Google Bot, el gran cerebro

Siempre he pensado cómo es posible que con teclear unas letras en nuestro teclado, un ordenador ponga grandes paquetes de información a nuestro alcance. Decenas de buscadores nos facilitan las búsquedas, pero hay uno que es, sin duda, sinónimo de todo lo que Internet ofrece: Google.

Después de indagar tanto en wikipedia y con la ayuda de un reportaje publicado esta semana en la revista Quo, he conseguido reconstruir como funciona el corazón del gran cerebro de la Red.

La parte del creador


Como es obvio, para que Google te encuetre, primero tienes que volcar contenidos en una web, blog o similar. Es entonces cuando los Google Bots -o robots de búsqueda de Google- rastrean los contenidos y llegan a nuestra “página”. Sin embargo, no todo lo que escribimos es percibido. Hay órdenes como “nofollow” que si son indicadas en el código de la página -archivo “robots.txt”- evitan que Google nos indexe. Todo lo contrario ocurre cuando tenemos enlaces en nuestra página o somo linkados desde páginas con “autoridad”. Pero tened cuidado, si manipulamos en exceso los textos para ser rastreados por los Google Bots, corremos el riesgo de que nos eliminen de los resultados.

Si somos detectados, Google utiliza los títulos de páginas y enlaces de nuestras webs en sus índices. En otro índice paralelo se almacena el contenido de la página (que posteriormente es evaluado en lo que se llama comprobación editorial) y se comprueba gracias a las búsquedas de los usuarios -detectan spam y se observa que se cumpla la normativa de protección de datos-.

Si el contenido o los indexadores son engañosos, Google nos “penaliza”.

El usuario de Google


Cuando entramos en google.com y tecleamos lo que queremos buscar, el portal nos sugiere palabras de búsquedas recientes y se apoya en sinónimos para mejorar los resultados. En estos tienen más importancia las web locales y más cercanas al punto geográfico del buscador. De los millones de posibilidades, sólo se muestran unas mil.

Aquí entra el programa Page Rank, el gran secreto de los de Silicon Valley. Éste ordena por ranking de interés las webs, aunque según los criterios del propio buscador. Para todo ello se aplican filtros, aunque si hay libros, vídeos o noticias relacionadas con la búsqueda, se entremezclan con las webs. Siempre se prioriza las webs visitadas anteriormente por el IP del usuario.

En ocasiones, si el término buscado también está siendo buscado a la vez por muchos otros usuarios, Google podría primar la “tendencia” de este término sobre los demás criterios.

Y aquí se obra la magia: todos los resultados aparecen en menos de un segundo y las estadísticas nos dicen que casi el 70% de los usuarios halla lo que buscaba entre las 40 primeras webs.

La extraña semana de Apple

Las últimas semanas del año son siempre ajetreadas: compras, comidas, estrés navideño en definitiva. Al parecer, las empresas tampoco se libran de todo esto y un buen ejemplo es la empresa de Steve Jobs. En un sólo día se han publicado dos noticias de lo más curioso sobre los de Cupertino.

Llega el iPhone 5


El Confidencial publicó ayer la noticia “más esperada” del año: ya tenemos iPhone 5. Hasta ahora, todo normal. Incluso si tenemos en cuenta que se fabrica en China y que tendrá pantalla tactil, podemos estar ante una noticia normal. Lo más curioso, sin embargo, es que este nuevo terminal no ha sido lanzado por Apple. Esto nos coloca en una situación sin precedentes, es la primera vez que una empresa me too -imitadora- lanza una copia al mercado antes incluso de que llegue el original.

Por lo que comenta la noticia del periódico digital, las prestaciones no merecen ni ser comentadas. Pero sí es cierto que el modelo lanzado tiene características que la rumorología de Internet adjudica al nuevo modelo de Apple. Lo más curioso es que es la misma empresa que no hace muchas semanas lanzó al mercado el iPed. Para hacer más kafkiana la historia, este teléfono se fabrica en Shenzhen, paraíso de los imitadores y sede de Foxconn, fabricante de todos los componentes de Apple para sus productos.

Aunque desde Cupertino no se han pronunciado por esta nueva copia a su modelo estrella -normalmente la mayoría de compradores de modelos de alta gama ven en la marca un plus-, sin embargo, el modelo de Meizu parece elevar significativamente el nivel frente a otras imitaciones de gama baja.

Demanda de Nokia


La otra noticia de la que se hicieron eco los medios ayer fue la demanda interpuesta por Nokia en los juzgados de Londres, Düsseldorf y Mannheim alegando que Apple utiliza sin su permiso en sus modelos hasta 13 patentes de la firma de Espoo.

Así, los fineses acusan a los de Silicon Valley de incorporar en sus modelos una pantalla multitáctil desarrollada por Nokia sin ejecutar la consiguiente indemnización por usar una patente registrada.

La noticia del New York Times explica que el famoso “movimiento” con el dedo que nos permite pasar rápidamente entre menús y la tecnología para acceder en tiempo real a cualquier tienda de aplicaciones (Ovi en el caso de Nokia y Appstore en la de Apple).

No obstante, esta batalla legal no es nueva. Desde el lanzamiento y éxito del iPhone, básicamente a expensas de Nokia, las acusaciones legales han sido constantes. Nokia ya demando a Apple hace unos años en el juzgado de Delaware por abuso de posición dominante en el mercado, y Apple a Nokia por utilizar sin su permiso otras 13 patentes.

“El motivo por el que Nokia pone demandas en varios países a la vez es porque, en caso de ganar, multiplica los ingresos a los litigantes”, explica Peter Chrocziel, abogado de la propiedad intelectual de Freshfields Bruckhaus Deringer en Múnich. Si tenemos en cuenta que cada smartphone supone registrar alrededor de unas mil patentes, parece que esto no ha hecho más que empezar.

El Home Cinema total

Últimamente he podido comprobar en mis propias “carnes” lo complicado que puede ser para algunos usuarios instalar un equipo de Home Cinema -formado por altavoces, subwoofer y amplificador- unirlo a un reproductor de BluRay y llevarlo hasta la televisión.

Lo que en principio es algo bastante sencillo, muchas veces se convierte en algo difícil si el consumidor está acostumbrado al sistema: “meto el dvd y le doy al play”. Es por ello que Samsung, en su línea de facilitar productos sencillos y de calidad a precios racionales, ha lanzado al mercado una nueva generación de sus equipos de home cinema con BluRay integrado.

En este caso vamos a hablar del HT-C6930, un reproductor 3D con un amplificador integrado que eroga hasta 1330 vatios repartidos en 7 canales con sistema de sobreescalado para formatos de menor calidad que decodifica toda la gama Dolby y DTS (a excepción de DTS NEO6 y Dolby EX). Cuenta con 2 entradas HDMI, así como una salida (pensada para la TV) compatible con 3D, módulo WiFi, y varios puertos USB.

A todo ello hay que unirle un moderno iDock incluido que permite sincronizar los contenidos de tu iPhone o iPod con los altavoces; el programa AnynetPlus para utilizar todos los dispositivos de la marca bajo un único mando a distancia; el sistema AllShare para conectar los dispositivos de modo inalámbrico; el control de sonido inteligente -que equilibra automáticamente las diferencias de volumen y potencia entre los diferentes canales- y la compatibilidad con el formato DivX.

No nos extraña que haya sido elegido por la revista Stuff como el equipo integrado del año. Su precio, poco más de 1.000€.

DTS o Dolby

Muchas veces encendemos nuestro reproductor, introducimos el disco para ver una película y entramos en el menú de opciones. Es ahí cuando muchos nos hacemos la pregunta: ¿reproducción en DTS o Dolby? Intentaremos resolver esta duda.

Dolby Digital


Este sistema de compresión creado por Dolby Laboratories dispone ahora de su versión Plus -una evolución del AC-3-, contiene un total de 6 canales de sonido, divididos en 5 canales con ancho de banda completo -entre 20 herzios y 20 kiloherzios- para los altavoces de rango normal -frontales y posteriores tanto laterales como central) y uno para sonidos de baja frecuencia.

El sistema elimina todas las partes del sonido original que no son audibles por el oído humano y las elimina. Con eso consigue dos cosas: ocupa menos espacio y potencia los sonidos sí “audibles”. Esto se hace porque el espacio sobrante se puede rellenar con correcciones de los errores de la grabación original y se añaden etiquetas para que cada señal se emita como el director quiso que se hiciera.

El Dolby Digital Plus permite, además, un mejor acoplamiento de los canales y una mejor decodificación de los “picos y valles” de audio con tasas de reproducción de pocos bits. Son precisamente estas franjas de sonido las más difíciles de codificar.

Tampoco debemos olvidar la variante Dolby ProLogic capaz de escalar cualquier sonido estéreo a 5.1 o 6.1.

En la actualidad Dolby está desarrollando el sistema Dolby True HD que ya empieza a aplicarse como estándar en los BluRay. Ofrece una reproducción idéntica bit a bit que el máster de estudio. Soporta hasta siete canales a 24 bits y 96 kHz y otro canal de baja frecuencia.

DTS, Digital Thetather System

El DTS es un sistema digital de codificación de sonido que permite la existencia de seis canales independientes en una sola señal comprimida. Tiene muchos más usos que los clásicos en cine, como parques de atracciones y simuladores en los que puede albergar hasta 8 canales. Aunque su mayor potencial es que, gracias a que puede sincronizar varias señales a la vez, permite conseguir un número ilimitado de canales totalmente independientes.

Al igual que en el caso del Dolby Digital Plus, posee 6 canales con todo el ancho de banda, pero el último, dedicado a los graves, aumenta su rango desde los 20 Hz hasta los 120, lo que le da muchas más profundidad al sonido.

Existen en la actualidad cinco variantes del DTS, algunas de ellas permiten la reproducción en el novedoso 7.1 (DTS Extended) y escala el estéreo a más canales (DTS NEO:6), aunque de entre todos ellos sobresale el DTS HD Master Audio: que permite intercalar un número ilimitado de canales de sonido envolvente y que se empieza a utilizar como estándar en el formato BluRay.

Conclusión


Aunque ambos son dos sistemas de sonido realmente buenos, si disponemos de un buen amplificador y nos gusta disfrutar de sonidos que potencien los graves, os recomiendo que utilicéis la versión DTS de vuestra película. Su calidad de sonido en estos rangos es ligeramente superior. No obstante, cualquier reproducción en Dolby Digital os satisfará.

Más dominios, por favor

Internet no para de crecer. Sus usuarios tampoco y sus páginas web se expanden sin límites. Por eso el pasado día 10 la ICANN -la agencia internacional encargada de gestionar las extensiones de los dominios de Internet– debatía sobre la necesidad de crear hasta 500 nuevos.

La última vez que este “gobierno” se reunió fue en 2003 y de aquí nació la “matrícula” .cat para todas las web relacionadas con Catalunya y su cultura. Es por ello que otras regiones y ciudades como Euskadi (.eus), Nueva York (.nyc) y París piden extensiones para sus páginas web relacionadas.

Los 20 que hay hoy en día (.net, .com, .org, etc…) se quedan corto ante la demanda de ciudades, países y comunidades que quieren personalizar los apellidos de sus webs. Como siempre, el problema no reside en todas las personas usuarias. De hecho, las personas físicas -las personas, en definitiva- no tienen ningún problema con las referidas a comunidades y ciudades (.familias y .gais son algunas de las que podrían empezar a usarse en breve). El problemas llega, como siempre, con las jurídicas. Algunas extensiones -como leíamos en el [Enlace roto.] el pasado viernes- son problemáticas. Un ejemplo es “.orange” que podría referirse a productores de naranjas, a la famosa “teleco” francesa o a la ciudad o condado con este mismo nombre.

Asimismo, una de las extensiones más polémicas es la propuesta para las web de contenido pornográfico (proponen .xxx). A pesar de las zancadillas políticas que ha recibido asociaciones de usuarios (muchos de ellos padres) han solicitado su aprobación para facilitar la identificación estas páginas de contenidos sólo para adultos.

Cómo se registra un dominio


Una vez se decida la ampliación del número de dominios -se da por hecho debido a las necesidades de la propia red-, las propuestas se presentarán el próximo mes de mayo. Además, las candidaturas deberán cumplir requisitos técnicos, legales y económicos, en forma de 185.000 dólares por propuesta para sufragar los estudios de viabilidad.

Sin embargo, frente al optimismo de ICANN, que ve en esta ampliación una oportunidad de aumentar la diversidad en la Red, otros expertos ven en la ampliación una oportunidad económica -no saben si realmente se incluye un valor añadido cierto a los contenidos de la Red- ya que muchas empresas tendrán que comprar nuevos dominios para protegerse de oportunistas.

Joao Damas, experto en el Sistema de Nombre de dominios, añade que aumentará la “googledependencia” ya que, aunque las webs estarán agrupadas más fácilmente por grupos y contenidos, a los usuarios les costará  más recordar cuál es el dominio (y por lo tanto la URL) de la web que busca. El tiempo dirá como evoluciona un ecosistema (Internet) que ha mostrado saltarse casi todas las normas y ha salido siempre airoso.