Navegadores, compañeros de viaje

No hace mucho tiempo los viajes largos por carretera se hacían con mucha paciencia y, sobre todo, con aparatosos y pesados mapas de carreteras que, o nos dejaban ciegos… o nos perdían más de lo que deseábamos. Fue entonces cuando la navegación GPS, algo reservado en su origen a los servicios militares, llegó a nuestras vidas: nos indican en camino, nos muestran el paisaje, los edificios, algunos prevén los atascos y otros, nos ayudan a reducir consumo llevándonos por caminos más cortos o directos.

Sin embargo, como con todas las demás tecnologías, los navegadores se han desarrollado y diversificado de modos de lo más variopinto. En nuestros smartphones, integrados en nuestro coche e, incluso, en motos y bicicletas. A todo color, en tres dimensiones, ultraligeros y con voz: estos son nuestros navegadores favoritos.

  • TomTom Go Live 1000: uno de los pocos navegadores GPS dedicados que sigue mereciendo la pena. Con unas dimesiones relativamente contenidas para el tamaño y la calidad de su pantalla, su reproducción de mapas es limpia y clara. Su pantalla táctil capacitiva responde a las mil maravillas, algo que se complementa perfectamente con su búsqueda por voz (aún así, recomendamos teclear). Su menú principal es totalmente personalizable, lo que nos permitirá acceder fácilmente a su función principal, el servicio HD Traffic. Utilizando las redes móviles y de otros usuarios que disfruten de la aplicación, te informa de atascos en tu ruta y te propone alternativas. Todo ello unido a los clásicos sistemas de ahorro de tiempo, kilómetros y obras del software TomTom. Una buena adquisición para los que en un navegador buscan sólo un GPS muy eficiente. Su precio, 300 euros.

  • Garmin Nüvi 3760T: el primer fabricante mundial de sistemas GPS nos propone un equipo con pantalla panorámica multitáctil retroiluminada de más de 4 pulgadas y 110 gramos de peso que tiene una autonomía de 4 horas con su batería de ion litio recargable. Con memoria sólida interna y ranura de expansión para tarjetas microSD, permite interactuar por voz con su sistema de reconocimiento vocal así como varios sistemas para escoger la ruta más rápida, “ecológica” y barata -libre de peajes, por ejemplo-. Por 330 euros, esta nueva edición del Nüvi se presenta como una buena alternativa a los TomTom.

  • Trail Tech Voyager: para los amantes del campo y las motos, Trail Tech presenta el navegador más fiel a sus orígenes militares del mercado. Su software relaciona los datos del rendimiento del motor con los de la navegación y la altitud para comprobar, continuamente, el estado de la moto. Además, supervisa la relación entre la temperatura ambiente y la del motor. Resiste los golpes, el agua y la incidencia del sol sobre su pantalla de 2,7 pulgadas. Indestructible por 210 euros.

  • Escort 84 Smart Mirror: uno de los peligros de los navegadores es no prestar suficiente atención a la carretera. En Escort han pensado en todo y han decidido que el mejor lugar para ubicar un navegador es el espejo retrovisor interno del habitáculo. Incorpora una pantalla panorámica de 4 pulgadas, ranura de expansión para tarjetas SD y un receptor GPS para 16 canales. Una buena y cara idea: 600 euros.

  • Google Maps: no es un navegador físico como los anteriores. Es su “peor pesadilla”. Actualizaciones inmediatas totalmente gratuitas. Compatible con todos los smartphones del mercado gracias a su aplicación compatible con el buscador web. Si el teléfono tiene una buena pantalla, se antoja como una opción gratuita y de una calidad inalcanzable. Si tenemos en cuenta que 100 teléfonos equipan Android, no es de extrañar que Nokia se haya apresurado a regalar Ovi Maps a todos los propietarios de terminales con GPS.

Bombillas de bajo consumo, otra forma de ahorrar verde

Al igual que ocurre con los coches híbridos y el reciclaje, la defensa del medio ambiente es un modo de ahorrar energía y, por lo tanto, de dar un respiro a nuestro bolsillo en estas épocas tan duras -sobre todo con la subida de todas las facturas energéticas-.

A pesar de que empezaron a comercializar en los años ’80, no ha sido hasta la explosión de las costumbres verdes que las lámparas fluorescentes han aparecido en nuestros hogares… y en nuestras calles. Así, a pesar de que su precio es muy superior en el momento de compra, en sólo 500 horas de uso, el ahorro ya es patente en nuestra factura eléctrica.

Pero, ¿cómo funcionan estas pequeñas maravillas? Una de sus claves es la sustitución de los balastos magnéticos -cebadores- por otros electrónicos que eliminan el molesto “efecto parpadeo” y el lento proceso de encendido que ha caracterizado siempre a las bombillas incandescentes clásicas. Además, como su emisión de calor es mucho menor -hasta un 80%-, su vida puede alargarse hasta doce veces (duran unas 8.000 horas). No está nada mal.

Si tenemos en cuenta que cada bombilla de bajo consumo instalada supone emitir 20 kilos de dióxido de carbono menos a la atmósfera, un estudio demostró que si se cambiaran todas las bombillas de la UE por estos pequeños artilugios, se dejarían de emitir, al menos, 20 millones de toneladas, o lo que es lo mismo, se podrían cerrar unas 25 centrales energéticas.

Otro estudio demostró que, si bien en los meses fríos las lámparas incandescentes pueden ayudar a calentar una habitación, en los meses cálidos obligan a trabajar mucho más a los aires acondicionados, con lo que además de una fuente de ahorro por si mismas, ayudan también a ahorrar energía a los equipamientos periféricos de las mismas.

Además de todo esto, en su composición, las lámparas compactas fluorescentes, tienen una menor cantidad de mercurio -elemento usado en estado gaseoso que al reaccionar con el flúor emite luz-. Por otro lado, las mejoras implementadas por algunos fabricantes permiten sustituir una bombilla clásica de 40W por una de bajo consumo de tan sólo 24W ya que su potencia lumínica es mucho mayor.

Del mismo modo, al sustituir el cebador por un balasto electrónico, este tipo de lámparas no explotan aunque se vean sometidas a un pico de energía. Lo cual hace que su seguridad tanto en el uso doméstico como en el industrial aumente.

De momento sólo existe un modo de iluminar más ecológico y eficiente, la tecnología LED que ya está instaurándose en mercados como el automovilístico y que los expertos dicen, llegará a sustituir a la bombilla clásica. Hasta que esto ocurra… sed ecológicos y ahorrad dinero.

Porsche 918 Spyder, ¡quiero un híbrido!

Hasta ahora había diferentes tipos de coches según su “pasionalidad”. Había modelos “respetuosos” con el medio ambiente; superdeportivos gastones con un gran “corazón” y modelos ecológicos como los eléctricos y los híbridos… que no se caracterizaban, precisamente, por hacer girar las cabezas a su paso. Pero Stuttgart es uno de esos lugares en los que les gusta romper las normas, si no, que se lo digan al Porsche 911, uno de los pocos modelos que sigue colgando su motor del eje trasero.

Es por ello que sólo allí podía nacer una máquina como este 918 Spyder. A simple vista parece otro potente modelo: ruedas enormes, frontal agresivo, los típicos faros redondeados de Porsche… incluso una forma típica de los targa y spyder de la marca. De hecho, ha conseguido trazar el bucle norte (Nordschleife) de Nürburgring por debajo de 7:30. Para los que no lo conozcáis, este circuito es la catedral de los circuitos. Una maravilla donde todas las marcas prueban sus modelos con la intención de impresionar a los aficionados e intimidar a la competencia.

Parece que no estoy contando nada nuevo… si no fuera porque este modelo emite 70 gramos de CO2 por kilómetro y que tiene un consumo medio homologado de a penas 3 litros a los 100 kilómetros. El modelo -que todavía es un concepto- se seguirá desarrollando en Weissach y se fabricará -quién fuera rico- en Zuffenhausen, la principal factoría de los alemanes.

Sus prestaciones son espectaculares: 320 de velocidad punta y 3,2 en el 0 a 100 -7 décimas menos que un Carrera GT-. El secreto reside en un motor térmico de ocho cilindros en V y 3.400 centímetros cúbicos  que eroga 500 caballos de potencia. Pero aquí no acaba este compendio de tecnología del siglo XXI: el modelo equipa otros tres motores eléctricos que añaden al conjunto otros 218 caballos extra. Dos de ellos están emplazados en el eje posterior y el tercero en el anterior, lo que sirve para equilibrar las masas a un 50% y, por lo tanto, mejorar la eficacia. Estos motores se alimentan con unas baterías de ion litio refrigeradas por agua y que se emplazan detrás de los asientos con forma de bacquet.

Además, como se trata de un híbrido enchufable (plug-in hybrid) utiliza para recargarse, tanto la energía cinética como la red doméstica. Como siempre, ha sido equipado con una caja de cambios automático-secuencial de doble embrague de siete marchas PDK y su carrocería y chasis monocasco se han realizado íntegramente en fibra de carbono.

El coche tiene cuatro modos de conducción: si escogemos el modo “E”, sólo usa los motores eléctricos con lo que durante 25 kilómetros no emite ningún gas nocivo. En “H” el equipo funciona en modo híbrido y una centralita decide cuál es la combinación más adecuada en cada momento. En modo “S” o Sport el coche potencia las prestaciones sobre la eficiencia, y, finalmente, en “R” o Race, el modo es el más radical y permite utilizar el sistema E Boost, similar al KERS de los Formula 1.

¿Quién quiere un híbrido?

Las mejores publicaciones de tecnología

Sois ya varios los que me habéis preguntado cuáles son las revistas tecnológicas en prensa escrita que suelo leer para informarme de las noticias que luego publico y compartimos en los blogs. A continuación os detallo las principales -muy diferentes entre sí tanto en contenidos como en formato y objetivos- y otras que, aunque no adquiera con asiduidad tienen artículos y reportajes de lo más interesante.

  • Tech Style: como ellos mismos definen en su línea editorial, esta publicación de IDG, no tiene como objetivo detallarnos todos los datos objetivables de cada gadget y aplicación informática. Más bien todo lo contrario. Entra dentro de las revistas de “tendencias” y de aquellas que prefieren explicarnos para qué son los artilugios. Cuál es su objetivo y por qué pueden ser de interés. Entienden -como su propio nombre indica- la tecnología como un estilo de vida. Por un precio bastante asequible -5 euros- esta publicación mensual tiene un carácter didáctico en cuanto al desarrollo tecnológico sin dejar nunca de lado los orígenes de los avances que disfrutamos en pleno siglo XXI. Toda una referencia.
  • What Hi Fi: la biblia para los amantes del audio y vídeo. Si no está en esta revista no existe. Si no está bien puntuado -son bastante objetivos-, no merece la pena. Su explicaciones técnicas son de primera. Sus pruebas con películas y discos que todos ponemos tener en casa, de lo más útil. Su página web -en inglés- es una hemeroteca sin precio para cualquiera que se plantee adquirir un gadget. Todo lo que hay y por qué hay que comprarlo.
  • Stuff: es un punto intermedio entre las dos anteriores. Se centra en objetos de consumo, aunque no en sus características técnicas. Al final de cada publicación hay un interesante ranking por sectores (audio, vídeo, pc, cámaras, etc…) que es muy útil para los compradores potenciales.
  • Gadget: una interesante publicación similar a la anterior en formato pero con más contenidos técnicos. También mensual, se caracteriza por efectuar comparativas con mucho contenido. Analizan todos los aspectos de los productos sin ser excesivamente técnicos.
  • iCreate: al igual que MacWorld y otras publicaciones relacionadas con el mundo de Apple, son geniales si buscas como potenciar el uso de todos los artilugios que tienes de los californianos. Sin embargo, suelen pecar de demasiado “partidismo”, nunca se atisba fallos para los de Jobs. MacWorld pertenece al universo IDG.
  • PC World: una de las primeras publicaciones que salió a la luz cuando los ordenadores empezaron a extenderse. La mayor competencia que en el mundo Apple la hace mucho más objetiva que las anteriores. Muy útil a la hora de comprar un PC ya que suele tener al día -y muchas veces por adelantado- todo lo que hay en el mercado. Sobre todo en cuanto a hardware. Otra dentro de la editora IDG, la gran referencia en el sector.

Torre Iberdrola, nuestro referente arquitectónico

Después de haber analizado las últimas semanas los hitos “ecológicos” de fabricantes de automóviles, electrodomésticos e, incluso, rascacielos emblemáticos, es hora de que acerquemos la mirada al corazón de nuestra capital económica. Una villa que ha ganado multitud de [Enlace roto.] arquitectónicos por su regeneración urbanística y que ahora es espejo en la que se miran otras ciudades y municipios de todo el mundo. La última piedra preciosa en insertarse en su corona ya está provocando admiración por la tecnología que lleva en su interior: la Torre Iberdrola.

El rascacielos, cuya primera piedra se colocó allá por marzo de 2007, es uno de los pocos edificios en todo el Estado que goza de la certificación LEEDS CS 2.0 (Líder en Eficiencia Energética y Desarrollo Sostenible, con sus siglas inglesas). Otorgado por el Green Building Council estadounidense, se trata de un sistema de clasificación de edificios sostenibles que evalúa y reconoce aquellos proyectos más respetables con el medio ambiente. Uno de los motivos por los que se le asignó a este proyecto fue la regeneración de un espacio que anteriormente fue de uso industrial.

Pero, ¿por qué la obra de César Pelli es un edificio sostenible? La que será la segunda torre más alta de la Península, se caracteriza por su capacidad para reutilizar de forma ecológica los recursos energéticos y naturales que la rodean. Su diseño está pensado para proteger la salud de los miles de trabajadores que habitarán en su interior, así como para potenciar el uso eficiente de recursos como el agua y la energía solar y eólica. Todo ello, según Pelli, también redundará “en una mayor eficiencia de los recursos humanos”.

http://www.youtube.com/watch?v=Cn1UKwV4520

Con 50.000 metros cuadrados edificables y una cota máxima de 165 metros sobre el suelo, tiene 41 plantas (contando la planta baja y las entreplantas), así como un lobby de entrada de unos 1.875 metros cuadrados de superficie. La altura de cada piso rondará los 4 metros, lo que otorgará a cada planta una claridad envidiable.

Además, para desatosigar los problemas de aparcamiento del “Botxo”, contará con 717 plazas de aparcamiento y un aforo de hasta 3.500 personas.