AZPlay 2017, ya está aquí la octava edición

Desde ayer el Azkuna Zentroa es testigo de la octava edición del Certamen Internacional de Videojuegos Independientes, un evento que desde 2010 ha contado con más de 40.000 asistentes, ha repartido más de 220.000 euros en premios y que ha recibido más de 750 proyectos de los cinco continentes.

El evento, que todos los años sirve de colofón a los encuentros trimestrales AZPlay Q1, Q2 y Q3 busca dinamizar el sector de los videojuegos en Euskadi y potenciar tanto a las empresas que se dedican a ello como demostrar que la región puede ser un polo de atracción para el talento de esta industria.

Como ha sido habitual en otras ediciones, los talleres, las conferencias y los recintos dedicados al gaming serán los platos fuertes de un certamen que se extenderá hasta el domingo 3. Así, la mesa redonda en la que se analizará cómo será el “videojuego del futuro” y donde se hablará sobre las tendencias actuales y futuras en el diseño tendrá como protagonistas a Mikel Calvo de LUDUS; Eneko Eguiluz de Kaia Studios; Juanma Puente de Nivel Oculto o Carlos González de People and Videogames además de la artista Raquel Meyer.

Asimismo, también destaca la ponencia de Teddy Florea, Marketing of Games, en la que dará consejos y recomendaciones a los asistentes sobre las estrategias más adecuadas a la hora de poner en el mercado videojuegos independientes.

Entre los talleres guarda un lugar de privilegio el JokuPlay donde se tratará el uso seguro y saludable de los videojuegos; la relación con los smartphones y una forma responsable de usarlos así como la promoción de la igualdad de género a través de los juegos. Como otros años este espacio permitirá el testeo de los títulos independientes para acercar al público a la “otra industria”.

La guinda la pondrá la Gala de Premios AZPlay (de la que ya se saben sus finalistas) y que contará con cinco categorías (con 5.000€ para el ganador) a la mejor idea original, arte visual, sonido-música, jugabilidad y videojuego vasco.

Como hemos dicho, un programa que busca consolidar el sector y acercar esta industria a un público cada vez más variado y formado que busca alternativas al mainstream y, sobre todo, el uso de esta herramienta de ocio en más facetas de su día a día.

F&S y AZPlay, Bilbao centro del mundo digital

Como ya dijimos la semana pasada, Bilbao ha sido el centro de la industria del videojuego y ocio digital durante unos días gracias a la coincidencia del Fun&Serious Game Festival (del 25 al 28 de noviembre) y al AZPlay (del 23 al 27 de noviembre). En ellos, lo mejor del negocio -tanto la industria convencional como la indie– se han dado cita para mostrar al público las grandes novedades y resumir lo mejor del año, así como para aunar a expertos, empresas consolidadas y start ups en un mismo recinto.

AZPlay 2016, el ganador fue el mercado indie

Si bien para el publico general el Fun&Serious puede ser más conocido gracias a sus nombres más famosos, el AZPlay es una cita europea ineludible para el sector independiente. En esta séptima edición aficionados venidos de todos los rincones, empresas locales y gurús de la realidad virtual (como Cirio Continisio, Technical Evangelist en Unity) o del sector indie (como Jana Palm, directora de Stugan, la aceleradora sueca de videojuegos, una referencia a nivel mundial) se dieron cita para diseccionar el panorama internacional y las posibilidades de la industria vasca.

La reunión sirvió también para acercar los juegos a los más pequeños que contaron con talleres en los que pudieron aprender a idear uno e incluso plasmar sus “videojuegos del futuro”.

No obstante, el plato fuerte fueron los premios 2016. En un ambiente dinámico -los juegos de los finalistas tenían un espacio para que los conociera el público- en el que se mezclaba divertimento con empresa y centros de formación y desarrollo de videojuegos vascos, se dieron a conocer los ganadores en las cinco categorías.

La mejor idea fue para Calendula de Blooming Buds Studio, una pequeña empresa formada por un equipo de siete personas que se llevaron el galardón gracias a su trabajada estética y su adictiva historia. El mejor diseño recayó en Etherborn, desarrollado por Altered Matter, un estudio español con cuatro miembros que han desarrollado un juego de plataformas en un universo de lo más exótico.

El sonido recayó en Tacenda, obra de Finifugu&&Friends, un excepcional equipo formado en el London School of Communications; el premio a la mejor jugabilidad fue para Moon River, una interesante y adictiva propuesta de Guillaume Cerdeira desde Suiza y el premio al mejor juego vasco fue para Kaia Studios y su Dinasty Feud.

Fun&Serious, una espectacular forma de acercarse al público

Mucho más “oficial” y con una gala de premios propia de Hollywood, el F&S siguió presentándose como una engrasada máquina de acercar lo más representativo de la industria al público de Bilbao. Con el Palacio de Euskalduna como centro de operaciones, el Museo Guggenheim como escenario inmejorable para la gala de premios y el Ayuntamiento como paladín, durante todo el fin de semana la Villa se convirtió en el centro de los juegos a este lado del Atlántico.


Como viene siendo habitual, la Fun Zone fue el evento más popular ya que cientos de aficionados coparon el recinto del Palacio de Congresos para poder divertirse con sus juegos favoritos y descubrir diferentes propuestas y nuevas tecnologías como las de Binary Soul, que llevó lo mejor de su catálogo: una demo de Ferox Ánima, su nuevo proyecto, un videojuego que se enclava dentro de la categoría de los MOBA y para el cual buscan el apoyo de alguno de los principales publishers del panorama mundial de la industria del videojuego.

Las VIT Talks permitieron que empresas locales, internacionales e influencers pudieran compartir sus puntos de vista sobre diferentes temas de actualidad así como ayudaron a acercar a los asistentes el complejo proceso de creación de un juego.

El Game Industry Forum fue el punto de encuentro en el que se dieron encuentros bilaterales entre publishers y desarrolladores con el fin de consolidar nuevos proyectos e intercambiar ideas y experiencias de una forma más intensa y efectiva.

Los ponentes del país invitado -en este caso la potente industria británica- enseñaron el camino a las empresas vascas para hacer un hueco en este competitivo negocio y fueron la guinda antes de que los premios Titanium pusieran el broche a la edición más popular hasta la fecha.

En definitiva, un fin de semana de los que ponen nuestra ciudad en el mapa y demuestran la capacidad económica de una industria en plena adolescencia como la del ocio digital.

Bilbao, capital del ocio digital

Nuestra villa es conocida como una importante capital económica e industrial de la pared Atlántica del continente. Una ciudad de vanguardia en arquitectura y cuna de emprendedores e innovadores. Pero, del mismo modo que el Museo Guggenheim cambió la fisionomía de las calles y la reconversión industrial la hizo más habitable, la apuesta por las nuevas tecnologías quiere (y puede) colocar como uno de los centros de referencia en ocio digital y gamificación.

Dos de las iniciativas más importantes son el Certamen Internacional de Videojuegos Independientes-AzPlay y el Festival de videojuegos Fun&Serious que durante los últimos días de este mes colocarán la ciudad como el centro europeo de la industria.

AzPlay, la otra forma de hacer juegos

A pesar de que la industria del ocio digital parezca estar exclusivamente controlada por las grandes empresas tecnológicas y los grandes estudios, siempre queda hueco para otra forma de entender los videojuegos. Desde el 23 hasta el 27 de noviembre Azkuna Zentroa será la sede de la séptima edición del certamen dedicado a los profesionales independientes y aficionados de los cinco continentes así como de empresas locales que quieren aprovechar este excepcional escenario para darse a conocer.

La clave, como es habitual en el AzPlay será compartir conocimientos y experiencia entre ellos y, sobre todo, compartir espacio con el público que podrá disfrutar de primera mano de los mejores juegos indie del momento.

El plato fuerte vendrá de la mano de la gala de premios en la que competirán más de una veintena de desarrolladores en las categorías de mejor idea, diseño, sonido, jugabilidad y videojuego vasco (en el que competirán los estudios DigiPen’s Bizarre Team, Eri Studio, Binary Soul con Sorginen Kondaira, Kaia Studios y Zoltar Games).

Los talleres, exposiciones, conferencias así como la final de los B-Cubes, un e-sport de gestión y estrategia empresarial para los alumnos de la Universidad del País Vasco serán los demás ingredientes que hacen del AzPlay un evento único.

Fun&Serious Game Festival, referencia europea

En las mismas fechas el Museo Guggenheim, el Palacio Euskalduna y el Ayuntamiento de Bilbao serán las localizaciones donde tenga lugar una nueva edición del Fun&Serious Game Festivalel mayor festival de videojuegos de toda Europa que una año más se centrará en reconocer e impulsar el trabajo de productores, directores, artistas y desarrolladores.

Conferencias, mesas redondas, networking y actividades para empresas y público se encargarán de apuntalar unas jornadas donde las VIT Talks capitaneadas por los principales influencers internacionales de las industrias creativas compartirán su punto de vista sobre la realidad  del futuro.

El país invitado de esta edición será el Reino Unido, donde la industria ha crecido un 10%, da empleo a más de 12.000 personas y su mercado es segundo europeo y sexto del mundo. Una referencia por la importancia de sus estudios (Rockstar North, Rocksteady, Criterion o Sports Interactive) así como por su cantidad -superan los 1.900-.

La FunZone del Palacio Euskalduna contará con varias arenas de público para juegos como Call of Duty, League of Legends, FIFA17, Mario Kart 8, Minecraft, Battlefield, Gears of War, etc. así como varios torneos y showmatches. Además, también habrá hueco para lanzamientos de videojuegos de estudios vascos como Ferox Anima y partidas 2 vs 2 donde el público podrá dar sus impresiones de primera mano a los desarrolladores.

Por último, el día 28 el Guggenheim será la sede de los Premios Titanium, unos de los más respetados de la industria en el que se señalarán los mejores títulos de este 2016. Si no te los quieres perder ya puedes adquirir tu entrada.