseguir contener los costes de un nuevo desarrollo desde cero. Por eso las principales modificaciones de diseño las encontramos en la trasera y el frontal.

La nueva calandra en forma de V le acerca a sus hermanos de gama (como el aplaudido Micra) solo que en esta ocasión se ha trabajado aún más los laterales para dejar el coeficiente aerodinámico en un excepcional 0,28. Las nervaduras del capó, por ejemplo, desvían el aire más allá de los retrovisores y el parabrisas permite un aislamiento acústico propio de modelos de alta gama.

La trasera también ve mejorado su aspecto y su utilidad gracias a una luna más tendida que hace aumentar ostensiblemente la capacidad de carga del vehículo. Su tamaño se queda en los 4,48 metros, su ancho llega al 1,79 y su alto a 1,50. Eso lo convierte en una berlina media estándar con un peso de 1.535 kilos: muy contenido a pesar de las baterías. El maletero, por cierto, se queda en 435 litros, una gran mejora desde el actual.

En el interior ha mejorado el diseño y la calidad percibida. Todo es más ergonómico, más “normal” respecto a un coche convencional -uno de los puntos débiles del ZOE del que hablábamos antes- y mucho más inteligente gracias a su total integración con CarPlay y Android Auto.

Pero lo mejor está bajo el capó donde se estrena una nueva unidad de potencia con 150 CV, 320 Nm de par, una velocidad máxima autolimitada a 144 kms/h y más de 300 kms de batería en condiciones reales de uso -climatizador, carga, pasajeros, etc.- aunque homologa sobre el papel casi 380 kms.

 

Para conseguirlo se ha rediseñado por completo el sistema de baterías para conseguir una mayor densidad energética. Además, se ha conseguido que el peso solo ascienda en 10 kilos. Por si fuera poco, para 2018 prometen una segunda oferta en el catálogo con un aumento importante de autonomía (no dicen cuanto pero suponemos que superará los 400 kms reales). Ambas, por cierto, con un sistema de carga rápida en 40 minutos.

Cuenta con dos sistemas de frenada para la recuperación de energía, un sistema de e-Pedal que permiten conducir el coche solo con el acelerador (controlando las distancias el freno motor aplica una retención de 0,2G y, además, el hold assist no permite que se vaya) y el Pro Pilot le da un nivel de autonomía 2 que permitirá una gestión aún más eficiente del conjunto.

Lo mejor de todo -excepto para Tesla- es que este modelo que mejora en todo su predecesor, no supondrá un mayor desembolso para los compradores ya que las tarifas serán las mismas. La idea es superar las más de 300.000 unidades comercializadas y, sobre todo, consolidarse en los casi 50 mercados en los que se comercializa, como el eléctrico de referencia.

Exergames, ¿la unión perfecta de cuerpo y mente?

 

Son, sin duda, dos de las industrias más pujantes en la actualidad: la de la salud (todo lo que rodea a los hábitos saludables: nutrición, deporte, actividades al aire libre, gimnasios, etc.) y la de la digitalización (hacer “inteligentes” los objetos y casi cualquier apartado de nuestro día a día: desde el sueño hasta los deportes). Es por ello que cada vez son más los que se preguntan por qué no implementar los videojuegos en los gimnasios: ¿teoría gamer o una nueva forma de desarrollo personal?

Está claro (y probado) que la práctica deportiva es fundamental para el desarrollo cognitivo. Dicho de otra forma: hacer deporte nos hace pensar más y mejor. ¿Tiene entonces sentido llevar un paso más allá esta relación y hacer que se puedan practicar tareas física e intelectualmente exigentes? Ya hay un modelo inicial: los videojuegos físicamente activos o exergames.

Frente a los típicos juegos de ordenador (o consola) pensados para pasar el rato, los exergames ofrecen que hagamos ejercicio mientras realizamos actividades cognitivas. Por eso hay expertos que consideran estos juegos como una terapia óptima con personas que sufren problemas cognitivos así como una forma de potenciar nuestra propia capacidad intelectual.

La Universidad de Manchester, según explicaban hace unas semanas en Xataka, ha analizado un conjunto de 17 estudios que aglutinan datos de 926 que jugaron con estos ejercicios. Los resultados son contundentes: mejoraron su capacidad cognitiva significativamente y lo hicieron más que con otras actividades o deportes.

En el conjunto “mejora física más mejora intelectual” la práctica en juegos deportivos en plataformas como Wii, Kinect o Move son más efectivos que la bicicleta estática o un step. Esto hace que nos planteemos si existe la posibilidad de que los gimnasios y centros deportivos decidan implementar este tipo de actividades entre su oferta. Ya hay opciones de spinning virtual así como salidas en grupo en ciclismo 2.0. ¿Sería más eficiente si se plantearan como un juego de carreras ciclistas en el que además del cuerpo hay que aplicar una estrategia para ganar a los compañeros de sesión?

Es cierto que es pronto para saber si estas mejoras afectan a todos los usuarios por igual pero a buen seguro algunas actividades como el remo, la propia bicicleta estática, la cinta de correr o la elíptica podrían ser más efectivas en buena parte del público si aplicáramos también la Mens Sana a nuestro momento “físico”.

De momento ya hemos visto pruebas sofisticadas como Euskal Herriko Pilota Birtuala, el juego desarrollado por Binary Soul que recrea un partido de pelota (o un entrenamiento) y que nos permite mejorar las sensaciones respecto a un simulador clásico así como acercarnos a uno de nuestros deportes más famosos. Parece que esperan tiempos de cambio también en nuestros deportes, gimnasios y hobbies favoritos.

Nokia 8, un retorno prometedor

A finales de 2016 se anunció la vuelta de Nokia. Una empresa antaño dominadora del mercado móvil que cayó en desgracia por una serie de malas decisiones y que fue finiquitada por sus patentes de malas formas de la mano de Microsoft. Su vuelta vino de la mano del Nokia 6, un gama media-alta que dejó frío a muchos; se consolidó con los Nokia 3 y 5 presentados en el pasado MWC y ahora se rubrica con el Nokia 8, un modelo llamado a plantar cara a los tótem del universo Android.

Un modelo que debe respetar algunas tradiciones de las anteriores generaciones (sí, apuesta por la fotografía y las ópticas Carl Zeiss) pero que tiene mucho trabajo para destacar en un mercado saturado y, sobre todo, para no caer en los errores de los antiguos Lumia que pusieron los últimos clavos en el ataúd de los finlandeses.

Como era de esperar -rumores mediante- en su interior trabaja el potente Qualcomm Snapdragon 835 que ya encontramos en otros modelos de la competencia como los Galaxy S 8 de Samsung. Le acompañan 4 GB de RAM y 64 de almacenamiento ampliables mediante microSD. Todo ello debería ser más que suficiente para mover muy rápido Android 7.1.1. Sobre todo porque los “lapones” han apostado por no poner ninguna capa de personalización sobre el sistema operativo.

La conectividad es sobresaliente: USB 3.1, minijack, WiFi de doble banda, LTE Cat 9 y sistema de carga rápida Qualcomm 3.0. Algo que, de antemano, parece necesario por los escasos 3090 mAh de la batería. Y decimos escasos porque tendrán que alimentar una pantalla QHD.

Como decíamos antes, para la óptica ha apostado por trabajar con Carl Zeiss. Aunque por primera vez lo hacen con una doble lente, estándar casi obligatorio en los gama alta desde hace unos meses. Se trata de la suma de un sensor RGB de 13 Mp con uno monocromo de 12 Mp. El primero cuenta con estabilizador óptico, una apertura f/2.0, un ángulo de visión de 76,9 grados, enfoque con detección de fase y flash de doble tono.

Para dar un toque diferente a las posibilidades multimedia estrenan los vídeos Dual Sight: se graba a la vez con la cámara delantera y trasera. El resultado, un vídeo partido en dos mitades simultáneas con puntos de vista enfrentados recibe el nombre Boothie. Todo ello con un sistema de audio envolvente gracias al empleo de tres micrófonos.

La cámara delantera tiene una resolución de 13 Mp con una apertura f/2.0 enfoque con detección de fase y flash mediante la pantalla. Todo encajado en un chasis de aluminio unibody con unos marcos prominentes -no se han sumado a la moda sin marcos iniciada por LG-  y una pantalla con una diagonal de 5,3 pulgadas. El conjunto, por cierto, tiene unas medidas bastante contenidas.

El panel QHD tiene un brillo de 700 nits y una protección Gorilla Glass 5 con terminación 2.5D que deberían garantizar mucha resistencia al cristal. La estructura del smartphone le ha otorgado el certificado IP54 de resistencia a salpicaduras pero no a inmersiones.

La única incógnita que queda es el precio de este nuevo equipo. Hasta ahora la empresa se ha caracterizado por precios contenidos en su nueva etapa. Ya no son los líderes y el precio hay que “ganárselo” al igual que los clientes. Los rumores indican que la cifra no debería superar por mucho los 500 euros. Eso lo haría francamente atractivo gracias a su apuesta multimedia y a un Android limpio. La duda es si será capaz de romper los pruritos del mercado.

Por el momento echamos de menos un certificado IP68, certificados Dolby 6 -similares a los que tuvieron algunos Lumia- o carga inalámbrica: añadidos de los tope de gama Android que por presión de un mercado saturado están bajando de precio.