Test Reebok Harmony Road

Hoy traemos a este blog un nuevo test de zapatillas. Una de las cosas que más me gustan tratar. Sometemos a nuestro test a las Reebok Harmony Road el nuevo modelo de la marca del triángulo orientada al running.

Hay marcas que están muy condicionadas o mejor dicho: etiquetadas. Más cuando eres líder en otro segmento. Este es el caso de Reebok con el crossfit o el fitness o las MMA ahora, oyes Reebok y no te viene a la cabeza atletismo o running. Algo que es injusto y que según pasan los modelos, lo es más. Estoy seguro que si una persona con ese prejuicio, le vendas los ojos sus sensaciones serán similares a otras marcas más “establecidas”. Un hecho que corrobora esta teoría es el premio de la revista Runner´s como mejor debut, algo que no es fácil de conseguir.

Si entramos a analizar la zapatilla, lo primero en lo que nos fijamos (y así debería ser) es en la media suela. Elemento que caracteriza y posiciona una zapatilla. El motivo de porqué una zapatilla es para tal o cual distancia/peso/frecuencia… Las Reebok Harmony Road, cuenta con una media suela en la que se ven tres capas bien diferenciadas: gris, blanco y naranja. Cada componente tiene una función y en conjunto dotan a la zapatilla de una amortiguación y absorción de impactos bastante notable. Algo que la diferencia de sus predecesoras las Reebok Cushion.

IMG_20170609_105521Este nuevo sistema está construido con TPU Kooshlan, se trata de una espuma novedosa que presentan en este modelo. Como decía, una vez que las pruebas, es lo primero que sientes y por lo que destacan.

IMG_20170609_105550(1)El talón es la parte más reforzada, para evitar problemas si no tenemos una pisada “perfecta” y así no tener problemas de lesiones. Por otro lado, hace que se trate de una zapatilla “altita” algo lógico en este tipo de zapatillas.

IMG_20170609_105408 IMG_20170609_105359(1)Si bajamos, nos encontramos con otra novedad, la suela. Se trata de una suela, que añade otro factor diferenciador con sus compañeras de segmento. Construida con material resistente a la abrasión y que la dota de mayor durabilidad. Cuenta con unos pequeños rectángulos, que varían en función de dónde estén colocados y que ayudan a mejorar la propulsión y reactividad. Se puede ver en el talón el material del que está construida. Para mi necesario en zapatillas de entreno que buscan estabilidad y amortiguación.

IMG_20170609_105453El upper, lo reconozco, es algo que no me suele interesar mucho. Simplemente, con que no reste ya hace mucho. Nunca me compraría una zapatilla por los colores o la parte de arriba. En este caso concreto, se cumple esta máxima: no resta. Con una sujeción y transpirabilidad perfecta, además es muy ventilada. Cuenta con una sujeción lateral en la parte interior que sin ser opresiva hace que cuando corremos nuestro pie no baile y quede bien sujeto. Luego, ya no es que no reste, es que suma.

IMG_20170609_105502

IMG_20170609_105512Podríamos concluir que se trata de una zapatilla amortiguada, equilibrada y estable. Tampoco se trata de una zapatilla de rueda pinchada, esas zapatillas que son tan amortiguadas que sientes que vas con las ruedas deshinchadas, arrastrando los pies. No es el caso, tiene reactividad y respuesta a la pisada.

Podríamos decir que es una zapatilla de uso diario incluso para competir, para personas con peso elevado. Y en casi cualquier distancia. Te puede valer para un rodaje o unas series largas o correr una media maratón. Si eres una persona de poco peso, yo la recomendaría para entrenos largos o rodajes, incluso para series largas. O si buscas comodidad y tu objetivo no es competir en distancias cortas. No se trata de una zapatilla voladora, aunque tampoco lo pretende ni es su objetivo. Es una berlina (usando un símil automovilístico) que nos puede llevar muy lejos cómodamente.

 

 

Publicado por

Iker Martín Urbieta

Deportista a media jornada. Contacto: iker.martin@gmail.com Follow me: @ikermu21

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*