WWDC 2017, todas las novedades

La semana pasada tuvo lugar una nueva conferencia de desarrolladores de Apple en el que la empresa de Cupertino mostró parte de sus novedades en sectores estratégicos antes del verano -la reunión de septiembre adelanta los productos estrella de la campaña de Navidad, sus nuevos iPhone-. A continuación, os desgranaremos todas las novedades del evento, aunque antes queremos mostraros la conferencia en números.

Estos, como es habitual, volvieron a mostrarse inconmensurables: la App Store  cuenta con 500 millones de usuarios semanales que han instalado -desde su nacimiento- 180.000 millones de programas. Actualmente, el ecosistema de la manzana cuenta con 16 millones de desarrolladores que han recibido de la empresa más de 70.000 millones de dólares. Apple Music, una de las últimas en llegar, cuenta con 27 millones de suscriptores de pago y 40 millones de canciones en catálogo.

Respecto a iOS, el sistema operativo estrella de la casa -hay novedades en los cuatro que conforman el ecosistema-, está disponible en su última versión en el 86% de los equipos compatibles con un 96% de satisfacción por parte de los usuarios. Ahora sí, llega el turno de las novedades en software y hardware.

  • iOS 11. Aunque 2017 es el año del décimo aniversario del iPhone, es el iPad el gran beneficiario de las novedades de la última edición de la plataforma. En primer lugar porque la línea que separa el universo móvil de los ordenadores Apple empieza a difuminarse por completo. El mejor ejemplo lo vemos con la aplicación “Archivos”, una gigantesca evolución de iCloud que, por fin, permite la llegada del Finder a iOS. Además, el Dock, una seña de identidad de los equipos de sobremesa y portátiles de la casa llega para incrementar la productividad en las tabletas. La multitarea también mejora al permitir trabajar con varias apps en pantalla con una disposición personalizable (se pueden traspasar archivos de unas a otras con tan solo arrastrarlos). El Apple Pencil se vuelve más rápido y natural, el teclado QuickType gana eficacia y la realidad aumentada entra de golpe para todos los equipos de la mano de la herramienta ARTKit. Por supuesto, en la era de las imágenes las fotografías siguen ganando funcionalidades -y también la facilidad para socializarlas-. Por si esto fuera poco, Siri gana potencial (idiomas), permite trabajar con varias lenguas a la vez e incluso puede convertirse en tu DJ. Los desarrolladores de aplicaciones tendrán más acceso a su código para que esté más presente que nunca en el ecosistema. El centro de control se rediseña para dar un acceso mayor a todas las especificaciones del dispositivo y las apps nativas de Mensajes o Mapas se mejoran y ganan utilidades.
  • App Store. Uno de los pilares del éxito de Apple (sobre todo financiero) es su potente tienda de aplicaciones. Precisamente por eso los de Tim Cook se han decidido a rediseñarla por completo para evitar que los usuarios se pierdan en su inmenso catálogo y, sobre todo, para que la tienda aprenda de las preferencias y necesidades de cada cliente para ofrecerle lo que más se adapte a él en cada momento (de una forma literal pues la oferta varía diariamente). Además, un equipo de expertos canalizarán lo que ellos consideran un éxito inminente para que llegue a todos los usuarios de iOS: ideas, trucos, historias del desarrollo de programas, listas, la “app del día”, un buscador más capaz, incluso la presentación de cada app será más intuitiva, directa y sencilla.
  • iPad Pro. Por fin llega un nuevo modelo con una nueva pantalla Retina rediseñada, un nuevo chip más potente y más tamaño de panel. El equipo tiene más brillo (600 nits) y color (gama cromática P3), una tasa de refresco mucho más alta (120 Hz) y una reflectividad de tan solo el 1,8%. Además, gracias a la reducción de los marcos, el resultado es que la superficie acristalada gana un 20% respecto al anterior de 9,7″. El procesador A10X Fusion de 6 núcleos permite trabajar con contenidos 4K y 3D; emplea el sistema ISP para el procesamiento de señal de Apple que aprende para un mejor procesamiento de las imágenes y tiene hasta 10 horas de autonomía. Lo mejor es que el peso sigue por debajo de los 500 gramos, las cámaras mejoran hasta los 12 y 7 Mp -posterior y delantera- y el Touch ID gana en seguridad y velocidad (el doble).
  • macOS High Sierra. Como hemos dicho antes, las fronteras entre el Mac y los iDevices son cada vez más finas gracias al empeño de la empresa por unificar su ecosistema y experiencia de usuario. El Apple File System, un nuevo sistema de archivos con arquitectura avanzada de 64 bits optimizado para equipos Flash que cuenta con cifrado integrado, protección frente a caídas del sistema, un sistema más sencillo de copias de seguridad y un sistema de duplicado de archivos inmediato. También se estrena un nuevo formato de almacenamiento de vídeo que busca minimizar su espacio -incrementado exponencialmente gracias a la grabación en formato 4K) denominado HEVC; una nueva generación de Metal que permite una gran mejora de la calidad visual así como compatibilidad con entornos de realidad virtual. Las aplicaciones nativas como Safari o Fotos cambian completamente “por dentro” para incrementar su velocidad y estabilidad -en el caso de la primera también la privacidad de quien navega-. FaceTime, Spotlight, Notas, Siri, etc. también se integran más y ganan mejoras para que el Mac y el iPhone estén más cerca que nunca.
  • iMac & iMac Pro. El Mac por excelencia se actualiza para demostrar que la empresa sigue preocupándose por los ordenadores y que considera el iMac el centro de su “universo”. Por eso la nueva generación sigue siendo el todo en uno de referencia en el mercado. Entre otras cosas porque cuenta con modelos de hasta 27 pulgadas, pantalla 5K, 8 GB de VRAM dedicada, almacenamiento SSD y Fusion Drive procesadores con velocidades de hasta 4,7 GHz, nuevos paneles Retina rediseñados con hasta 1.000 millones de colores, conectividad con puertos Thunderbolt 3… todo ello dentro de una carcasa que llega a tener en los bordes solo 5 mm de grosor. Por si todo esto fuera poco, nace el iMac Pro, el ordenador más potente jamás creado por la empresa. Una bestia con procesadores de hasta ¡18 núcleos!, hasta 42 MB de caché, velocidades pico de 4,5 GHz, tecnología de renderizado Hyper-Threading, GPU Radeon Pro Vega que genera un flujo de hasta 22 teraflops de semiprecisión, hasta 128 GB de RAM y un ancho de banda de memoria de hasta 400 GB/s, 4 TB de flash, etc. Incluso los altavoces gozan de una resolución de audio nunca vista hasta la fecha en la empresa. Una obra de arte de la ingeniería que se disparará por encima de los 5.000€.
  • MacBook, MacBook Air & MacBook Pro. Los portátiles de la casa también reciben actualizaciones. El MacBook, equipo de acceso lleva tiempo siendo acosado por rivales que dicen ser más capaces e igual de ligeros. Sin embargo, el pequeño ha mejorado sus procesadores, potenciado su almacenamiento SSD, mantenido su peso y optimizado su batería para, además, sacar lo mejor de la nueva generación de paneles Retina. Los MacBook Air, un hito en su nicho de mercado también viven mejoras en autonomía y rendimiento sin subir su precio. Probablemente sea su último año en el mercado pero su condición de equipo de acceso ha hecho que Tim Cook le dé un año más de vida. Por último, el MacBook Pro modifica algunos de sus precios -el básico sin Touch Bar baja su precio- para conseguir reactivar el departamento de portátiles de la multinacional.
  • watchOS 4. Aunque muchos llevan hablando del fracaso del Apple Watch porque la empresa no publica sus resultados de ventas, Apple sigue apostando por mejorar su sistema operativo y, sobre todo, por dar funcionalidades a un periférico cada vez más independiente del iPhone. El enfoque hacia la vida activa y la salud queda patente en la cuarta versión de la plataforma gracias a nuevos modos de entreno (por ejemplo, intervalos o un sistema de medición de la natación en piscina aún más exacto), retos mensuales, una gestión de la actividad mucho más personalizado e incluso desarrollo de listas de reproducción en función de la hora del día, nuestra tarea -incluido el deporte que hagamos- o el volumen según el ruido exterior. Por supuesto, mejoran sus tareas como asistente diario, sus capacidades para gestionar nuestra agenda o guiarnos mediante mapas o la interrelación con Siri.
  • tvOS 11. El sistema operativo del Apple TV también se actualiza para recibir nuevos “invitados” en la plataforma -como Amazon Prime-. La apertura a desarrolladores externos ha permitido que los contenidos y las aplicaciones crezcan exponencialmente y, aunque no ha habido información de una nueva generación ni de la llegada de contenidos 4K, la empresa no cierra las puertas de cara a la reunión de septiembre (la que anuncia los productos de la campaña de Navidad).

iPad Pro 9.7, el tablet que soñó Steve Jobs

A pesar de que el iPad Mini (en todas sus versiones) sirvió para contener la sangría de ventas del líder del mercado a manos de los equipos Android -y muy en menor medida de los equipos Windows- para la empresa de Cupertino el tamaño de la tableta perfecta son las 9,7 pulgadas. Y por eso los equipos “Air” supusieron un antes y un después en el devenir de este tamaño.

Con el lanzamiento del primer Pro de 12,9 pulgadas muchos pensamos que esta primavera le tocaría el turno a un nuevo Air que actualizara sus especificaciones para quedarse en el justo medio entre el exagerado Pro y el ajustado Mini. Sin embargo, la nueva tablet de 9,7 contaba con el interior del Pro, el formato del Air y una pantalla sencillamente espectacular.

El panel IPS con tecnología True Tone tiene una resolución de 2048×1536 píxeles (264 ppp) es mucho mejor a la hora de gestionar los reflejos; el chip de su interior, el A9X, es el más potente para un dispositivo móvil de Apple hasta la fecha y, aunque cuenta con 2 GB de RAM, la mitad que su hermano mayor, parece que la solvencia está garantizada.

En la mano destaca por su ligereza, por el realismo de sus colores (mucho menos saturados que en el caso de los paneles SuperAMOLED) y por la nitidez de las imágenes. Todo se ha calibrado mejor para que los profesionales que necesitan una herramienta fiable -fotografía o vídeo- cuenten con la misma seguridad que en un iMac. Para ello han empleado la gama de color DCI-P3. Un acierto.

El sistema True Tone que mide la temperatura del color permite una visualización más natural y que esté más acorde al entorno para que tanto leer como ver contenidos multimedia sea mucho menos cansado para nuestra vista. Solo echamos de menos el 3D Touch que a buen seguro haría una gran dupla con el Apple Pencil. Por cierto, el tamaño más compacto del equipo viene genial para el periférico que, ahora sí, se convierte en un verdadero boli sobre algo del tamaño de un cuaderno.

Entre las mejoras netas respecto al iPad Air 2 destacan los cuatro altavoces en las esquinas que mejoran la experiencia musical y de visionado de vídeos de forma extraordinaria. El iPad ha pasado de estar en el vagón del medio del mercado a destacar como el mejor de su categoría por el control de la potencia de los altavoces, su nitidez y su fluidez.

Una de las claves de la mejora es que los acelerómetros del equipo le indican al software siempre qué altavoces están en la parte inferior y cuáles en la superior. De esta forma los graves siempre salen “por abajo” y los agudos “por arriba”.

La otra de las mejoras es que hereda la cámara iSight de los iPhone 6S. 12 Mp que garantizan unas imágenes -fotos y vídeos- de primera. El iPad por fin pasa a ser un dispositivo con el que crear contenido y el nuevo hardware, además, permite trabajar con él de una forma mucho más sencilla. Podemos grabar vídeos 4K con el equipo -el segundo más ligero del mercado- y editarlo gracias a la dupla A9X y 2 GB de RAM.

La falta de la mitad de RAM respecto al iPad Pro grande solo la hemos notado al trabajar con el multitarea o con programas pesados. No significa que no sea rápido y ágil, solo que cuando lo comparamos con el hermano mayor se le nota un poco lastrado. Con un uso convencional o “responsable” de los recursos la nota es sobresaliente y para el que venga de cualquier otro iPad es de matrícula de honor.

En cuanto a la batería, el mínimo son 10 horas demos el uso que le demos al equipo. En casa podemos tenerlo fácilmente 2-3 días sin cargar. Parece que es la cifra estándar de Apple desde el nacimiento del equipo pero lo cierto es que además de ser suficiente, cada mejora en cada generación no lastra ni un minuto la autonomía.

Ser un Pro le permite al nuevo iPad acceder a los accesorios en escala de su hermano de 12,9 pulgadas. En este caso destaca el nuevo Smart Keyboard que no nota gracias a su acertada arquitectura la pérdida de diagonal (si lo hace ligeramente la multitarea que se ve muy premiada por la gigantesca pantalla del grande). Es cierto que con un teclado Bluetooth mayor se está más cómodo pero también nos ha sorprendido la ligereza con la que se puede trabajar con él.

En definitiva, es el mejor iPad hasta la fecha. Destaca por su autonomía, por su velocidad y fluidez, por su pantalla -la mejor hasta la fecha en el mercado tablet- y por su diseño. El único pero es su precio que en su formato básico con lápiz y teclado supera fácilmente los 1.000 euros. Además, los 32 GB de su versión de acceso son demasiado escasos para nada con el apellido Pro.

iPad Pro “Mini”, pensado para triunfar

Ante la presión de las tabletas pequeñas Apple respondió (probablemente tarde) con el lanzamiento del iPad Mini. Un dispositivo que les demostró, como los iPhone 6 y 6 Plus que modificar el formato de un dispositivo puede abrir un mercado enorme. Sin embargo, a pesar del éxito inicial, el segmento está de capa caída. Es cierto que el último invento de Jobs sigue siendo, con mucha diferencia, el equipo más vendido en todo el mundo, pero también que el mercado sigue cayendo sin parar por una tasa de “refresco” del dispositivo mucho más lenta y por la saturación de novedades que tienen los usuarios.

Por eso la empresa de Tim Cook decidió lanzar hace medio año el iPad Pro. Un tableta gigante que más allá de ser una versión en otro tamaño del iPad Air cuenta con un hardware y una colección de periféricos que la convierten en el eslabón perfecto entre iOS y OS X. Un agrio rival para el propio MacBook y una molestia para Surface.

Sin embargo, a pesar de que somos muchos los que después de probarla hemos concluido que es un equipo espectacular -más allá de lo que pueda parecer previo uso- el enorme tamaño y el precio nos parecen escollos insalvables. ¿La solución? El nuevo iPad Pro de 9,7 pulgadas -el “Mini” se lo hemos puesto nosotros- Con un precio más racional (no cuesta más que un iPad Air en su lanzamiento) pero muchas más posibilidades que cualquier otro de su tamaño.

Una vez más la seña de identidad del equipo es la búsqueda de la productividad. La idea ya no es solo trabajar con los dedos sino emplear cuando sea necesario un teclado o el puntero. La pantalla mantiene la resolución pixel por pulgada de su hermano mayor: 264 ppp. Una cifra que no deja de sorprendernos porque en teoría debería verse mucho peor que cualquiera de los equipos de Samsung de alta gama -por poner un ejemplo-, pero colocando uno al lado del otro el salto es mínimo y solo se nota en imágenes muy ampliadas.

El “secreto” es que han implementado también todas las tecnologías que ya incorpora su hermano mayor en la arquitectura del panel y que además se aprovecha de dos novedades de iOS 9: el Night Shift (ajusta la calidez de la luz a la hora del día) y el True Tone Display (mide la temperatura del color).

Pero no solo disminuye la diagonal. El grosor pasa a ¡6,1 milímetros! y el peso de la versión WiFi a 437 gramos. La versión LTE se queda en 444. Y todo ello sin sacrificar altavoces (mantiene 4 por los dos que tiene el iPad Air 2) ni la batería que sube desde su hermano de diagonal hasta los 27,5 Wh. Parece que la premisa en este aspecto es poder estar siempre un día lejos del enchufe se haga lo que se haga con el equipo y rinda lo que rinda.

En su interior también trabaja el procesador A9X con el coprocesador M9 que en benchmarks de webs especializadas ha llegado a rendir entre un i3 y un i5. Sin mediciones solo podemos decir que mueve iOS -y cualquiera de sus aplicaciones- con una facilidad pasmosa en el formato de 12 pulgadas. Con menos pantalla suponemos que su rendimiento como poco, mejorará. La potencia gráfica también se mantiene. Se duplica la del Air 2 y permite editar incluso vídeo 4K. El conjunto se atreve, incluso, con una versión de AutoCad.

Algo muy útil teniendo en cuenta que implementa la cámara 12 MP iSight capaz de grabar vídeo en este formato. Un salto curioso teniendo en cuenta que el Pro grande solo cuenta con la cámara de 8 Mp y apertura f/2.4 -en éste es f/2.2-. El True Tone Flash, el modo Panorama y el sensor frontal de 5 Mp con soporte para Face Time HD y Retina Flash (la propia pantalla ilumina la imagen) redondean un equipo donde no se han olvidado de los “creativos”.

Disponible en cuatro colores, gris, negro, dorado y rosa, el iPad Pro de 9,7 pulgadas se podrá configurar en capacidades escaladas en 32, 128 y 256 GB solo con conexión WiFi o WiFi y LTE. El precio empezará con los 679€ del más “modesto” y acabará en los 1.189€ del “rival” del MacBook.

2015, los gadgets más buscados en Google

Esta  época del año es, sin duda, la más idónea para las listas recopilatorias. Los amantes de las estadísticas ven en ellas un interesante resumen de las tendencias que han marcado los últimos doce meses y, aunque no siempre son fiables, si la fuente tiene una población tan amplia como Google sí es cierto que pueden ser un buen “retrato robot”. Por eso os traemos hoy la lista que han elaborado los de Mountain View con los diez gadgets más buscados.

  • iPhone 6S. Se lanzó el 13 de septiembre, pero, como siempre, los rumores estaban en el aire desde mucho antes. La versión potenciada del terminal que había batido todos los récords no consiguió tantas colas en las puertas de las tiendas de Apple (al menos en Estados Unidos) pero sí logró mejorar las cifras de ventas de su predecesor. Sigue siendo la referencia, la vara de medir de todo su sector. Por eso tantos lo aman y tantos lo odian.
  • Apple Watch. Llegó en marzo y aunque muchos auguraron el primer gran batacazo de Apple en un dispositivo físico en años -lo del 5C quedó muy amortiguado por las buenas ventas del 5S- en solo un mes se comercializaron más unidades que de todos sus rivales juntos con Android Wear en un año. En septiembre actualizaron su sistema operativo y lanzaron nuevos accesorios y correas. Y en diciembre, aunque no hay cifras oficiales de ventas, un estudio de Ipsos demostró que el 62% de propietarios de Apple Watch regalarían uno estas Navidades. No es perfecto, ¿pero a caso debe serlo?
  • Sony Xperia M2. No es un terminal premium. Ni siquiera lo fue en su lanzamiento allá por 2014. Destaca por su buena conectividad (empezando por el 4G), por la calidad de construcción -sello de Sony en todos sus productos- y, sobre todo, por un precio imbatible: 189€. Excelente para un terminal con cámara de 8 Mp, procesador de cuatro núcleos y pantalla de 4,8 pulgadas. La demostración de que no todo lo bueno y barato viene de China se cuela en el tercer puesto.
 
  • Samsung Galaxy Grand Prime. Otro terminal donde se impone el razonamiento calidad precio. Procesador de cuatro núcleos, una pantalla con una buena resolución y 5 pulgadas de diagonal y una cámara de 8 Mp. El estándar de la clase media según Samsung. Un éxito en gran parte del mundo por su buen precio: 160€.
  • Huawei Ascend P7. La marca china se ha hecho fuerte gracias a su buen posicionamiento en las redes y al boca a boca. Un ejemplo de que el prurito Made in China no tiene porque significar nada malo. Se presentó también a finales de 2014 y puso su grosor como bandera de lo que debe ser un premium. Un gran hardware en 6,5 milímetros de grosor: cámara de 13 Mp para la trasera y 8 para el frontal, procesador de cuatro núcleos, pantalla de 5 pulgadas Full HD y 124 gramos de peso. Y todo ello por 349€ libre. Ahora se entiende mejor el problema de Samsung, Sony y LG a la hora de vender sus smartphones en algunos mercados.
  • iPad Pro. La esperada tableta de productividad de Apple ha levantado mucha polémica. Para muchos no es más que un iPad Air 2 vitaminado. En su interior trabaja la mejor ingeniería de la casa en mucho (mucho) tiempo. En cualquier caso, como cualquier otro producto de la casa de Cupertino, la expectativa levantada ha permitido que se ubique en el sexto lugar en solo 4 meses.
  • Sony Xperia Z5. La gama Z de Sony es, sin duda, una de las referencias en su segmento. Terminales que siempre añaden algo a la versión anterior. En este caso, es el primero con panel 4K. Sus acabados son excepcionales. Su rendimiento sobresaliente. Y su precio no es más caro que el de sus rivales. Esperemos que las ventas le acompañen más que a sus predecesores. Lo merece.
  • Sony Xperia Z3. Su sombra es tan alargada como la del Galaxy S3 para Samsung. Su mejora respecto al Z2 fue tan grande y su rendimiento tan notable que a pesar de tener más de un año y dos generaciones posteriores sigue siendo uno de los que mejor venden los nipones. Sus 20,7 Mp de cámara, su panel Full HD de 5,2 pulgadas y el procesador Qualcomm 801 de cuatro núcleos dejan claro por qué. Su precio es de 569€ libre pero es fácil encontrarlo más barato con cualquier operadora. Merecido octavo puesto.
  • Xiaomi Mi5. Aún no está en el mercado. Aún no se sabe fecha de lanzamiento. Pero está en novena posición. Esto deja claro la expectación que levanta (y no solo en China, donde quien manda entre los buscadores es Baidu). Los rumores hablan de un procesador Qualcomm Snapdragon 820 y características que dejarían atrás a cualquier otro Android por un precio muy competitivo. ¿El espaldarazo definitivo para que Xiaomi asalte el mercado de smartphones? Por cierto, la imagen no corresponde al terminal. Es solo un prototipo que corre por la web.
  • iPhone 6S Plus. El hermano mayor, más caro y más potente del iPhone 6S cierra la lista. Una vez los clientes han perdido el miedo a tener un phablet de Apple las ventas le empiezan a acompañar -muchos rivales “matarían” porque sus equipos estrella, desde 749€, tuvieran sus cifras-.

Premios 2015: dispositivos móviles y wearables

Seguimos repasando lo mejor de 2015. Después de analizar el mercado de equipos de imagen y sonido ahora nos centramos en el gran negocio tecnológico de esta década: los dispositivos móviles y los wearables. Su impacto en nuestro día a día ha sido enorme… y está solo empezando.

Mejor smartphone premium Apple iPhone 6S


Si el iPhone 6 batió récords de ventas y dejó claro que Apple marcaba el ritmo del mercado, el 6S está dejando pequeñas las cifras de su predecesor. La evolución en el rendimiento es exponencial. Todo en él es más fluido. Algunas de sus innovaciones como el 3D Touch promete cambiar la forma en la que nos relacionamos con los equipos móviles. La mejora es sustancial hasta en los materiales de construcción. Un problema para los demás premium.

Mejor smartphone Google/LG Nexus 5X


Si hubiera que hacer una analogía cinematográfica a su lanzamiento esta debería ser “El retorno del Rey”. LG y Google han vuelto a trabajar juntos para llevar al mercado el terminal Android por excelencia. Ninguno es más fluido -lo sentimos Samsung-, ninguno representa mejor lo que quieren en Mountain View de un dispositivo móvil. Y todo ello con un precio que sigue siendo irresistible (aunque menos que antes). Es perfecto para poner en duda hasta los más fervientes defensores de iOS. Sin duda, el mejor androide hasta el momento.

Mejor phablet Apple iPhone 6S Plus

Si el 6S ha supuesto una mejora respecto al iPhone 6, el 6S Plus es la forma que tiene Apple de meter dentro de una carcasa lo mejor de su ingeniería. Más resolución de pantalla, más fluidez gracias a un procesador más potente, más autonomía, mejor audio, etc. No es el creador del nicho. De hecho, debería haber llegado mucho antes, pero su rendimiento hace que podamos “perdonarlo”. Toda la experiencia Apple a la enésima potencia (aunque con un precio igual de exagerado).

Mejor tablet Apple iPad Pro

El equivalente en tableta al anterior. También llega tarde. Es una versión musculada del iPad Air 2 y se echan en falta algunas cosas -como el 3D Touch que a buen seguro implementarán en el Pro 2- pero su uso después de unos días es adictivo. Es mucho más ligero de lo que puedan parecer las cifras en su manejo. Las pulgadas extra permiten disfrutar como nunca de la pantalla partida. Es increíblemente rápido gracias al chip A9X y, sobre todo, cada vez más apps se adaptan al famoso Pencil. Se verá mucho más de lo que pensamos en áreas de productividad.

Mejor smartwatch Apple Watch y Samsung Gear S2


Es la primera vez que damos un premio compartido y no es por no saber cuál es mejor o cuál nos gusta más, es porque ambos son absolutamente necesarios para entender la evolución de los relojes inteligentes en el mercado. El primero ha sido el empujón que necesitaban los Pebble y compañía para consolidar sus ventas y porque ha hecho que los fabricantes tradicionales se tomen en serio a estos equipos. El segundo porque es la demostración técnica de hacia dónde pueden ir estos wearables. Como siempre en la pelea entre Apple y Samsung es el mismo concepto de equipo bajo prismas diametralmente opuestos. Los dos indispensables.

Mejor wearable Fitbit Charge HR

Como suele pasar muchas veces con los equipos de la manzana, la Fitbit Charge HR no es el mejor equipo -por hardware- de su segmento, pero su experiencia de uso y su impacto en el mercado la convierten en la referencia. Es increíblemente intuitiva, muy fácil de configurar y usar, muy útil y ha hecho que mucha gente se anime a monitorizarse -con el impacto positivo que esto suele tener al hacernos mejorar a diario-. Uno de nuestros regalos favoritos y uno de los mejores gadgets que hemos probado este año.

Mejores auriculares Denon AH-GC20

Estos auriculares de diadema con tecnología Bluetooth 4.0 capaces de conectarse a dos dispositivos a la vez nos dejaron perplejos por su calidad de sonido. Cuentan con tecnología aptx de baja latencia así como con cancelación activa del ruido. Están construidos con materiales ligeros y resistentes y cuentan con un diseño espectacular. No solo nos parecen los mejores del año sino que podemos decir que son de los mejores que hemos probado desde que nació esta bitácora.