HP Deskjet 3720, todo virtudes

Cuando nos propusieron probar la impresora multifunción HP Deskjet 3720 tuvimos nuestras dudas. No es un tipo de dispositivo que testemos a menudo por culpa de la nube. Es cierto que las impresoras, las multicopistas y los escáneres tienen un papel fundamental en muchos ámbitos -tiendas, oficinas, educación, etc.- pero también que poco a poco van perdiendo terreno en la era de las tabletas y los smartphones. ¿Tienen sentido en el hogar?

Después de ver sus especificaciones no tardamos en pedir que nos la enviaran por curiosidad: un equipo con un escáner de 600×600 que permite imprimir hasta 19 páginas por minuto en negro con unas dimensiones máximas de 21,6×29,7 cms y que es compatible con papel fotográfico de hasta 280 g/m para una resolución máxima de 1200×1200 dpi en negros y de 4800×1200 dpi en color con papel HP Premium Plus.

La botonera de la imagen es el verdadero cerebro de un equipo que si bien no destaca por su velocidad (fotocopia hasta cuatro páginas por minuto) tiene un rendimiento notable comparado con cualquier otro equipo de su rango de precio -y tamaño-.

Como es habitual en este tipo de dispositivos, cuenta con conectividad wifi y wifi direct para facilitar la gestión de contenidos desde equipos móviles y cualquier otro que trabaje dentro de nuestra red doméstica. Las instrucciones son un poco liosas, así que recomendamos, sin duda, usar directamente el equipo móvil para vincularla a la red doméstica y seguir nuestro instinto. En cuanto a puertos físicos, solo cuenta con un USB pero si tenemos en cuenta que podemos unirla al ordenador mediante la red inalámbrica, se convierte en un excelente puerto de entrara para los que aún usen pen drives en su día a día.

No es tan habitual la gestión de la tinta. La 3720 permite imprimir unas mil hojas al mes. Un uso intensivo para un hogar. Si tenemos en cuenta que sus cartuchos cuestan 13 euros (tanto el de color como el de tinta negra), un precio bastante más bajo que el de otras impresoras HP, la economía de uso es indiscutible.

En cualquier caso, lo que más nos ha gustado de la multifunción es su tamaño. Con unas dimensiones ultracompactas (141x403x177 milímetros) tan solo pesa 2,33 kilos. Esto la hace la más pequeña y ligera del mercado. Y sin perder sensación de solidez y un diseño colorista -depende como tengamos decorada la habitación podría gustarnos más un equipo menos llamativo pero aún así está diseñada con mucho gusto-.

Esto se consigue gracias a un escáner tipo scroll: introducimos la hoja y esta se desliza hasta ser leída. Es cierto que esto requiere más tiempo pero también que minimiza el tamaño del sistema y lo hace mucho más ligero. Las bandejas -que soportan hasta 60 folios de entrada y 25 de salida- se despliegan fácilmente y permite trabajar con un volumen más que suficiente para el día a día.

Compatible con cualquier sistema operativo actual tanto móvil como de sobremesa (desde Windows XP y OS X 10.9 hasta iOS 7 y Android 4.0.3 pasando por Linux 2.14.19) no será difícil amortizar este dispositivo en poco tiempo.

Spectre x2, el híbrido que HP necesitaba

Con el mercado PC cayendo en barrena y el de las tabletas estancado por el crecimiento de los phablets y los smartphones de cerca de 5 pulgadas la mayoría de los fabricantes han llegado a la conclusión de que es necesario lanzar productos que aúnen lo mejor de varios dispositivos para ganarse el favor de los consumidores. Equipos que sumen la potencia de los gadgets tradicionales y las virtudes de movilidad de la generación post 2010.

HP es uno de los constructores que mejor sabe escuchar al mercado y por eso ha sacado lo mejor de sus estanterías (y de las de sus socios Microsoft e Intel) para presentarnos el nuevo Spectre x2, una tableta híbrida que destaca por el cuidado y el mimo con el que se ha pensado. Empezando por el packaging, que nos denota que estamos ante un modelo premium desde la caja, hasta por sus materiales de construcción: aluminio de la mejor calidad.

Cuando lo sacamos del cartón destaca su monobloque de aluminio y su pieza móvil de acero inoxidable que permite colocarlo en diversas posiciones para trabajar con él y disfrutar de contenidos multimedia. Sobre el papel recuerda mucho a la solución de Microsoft Surface pero en las manos se nota que los acabados son mejores y que hay un gran trabajo de diseño industrial detrás.

Con solo 8 milímetros de grosor y 0,82 kilos de peso, este modelo de 12 pulgadas tiene un excelente ratio tamaño-peso. No es incómodo de tener en las manos y es muy ligero para transportar. Incluso cuando le acoplamos el teclado -rematado con el mismo mimo y cuidado y con una ergonomía muy bien trabajada- el conjunto se queda en 1,19 kilos. Una cifra excelente para un equipo metálico que promete una gran durabilidad.

Al encenderlo nos sorprende la velocidad con la que carga Windows 10 Home. Es cierto que es un sistema operativo ligero y pensado para no hacernos “perder el tiempo”, pero también se nota el trabajo que hace el procesador Intel Core M7-6Y75 a 1,2 GHz con función boost a 3,1 y dos núcleos acompañado de los 8 GB DDR3L de SDRAM a 1666 MHz. No se nos ocurre ningún trabajo que pueda llevar a cabo un usuario medio que pueda hacer que este hardware flojee.

Además, contar con 128 GB de disco duro en estado sólido nos garantiza una sobresaliente gestión tanto de programas como de contenidos y una carga rápida de cualquier cosa que le pidamos al dispositivo. Como hemos dicho, parece que nada se ha dejado al azar en el desarrollo del Spectre x2 y que tiene claro cuál es su objetivo: ser la referencia entre los híbridos con Windows 10.

Su tarjeta gráfica Intel HD 515 nos permite disfrutar de una gran variedad de juegos -algo importante con las nuevas funcionaldidades de Windows 10- y solo flojea con los títulos más exigentes de última generación. Incluso soporta edición de vídeo y foto siempre que no sea con archivos muy pesados (pensados para dispositivos de otros tipo con otra arquitectura más específica y potente).

Otra cosa que llama la atención es su panel WLED retroiluminado de 12 pulgadas. La tecnología BrightView nos regala colores brillantes, negros profundos, un gran contraste y una nitidez al alcance de televisores de última generación. El salto de calidad dado en este apartado por HP es llamativo. Es cierto que estamos ante un modelo premium, pero también que la calidad de visionado de contenidos (Netflix, por ejemplo) es excepcional. Un factor diferencial respecto a la competencia, sobre todo si le unimos un sistema multitáctil con una agilidad de primera que gestiona de forma fulgurante cada uno de nuestros estímulos.

La otra pata de la experiencia multimedia es siempre el sonido. Después de que Apple comprara Beats la empresa se buscó una nueva pareja de baile y la elección no pudo ser más acertada. Bang & Olufsen pone un equipo de altavoces dobles con un cableado propio y separado para evitar interferencias o ruidos ajenos propios del hardware que destaca por unos agudos definidos y poderosos y unos bajos que, sin llegar a este nivel, no decepcionan y dan una buena experiencia en su conjunto para un equipo de estas características.

Como es habitual en HP, el Spectre x2 cuenta con muy buena conectividad: 2 puertos USB 3.0 Type-C, lector de tarjetas multiformato SD, un combo de auriculares y micrófono y lápiz óptico. En un momento en el que mucho fabricantes optan solo por la nube, HP sigue teniendo claro que tener opciones diferenciadas siempre es positivo y enriquece la experiencia de usuario.

En cuanto a las cámaras, el modelo cuenta con dos, una Full HD de 5 Mp en el frontal que incorpora la tecnología TrueVision para facilitar las videollamadas y otra de 8Mp con el mismo sistema pensada para crear contenido multimedia.

La guinda del pastel es una batería de polímero de ion-litio de tres celdas y 42W/h que nos ha garantizado en varias pruebas 8 horas de autonomía con uso intensivo. Mucho más que suficiente para el día a día.

Respecto al precio, el modelo está disponible por 1.399€ una cifra que puede parecer alta pero que no decepcionará a ningún usuario. Un modelo pensado para perdurar, para convertirse en la solución de tableta y portátil de casi cualquier tipo de usuario y que satisfará a su propietario sea cual sea el uso que le dé.

HP Elite x2, lo mejor de dos mundos

La llegada de Windows 10 ha supuesto un revulsivo para el mundo profesional y móvil de todos los partners de Microsoft. Si con generaciones anteriores del sistema operativo ya comenzaron a experimentar con conceptos tan inteligentes como los equipos híbridos tableta-portátil (el mejor ejemplo es Surface), la promesa de las aplicaciones universales ha hecho que cada vez se propongan más dispositivos que aunan lo mejor de estos dos mundos.

Recientemente hemos podido disfrutar durante unos días del HP Elite x2 1011 G1 presentado en el último CES de Las Vegas, un producto pensado para el mundo empresarial, la salud y la educación pero que también sabe hacer un guiño a los que quieren usar sus dispositivos más allá de su trabajo. Al abrir la caja nos econtramos con un ultrabook bien construido que se convierte en una gran tableta de 11,6 pulgadas al desprenderse del teclado.

El diseño es muy llamativo gracias al empleo de materiales como el aluminio y el magnesio en el teclado retroiluminado. Como en otros híbridos, la forma en la que se unen las dos partes del dispositivo es sólida y sencilla. Además, al encenderlo destaca muy positivamente el panel Full HD con tecnología IPS y retroiluminación LED. Su nitidez es sobresaliente y los colores destacan por ser bastante naturales y poco saturados. En cuanto al soporte táctil, es tan ágil como siempre en los equipos de HP. Sobre todo los de gama alta.

Cuando lo configuramos como laptop los altavoces quedan ubicados en la parte frontal de la pantalla. Como en casi todos los equipos de este tipo el sonido es solo correcto -sí es cierto que el que quiere más calidad de audio acude a otras formas de escuchar contenidos-.

Respecto al hardware, en su interior trabaja una CPU Intel Core M-5Y71 con una tarjeta gráfica asociada Intel HD Graphics 5300, 8GB de RAM y un disco duro en estado sólido de 256 GB. Sobre el papel -y como comprobamos más tarde- más que suficiente para trabajos de ofimática y contenidos multimedia “medios”. ¿El que quiera jugar a títulos potentes? No es un equipo pensado para ello de modo que sufrirá el mismo síndrome que con otras tabletas. Aún así, los gamers siempre se decantan por otros soportes más fines a sus intereses.

El procesador de la familia Broadwell es todo un compendio de virtudes y sacrificios. Permite que el dispositivo sea delgado, más o menos ligero (0,78 kilos como tableta y cerca de 1,5 kilos el conjunto) y relativamente ágil gracias a la tecnología Intel VPro. Sin embargo, queda lejos del rendimiento de otros chips de la casa para dispositivos móviles.

Otro de sus puntos fuertes es la autonomía. Es fácil conseguir estar 10 horas lejos del enchufe con un uso normal. Si vamos a dedicarnos al consumo de vídeo la cifra se rebaja un poco (hemos calculado que unas 6 horas). Nada mal. En cuanto a conectividad, como es habitual en la casa de Palo Alto, tendremos una ranura de expansión, 2 puertos USB 3.0, un conector de auriculares, etc.

Sobre el precio, ser un pionero en el empleo de procesadores de quinta generación, disfrutar del servicio de un equipo híbrido (que ha superado las pruebas MIL-STD 810G para uso militar), una pantalla excelente y todo el soporte de HP para trabajar tiene su coste: a partir de 1.630€.

HP 2015, esperando a Windows 10

A pesar de que llevamos más de un lustro oyendo hablar del fin de la era PC, los últimos informes de consultoras como IDC denotan que el sector podría volver a estar en números negros con la llegada de Windows 10. Los estudios denotan que son muchos los usuarios que han realizado la prerreserva del sistema operativo y muchos han preferido esperar a ver cuál es su rendimiento antes de lanzarse a comprar un nuevo equipo.

Con este escenario son muchos los fabricantes que han apurado a actualizar su catálogo. Si ayer analizábamos una de las novedades más interesantes de Toshiba hoy le llega el turno a Hewlett Packard, líder del mercado doméstico y uno de las referencias del mercado mundial junto con Lenovo.

Las necesidades de los clientes como mantra

Antes de plantear la renovación de los nuevos modelos la empresa de Palo Alto decidió realizar un estudio a gran escala que le permitiera dibujar un retrato robot de los gustos y necesidades de sus clientes potenciales. El diseño fue uno de los puntos en los que más se centraron a la hora de escuchar al “mercado”. Los colores, materiales y forma siguen se han convertido en factores determinantes a la hora de que un consumidor se decida por un modelo u otro en un mercado en el que el rendimiento es muy parejo y los precios muy competitivos.

Eso ha permitido que los portátiles Pavilion que llegarán al mercado muestren una paleta de colores tan variopinta como el rosa, rojo, morado o azul además de los obligatorios negro, blanco y gris. En cuanto a los todo en uno de sobremesa, el blanco, plata, azul y rojo serán los protagonistas.

Respecto al rendimiento multimedia, la nueva gama de ordenadores disfrutará ya de la calidad de sonido de Bang&Olufsen y sus soluciones técnicas como una circuitería separada para mejorar el rendimiento de los altavoces, un nuevo control de ecualizadores o unas salidas de audio con sistemas específicos de cancelación de ruido.

Un modelo para cada comprador

Pero como diferenciarse no es solo cuestión de colores y materiales sino también de formatos rompedores, nos quedamos, de entre los Pavilion, con los nuevos x2. Equipos convertibles que pueden ser utilizados tanto como portátiles como como tabletas y que destacan por un precio muy competitivo (329 euros) y unas especificaciones suficientes para un ordenador de acceso y sobresalientes para un tablet.

2 GB de RAM, procesadores de la familia Intel Z, discos duros de 32 o 64 GB y paneles IPS HD así como el antes mentado sonido de B&O y conector USB Type C. Pero para los que quieran más rendimiento (y estén dispuestos a gastar algo más) HP también ha preparado las versiones con bisagra x360 de los Pavilion y Envy.

Los primeros contarán con procesadores Intel i3, hasta 8GB de RAM y 750 GB de disco duro con dos formatos de pantalla de 11,6 y 13,3 pulgadas. El rango de precios irá de los 479 a los 599€ de la versión más potente -la que os hemos descrito aquí-. Por encima, el Envy x360 construido en aluminio, con panel táctil IPS Full HD de 15 pulgadas, procesadores i5 e i7, hasta 16 GB de RAM y con un máximo de 1 TB de almacenamiento. El precio de partida de este equipo de referencia parte de los 999€.

Envy UltraSlim y Phoenix

Si bien la familia Envy se estrena en la configuración x360 podemos decir que también se centra en mejorar sus puntos fuertes. Así, el UltraSlim es un modelo para aquellos que quieren un portátil “convencional” que mejora en todo a sus predecesores. Pantallas grandes de 15,6 y 17,3 pulgadas, un diseño curvo y acabados metalizados para ganar sofisticación, perder peso y ser más resistentes.

En su interior podrán trabajar chips i7 de Intel con hasta 16 GB de RAM DDR3L, procesadores gráficos Nvidia GeForce GTX de última generación y discos duros de 1 TB. En esta ocasión los chicos de B&O han implementado 4 altavoces y un subwoofer  para un modelo que puede llegara a los 1.300€ sin problema.

Y como los sobremesa de HP son una de las referencias del mercado, además del clásico todo en uno Pavilion de 23,5 pulgadas y un precio imbatible -desde 899€- los californianos han presentado su versión de sobremesa de los Envy. Se llama Phoenix y cuenta con una configuración premium. Procesadores Intel i7 o AMD A-Series A8; tarjetas NVidia GTX o AMD Radeon R9 380; discos duros de 3 TB compatibles con extras SSD de 512 GB; sistemas de refrigeración líquida, construcción metálica, acabados en aluminio… y un precio de salida de 1.299€ sin monitor, teclado o ratón. En definitiva, el mejor ejemplo de que HP no quiere que nadie se quede sin su ordenador “Taylor made”.

Tablets Windows, cinco con un precio insuperable

Android es, a día de hoy, líder del mercado de tabletas apoyado en tres pilares: un sistema operativo potenciado por fabricantes de referencia; precios para todo tipo de necesidades y gustos y una tienda de aplicaciones inmensa. Apple tiene en sus iPad a los líderes en ventas (por dispositivos no por sistema operativo) apoyado en la estabilidad a prueba de bombas de iOS, unos materiales de de primera calidad, un valor de reventa altísimo y la App Store más completa para tabletas. Pero si lo que buscamos es productividad el do de pecho lo da Windows.

Su compatibilidad con los documentos generados en PC es absoluta. Da igual lo complejos que sean, se volcarán exactamente igual en tu dispositivo. Sea cual sea su origen. Hasta ahora su talón de Aquiles era su alto precio y una tienda de aplicaciones mínima pero ambos defectos se van solucionando poco a poco. Y por eso os traemos cinco tabletas Windows por 250 euros (o menos) que deberíais tener en cuenta cuando vayáis a renovar vuestro equipo.

  • Energy Tablet Pro 9 Windows 3G. Empezamos por nuestra favorita. La tablet de la imagen que abre nuestro post cuenta con conectividad 3G para no depender de la cobertura WiFi a la hora de trabajar o acceder a redes sociales o correos electrónicos. Con un panel IPS Full HD de 8,9 pulgadas es perfecta para aprovechar las apps de productividad de la plataforma de Microsoft. Su procesador Intel Atom de cuatro núcleos y sus 2 GB de RAM mueven Windows con soltura y sus cámaras de 5 y 2 Mp son más que suficientes para un equipo que no está pensado para la fotografía (¿alguna tablet lo está?). Los materiales de construcción son notables y con una relación calidad-precio inmejorable. Todo ello aderezado con Office 365 Personal, 60 minutos al mes en llamadas por Skype y un TB en One Drive para almacenar lo que queramos en la nube gratis durante un año. Y, que no se nos olvide, tres meses en Waki.tv. Su precio, 239€. ¿Quién da más?

  • Vexia Win Tab 8. Por algo menos de dinero (149€) Vexia ofrece un equipo con procesador Intel Atom quad core con 32 GB de almacenamiento y 1 GB de RAM que mueven correctamente un pantalla IPS HD de 8 pulgadas y que destaca por sus dimensiones compactas y la fluidez con la que mueve el sistema operativo. Su batería de 4.400 mAh le garantizan una autonomía de un día sin problemas gracias a la buena gestión de la energía de Windows y sus cámaras nos permitirán darnos algún capricho de vez en cuando. Una muy buena compra.

  • HP Stream 7 Signature Edition. De venta solo en la tienda de Microsoft y preconfigurada con una versión de Windows con un software antivirus premium gratuito que no caduca y no tiene versión de prueba destaca por su resolutiva pantalla HD de 7 pulgadas su procesador Intel Atom de cuatro núcleos a 1,33 GHz, sus 32 GB de almacenamiento y sus 8 horas de autonomía así como su suscripción de un año gratis a Office 365 Personal y 1 TB de regalo en One Drive el mismo periodo. Todo ello por 99€ y con la confianza de un producto fabricado por Hewlett Packard. Nos parece irresistible gracias a detalles como su microUSB que permite ¡cargar! otros dispositivos.

  • Acer Iconia Tab 8 W. Otro fabricante de relumbrón que se lanza a este mercado de tablets Windows asequibles con un chip quad core que mueve muy fluidamente el sistema operativo -de los que mejor rinde cuando trabajamos con varias apps simultáneamente- y los videojuegos compatibles con la plataforma. Bien construido, destaca su pantalla HD IPS2 con colores vivos y que requiere poco de la tarjeta gráfica. Una muy buena compra por 149€.

  • Inves Duna Tab 803S. Puede que no sea el que tenga el mejor hardware (peca por tener solo 16 GB de almacenamiento cuando otros cobran menos por 32). También que no sea el fabricante con más prurito. Pero su pantalla, procesador y RAM son idénticos a sus rivales de comparativa y les suma que se ha construido con materiales reciclables que cumplen las normativas más estrictas. Hasta su batería de 4.000 mAh cumple con creces todos los requisitos. Y todo ello por 169€. Otra de nuestras favoritas.