WWDC 2017, todas las novedades

La semana pasada tuvo lugar una nueva conferencia de desarrolladores de Apple en el que la empresa de Cupertino mostró parte de sus novedades en sectores estratégicos antes del verano -la reunión de septiembre adelanta los productos estrella de la campaña de Navidad, sus nuevos iPhone-. A continuación, os desgranaremos todas las novedades del evento, aunque antes queremos mostraros la conferencia en números.

Estos, como es habitual, volvieron a mostrarse inconmensurables: la App Store  cuenta con 500 millones de usuarios semanales que han instalado -desde su nacimiento- 180.000 millones de programas. Actualmente, el ecosistema de la manzana cuenta con 16 millones de desarrolladores que han recibido de la empresa más de 70.000 millones de dólares. Apple Music, una de las últimas en llegar, cuenta con 27 millones de suscriptores de pago y 40 millones de canciones en catálogo.

Respecto a iOS, el sistema operativo estrella de la casa -hay novedades en los cuatro que conforman el ecosistema-, está disponible en su última versión en el 86% de los equipos compatibles con un 96% de satisfacción por parte de los usuarios. Ahora sí, llega el turno de las novedades en software y hardware.

  • iOS 11. Aunque 2017 es el año del décimo aniversario del iPhone, es el iPad el gran beneficiario de las novedades de la última edición de la plataforma. En primer lugar porque la línea que separa el universo móvil de los ordenadores Apple empieza a difuminarse por completo. El mejor ejemplo lo vemos con la aplicación “Archivos”, una gigantesca evolución de iCloud que, por fin, permite la llegada del Finder a iOS. Además, el Dock, una seña de identidad de los equipos de sobremesa y portátiles de la casa llega para incrementar la productividad en las tabletas. La multitarea también mejora al permitir trabajar con varias apps en pantalla con una disposición personalizable (se pueden traspasar archivos de unas a otras con tan solo arrastrarlos). El Apple Pencil se vuelve más rápido y natural, el teclado QuickType gana eficacia y la realidad aumentada entra de golpe para todos los equipos de la mano de la herramienta ARTKit. Por supuesto, en la era de las imágenes las fotografías siguen ganando funcionalidades -y también la facilidad para socializarlas-. Por si esto fuera poco, Siri gana potencial (idiomas), permite trabajar con varias lenguas a la vez e incluso puede convertirse en tu DJ. Los desarrolladores de aplicaciones tendrán más acceso a su código para que esté más presente que nunca en el ecosistema. El centro de control se rediseña para dar un acceso mayor a todas las especificaciones del dispositivo y las apps nativas de Mensajes o Mapas se mejoran y ganan utilidades.
  • App Store. Uno de los pilares del éxito de Apple (sobre todo financiero) es su potente tienda de aplicaciones. Precisamente por eso los de Tim Cook se han decidido a rediseñarla por completo para evitar que los usuarios se pierdan en su inmenso catálogo y, sobre todo, para que la tienda aprenda de las preferencias y necesidades de cada cliente para ofrecerle lo que más se adapte a él en cada momento (de una forma literal pues la oferta varía diariamente). Además, un equipo de expertos canalizarán lo que ellos consideran un éxito inminente para que llegue a todos los usuarios de iOS: ideas, trucos, historias del desarrollo de programas, listas, la “app del día”, un buscador más capaz, incluso la presentación de cada app será más intuitiva, directa y sencilla.
  • iPad Pro. Por fin llega un nuevo modelo con una nueva pantalla Retina rediseñada, un nuevo chip más potente y más tamaño de panel. El equipo tiene más brillo (600 nits) y color (gama cromática P3), una tasa de refresco mucho más alta (120 Hz) y una reflectividad de tan solo el 1,8%. Además, gracias a la reducción de los marcos, el resultado es que la superficie acristalada gana un 20% respecto al anterior de 9,7″. El procesador A10X Fusion de 6 núcleos permite trabajar con contenidos 4K y 3D; emplea el sistema ISP para el procesamiento de señal de Apple que aprende para un mejor procesamiento de las imágenes y tiene hasta 10 horas de autonomía. Lo mejor es que el peso sigue por debajo de los 500 gramos, las cámaras mejoran hasta los 12 y 7 Mp -posterior y delantera- y el Touch ID gana en seguridad y velocidad (el doble).
  • macOS High Sierra. Como hemos dicho antes, las fronteras entre el Mac y los iDevices son cada vez más finas gracias al empeño de la empresa por unificar su ecosistema y experiencia de usuario. El Apple File System, un nuevo sistema de archivos con arquitectura avanzada de 64 bits optimizado para equipos Flash que cuenta con cifrado integrado, protección frente a caídas del sistema, un sistema más sencillo de copias de seguridad y un sistema de duplicado de archivos inmediato. También se estrena un nuevo formato de almacenamiento de vídeo que busca minimizar su espacio -incrementado exponencialmente gracias a la grabación en formato 4K) denominado HEVC; una nueva generación de Metal que permite una gran mejora de la calidad visual así como compatibilidad con entornos de realidad virtual. Las aplicaciones nativas como Safari o Fotos cambian completamente “por dentro” para incrementar su velocidad y estabilidad -en el caso de la primera también la privacidad de quien navega-. FaceTime, Spotlight, Notas, Siri, etc. también se integran más y ganan mejoras para que el Mac y el iPhone estén más cerca que nunca.
  • iMac & iMac Pro. El Mac por excelencia se actualiza para demostrar que la empresa sigue preocupándose por los ordenadores y que considera el iMac el centro de su “universo”. Por eso la nueva generación sigue siendo el todo en uno de referencia en el mercado. Entre otras cosas porque cuenta con modelos de hasta 27 pulgadas, pantalla 5K, 8 GB de VRAM dedicada, almacenamiento SSD y Fusion Drive procesadores con velocidades de hasta 4,7 GHz, nuevos paneles Retina rediseñados con hasta 1.000 millones de colores, conectividad con puertos Thunderbolt 3… todo ello dentro de una carcasa que llega a tener en los bordes solo 5 mm de grosor. Por si todo esto fuera poco, nace el iMac Pro, el ordenador más potente jamás creado por la empresa. Una bestia con procesadores de hasta ¡18 núcleos!, hasta 42 MB de caché, velocidades pico de 4,5 GHz, tecnología de renderizado Hyper-Threading, GPU Radeon Pro Vega que genera un flujo de hasta 22 teraflops de semiprecisión, hasta 128 GB de RAM y un ancho de banda de memoria de hasta 400 GB/s, 4 TB de flash, etc. Incluso los altavoces gozan de una resolución de audio nunca vista hasta la fecha en la empresa. Una obra de arte de la ingeniería que se disparará por encima de los 5.000€.
  • MacBook, MacBook Air & MacBook Pro. Los portátiles de la casa también reciben actualizaciones. El MacBook, equipo de acceso lleva tiempo siendo acosado por rivales que dicen ser más capaces e igual de ligeros. Sin embargo, el pequeño ha mejorado sus procesadores, potenciado su almacenamiento SSD, mantenido su peso y optimizado su batería para, además, sacar lo mejor de la nueva generación de paneles Retina. Los MacBook Air, un hito en su nicho de mercado también viven mejoras en autonomía y rendimiento sin subir su precio. Probablemente sea su último año en el mercado pero su condición de equipo de acceso ha hecho que Tim Cook le dé un año más de vida. Por último, el MacBook Pro modifica algunos de sus precios -el básico sin Touch Bar baja su precio- para conseguir reactivar el departamento de portátiles de la multinacional.
  • watchOS 4. Aunque muchos llevan hablando del fracaso del Apple Watch porque la empresa no publica sus resultados de ventas, Apple sigue apostando por mejorar su sistema operativo y, sobre todo, por dar funcionalidades a un periférico cada vez más independiente del iPhone. El enfoque hacia la vida activa y la salud queda patente en la cuarta versión de la plataforma gracias a nuevos modos de entreno (por ejemplo, intervalos o un sistema de medición de la natación en piscina aún más exacto), retos mensuales, una gestión de la actividad mucho más personalizado e incluso desarrollo de listas de reproducción en función de la hora del día, nuestra tarea -incluido el deporte que hagamos- o el volumen según el ruido exterior. Por supuesto, mejoran sus tareas como asistente diario, sus capacidades para gestionar nuestra agenda o guiarnos mediante mapas o la interrelación con Siri.
  • tvOS 11. El sistema operativo del Apple TV también se actualiza para recibir nuevos “invitados” en la plataforma -como Amazon Prime-. La apertura a desarrolladores externos ha permitido que los contenidos y las aplicaciones crezcan exponencialmente y, aunque no ha habido información de una nueva generación ni de la llegada de contenidos 4K, la empresa no cierra las puertas de cara a la reunión de septiembre (la que anuncia los productos de la campaña de Navidad).

watchOS 3, como debió ser desde el principio

Aunque casi todos los titulares se los han llevado iOS 10 y macOS Sierra, el equipo que más necesitaba una actualización profunda de su sistema operativo era, sin duda, el Apple Watch. Las ventas de este wearable son ostensiblemente superiores a las de todos sus rivales, sin embargo, como todo el mercado, está muy lejos de ser un éxito o una tendencia.

¿El problema? Hay muchas cosas que no hacen y son muchos los que dudan si necesitan un equipo inteligente más en su vida. Si a eso le unimos a que las aplicaciones se actualizan muy de vez en cuando y que la oferta crece desesperadamente despacio es comprensible que haya un enorme nicho de clientes potenciales que esperen a la versión 2… o a la 3.

Por eso el objetivo de los responsables de watchOS para esta actualización ha sido la inmediatez. Al menos en los vídeos de presentación pudimos ver que las aplicaciones por fin se habría como es de esperar en un equipo Apple: con solo pulsar su icono.

Pero eso no es suficiente. A muchos propietarios del Watch les parece que el equipo -desde el propio hardware- está desaprovechado. Los informáticos se han puesto manos a la obra con guiños como convertir el botón que hasta ahora solo se encargaba de los contactos para convertirlo en una suerte de inicio rápido que nos lleva hasta las aplicaciones más usadas (el enjambre de apps es muy vistoso pero no siempre es la mejor opción para encontrar el programa que queremos).

El interfaz también mejora. Destaca sobremanera el módulo de ejercicio pero también multitud de aplicaciones (información deportiva o notificaciones, por ejemplo) y la “esfera” principal que ahora es más fácil de personalizar, basta con deslizar el dedo sobre ella para elegir el formato que más nos gusta.

La comunicación también mejora. La opción Scribble permite trazar sobre la pantalla respuestas rápidas o un primer mensaje para su envío (siempre textos cortos). Las llamadas de emergencia quedan implementadas con solo pulsar el botón del reloj de forma continuada. Además, los recordatorios, Find my Friends y los temporizadores reciben accesos directos que nos permiten trabajar con ellos sin tocar la corona -menos probabilidad de fallo del hardware-.

Como la versión Sport es la más vendida (aglutina casi el 90% de la facturación según estudios de consultoras) la aplicación de actividad también recibe mejoras. Destaca que ya no solo acumulará nuestro historial sino que nos permitirá compartir con nuestros contactos nuestros resultados con el fin de “competir” o de socializarlos y animar a nuestros amigos a moverse.

La mejor noticia, sin embargo, es que Apple abrirá a terceros su API de watchOS 3 con el fin de que el dispositivo crezca en sus opciones. Como contrapartida, esta tercera versión no estará disponible hasta finales de año y muchos apuestan que se presentará definitivamente en una nueva generación del reloj inteligente.

WWDC 2016, el iOS 10 que Apple necesitaba

Pocas veces Apple se ha jugado tanto “en casa”. El frenazo de ventas de la generación 6S del iPhone y la saturación de los principales mercados de smartphones premium obligaba a los de Cupertino a demostrar que fuera como fuera la séptima generación que llegará en otoño, el valor añadido de sus iDevices es su sistema operativo.

Aunque su principal rival, Android 6 es igual de potente que la plataforma de Apple, la pésima política de los fabricantes no le ha permitido despegar -a duras penas llega al 5% de instalación en los teléfonos y tabletas activados- y eso sigue siendo uno de los puntos de ventaja a la hora de desarrollar el entorno de la manzana y solucionar sus errores potenciales (ya hay disponibles versiones Beta para los más impacientes).

Puede parecer (por lo que se vio en la presentación) que iOS 10 no tiene un cambio demasiado profundo en su interfaz, sin embargo, los leves retoques sirven para que algunos apartados ganen fuerza y porque las imágenes ganen peso en la pantalla. Uno de los mejores ejemplos es el de las notificaciones que, además, ganan funcionalidades con el 3D Touch -sin duda la mejora que más usamos de nuestro 6S-. La pantalla bloqueada, por cierto, gana widgets y habrá novedades en el centro de control (ya era hora). Además, para ver la información no será necesario tocar ningún botón, bastará con levantar el teléfono.

Como hemos dicho, Apple tiene claro que necesita ponerse a la altura en muchos apartados y que debe explotar sus puntos fuertes. Y uno de ellos es Siri -como veremos a lo largo de la semana, el asistente de voz es el nuevo gran protagonista del ecosistema- que gracias a que la empresa abrió su API a terceros pasa a estar disponible en muchas más aplicaciones. Centrado en búsquedas, pagos, mensajería, etc. facilitará el uso del dispositivo y de la nube -y hace que servicios como Music y Mapas se hagan mucho más interesantes-.

En esta línea llegan también las mejoras de QuickType que se nutrirá de nuestra interacción con el sistema operativo y el asistente de voz para mejorar las sugerencias. Además, realizará cambios de idioma de forma automática con lo que evitará incómodas (e inútiles) correcciones cuando estemos escribiendo.

La aplicación de Fotos, una de las más polémicas en las últimas actualizaciones por su redistribución, vuelve a ganar protagonismo para intentar recuperar terreno frente a los usuarios de la aplicación de Google. Ahora los filtros de búsqueda prometen trabajar de una forma más efectiva: se puede discriminar por caras, lugares y el sistema irá aprendiendo a distinguir objetos y escenas. Además, llega Memories con el fin de que el iPhone cree álbumes por sí mismo siguiendo estos parámetros.

Como hemos dicho antes, los Mapas también reciben un cambio importante. No solo su diseño cambio y añade funciones como la reserva en restaurantes o de servicios como Uber -habrá que ver cómo funciona todo esto fuera de Estados Unidos-; la versión para CarPlay también se vuelve mucho más nítida y sencilla de utilizar: desde nuevas indicaciones hasta zoom automático y detalles que podremos personalizar. Además, Maps se irá adaptando a nuestro uso y podrá avisarnos del estado del tráfico.

Otra de las aplicaciones que recibe una necesaria actualización es la mensajería. Aunque su cuota de mercado es mínima al estar solo habilitada para iOS la empresa es consciente del alto porcentaje de usuarios que la usan a diario. Y por eso ha añadido pegatinas, nuevos formatos de mensajes con vídeos y fotos así como sistema de respuesta rápida y, lo mejor, acceso ilimitado a las aplicaciones instaladas.

A pesar de que hay multitud de mejoras menores, la mayoría demandadas desde hace tiempo por los usuarios, éstas, y el potente espaldarazo que recibe Home Kit, el sistema de soporte a los equipos compatibles con iOS y habilitados con IoT, son las señas de identidad que irán creciendo en las vetas de junio, julio (pública) y agosto hasta la llegada de la versión comercial en septiembre.

WWDC 2014, sus 10 claves

Con la resaca de la Conferencia de Desarrolladores de Apple 2014 nos proponemos analizar las diez claves del evento para saber si ha sido el menos destacado de los últimos años o si, realmente, hay algo más entre tanta campaña de marketing.

  1. iOS 8 y OS X, cada vez más cerca. Y va mucho más allá de poder contestar llamadas en el Mac (o poder hacerlas desde el propio ordenador). Se podrá comenzar a trabajar en un soporte y seguir en el otro (más allá de leer libros o reproducciones multimedia). Todo estará unido de una forma mucho más fluida.
  2. iCloud Drive. Y gran parte de culpa la tiene la actualización de iCloud. La distancia entre Dropbox y Google Drive y la oferta de Apple se acorta gracias a que los de la manzana “toman prestadas” unas cuantas ideas de la competencia. Además, la empresa abre su software a terceros gracias a Extensibility que permitirá compartir contenidos más fácilmente fuera del ecosistema Apple.
  3. Mejoras básicas. Desde el teclado -muchos acusaban la dificultad de escribir rápidamente en él por el tamaño de la pantalla- hasta iMessage (que incorpora varias utilidades que llevan tiempo en Whatsapp y compañía) pasando por una nueva estructura de una AppStore que pronto llegará al millón de programas.
  4. Nuevas funcionalidades para el iPhone. Desde el mundo de la domótica -gracias a HomeKit- hasta el de la salud y la cuantificación (coprocesador M7 mediante), gracias a HealthKit.
  5. OS X Yosemite da un salto de gigante. Primero porque será gratuito. Segundo porque mejorará aún más un interfaz que ya es sobresaliente. Tercero porque la empresa ha mejorado sustancialmente Spotlight, una de las aplicaciones más usadas en los Mac. Cuarto, porque Mail y Safari reciben una puesta al día que los vuelve a situar entre los mejores del mercado.
  6. Siri a todas horas. El asistente se activará con sólo llamarlo. Sin necesidad de tocar nada. Todo más rápido y fluido. Y ahora también con Shazam incorporado.
  7. Mejores fotos. Si ya eran impecables, ahora el software mejorará las funcionalidades de edición y la posibilidad de guardar una imagen en todos sus procesos de retoque. Una maravilla que suma un nuevo Time Lapse.
  8. Una cuenta, muchos usuarios. Otra de las mejoras de la AppStore atañe a las compras compartidas. Todo lo pagado con una misma tarjeta de crédito podrá ser disfrutado por usuarios de distintas cuentas. Fidelizando en grupo.
  9. El Touch ID gana relevancia. Tanto para compartir contenidos como para comprar aplicaciones o desbloquear carpetas de seguridad de iOS. Es cierto que se dudaba de su seguridad pero 300 millones de usuarios han demostrado que es uno de los mejores sistemas de seguridad hasta la fecha.
  10. Swift, programación para todos. Según la empresa es más fácil gracias a un código más sencillo. En un evento marcado por la apertura de la compañía este guiño a los desarrolladores fue tomado como una intención de crecer y mejorar cada vez más rápido.

 

OS X Mavericks, tsunami en Apple

A pesar de que empezamos analizando el WWDC 2013 de Apple por iOS 7, en nuestra opinión lo mejor vino en forma de una nueva versión del sistema operativo para ordenadores OS X. Llama la atención que desaparecen los nombres de felinos (ahora serán nombres californianos como este Mavericks). La idea es crear un entorno mucho más vinculado a iOS que se torne en los cimientos sobre los que Apple construirá su software de sobremesa durante la próxima década.

 

En la Keynote de Apple se muestran todos los cambios -más allá de evoluciones- de OS X. El punto de mira está bien enfocado: evitar que Windows 8 habrá una gigantesca brecha que, muy despacio, empieza a cerrarse. En los últimos cinco años el sistema operativo de Microsoft ha crecido un 18%. Los Mac han duplicado sus ventas.

 

 

En busca de la eficiencia

 

Entre las novedades que más destacan de OS X destacan las relacionadas con la búsqueda de la eficiencia energética de los dispositivos. La más importante, para nosotros, es la que permite mejorar el comportamiento en las transiciones del estado del procesador. Esto -que no es nada sencillo- ha hecho que el chip reduzca su actividad un 72% respecto a un equipo que corre con Mountain Lion.

 

Todo ello permite ahorrar una enorme cantidad de energía lo que en los MacBook significará un aumento considerable de la autonomía (luego hablaremos del hardware) y permitirá que los nuevos procesadores Intel Haswell dejen como gastones a los geniales Ivy Bridge de tercera generación -la actual-.

 

Otra de las características principales está relacionada con la eficacia: una nueva tecnología de compresión de memoria permite gestionar mejor el espacio libre en el disco y cargar las aplicaciones, de media, un 50% más rápido así como volver mucho más rápido del modo suspensión.

 

 

Software, Safari es la estrella

 

La lucha de Apple con Google no pasa sólo por retirar los mapas de iOS. Si ayer anunciábamos que la versión móvil del navegador de los de Cupertino utilizará Bing para sus búsquedas, la evolución del Safari de sobremesa es enorme. Primero en su diseño: será mucho más grande y ocupará mucho más espacio en la pantalla. Además, incorporará una barra lateral desplegable con artículos y webs pendientes de leer y enlaces a Twitter y LinkedIn.

 

A esas mejoras hemos de añadir accesos directos a los favoritos así como un nuevo motor JavaScript que, según la empresa, es mucho más rápido que el de los actuales Chrome y Firefox. Todo ello también optimizará el consumo de memoria y de CPU, lo que redundará a su vez en menos tiempo y energía para hacer las cosas… y más autonomía.

 

Safari incorporará un nuevo gestor de contraseñas que permite trabajar con esos datos y otros como números de tarjetas de crédito o las contraseñas WiFi con las que alguna vez hemos accedido a internet.  Por cierto, si queremos, esas contraseñas quedarán vinculadas a todos nuestros dispositivos Apple gracias a iCloud.

 

Habrá también novedades en las notificaciones. Por primera vez, al igual que en iOS, podremos responder mensajes -emails, iMessage, Twitter, Facebook, etc…- sin necesidad de abrir el programa. Lo mismo ocurre con FaceTime y FaceTime Audio. Respecto a las actualizaciones, estas se realizarán en un segundo plano, sin necesidad de que actuemos… incluso en modo reposo.

 

El calendario también cambia su imagen clásica por una más moderna. Deja su interfaz similar a una agenda de piel y ofrecerá de un golpe de vista toda la información sobre cada cita (incluidas ubicaciones en mapas). Por supuesto, estará siempre sincronizada con nuestros dispositivos iOS. Lo mismo que los mapas. Aumenta exponencialmente la resolución y su fondo de datos para permitirnos trazar una ruta en el Mac y que esta aparezca automáticamente en nuestros iPhone, iPad o iPod.

 

Menos llamativa resulta la lógica llegada de iBooks al ordenador. Después del éxito de iBooks Author, la biblioteca con 1,8 millones de títulos de la tienda de Apple aterriza en los Mac con volúmenes diseñados específicamente para este formato. Todo esto estará disponible en otoño a unos 24€. Indispensable.

 

 

Hardware, potencia absoluta

 

Empezamos con un detalle que pasó desapercibido en muchos medios. El fondo de pantalla que nos mostraba la evolución de OS X tenía una resolución 4K… lo que probablemente nos traiga un iMac y un Cinema Display con pantalla Retina. Unido a su diseño minimalista… parece que es el previo perfecto a una televisión de alta gama.

 

Si seguimos con los ordenadores, los exitosos MacBook reciben una inyección de vitaminas en forma de procesadores Intel Core de cuarta generación. Los potentes Haswell. Los nuevos chips prometen una mayor velocidad de trabajo con unas tasas de ahorro energético sorprendentes incluso para un MacBook (que ya gozan de muy buena autonomía).

 

Además, estos ultraligeros equiparán sólo puertos USB 3.0, Thunderbolt y estrenan conectividad WiFi AC de alta capacidad que permiten mucha más velocidad de conexión y, sobre todo, más alcance. Las capacidades de almacenamiento también crecen. La versión de acceso mantiene su tarifa en 999$ pero aumenta su equipamiento hasta los 128 GB SSD.

 

Equipar los nuevos Intel Haswell significa que el modelo de 11 pulgadas multiplica su autonomía de 5 a 9 horas y el de 13 pulgadas podrá trabajar a pleno rendimiento lejos de un enchufe hasta 10 horas, 12 horas en un uso normal (sin reproducir vídeo HD de continuo).

 

 

 

 

Los Mac Pro, auténtica joya de la corona de Apple, cambian radicalmente su diseño. Abandonan el gris por un negro piano mucho más elegante y futurista y, sobre todo… un envoltorio mucho más pequeño. Como los MacBook Air más potentes, equiparán doble GPU (lo que permite hasta un 40% más de fluidez en la gestión de gráficos), puertos Thunderbolt 2 y almacenamiento PCIe de máximo rendimiento. Esta tecnología permite una tasa de transferencia de datos de 1200 Mb/s (el equivalente a trabajar con 10 discos duros convencionales simultáneamente). En cuanto a la memoria se trata de una RAM DDR3 EEC que trabaja a 1.866 MHz. En “cristiano”, un ancho de banda de 60 GB/s. Los nuevos Pro traerán de serie procesadores Intel Xeon de última generación y procesadores gráficos AMD FirePRO. En resumen: se podrán editar contenidos 4K mientras se renderizan efectos digitales de forma latente… y sin que notemos la más mínima demora en ningún proceso.

 

En cuanto a la construcción, los ingenieros han diseñado un sistema de refrigeración común a todos los componentes que maximiza la capacidad de uso del equipo en casi cualquier situación. Su forma de turbina es fundamental para el proceso llamado “núcleo térmico unificado”.