Parrot: seguridad, diversión y tecnología al volante

Si alguno de vosotros se parece a mi, probablemente adoraréis vuestro iPod. Llevar música de calidad en cantidades industriales a cualquier parte… pero si os pasa como a mi y vuestro coche no dispone de una entrada auxiliar y sólo tenéis un reproductor de CD con mp3 (algún defecto debía tener mi maravilloso SEAT LEON I), no os preocupéis. El fabricante de sistemas inalámbricos Parrot tiene la solución ideal: el MKi9100 diseñado específicamente para iPods y iPhone.

El MKi9100 es un sistema inalámbrico válido para cualquier modelo de coche que incorpora un amplificador digital de hasta 20 vatios y que se puede emparejar con hasta diez equipos de reproducción bien vía Bluetooth o con entrada USB.

Gracias a la tecnología Phonebook desarrollada por la marca del loro, podemos sincronizar también toda nuestra agenda de teléfono, lo que nos permite disfrutar de un completo kit manos libres para recibir o realizar llamadas -tened siempre en cuenta las limitaciones de traducción de estos sistemas, no es precisamente el procesador de KITT- hasta un máximo de 8.000 contactos.

Su instalación es relativamente sencilla: el sistema de recepción de señal se integra en el propio equipo de música del vehículo, con lo que podemos aprovechar sin interferencias los altavoces del coche. Por otro lado, la pantalla del sistema nos muestra las listas de reproducción y también -al igual que todo el sistema- prioriza cualquier llamada entrante o saliente sobre la reproducción de música-.

El mando principal, que puede ir ubicado en cualquier parte del habitáculo, posee los mandos de encendido, apagado, volumen, inicio y final de llamada, así como los dos saltos posibles de canción y contacto.

Todo ello, además, por un precio bastante competitivo de 162,99€ en su página web. Una alternativa bastante asequible a cambiar el equipo de audio de nuestro vehículo.

Apple y Google, percibidas como las más innovadoras

Normalmente siempre existe una diferencia entre lo que percibimos y la propia realidad. Es por ello que la empresa de la manzana y el buscador son percibidas como las dos más innovadoras del planeta a pesar de ocupar una posición bastante retrasada (81 y 44) en la lista de las mil empresas que más invierten en investigación y desarrollo.

Según el informe anual sobre innovación en la empresa, elaborado por la consultora Booz & Company y publicado por el diario [Enlace roto.], las dos informáticas, seguidas de 3M, son percibidas en una encuesta llevada a cabo entre 450 ejecutivos, como las más innovadoras del mundo.

Así, en un ranking dominado por las farmacéuticas (seis de los diez primeros puestos) y en las que sólo Nokia y Microsoft se asoman a la cabeza, vemos como las empresas japonesas invirtieron en I+D un 10,8% menos, las estadounidenses un 2,8% menos y que las europeas se mantuvieron estables.

No obstante, sin tenemos en cuenta que la facturación de casi todas estas empresas disminuyó considerablemente en los últimos meses, descubrimos que la inversión relativa (respecto a sus ingresos) aumentó en todos los casos casi un 4%.

Así, según José Arias, vicepresidente de Booz & Company, “el informe demuestra que la cantidad de dinero invertida en investigación y desarrollo no garantiza el éxito, el dinero no compra resultados. Lo importante es alinear la estrategia en innovación con la de la compañía”. De este modo, tanto Google como Apple “son consideradas las empresas más innovadoras y ambas coinciden en gestionar de forma eficiente los procesos de creación y de comercialización de nuevos productos”.

Aquí tenéis el interesante gráfico de Expansión, así podréis sacar vuestras propias conclusiones.

Anboto se acerca a Silicon Valley

El pasado viernes 17 el periódico Deia se hizo eco de una noticia que marcará un antes y un después en la industria tecnológica vasca. Anboto Group, la empresa de Xabier Uribe-Etxebarria, ha sido elegida la mejor nueva compañía tecnológica del mundo gracias a su liderazgo en el sector de las ventas on-line.

La compañía de Erandio (aunque prepara ya su desembarco en la Meca californiana) sólo tiene poco más de un año de edad, pero ya ha sido tiempo suficiente para desarrollar un interfaz para clientes de la Red que le ha valido el premio a la mejor start up -nuevo negocio- del año para la lista Innovate 100.

El secreto de estos bizkaitarras es sencillo: cualquiera que haya intentado comprar algo en Internet sabrá que se trata de un proceso excesivamente cerrado, mecanizado y frío. Pero el asistente virtual puesto en marcha por Anboto Group permite que se establezca un diálogo “natural” entre el usuario y la máquina: se simula el lenguaje humano bien escrito o con voz.

Uribe-Etxebarria explica que para el lenguaje escrito disponen de unos 600.000 conceptos, “ya que no trabajan sólo con palabras. Cuando se quiere decir “llueve mucho” se usan conceptos como “llueve a cantaros” o “chaparrada”, según el idioma”.

Innovate 100


Es por este “descubrimiento” que GuideWire Group ha decidido que este prometedor proyecto aparezca dentro de la lista Innovate 100, en la que aparecen empresas que suponen “una buena oportunidad de negocio”, en boca de Chris Shipley. Esta mujer, probablemente la más influyente de Silicon Valley gracias a su descubrimiento de pequeños proyectos que se han convertido en grandes empresas, vio en Anboto una “velocidad exponencial para generar negocio”.

Precisamente estar en el ojo del huracán ha hecho que los de Erandio estén negociando con e-Bay, Gap, IMQ o Ipar Kutxa. Esto ha hecho que los 18 trabajadores de Anboto estén desbordados y que se plantee el traslado de su oficina de Boston a San Francisco.

Próxima parada, Bilbao


Y como Uribe-Etxebarria, ex alumno de Deusto y del Massachusetts Insititute of Technology de Boston, siempre tiene un ojo en casa, ha conseguido que el próximo World Wide Web Consortium (W3C), la comunidad internacional que desarrolla los futuros estándares de la red, se celebre el próximo mayo en Bilbao. A ella acudirán IBM, Google, Microsoft y el “creador” de la Internet, Tim Berners-Lee.

Un último apunte, se llaman Anboto porque suena igual en todos los idiomas y porque “bot” remite a robot.

Duracell myGrid, cargador sin cables

Altavoces sin cables, auriculares sin cables, intercambio de datos vía Bluetooth, Internet móvil y wifi, ordenadores portátiles, consolas sin cables, teléfonos inalámbricos y sin cables… todos los gadgets se han liberado poco a poco de la tiranía de los cables… hasta que se les acaba la batería. Muchos nos hemos ido de viaje y nos hemos llevado en la maleta una colección de cargadores y adaptadores a la corriente con la esperanza de que la batería de lo mejor de sí… hasta ahora.

Los chicos de Duracell se han estado estrujando la cabeza hasta dar con un cargador para todo tipo de dispositivos -desde el móvil a la BlackBerry, el iPod e incluso algún que otro tipo de consola- que no necesita más que una única toma a la corriente. Se llama Duracell myGrid y no sólo nos ahorra cargar con tres cargadores, sino que utiliza su tecnología inteligente para ahorrar energía.

Como todavía no hay demasiados dispositivos adaptados a este novedoso sistema de recarga, algunos han de usar un pequeño adaptador conductor para que la electricidad pase de la placa (que no sólo resiste el agua, sino que se puede tocar con la mano sin miedo) a la batería. Los más “avanzados” cumplen simplemente con una funda conductora -como en el caso de las BlackBerry’s. En otros dispositivos que se alimentan mediante USB y minijacks, hemos de recurrir a clips menos vistosos que se “añaden” al gadget para cargarlo.

El gran reto, como casi siempre, es conseguir un estándar de precio razonable. Aunque Duracell tiene la intención de lanzar adaptadores para casi todos los productos del mercado, estos tienen un precio que rondan los 30€, cuando la propia placa no llega a los 40.

Aún así, parece que ya estamos un poco más cerca de librarnos de esas marañas de cables que muchas veces llenan nuestros cajones y maletas. Felicidades, Duracell.

Un cargador único para Europa

Ya era hora: los europeos podremos disfrutar, desde principios de 2011, de un cargador estandarizado para nuestros móviles basado en los micro-USB. El proceso ha sido largo y sólo ha llegado a buen término un año y medio después de que los trece principales fabricantes mundiales de estos dispositivos móviles (Apple, Nokia, Samsung, SonyEricsson, RIM, LG, Motorola, entre otros) se pusieran de acuerdo en armonizar la clavija que permite conectarlos a los ordenadores.

La noticia, publicada en [Enlace roto.] el pasado 29 de diciembre, también explica que las dos autoridades continentales competentes en esta materia -el Comité Europeo de Normalización y el Instituto Europeo de Normas de Telecomunicación- ya han definido las normas para que el nuevo cargador -que compatibilizará los móviles inteligentes capaces de transmitir datos con los ordenadores- llegue a principios de este año.

Además, como indica Antonio Tajanoi, vicepresidente de la Comisión y comisario de Industria, “el cargador común facilitará la vida a los consumidores, reducirá la cacharrería inútil y beneficiará a la economía. Todos salimos ganando”.

Las normas recién aprobadas incluyen la interoperabilidad, cuestiones de seguridad y relativas a las emisiones electromagnéticas y garantizan a los nuevos cargadores suficiente “blindaje” contra las interferencias.

La última ventaja: cuando adquiramos un nuevo móvil, no necesitaremos hacernos con una nueva pléyade de cargadores y adaptadores, aunque se trate de una marca nueva, ya que todos serán válidos y aptos para cualquier modelo y situación. Ya era hora.