Apple, la manzana de oro

Mi hermano me facilitó ayer una noticia que aparecía en la web de Cotizalia sobre la famosa empresa de Cupertino, Apple. Al parecer, la compañía liderada por Steve Jobs estuvo el pasado lunes 13 a un paso de convertirse en la primera empresa tecnológica en tener un valor bursátil de 300.000 millones de dólares, sólo por detrás del gigante petrolero Exxon.

Pero, ¿cómo ha pasado en sólo unos años Apple de necesitar una inversión de capital de 150 millones de dólares de su gran rival Microsoft para no desaparecer a valer 65.000 millones más que la empresa de Bill Gates?

La capitalización bursátil de la empresa -el valor en bolsa de la misma- se ha multiplicado por 45 en la última década. La clave, sin duda, el éxito de algunos de sus productos que se han convertido en referencia de sus nichos de mercado y, sobre todo, en modelo a imitar.

Su primer gran éxito, el iPod, ha acompañado siempre a la empresa en esta escalada de valor. Así, desde que en septiembre de 2001 este reproductor llegara a las tiendas para sustituir a los WalkMan y mp3, la “manzana” se ha revalorizado un 3.690%.

Unos años después, y ante la presión de los consumidores, lanza en 2007 el archifamoso iPhone. Desde entonces aumentó otro 280% -cuatro veces- el valor de sus acciones.

Y la verdad, es que las últimas cifras de ventas de los de Jobs son irreprochables: 14,1 millones de iPhones en el último trimestre, 4,2 millones de iPads, 9 millones de iPods y casi 4 de ordenadores portátiles y de sobremesa.

Por fin Steve Jobs ha conseguido que su manzana sea de oro.

Honda, Toyota y GM, tres formas de entender la hibridación

Todos los expertos en automoción coinciden en que el actual sistema de motorización de los coches no tiene demasiado futuro. El presente más inmediato pasa por optimizar al máximo los sistemas de combustión -tanto gasolina como diésel-, el mañana más próximo por la hibridación y la electrificación de los automóviles, así como su medio plazo. El futuro lejano está, probablemente, en el hidrógeno.

Son muchos los gobiernos que están haciendo un gran esfuerzo por promocionar las ventas de los vehículos eléctricos. Aunque no están invirtiendo tanto en los lugares de recarga de las baterías, lo que, unido a la baja autonomía de la que todavía disfrutan estos modelos, nos deja en manos de los coches híbridos.

Y como todo desarrollo tecnológico que se precie, las vías de investigación han sido diversas y, por lo tanto, los resultados también. Es por ello que, cuando muchos consumidores acudimos a los concesionarios las dudas nos invaden nuestra cabeza para acabar con la gran pregunta: ¿cómo funciona un híbrido? ¿Qué sistema es mejor? Aunque es probable que no podamos responder a la última pregunta, sí podemos hacerlo a la primera. Aquí tenéis como funcionan los tres principales sistemas híbridos del mercado de automóviles:

  • El sistema en paralelo: en este conjunto el motor térmico es la principal fuente de energía y el motor eléctrico actúa aportando más potencia al sistema. Éste último ofrece su “fuerza” en la arrancada y en los procesos de aceleración, justo cuando el motor térmico convencional consume más. Es un sistema sencillo y barato que puede ser implementado en cualquier modelo ya existente y que equipara el precio del vehículo a los convencionales. El mejor representante de este tipo de motores son los IMA de Honda, como el Honda Insight.
  • El sistema combinado: es más complejo que el anterior. Consiste en un motor eléctrico que puede mover por sí mismo al vehículo a bajas velocidades durante un periodo corto de tiempo, lo que nos permite circular con emisiones 0. Cuando la velocidad aumenta y pasan unos kilómetros, los motores térmico y eléctrico funcionan solidariamente de modo que el térmico funciona como principal elemento de propulsión y como alimentador del generador que, a su vez, provee de energía al motor eléctrico. Esto le resta eficacia al conjunto, pero es el sistema más extendido. Lo utiliza el Toyota Prius. La marca japonesa le ha dado una vuelta más de tuerca al sistema con la creación del Toyota Prius Plug-in, un híbrido enchufable que aumenta sus autonomía en modo eléctrico.
  • Sistema en serie: el último en llegar de la mano de un fabricante de gran tamaño. En él, el vehículo se impulsa sólo de modo eléctrico, que a su vez obtiene energía de un generador alimentado por un motor térmico, que en ningún caso sirve para mover el coche. En el caso del Chevrolet Volt y el Opel Ampera, se trata de un pequeño motor de 1,4 litros que consume 2 litros a los 100 kilómetros. Este tipo de coche se le conoce como vehículo eléctrico de autonomía extendida ya que, a diferencia de los eléctricos puros, tiene un rango de utilización de unos 500 kilómetros con una sola carga de las baterías y del tanque de gasolina y puede seguir andando sólo con volver a llenar el depósito. Sus emisiones son mucho más bajas -en las pruebas realizadas hasta el momento- que las de cualquier otro modelo híbrido.
En cualquier caso, os recomiendo que también indaguéis el Nissan Leaf, el primer modelo eléctrico desarrollado íntegramente desde 0. Con un chasis, motor, bastidor y diseño diseñados para ser un vehículo ecológico y no a partir de la adaptación de uno de combustible.

Google Nexus S

Google está de enhorabuena. La misma semana que se hace público que su [Enlace roto.], la compañía hace oficial el lanzamiento de su nuevo smartphone, el Google Nexus S.

El terminal, que según la revista Time disfrutará de la versión “gingerbread” del SO Android, se trata de un terminal Samsung con una pantalla táctil de 4 pulgadas y disfrutará de tecnología NFC para pagar con el terminal. Este protocolo (acrónimo de Near Fiel Communication) se basa en un interfaz inalámbrico que establece una comunicación entre dos sujetos -se llama comunicación peer-to-peer– y permite que ambos entablen una conexión inalámbrica sin restricciones en un radio de 20 cms.

Entre otras características, el modelo tiene un procesador de 1Ghz Samsung Hummingbird de última generación, capacidad para almacenar 16GB, cámara de 5 mpx, conexión Wi-Fi, giroscopio de 3 ejes -esa herramienta con la que podemos girar el móvil y el contenido de la pantalla solidariamente y que tanto nos divierte a los que no lo tenemos en nuestro dispositivo-, pantalla digital antihuella y soporte para llamadas VoIP/SIP -llamadas a través de Internet, como Skype-.

Así, este terminal, punta de lanza de un sistema operativo con un 25% del mercado mundial, sustituye al anterior Google Nexus One que no fue capaz de superar a su gran rival, el iPhone 3GS, en prestigio ni [Enlace roto.]. Estará a la venta desde mañana día 16 en Estados Unidos por 728 dólares y entrará a Europa cuatro días más tarde por el Reino Unido.

El iPhone 4 ya tiene un rival nuevo con el que competir.

Las veinte películas más taquilleras de la Historia

Para acabar con la “semana del cine en nuestro blog” he pensado en publicar la lista de las veinte películas más taquilleras de la Historia y también cuál fue su coste de producción. Tened en cuenta el año en el que se produjeron. Os llevaréis sorpresas. El punto en común -además de ser historias fáciles de digerir- es su alta carga de efectos especiales. Pura tecnología e infografía aplicada a nuestro arte favorito.

  1. Avatar (año 2009) recaudó 2.780 millones de dólares. Costó 237 millones.
  2. Titanic (año 1997) recaudó 1.843 millones de dólares. Costó 200 millones.
  3. El Señor de los Anillos: El retorno del Rey (2003) recaudó 1.120 millones y costó 94.
  4. Piratas del Caribe: el cofre del hombre muerto (2006) ingresó 1.067 millones con un presupuesto de 225.
  5. Batman: el caballero oscuro (2006) recaudó 1.002 millones y costó 185 millones.
  6. Harry Potter y la piedra filosofal (2001) ingresó 975 millones con un presupuesto de 125.
  7. Piratas del Caribe en el fin del mundo (2007) recaudó 960 millones y costó 300.
  8. Harry Potter y la órden del Fénix (2007) recaudó 939 millones y costó 150.
  9. Harry Potter y el misterio del príncipe (2009) ingresó 934 y costó 250 millones.
  10. El Señor de los Anillos: Las dos Torres (2002) ingresó 925 millones y costó 94.
  11. Star Wars: La amenaza fantasma (1999) recaudó 924 millones y valió 115.
  12. Shrek 2 (2004) ingresó 919 millones de dólares.
  13. Parque Jurásico (1993) recaudó 915 millones de dólares con un coste de 95 millones.
  14. Harry Potter y el cáliz de fuego (2005) ingresó 896 millones y costó 150.
  15. Spiderman III (2007) ingresó 891 millones para un presupuesto de más de 250.
  16. Ice Age 3: el origen de los dinosaurios (2009) recaudó 884 millones para un coste de 90 millones.
  17. Harry Potter y la cámara de los secretos (2002) ingresó 879 millones y costó 100.
  18. El Señor de los Anillos: la comunidad del anillo (2001) recaudó 870 millones y costó 93.
  19. Buscando a Nemo (2003) ingresó 864 millones.
  20. Transformers II: the revenge of The Fallen (2009) recaudó 863 millones y costó 200 millones.

Como último dato: ninguna de ellas es la que más entradas ha vendido. Ese honor le corresponde, de largo, a “Lo que el viento se llevó” (“Gone with the Wind”) de 1939. El drama de 224 minutos (sí, habéis leído bien) estuvo en taquilla durante años, pero como el precio del cine era más bajo -cosas de la inflación-,  no está en este ranking.

Producción mundial de automóviles

Recientemente se publicó en el anuario de la revista autopista la lista de los principales fabricantes mundiales de automóviles. La lista sigue encabezada por la japonesa Toyota, seguida de la estadounidense General Motors y la alemana Volkswagen.

El dato más significativo es el de la producción mundial de automóviles que lidera China cada vez con más distancia sobre Japón, segunda potencia, y Estados Unidos, tercera potencia. Tanto la producción como el número de coches por habitante han aumentado a pesar de la importante crisis que azota al sector gracias, sobre todo, al incremento del consumo en China -verdadero motor de este mercado- y otros países emergentes como Brasil. A continuación tenéis las tablas.

Producción por países

  1. China:  13.790.994 unidades (+48,3%)
  2. Japón:  7.934.516 unidades (-31,5%)
  3. Estados Unidos:  5.708.852 unidades (-34,3%)
  4. Alemania:  5.209.857 unidades (-13,8%)
  5. Corea del Sur: 3.512.926 (-8,2%)
  6. Brasil: 3.182.617 unidades (-1%)
  7. India:  2.632.694 unidades (+12,9%)
  8. España:  2.170.078 unidades (-14,8%)
  9. Francia:  2.047.658 unidades (-20,3%)
  10. México:  1.561.052 unidades (-28%)

Producción por fabricantes

  1. Toyota-Daihatsu-Hino: 7.234.000
  2. General Motors: 6.459.000
  3. Grupo Volkswagen: 6.067.000
  4. Hyundai-KIA: 4.646.000
  5. Ford: 4.415.000
  6. FIAT-Chrysler: 3.419.000
  7. PSA Peugeot Citroën: 3.042.000
  8. Honda: 3.013.000
  9. Nissan: 2.745.000
  10. Suzuki: 2.388.000
  11. Renault-Dacia-Samsung: 2.296.000
  12. Daimler: 1.448.000
  13. Chana Automobilie Liability: 1.426.000
  14. BMW: 1.258.000
  15. Mazda: 985.000

Vehículos por cada mil habitantes

  1. Estados Unidos: 819
  2. Italia: 693
  3. Canadá: 618
  4. España: 618
  5. Japón: 591
  6. Reino Unido: 579
  7. Bélgica: 559
  8. Alemania: 538
  9. Suecia: 522
  10. Polonia: 497

Respecto a los países emergentes, el Argentina hay 212 automóviles por cada 100 habitantes, en Brasil 141, en China 38 y en India 16. Eso sí, en esto dos últimos países se ha multiplicado por 10 en veinte años.