31
ago 14

Project MRSC, futuro sobre ruedas

La bicicleta parece ser uno de los medios de transporte que mejor está adaptándose a la demanda de los nuevos tiempos. Su impacto prácticamente nulo en el medio (salvo la fabricación de las mismas y su traslado hasta los puntos de venta), su condición saludable y su capacidad para descongestionar el tráfico en cualquier ciudad del planeta han hecho que la bicicleta tenga un futuro mucho más claro de lo que pudiera parecer hace sólo un par de lustros.

Es precisamente en este contexto en el que tiene sentido la creación del Proyecto MRSC nacido de la colaboración de dos referentes alemanes en mercados muy alejados: Canyon, uno de los más respetables fabricantes de bicicletas del mundo, y Deutsche Telekom, una de las empresas tecnológicas y operadoras de referencia en el continente.

Sus siglas responden a Magneto-Rheological Suspension Control y se trata de una bicicleta de carretera -aunque los ingenieros explican que esta tecnología puede aplicarse a cualquier tipo de ciclo- con un revolucionario sistema de suspensión basado en el diseño de su cuadro de carbono y que actúa de forma dinámica heredando tecnología de la Formula 1.

El especial diseño de los travesaños ha permitido, además, la implantación de sensores que no sólo permiten el control absoluto de la integridad de la bicicleta en todo momento, sino que también la convierten en una suerte de teléfono inteligente con GPS: no sólo se registran todos los movimientos del vehículo sino que permite tenerla monitorizada en todo momento.

Pero más allá de pensar en un posible robo, esta tecnología está pensada en poder localizar a un ciclista que se haya perdido o que haya sufrido un accidente ya que la propia bicicleta se encargará de realizar una llamada automática (a la que han llamado E-call) con todos los datos de geolocalización necesarios para que los servicios de emergencia puedan hallar lo antes posible al ciclista.

Es cierto que ha habido proyectos similares muy recientes (como Wi-MM) sin embargo, la integración del dispositivo dentro de la bicicleta y el soporte de una operadora son factores diferenciales suficientes como para asegurar la viabilidad de este proyecto.

El proyecto, presentado en el Eurobike 2014 no sólo coloca a la industria ciclista europea en primera plana de nuevo, sino que se adelanta con un proyecto mucho más realista que el de otros gigantes como la bicicleta conectada de Samsung. Enhorabuena.


29
ago 14

Kill switch, ¿es necesario?

Es, probablemente, uno de los temas más calientes en la actualidad de la industria móvil. Se trata del Kill switch o “botón de exterminio” que el Gobernador de California, Jerry Brown, acaba de aprobar como Ley y que todos los terminales que se vendan en el Estado a partir de 2015 deberán incorporar para permitir que los propietarios de los smartphones puedan dejarlos inútiles en caso de robo.

La idea es que este borrado a distancia sea reversible mediante una solución de hardware o software en caso de que el propietario legítimo lo recupere. De este modo, el mandatario pretende minimizar el enorme número de robos de este tipo de dispositivos haciendo que su valor en el mercado negro baje ante la posibilidad de hacerse con un equipo que puede quedar inutilizado en cualquier momento.

Lo que empezó hace meses como una cruzada del Fiscal General del Estado para bloquear un mercado al alza ha hecho que los grandes del negocio -Apple y Samsung- hayan decidido invertir grandes cantidades en mejorar la seguridad de estos gadgets y, aunque en un principio también se pensaba en incluir tabletas y otros dispositivos electrónicos portátiles parece que de momento se referirán sólo a los teléfonos inteligentes.

Son ya varios los fabricantes o Administraciones que han ido en esta dirección. Google, por ejemplo, permite la localización del dispositivo perdido o robado. Apple permite que cualquier equipo con iOS 7 sea borrado a distancia y se da por hecho que las nuevas versiones de los modelos de Samsung, Sony y compañía implementarán medidas similares en todos sus modelos.

Las cifras de robos son escandalosas en casi cualquier rincón del planeta: en Londres más de 10.000 robos al año, en España más de 280.000 sustracciones denunciadas en 2013, etc. Las medidas parecen, al menos surtir efecto: desde que iOS7 tiene este servicio en San Francisco los robos de equipos de la manzana han bajado un 38%… cifra casi similar al aumento de robos de equipos Galaxy, que no cuentan con esta opción en su software.

En resumen, la roba y reventa de terminales inteligentes parece un negocio redondo que atrae a miles de ladrones en todo el planeta. Minimizar las sustracciones y el impacto de los datos robados (son mucho más que un ordenador o un teléfono) parecen casi una obligación si tenemos en cuenta el importe de los mismos. Veremos cuánto tarda en aplicarse en todos los mercados.


13
ago 14

Samsung Galaxy Alpha, la era del metal

A pesar de que el referente de la gama Galaxy es el S y que el Note es el dominador absoluto del mercado de los phablet, Samsung ha depositado todas sus esperanzas en un dispositivo llamado a revolucionar por completo la gama de referencia del universo Android. Se trata del Galaxy Alpha, un smartphone que, como es habitual en la casa coreana, destaca por su potente procesador, una tarjeta gráfica sobresaliente y una pantalla a la cabeza del mercado. Sin embargo, no destaca por eso, sino por su fina estructura de metal.

¿Por qué ahora? Todos esperábamos esta novedad para septiembre. El IFA de Berlín es el escenario perfecto. No sólo es el primer gran evento después del verano -todo un desierto para el sector- sino que también es la fecha perfecta para quitar protagonismo a lo que sea que vaya a presentar Apple en septiembre. No obstante, los últimos datos de la empresa muestran que su estrategia está perdiendo efectividad. Es cierto que sigue siendo el primer fabricante mundial (de electrónica de consumo, de teléfonos y de smartphones) pero también que la competencia china empieza a desbancarla. De nuevo, ¿por qué? Los terminales de Xiaomi o ZTE son igual de potentes que los coreanos… y su construcción es la misma. No existe un factor diferencial definitivo en cuanto a marca o acabados como sí puede ocurrir con los de la manzana o Sony.

Es por ello que ya que muchos de los terminales premium de la casa superan sin problema los 600€ ha llegado la hora de demostrara a los clientes potenciales por qué sí merece la pena decantarse por ellos y no por otro rival Android con las mismas especificaciones pero mucho más barato.

La clave, de nuevo, está en la calidad percibida y la calidad de fabricación (algo que el sector premium del automóvil lleva décadas trabajando). Por fin los diseñadores de Samsung se han decantado por un marco de metal. Obviamente es el primer paso ya que la carcasa trasera sigue siendo de plástico de gran calidad… pero no hay rastro de metal, cristal o ningún otro material “noble”.

Aún así, el aspecto del Galaxy Alpha es mucho más estilizado que la de cualquier otro producto de la casa: primero por su grosor (6,7 mm) que lo dejan clavado en 115 gramos, nada mal para un equipo con una diagonal de… ¡4,7 pulgadas! -nos vamos a acostumbrar mucho a esta medida en las próximas semanas, creemos-.

En cuanto a especificaciones se mantiene un escalón por debajo del intocable S5, pero eso no significa que sea un terminal medio: pantalla SuperAMOLED HD con una resolución de 1.280×720 píxeles; procesador OctaCore (Quad 1.8 GHz más otro Quad a 1.3 GHz), RAM de 2 GB y capacidad de almacenamiento de 32 GB… sin ranura SD. Parece que todo lo premium tiene ciertos puntos en común. Incluso la batería tiene una capacidad de 1.860 mAh, más similar a un iPhone que a un Galaxy.

La dupla de cámaras se ha trabajado con mimo. La posterior tiene una resolución de 12 Mp con la posibilidad de grabar contenidos UHD. La frontal (cada vez más demandada por la moda de los selfies y las videollamadas), 2,1 Mp. Todo ello aderezado con la conectividad típica Android (LTE, NFC), un sensor de huellas y un pulsómetro y la última versión de Android, la 4.4.4. Disponible en blanco, negro, dorado y azul, llegará a las tiendas en septiembre.

 


03
ago 14

Galaxy Note 4, objetivo iPhone 6

Hasta ahora la batalla entre Apple y Samsung se había librado siempre con los iPhone y Galaxy S como contendientes. Esto permitió, entre otras cosas, que el Galaxy Note se haya convertido en uno de los terminales más relevantes para los coreanos y, también, en el phablet de referencia. El extra de pulgadas en su diagonal hizo que durante meses fuera el único del mercado, unido a las excepcionales capacidades de su hardware lo ha convertido en un objeto de culto.

Sin embargo, la sangría en la cuota de mercado que ha llevado a los de la manzana a dejar de crecer por sus pantallas más pequeñas que el universo Android parece que se acabará con el lanzamiento del iPhone 6 en dos formatos diferentes: uno de 4,7 pulgadas y otro de 5,5. Uno cubrirá a los Xperia Z, Galaxy S y compañía y el otro tendrá como objetivo los phablet coreanos y chinos.

Precisamente por eso, el primer fabricante mundial se ha apresurado a anunciar la presentación del nuevo Galaxy Note 4 el 3 de septiembre, dos semanas antes que la supuesta fecha en la que se dará a conocer el iPhone 6. La fecha, por cierto, es la misma en la que Sony anunciará su Xperia Z3, el terminal que ha conseguido ganarse el respeto de clientes y competencia y que todos los años araña una buena cantidad de ventas a los coreanos.

No obstante, parece que heredar capacidades del S5 o aumentar tamaño -en algún momento tendrán que parar- ya no será suficiente para seguir siendo “el” phablet. Todo ello, unido a la buena acogida del Galaxy Round parece indicar que el Note 4 tendrá dos formatos. Uno con una pantalla plana clásica y tecnología AMOLED y otro con la pantalla ligeramente curvada, más fino y tecnología OLED para el panel. Para los que quieran la versión más clásica, lo más probable es que cuente con resolución QHD, un aliciente para distanciarse de los rivales.

El terminal, por supuesto, será el primero de la familia con certificado que le acredita como resistente al polvo y al agua y probablemente el primer Samsung que emplee el nuevo chip Snapdragon 805 unido a la GPU Adreno 420, un 40% más potente que la actual. Respecto a la cámara, donde Samsung no suele fallar pero se ha quedado por detrás de Sony y compañía, lo más probable es que se opte con una de 16 Mp que, si no nos parece necesaria, si supondrá un salto de calidad respecto a la actual y un problema para Apple (muchas veces por no decir siempre, las cifras venden tanto como los hechos en el mercado tecnológico).

La única duda que nos queda es si Google tendrá ya preparado y querrá presentar su nuevo Android L en el terminal coreano (y no en “su” Nexus 6) o si los asiáticos tendrán que conformarse con la versión 4.4.3. Parece que el choque de trenes está servido.


30
jul 14

Nexus 6, el último gran Motorola

Si hay algo que ha aprendido Google es a generar rumores sobre sus Nexus como Apple hace con sus iDevices. El terminal, que ha generado siempre grandes expectativas desde su primera generación al tratarse del único Android “original”, ni siquiera fue nombrado en el último Google I/O -la conferencia anual de los de Mountain View- y desde entonces las “noticias” sobre la desaparición de la gama, su sustitución por unos nuevos “Silver” o quién serían sus fabricantes han sido objeto de todo tipo de artículos en internet.

Sin embargo, las últimas filtraciones parecen comenzar a dar respuesta a todos estos misterios. Por un lado, Motorola, otrora empresa de Google y hace pocas semanas vendida a Lenovo, será quien tome el relevo de LG en la fabricación del nuevo smartphone de la casa. Motorola, ha vuelto a ganar reputación con sus últimos terminales, algunos de ellos colocados por los analistas entre los mejores del mercado Android.

Respecto al sistema operativo, pocos dudan de que el 6 será el primer terminal en estrenar la última generación de la plataforma, llamado Android L. En cuanto al tamaño, parece que el buen resultado de los phablets en el mercado y la propia denominación del terminal harán que ambas compañías se decanten por un equipo que rondará las 6 pulgadas.

Esto no sólo permitirá a Google neutralizar los efectos del supuesto iPhone 6 de 5,5 pulgadas, sino también hacer frente al Galaxy Note 4 de Samsung, su principal aliado pero también su rival más importante por el peso específico que tiene dentro de los fabricantes con Android.

Entre el resto de novedades que Android Police afirma haber conseguido destaca la implementación de un lector de huellas para el desbloqueo del terminal -lo que comenzó como una excentricidad de Apple ha vuelto a marcar tendencia-, el pago en Google Wallet y, sobre todo, para agilizar la funcionalidad del equipo.

Sobre la fecha de lanzamiento, se espera que el Nexus 6 llegue en noviembre de este mismo año siguiendo la tradición de ediciones anteriores. Además, coincidiría con la presentación del nuevo tablet que HTC está fabricando para Google y que sustituirá al Nexus 7.