El anuncio de la Lotería: Mentiras piadosas versus milongas despiadadas

anuncio-loteria-navidad-kV9B--620x349@abcEn un país fraccionado hasta el anuncio de la Lotería ha creado división de opiniones. La Unión de Pensionistas lo ha tachado de una “falta de respeto hacia las personas mayores” y la Confederación de Organizaciones de Mayores ha criticado su “falta de sensibilidad”. Muchos se quejan de la manipulación y la manera grosera de echar mano de una persona con demencia senil para anunciar el sorteo. ¿Pero qué creían? Pues claro que trata de manipular al espectador removiendo sus sentimientos, es un spot, no el BOE.

“21 de diciembre” cuenta la historia de una maestra jubilada que, la víspera del sorteo de Navidad, cree que su número es el agraciado con el gordo al ver un reportaje del año anterior en un informativo de televisión. Entonces Carmina sale corriendo a la calle a compartir su alegría, el hijo decide seguirle la corriente y el resto del pueblo involucrarse. Cierto que la historia es más tierna que el turrón blando y más azucarada que un barril de almíbar. Pero no es normal que un relato de solidaridad navideña sea visto como una conspiración planetaria. La abuela está tratada con cariño y respeto, y no hay atisbo de burla aunque la protagonista tenga una enfermedad mental o el despiste propio de la avanzada edad. Así que yo espero que alguna Carmina gane la lotería. Lo va a necesitar porque le van a recortar la pensión, la viudedad… y los políticos no le van a contar mentiras piadosas, sino milongas despiadadas.

Campaña sobre campaña y sobre campaña, urna

rajoy humor navidad (3)_thumbEl señor Rajoy es un especialista en comedias, aunque sean de humor negro. No solo se esconde detrás de un plasma sino que también se camufla entre el cordero y el champán. Por si las cosas se tuercen, ha convocado las terceras elecciones el 25 de diciembre y que Papa Noel traiga gobierno. Ya verán las cestas de Navidad que se reparten este año… llenas de aguinaldos. Bien mirado, es un día estupendo. En Navidad todos vuelven a casa, una jornada genial para dar esquinazo al cuñado pelma, librarse del langostino reseco y digerir el turrón. Y hasta podremos evitar el discurso de Felipe que tendrá que respetar la jornada de reflexión.

Campaña sobre campaña y sobre campaña urna, asómate a la ventana y verás cómo Mariano se turna. (Con música, porfa). La fecha no se ha elegido al azar. ¿Qué quieren? ¿Que me emborrache y vote al PP? Es una estratagema, un juego de trileros de un presidente que domina los tiempos y sabe que ese día saldrán todos a votar al Amado Líder mientras el rojerío se recupera de la resaca. Pero mira como votan los peperos en la urna, pero miran como votan para ver si se embardurnan… (Más música).

Aunque puestos a convocar ¿qué fecha más apropiada que la del 28 de diciembre? A este paso las cuartas serán el 29 de febrero, cuando sea bisiesto por supuesto, o en Carnavales. O sea que Tamayazo II o 25 de diciembre fum fum fum. Señor Sánchez no se abstenga. ¡Pedro sé fuerte!

En ocasiones veo becarios…

En ocasiones veo becarios. Bueno, sobre todo becarias con poca ropa, vestidos que marcan lo indecible, pantalones de dimensiones imposibles (por diminutos) y labios rojos pasión. Sí, admito que esta es una columna veraniega recurrente, además de machista, que se adentra en la avenida del patetismo. Lo que más me molesta es que termino diciendo frases de mi madre que juré no repetir, como esa de “cómo salen con esas pintas”, hasta que descubrí que también ellas me veían como a su madre, quizá ya como su abuela. Y todo quedó más claro.

En la Edad Media, más o menos, cuando yo empezaba en esto de hacer la calle del periodismo, una se planteaba qué ponerse para su primer trabajo. Huías del vaquero y la camiseta y tampoco ibas a atusarte como para salir de fiesta. No querías parecer mayor ni ir de niñata y mucho menos te pintabas las uñas. Parecía frívolo y poco profesional. Ahora el dress code se ha ido al garete, e impera el vive la vida loca.

El código dice que los recién llegados deberían mimetizarse con su entorno laboral, pero cómo hacerlo si el resto del paisanaje somos cacatúas disecadas en los 90, y el look más cool que se nos ocurre es el del metrosexual. Así que sucumbo a sus carnes ingrávidas y me dejo llevar. Hasta que una visión en la impresora me deja sin aliento; veo un becario hipster con mucho pelo y granos en el culo por efecto del boxer y el pantalón caído. No sé si en todo el verano me recuperaré del trauma.

Profes 1; padres 0 patatero

Me han entrado unas ganas locas de irme a estudiar a Cantabria que va a inaugurar un calendario escolar a la europea con una semana de vacaciones cada dos meses lectivos. Los alumnos cántabros comenzarán las clases en septiembre algo antes que el resto de la humanidad escolar, y terminarán lo más tarde posible. Perderán algún festivo en Navidad y en Semana Santa pero, a cambio, descansarán la primera semana de noviembre y unos días en febrero. Con este corta y pega aplican lo que mola; el tiempo de ocio español, las horas de clase de Finlandia y las vacaciones bimestrales de Francia.

Y es que ahora resulta que la gran prioridad de la reforma educativa son las vacaciones. Mientras tanto, los padres han montado en cólera porque no pueden conciliar y los enseñantes están encantados porque la vida padre del profe alcanza una nueva dimensión. Claro, es durísimo que te impongan unas vacaciones eternas en verano y cada dos por tres durante el curso. ¿Qué tal si damos a los maestros dos meses de descanso por cada semana lectiva? Para preparar mejor las clases y eso…

Pero ¿podrán los padres resistir este sistema? Y, sobre todo, ¿sobrevivirán los abuelos? Algunos ya alertan del incremento de los niños llave, esos críos con la sempiterna llave al cuello, o de chavales en modo acogida. Cada vez tengo más claro lo que es  una profesión vacacional, digo vocacional.

Cuando la pobreza (de votos) entra por la puerta, el amor sale por la ventana

Arranca la operación salida. La renuncia de Irene Lozano y el portazo de Carme Chacón parecen el preludio de una gran espantada. Las dos quieren mucho a Pedro Sánchez pero se bajan un momentito a por tabaco. Susana Díez también le adora, pero le pone los cuernos con un ejercicio de onanismo y está en un tris de anunciar su candidatura para presidir el PSOE. Así, a pelo, sin primarias ni nada. Y es que cuando la pobreza de votos entra por la puerta, el amor sale por la ventana. Pasado mañana puede ser Zaida Cantera la que le diga agur ben hur. Parece que nadie quiere estar en un barco en el que entra agua por las bodegas.

Pero geyperman Pedro no es el capitán del Costa Concordia e intentará aguantar la marejada en cubierta haciendo la travesía en solitario. Lozano dice que se va para atender proyectos profesionales que requieren toda su atención. ¡Cuánta constancia! Ha necesitado solo seis meses para tirar la toalla. Teniendo en cuenta que ficharla fue un empeño personal del líder socialista, el dedazo exprés le deja muy mal parado.

Mientras tanto en el PP se frotan las manos y ya han contratado a José Luis Garci para que grabe el remake de Esta casa es una ruina. El poder de convocatoria del PSOE se parece hoy al de la orquesta del Titanic. Aviso para la cúpula socialista. Creo que Belén Esteban está libre. El último, o la última que apague la luz.