11
abr 14

Windows XP, réquiem por el último éxito

 

 

Corría el 25 de octubre de 2001. Microsoft, aún dominador de todos los sectores informáticos -la relevancia de internet todavía era minúscula en muchas zonas del planeta y la movilidad no tenía que ver con tecnología- lanzaba su nueva versión del sistema operativo Windows. El apellido, XP, respondía a “experience” toda una declaración de intenciones sobre las capacidades del nuevo entorno.

 

Durante más de una década -casi 13 años, un récord para una plataforma de este tipo- llegó a 500 millones de ordenadores en todo el planeta. Fue el primero construido en arquitectura de 32 y 64 bits y el encargado de sustituir a Windows 2000. El pasado martes, Windows XP, oficialmente, caducó. Con una cuota media en el mundo del 31,4% de los PCs (tanto profesionales como en hogares), la empresa de Satya Nadella cumplió su anuncio y dejará de dar soporte al programa. Adiós a las actualizaciones, a la reparación de agujeros o a los parches de seguridad o antivirus.

 

No se crearán softwares que permitan acceder a nuevos periféricos (teclados, ratones, impresoras, etc.) ni tampoco ningún tipo de guiño más allá de mantener la web Security Essentials hasta julio de 2015. Tiempo en el que todos los usuarios de XP podrán seguir la recomendación de Microsoft y migrar su PC a Windows 8. Para facilitarlo, los de Redmond han creado la página “Te dejo en buenas manos” que facilitará la transición.

 

Puede parecer nimio pero, si tenemos en cuenta que con el comienzo del nuevo siglo Microsoft anunció que el soporte para sistemas operativos será de diez años, entendemos que el esfuerzo que está llevando a cabo (más de 3 años de más para la plataforma y 4 para la seguridad) es un guiño para evitar que la migración no se haga a la competencia. Windows 8 no ha conseguido enganchar a los clientes y la amenaza de los dispositivos móviles, donde su cuota es meramente presencial es un riesgo que puede suponer millones de dólares en licencias.

 

La empresa explica que el motivo de no continuar desarrollando la plataforma es casi una obligación. XP nació en 2001 cuando sólo el 10% de la población estaba online. Ahora es casi el 77% y ni las necesidades son las mismas, ni las capacidades de XP para satisfacerlas son las apropiadas. Continuar parcheando sistemáticamente el sistema operativo sólo hace que los ordenadores sean más vulnerables y que su rendimiento y productividad estén anclados en el pasado.

 

Sin embargo, muchos usuarios no están dispuestos a abandonar tan fácilmente el último entorno operativo de Microsoft que estuvo a la altura de su competencia. Algunos tan ilustres como las Administraciones británicas u holandesas han pagado a Microsoft 7 millones de euros para tener asistencia en XP durante un año más.

 

De momento se recomienda la descarga de todas las actualizaciones disponibles y, respecto a los programas, acudir a las webs de cada empresa y hacer lo propio con el fin de mantener el ordenador más a salvo de malware. Además, activar todas las alertas antivirus y dejarlo como mucho para jugar a títulos antiguos, plataformas ofimáticas básicas y aprender programación. Ni siquiera navegar por internet puesto que sólo Google ha avisado de que mantendrá su Chrome actualizado hasta 2015 -ni siquiera Explorer lo estará-.

 

Este movimiento debería hacer despegar las ventas de ordenadores (los requisitos mínimos para Windows 8 son muy exigentes para casi cualquier equipo que trabajara con XP), lo que ha animado a muchos fabricantes y minoristas ha poner en marcha una suerte de “plan Renove”. La duda que nos asalta es si no será el empujón definitivo para que muchos usuarios abandonen el equipo de sobremesa y se quede con una tableta (probablemente Android).


04
mar 14

Windows 8, ¿nacido muerto?

 

Windows ha sido desde su nacimiento el talismán de Microsoft. La joya que le ha permitido ser líder mundial de software, generar otros productos de éxito como Office y como las suites para empresas y mantenerse entre las compañías tecnológicas de referencia a pesar de sus erradas estrategias en la primera explosión de internet y en la posterior revolución móvil.

 

Sin embargo, la última versión de Windows, la octava (incluimos aquí también la 8.1) parece haber nacido muerta. La primera edición de la plataforma más extendida del mundo ambivalente para dispositivos táctiles (móviles inteligentes y tabletas) y ordenadores se lanzó en 2012. Su primera gran revisión, en octubre de 2013. Y desde entonces sólo suman un 10, 68% de la cuota de mercado (6,38% para la primera y un 4,30% la segunda).

 

Pero lo más sorprendente no es la mala marcha de este sistema operativo (por más que lo hemos probado en ordenadores y en tabletas nos parece igual de poco intuitivo) sino que, como publica El País, el último estudio de Net Applications arroja que más del 47% de los ordenadores que se emplearon en febrero corrían con Windows 7, un sistema operativo obsoleto.

 

Las cifras, por cierto, parecen bastante representativas ya que el servicio de analítica web monitoriza los más de 160 millones de visitantes únicos que entran en las webs de sus 40.000 clientes. Por cierto, si seguimos desglosando los datos de Windows (que entre todas sus versiones tiene un excelente 90% del mercado), casi el 30% de sus usuarios utiliza XP, cuya fecha de caducidad por parte de la propia Microsoft es este 8 de abril.

 

Esta fecha de caducidad no significa que XP dejará de funcionar, sino que Microsoft dejará de darle soporte en forma de actualizaciones, drivers para periféricos o parches. Según la empresa su exitoso programa es cinco veces más susceptible al malware que 8.1, motivo por el que solicita a sus usuarios que migren a una plataforma más moderna.

 

Los datos de Windows 8, aún así, no parecen tan malos si los comparamos con el pésimo Windows Vista que tiene un 3,1% del mercado. Como último apunte, Apple tiene que conformarse con un 7,68% del mercado para su OS X y Linux con poco menos del 1,5%. La diferencia es que los de la manzana son los únicos que crecieron en 2013.

 

 

Windows 9, golpe de timón

 

Después de todo lo anterior no es de extrañar que Microsoft se esté planteando adelantar el anuncio de la llegada de Windows 9 (con nombre interno “Treshold”) para este mismo mes de abril y su llegada a las tiendas al mismo mes de 2015.

 

Según WinSuperSite, la estrategia consistiría en el lanzamiento de una actualización de 8.1 (con un Update Pack) para, posteriormente sacar al mercado un Windows 9 que contaría con el menú Metro 2 y que permitiría al usuario, desde el primer momento, contar con un escritorio clásico y absolutamente personalizable.

 

Al parecer, la prioridad de Microsoft es lanzar varias versiones preliminares a partir de este mismo otoño con el fin de que el producto final tenga una mucho mejor acogida entre los usuarios y clientes potenciales que el efímero Windows 8.


02
feb 14

Satya Nadella, el elegido

 

Microsoft es una empresa muy poco convencional. De hecho, por su funcionamiento a lo largo de sus 38 años de historia parece más una empresa familiar a este lado del Atlántico que una moderna empresa tecnológica nacida a la vera del Pacífico. En sus cuatro décadas de vida ha tenido sólo dos CEOs y sólo ahora -después de que Steve Ballmer anuncie su marcha- y tras un largo y meditado proceso de selección, su junta directiva y su fundador y principal accionista (Bill Gates no necesita más presentación) han escogido al tercero de la lista.

 

Satya Nadella, el responsable de productos para empresas y el hombre que posicionó a Microsoft en la nube será el encargado de hacer que la firma de Windows deje atrás los ordenadores y se adentre de una vez por todas en el universo móvil. Un reto enorme si tenemos en cuenta el tamaño de sus rivales -Google y Apple son, ahora mismo, mucho más fuertes y están más saneados que la empresa que gestiona el sistema operativo por excelencia-.

 

La decisión, muy meditada, se ha demorado demasiado en el tiempo hasta el punto de que la nueva composición del ejecutivo de Microsoft así como la nueva estructura de la empresa se estaban convirtiendo en un factor de distracción enorme tanto para empleados como para accionistas -los medios hablaban mucho más del relevo que de los nuevos productos y servicios de la empresa-. Si a eso le sumamos que la rumorología dice que Bill Gates podría aprovechar esta transición para abandonar el cargo de presidente del Consejo de Administración, parece que la empresa está lanzada a cambiar por completo desde dentro.

 

 

Apuesta por la cantera

 

Pese a que había varios CEOs de otras empresas -sobre todo Alan Mulally de Ford- que se posicionaban como posibles sustitutos de Ballmer, Microsoft ha apostado por un hombre de la casa que lleva más de dos décadas en la estructura de los de Redmond.

 

Nadella entró en la empresa de Windows en 1992 lo que hace que conozca perfectamente la cultura empresarial del gigante, su estructura y sus planes a medio y largo plazo. Además, el formar parte de la rama “empresarial” de Microsoft hace que sea conocedor de los entresijos de uno de los cotos privados de la casa y uno de los negocios más deseados por Apple y Google: las empresas. BizTalk, Office Small Business y Commerce Service son sus principales logros. Entre sus debes se encuentra su nula experiencia como gestor y que nunca ha destacado como un ejecutivo estrella que haya sido capaz de arrastrar masas dentro o fuera de su empresa (puede que su anonimato también sea algo positivo a la larga).

 

Aunque el reto de este ingeniero electrónico de origen indio es enorme, Microsoft goza de mejor salud que nunca. Es una de las tecnológicas más rentables y sus últimos datos indican un crecimiento sostenido del 3% de su beneficio y del 12% de su facturación. Además, productos como Xbox One o Surface están teniendo una aceptación por encima de lo que esperaba la propia empresa -y los mercados-.

 

Como dijo Ballmer, estos resultados son un arma de doble filo. Los analistas y los inversores ven en la empresa un valor seguro. Un refugio al que no le afecta la economía, el mercado ni casi la competencia. Eso hace que sea un buen lugar para bregarse como CEO pero también que no aceptarán una bajada de rendimiento. De momento, todos (incluido Gates) ven en Nadella la “sangre fresca” que necesita la empresa para regenerarse y volver a ser la líder de Silicon Valley.

 

De momento Nadella tendrá que amortizar la compra de Nokia, un pozo sin fondo para los ingresos de la empresa. Todo un problema si tenemos en cuenta que Google ha decidido deshacerse de Motorola y que los finlandeses nunca han tenido demasiado músculo en Estados Unidos. Aún así, esta empresa se antoja fundamental para el resurgir de Microsoft en el negocio móvil. También habrá que ver que hace con Windows. El sistema operativo supone el 30% de los ingresos y el beneficio de la compañía pero hace tiempo que no tiene gancho entre los clientes que poco a poco abandonan los PCs para migrar a OS X, Linux o, directamente, para trabajar sólo con equipos Android, Chrome o iOS. La apuesta es unificar todo alrededor de la plataforma. Desde las consolas hasta los teléfonos. Todo. Una apuesta arriesgada para cualquiera excepto para quien supo unificar todas las suites de la empresa en la nube, Skydrive. Será interesante ver qué ocurre. Suerte y bienvenido, Nadella.


20
dic 13

Smartphones, los mejores para regalar

 

Diciembre es el mes del año en el que más teléfonos se venden. Libres o con contratos de permanencia (la opción menos recomendada por su sobreprecio), los grandes fabricantes hacen su agosto con Papá Noel, Olentzero y compañía. Así, después de analizar las mejores tabletas para la lista de regalos navideña os proponemos los smartphones que no pueden faltar debajo del árbol.

 

 

  • iPhone 5S, el deseado: todos los medios hablan del enorme éxito de Android en nuestro país (uno de los que mayor implantación tiene de este sistema operativo). Sin embargo, mes tras mes, las encuestas de satisfacción y las ventas denotan que el teléfono más deseado (y vendido) es un iPhone. Su alto valor de reventa, su buen funcionamiento, un sistema operativo tremendamente fluido y estable, su seguridad y su oferta de aplicaciones son sus bazas para justificar su precio. Su procesador A7 trabaja de maravilla con su coprocesador gráfico. Su batería nos proporciona más autonomía que nunca (su talón de Aquiles frente a la competencia) y todo ello con una pantalla que sigue siendo la referencia. Es cierto que existe una versión más accesible (y colorista), el iPhone 5C, pero, metidos en gastos, es nuestra recomendación. A pesar de su 699€ de tarifa y la dificultad de encontrarlo a un precio razonable con las operadoras. Su vida útil lo justifica.
  • EL Android: que el artículo esté con mayúsculas no es una errata. El terminal del que vamos a hablar ahora es EL Android. Nacido de las cocinas de LG a medida de las necesidades de Google, el Nexus 5 es, sin duda, el mejor terminal de esta plataforma hasta la fecha. Quizá no sea el más potente -en eso le gana el mastodóntico Galaxy S4- pero el desarrollo solidario entre sistema operativo y hardware hacen que, por primera vez, un Android se pueda acercar al iPhone (las cifras de hardware no lo son todo, el funcionamiento es mucho más que eso). Su otro punto fuerte es el precio. Sus ¡349€! de tarifa lo convierten en el terminal con mejor relación calidad-precio del mercado… y ha provocado la cólera de sus colegas de plataforma que acusan a los de Mountain View de vender por debajo del precio de fabricación. En cualquier caso, si nos decantamos por éste lo mejor es que nos demos prisa y lo dejemos, con suerte, para la noche de Reyes.
  • La opción china: para los que el precio sea el principal punto de partida a la hora de escoger el terminal, Huawei es la mejor opción. El Ascend P6 es un dispositivo con un hardware sobresaliente en todos los sentidos (pantalla de 4,7 pulgadas, procesador a 1,5 GHz, cámara de 8 Mpx) y una interfaz Android diferenciada del resto de fabricantes del mercado. Además, aunque los orientales han introducido bastantes programas, el entorno creado por Google trabaja de un modo óptimo. Su autonomía es de las mejores del mercado y, aunque libre marca un precio de 449€, dependiendo de la tarifa se puede conseguir incluso gratis. Un aviso para sibaritas, los acabados del terminal no son los mejores. En algo va el precio.
  • El acceso a Windows: para los que prefieran tener un ecosistema cerrado a partir de su PC, la recomendación, como con las tabletas, será un terminal con Windows Phone. Aunque son varios los fabricantes que trabajan con el sistema operativo de Microsoft, nos parece que Nokia es el que mejor lo hace. Los acabados son sobresalientes. El hardware es notable desde las versiones de acceso y la fluidez con la que han construido todo alrededor del programa es tan buena como la de un Nexus. Nuestra propuesta en este caso es un terminal medio, el Lumia 625. Se trata de un terminal 4G con una pantalla IPS de 4,7 pulgadas con una resolución sobresaliente y una sensibilidad al tacto excepcional. Su cámara, a pesar de sus 5 Mpx, es mucho más que solvente (ni se nos ocurriría barajar que no fuera así con los finlandeses) y su procesador Qualcomm de doble núcleo a 1,2 GHz mueve Windows 8 fácilmente. Recomendable, sobre todo por sus 219€ de precio libre.
  • Galaxy Note, la gran baza de Samsung: el Galaxy S4 ha sido, hasta la fecha, el único terminal que ha conseguido desbancar un trimestre al iPhone de la lista de más vendidos. Sorprendente si tenemos en cuenta que, aunque Samsung suele jugar con la baza del precio, su coste es idéntico al de la manzana. Sin embargo, para nosotros, el mejor terminal del interminable catálogo de los coreanos es, sin duda, el Galaxy Note 3. Es cierto que es gigantesco (sus 5,7 pulgadas no lo hacen aconsejable para los amantes del minimalismo) pero también que sus materiales han mejorado muchísimo desde las versiones anteriores, que es mucho más fino y que funciona mucho mejor que cualquier otro Galaxy. El motivo es sencillo. Sabedores de que la batalla con el iPhone está casi perdida (vender más en el computo global no significa que el buque insignia sea el más vendido) los coreanos se centraron en crear un terminal diferente. Y lo han conseguido con creces. Las posibilidades de su Stylus son sorprendentes. Su cerebro es un quad core a 2,3 GHz que hace que todas las aplicaciones vuelen. Es completamente útil tanto para trabajar como para el ocio y, probablemente, haga que no necesitemos una tableta. Excelente opción a pesar de su precio de 699€. Es fácil encontrar ofertas en internet.
  • La alternativa coreana: ¿y si queremos un equipo diferente y que funcione perfectamente bien sin gastarnos tanto? Como probablemente el Nexus 5 no lo podáis conseguir para la mañana del 25, se nos ocurre que compréis la alternativa de marca. El LG G2 es “el otro coreano”. Con un diseño que recuerda al iPhone 3GS y casi sin marco, es puro estilo. Además, en su interior trabaja un hardware de primera que “mueve” Android como casi ningún otro terminal. Menos visto y más barato (aunque marque un precio de 549€ ahora mismo hay promociones excelentes en la web de LG y en distribuidoras como The Phone House que lo dejan libre mucho más barato) que otros terminales, es una alternativa perfecta para quien quiera un dispositivo resistente y totalmente orientado al ocio. Además, sus accesorios son más baratos que los de otros modelos de la competencia.
  • Smartphone ibérico: en el desierto tecnológico que supone el Estado hay algún fabricante que merece la pena. El otrora constructor de eReaders y tabletas se atreve ahora con los smartphones. Su mejor propuesta (sobre todo por los 199,90€ de precio libre) es el Aquaris 5HD. Con una pantalla IPS HD (no Full HD) de 5 pulgadas, es un terminal fino y no demasiado pesado (170 gramos) que cuenta con sonido Dolby (ideal para los que van con los auriculares puestos todo el día). Uno de sus puntos fuertes es que admite dos terminales SIM a la vez aunque sean de distintas operadoras. Su procesador de cuatro núcleos a 1,2 GHz se defiende bien sea cual sea la exigencia a la que sometamos al equipos, cuenta con 1 GB de RAM y su cámara es de 8 Mpx. Excelente por ese precio.
  • El indestructible: si queremos garantizar nuestra inversión sea cual sea el uso que le demos al terminal, la mejor opción es el autodenominado “mejor smartphone”: el Xperia Z1 de Sony. Con pantalla TRILUMINOS de 5 pulgadas y resolución Full HD, 14 horas de autonomía, procesador quad core a 2,2 GHz y cámara de 20,7 Mpx, este odenador es resistente al agua, al polvo, está recubierto de Gorilla Glass y cuenta con más software multimedia que ningún otro terminal del mercado. Cada uno de sus gramos vale hasta el último euro de los 699€ que marca la web (hay ofertas suculentas en Fnac, por ejemplo). Por cierto, como buen Sony, tiene un diseño espectacular. Recomendable para los que el smartphone es una herramienta y no un fin.

19
dic 13

2013, las mejores tabletas para regalar

 

Se acerca Navidad y las dudas sobre cuál es la mejor opción tecnológica para regalar se disparan. Desde esta bitácora intentaremos solucionar algunas de ellas proponiendo durante los próximos días las mejores compras para cada bolsillo. Hoy empezamos con tablets.

 

Antes de ir a la tienda o entrar en la web es importante que tengamos claro para qué se necesita el dispositivo. ¿Priorizamos poder personalizarlo (Android) o la seguridad y la fluidez (iOS)? ¿Es para ocio (Kindle) o para trabajar (Windows)? ¿Necesitamos que sea el tope de gama para un máximo rendimiento (más de 500€) o lo vamos a utilizar para navegar, redes sociales y correo electrónico (con unos 200€ es suficiente)? Lo mismo ocurre con su tamaño y peso ¿cuánta portabilidad necesitamos? Y, por último, ¿nos será suficiente con una conexión WiFi y compartir internet desde el smartphone cuando no haya conexión gratuita o preferimos la opción de 3G y estar siempre en línea?

 

Una vez solventadas estas dudas sólo tendremos que escoger entre estas opciones:

 

 

  • La mejor Android: sin duda, nadie hace mejores dispositivos Android que Google. Las tabletas Nexus son difíciles de conseguir por su maravillosa relación calidad precio. La opción de 10 pulgadas comienza en 399€ y la de 7 en 229€. Nosotros nos decantamos por las versiones sólo WiFi, no sólo nos permiten invertir en más capacidad de almacenamiento en vez de en conectividad 3G, sino que, con una buena tarifa de datos en el smartphone no echaremos en falta la microSIM. Compartir internet es francamente fácil y eficiente en Android y todo un ahorro. Eso sí, si es vuestra decisión, daos prisa, la tienda de Google suele agotarlas con facilidad.
  • La opción Windows: aunque las tabletas con el sistema operativo de Microsoft son las más caras, todavía podemos encontrar algunos buenos precios. Buen ejemplo es Samsung ATIV Book 9. Por unos 600€ tendremos un equipo que nos permite trabajar con la suite Office, una buena autonomía, buen procesador gráfico y una total hibridación con nuestro PC. Es de las más ligeras de su mercado y una buena opción para aquellos que quieren saltar del ordenador a la tableta poco a poco. Eso sí, su valor de reventa (importante en cualquier dispositivo electrónico) no es el mejor.
  • Un eBook potenciado: para la mayoría de los usuarios de tabletas, leer con una pantalla retroiluminada les cansa la vista. Para la mayoría de los usuarios de eBooks no poder hacer ciertas cosas que se puede en las tabletas es una tara. ¿Cuál es el punto intermedio? Kindle Fire HD. En dos formatos (8,9 y 7 pulgadas), la tableta de Amazon hereda lo mejor de dos mundos. El precio de los eBooks -la versión grande comienza en 229€- y la potencia de las tabletas. Eso sí, para los amantes de la libertad (Android, especialmente), un aviso: se es totalmente prisionero de Amazon y su tienda. La versión HDX de 7 pulgadas (también vale 229€) es nuestra favorita. Su hardware no decepciona y su funcionamiento es fluido. Una buena elección para aquellos que van más allá de las marcas.
  • iPad Mini Retina, potencia comprimida: para nosotros, la mejor tableta de este 2013. No es excesivamente caro (389€) para lo mucho que ofrece. Un procesador fulgurante. Un coprocesador gráfico que permite jugar sin límite. La seguridad de iOS y su mastodóntica oferta de aplicaciones específicas para tabletas. Tremendamente fluida. Con un diseño acertado que hereda de la versión anterior y una pantalla sobresaliente. Además, ahora es más ligera que nunca y su autonomía se mantiene en 10 horas. Nuestra elección.
  • iPad Air, todo a lo grande: para los que no les van las medias tintas. El iPad Air es obscenamente ligero. Increíblemente rápido. Sorprendentemente delgado y con una pantalla maravillosa. El Air es la esencia de las tabletas personificada (por algo fue la primera). Su experiencia de navegación está más cercana a la de un portátil que a la de una tablet. En su contra, que la diferencia de pulgadas con el Mini Retina se cotiza a 90€ en todas las versiones y además, pesa 130 gramos más. Habrá que calibrar bien si merece la pena.
  • Alternativa Samsung: si en Apple nos decantamos por la tableta pequeña, para los amantes de Samsung la mejor opción, sin duda, es la tableta grande. La Galaxy Note de 10,1 pulgadas. Como tableta de formato grande que es, su precio se dispara por encima de los 600€ en su versión con 4G, aunque, como hemos dicho, no es la opción más necesaria si se tiene una buena tarifa de datos en el smartphone. Rápida y con multitud de posibilidad gracias a su lápiz Stylus, es una buena opción para los amantes de la marca.
  • ASUS TF101: la propuesta de los taiwaneses es un modelo híbrido con 32 GB de capacidad y un hardware que, aunque no es el más moderno, es muy potente. Se le puede adjuntar por un poco más un teclado que lo convierte en un portátil de pleno derecho. Su precio, 449€ lo hace bastante competitivo, sobre todo si tenemos en cuenta que ronda las 10 pulgadas. Una muy buena opción para alternativos.
  • iPad Mini, el comienzo perfecto: ¿y si el regalo es para un niño o es el primer dispositivo de este tipo para el “regalado”? Entonces lo mejor es ir a algo seguro que no nos suponga un gran gasto. Nos decantamos por el iPad Mini “normal”. La primera versión cuenta con el procesador A5 que moverá perfectamente las aplicaciones para la tableta y que, sin 3G, costará 289€. Es ligero y, gracias a iOS, su curva de aprendizaje es absolutamente plana. No durará mucho más tiempo en el mercado así que esta Navidad es un momento inmejorable para comprarla.